Karl Ploetz (1819-1881), erudito alemán, fue quien comenzó la práctica de usar de cronologías para el estudio y la enseñanza de historia mundial. En 1863, publicó su famoso Auszug aus der alten, mittleren, neueren und neuesten Geschichte. En 1883, la obra apareció en inglés con el título: Un epítome de la historia antigua, medieval y moderna. Con el tiempo, se sometió a revisiones y se volvió a imprimir en numerosas ediciones. La edición en inglés se reeditó en 1915 con el título de Manual de historia universal. Otros eruditos siguieron el ejemplo de Ploetz, en especial el físico alemán Werner Stein (1913-1993), quien en 1946 publicó Kulturfahrplan (La cronología de la cultura), que empleaba líneas cronológicas sincronizadas para mostrar la evolución de diferentes ámbitos de la actividad humana (política, religión, literatura, ciencia y tecnología, etcétera) a lo largo de los milenios. La llegada de la tecnología digital ha abierto impresionantes nuevas posibilidades en la ilustración de las líneas cronológicas de la historia mediante manuscritos, libros, mapas, fotografías y otros documentos que funcionan como fuentes primarias. Aquí se presenta el primer intento de la Biblioteca Digital Mundial de mostrar la extensión de la historia mundial, ofreciendo una serie de documentos relacionados con fechas y acontecimientos de especial importancia. Estos documentos se pueden ver tanto en una línea cronológica como en un mapa interactivo. La sección será ampliada y será más representativa a medida que se agregue nuevo contenido a la Biblioteca Digital Mundial.