17 de agosto de 2016

El Afganistán: descripción histórico-geográfica del país; religión, usos y costumbres de sus habitantes

El Afganistán: Descripción histórico-geográfica del país; religión, usos y costumbres de sus habitantes es un libro breve, en español, publicado en Madrid en 1878, que está destinado a los viajeros contemporáneos y a toda persona interesada en Afganistán. En el momento de su publicación, era una de las pocas fuentes de información en español sobre el país. El libro consta de tres partes. La primera abarca la geografía y tiene capítulos sobre diferentes regiones. Parte del énfasis se pone en el problema de definir las fronteras entre Afganistán y la India británica (es decir, lo que hoy es Pakistán). La segunda parte está dedicada a la etnografía y tiene capítulos separados sobre los afganos, los baluchis y otros pueblos. La tercera sección es un resumen de la historia de Afganistán. También hay un gran mapa desplegable. El autor, Francisco García Ayuso, fue un orientalista destacado de la España de finales del siglo XIX. Tras haber estudiado en la Universidad de Múnich, regresó a Madrid y allí se hizo miembro de la Real Academia Española. Ayuso escribió libros sobre una amplia gama de temas, como la religión del antiguo Irán y la filología sánscrita, y también enseñó varios idiomas, como el hebreo, el árabe, el persa, el turco, el sánscrito y el siríaco.

Historia de los mongoles, desde Gengis Kan hasta Tamerlán

La obra del barón Abraham Constantin d’Ohsson, Histoire des Mongols, depuis Tchinguiz-Khan jusqu'à Timour Bey, ou Tamerlan (Historia de los mongoles, desde Gengis Kan hasta Tamerlán), es considerada el primer estudio occidental serio sobre los mongoles. La primera edición fue publicada en París en 1824; con posterioridad se publicó esta edición en cuatro volúmenes en Ámsterdam y La Haya entre 1834 y 1835. D’Ohsson nació en Turquía en 1779. Su padre, Ignatius Mouradgea (1740-1807), que había adoptado el nombre d’Ohsson en 1787, era hijo de una francesa y de un católico armenio. Trabajaba como traductor en el consulado sueco de Esmirna, en la Turquía otomana. Ignatius siguió la trayectoria profesional de su padre y fue traductor de la embajada sueca en Constantinopla (hoy Estambul). Esto permitió que Abraham Constantin se mudara a Suecia en 1798. Allí se graduó de la Universidad de Uppsala e ingresó en el cuerpo diplomático sueco. Tuvo una distinguida carrera como funcionario diplomático y gubernamental, y trabajó en varias capitales europeas, entre ellas, Estocolmo. Fue nombrado barón, se dedicó a la investigación científica e histórica y, además de sus propias producciones, ayudó a terminar y a publicar la monumental obra de su padre, Tableau général de l'Empire othoman (Panorama general del Imperio otomano). Histoire des Mongols comienza con un análisis de los orígenes nómadas de los mongoles, el ascenso de Gengis Kan (1162-1227) y la clave del éxito de los mongoles en la guerra. Los volúmenes siguientes se ocupan de las conquistas de los mongoles y de la historia del Imperio hasta la época de Tamerlán (1336-1405) y la fundación de la dinastía timúrida. Durante un tiempo, d’Ohsson prestó servicio en la embajada sueca en París. Gracias a ello, su investigación se basó en manuscritos en árabe, persa y siríaco de la Bibliothéque de la Nation (luego, Bibliothéque nationale de France), así como en fuentes occidentales. Durante muchos años, Histoire des Mongols fue la obra de referencia sobre el tema.

Ocho años en Asia y África, de 1846 a 1855

Israel Joseph Benjamin (1818-1864) fue un comerciante de madera judío oriundo de Falticeni, Moldavia (actual Rumanía), que, cuando tenía 25 años, partió en busca de las diez tribus perdidas de Israel. Se hacía llamar «el segundo Benjamín» en referencia al viajero judío español del siglo XII, Benjamín de Tudela, y pasó cinco años visitando comunidades judías en los territorios que hoy son parte de Israel, Líbano, Siria, Turquía, Irak, Irán, Armenia, Afganistán, la India, Singapur, China y Egipto. Después de haber regresado a Europa por un tiempo breve, pasó otros tres años en Libia, Argelia, Túnez y Marruecos. Los primeros cinco años de sus viajes quedaron registrados en un libro que apareció en francés en 1856 bajo el título Cinq années de voyage en orient 1846-1851 (Cinco años de viaje por Oriente, 1846-1851). Luego, combinó los relatos de ambos viajes en una obra ampliada, que se publicó en alemán en 1858, bajo el título Acht Jahre in Asien und Afrika von 1846 bis 1855 (Ocho años en Asia y África, de 1846 a 1855). En 1859, se publicaron las traducciones al inglés y al hebreo. Benjamin describe las condiciones económicas y sociales de las comunidades judías que visitó, y registra numerosas tradiciones y leyendas locales. Varios capítulos sacan conclusiones generales sobre el estado de las comunidades judías en diferentes regiones. Aquí se presenta la edición en alemán. La copia que se conserva en la Biblioteca del Congreso está encuadernada junto con ediciones en otros idiomas. El libro presenta cuatro cuadros sinópticos con datos extraídos de la Biblia: los patriarcas judíos desde Adán hasta Abraham, los jueces desde Moisés y Josué hasta el profeta Samuel, los reyes de Judá, y los reyes de Israel. Termina con un mapa desplegable de los viajes de Benjamin.

Refutación de los materialistas

Jamal al-Din al-Afgani (1838-1897) fue un pensador, activista político y periodista panislámico, que buscaba revivir el pensamiento islámico y liberar al mundo musulmán de la influencia occidental. Muchos aspectos de su vida y de su historia siguen siendo desconocidos o controvertidos, como su lugar de nacimiento, su afiliación religiosa y la causa de su muerte. Es probable que haya nacido en Asadabad, cerca de lo que hoy es Hamadán, en Irán. La parte más conocida de su historia comienza cuando tenía 18 años, durante una estancia de un año en la India que coincidió con la Rebelión de los Cipayos de 1857-1859. En lo que sería una vida de viajes constantes, partió a La Meca para participar de la hajj (peregrinación anual) antes de regresar a Afganistán para prestar servicio al gobernante del país, Dost Mohammad Khan (1793-1863). Más tarde defendió la postura de Mohammad Aʻzam, un hijo de Dost, que finalmente perdió la lucha por el poder a manos de su hermano Sher Ali, quien contaba con el apoyo de los británicos. El activismo político de al-Afghani lo llevó a París, Londres, Teherán, San Petersburgo y Constantinopla. Durante su segunda estancia en Egipto (1871-1879), consolidó su papel como reformador. En El Cairo, conoció a una clase de intelectuales jóvenes que se reunían en torno a él, fundaron periódicos y los utilizaron para difundir sus ideas. Entre los principales discípulos egipcios de al-Afghani, estaban el erudito Muhammad ʻAbduh, el periodista ʻAbd Allah al-Nadim y los políticos nacionalistas Mustafa Kamil y Saʻd Zaghlul. La influencia de al-Afghani sobre el pensamiento islámico modernista y sobre el tradicionalista aún sigue vigente. Su activismo intentaba generar un cambio a través del periodismo político y del discurso público, y no a través de su obra literaria, que no fue extensa. Este tratado, titulado al-Radd ʻalā al-dahrīyīn (Refutación de los materialistas), es una réplica a las perspectivas de sir Sayyid Ahmad Khan, un musulmán probritánico que argumentaba que la ciencia era más importante que la religión en el desarrollo de las civilizaciones. Tras el exilio de al-Afghani de Egipto a la India, la obra original, escrita en persa, fue traducida al árabe por un discípulo suyo, Muhammad ʻAbduh, con la colaboración del asistente de al-Afghani, Arif Efendi.

Viajes por el Imperio mogol

Viajes por el Imperio mogol es la primera traducción autorizada al inglés de la obra de François Bernier, Histoire de la dernière révolution des états du Grand Mogol, publicada en París entre 1670 y 1671. Bernier nació en Joué, en el valle del Loira, Francia, y estudió medicina en la Universidad de Montpellier. En 1654, viajó a Siria y a Palestina deseoso de conocer el mundo. Volvió a Oriente Medio en 1656. Allí, vivió un año en El Cairo antes de navegar hacia el sur por el mar Rojo con la intención de llegar a Gondar (hoy en Etiopía). Al enterarse de que las condiciones para viajar eran inseguras, se embarcó con destino al puerto de Surat, en la costa occidental de la India. Permaneció en la India unos 12 años, de 1658 a 1669. Inicialmente se desempeñó como médico personal de Dara Shikoh, el hijo mayor y sucesor designado del emperador mogol Sha Jahan, y luego trabajó para Daneshmand Khan, un noble de la corte del emperador Aurangzeb. Entre 1656 y 1659, Bernier fue testigo de la sangrienta guerra civil y la lucha por la sucesión, en la que Aurangzeb le arrebató a su hermano mayor, Dara Shikoh, el trono mogol. En 1664, Bernier viajó con Aurangzeb a Cachemira, comúnmente llamada «el paraíso de la India», y se convirtió muy probablemente en el primer europeo en visitar la provincia. Bernier escribió varias cartas extensas a los corresponsales en Francia. En ellas, describía en detalle las condiciones económicas y las costumbres religiosas y sociales en el norte de la India. Una de las misivas, incluso, está dirigida a Jean-Baptiste Colbert, ministro de Finanzas del rey Luis XIV. Toda esta correspondencia forma parte de Viajes por el Imperio mogol. Al igual que sus compatriotas Jean Chardin (1643-1713) y Jean-Baptiste Tavernier (1605-1689), a quienes conoció en sus viajes, Bernier fue la fuente de información de casi todo lo que los europeos sabían de la India a finales del siglo XVII y a comienzos del siglo XVIII. Bernier fue tanto un pensador como un aventurero, y el libro está repleto de disgresiones sobre temas variados, como, por ejemplo, la naturaleza de los átomos, las tribus perdidas de Israel, los vientos y las corrientes, las lluvias y el río Nilo. Hay también un apéndice sobre la historia de los viajes a la India. El libro tiene un prefacio escrito por el traductor, Irving Brock, un banquero inglés con intereses literarios. Tiene ilustraciones de escenas y personas notables, y tres mapas desplegables.

Cinco años de viaje por Oriente, de 1846 a 1851

Israel Joseph Benjamin (1818-1864) fue un comerciante de madera judío oriundo de Falticeni, Moldavia (actual Rumanía), que, cuando tenía 25 años, partió en busca de las diez tribus perdidas de Israel. Se hacía llamar «el segundo Benjamín» en referencia al viajero judío español del siglo XII, Benjamín de Tudela, y pasó cinco años visitando comunidades judías en los territorios que hoy son parte de Israel, Líbano, Siria, Turquía, Irak, Irán, Armenia, Afganistán, la India, Singapur, China y Egipto. Después de haber regresado a Europa por un tiempo breve, pasó otros tres años en Libia, Argelia, Túnez y Marruecos. Los primeros cinco años de sus viajes quedaron registrados en un libro que apareció en francés en 1856 bajo el título Cinq années de voyage en orient 1846-1851 (Cinco años de viaje por Oriente, 1846-1851). Luego, combinó los relatos de ambos viajes en una obra ampliada, que se publicó en alemán en 1858, bajo el título Acht Jahre in Asien und Afrika von 1846 bis 1855 (Ocho años en Asia y África, de 1846 a 1855). En 1859, se publicaron las traducciones al inglés y al hebreo. Benjamin describe las condiciones económicas y sociales de las comunidades judías que visitó, y registra numerosas tradiciones y leyendas locales. Varios capítulos sacan conclusiones generales sobre el estado de las comunidades judías en diferentes regiones. Aquí se presenta la edición en francés de 1856. La copia que se conserva en la Biblioteca del Congreso está encuadernada junto con las ediciones posteriores en alemán, inglés y hebreo.