17 de agosto de 2016

Los viajes del capitán Billings a través de Chukotka, desde el estrecho de Bering hasta el reducto inferior del Kolymá, y el viaje del capitán Hall en el buque Águila Negra por el océano nororiental en 1791. Incluye un glosario de doce dialectos de los pueblos nativos, observaciones sobre las difíciles condiciones climáticas en el reducto inferior del Kolymá y las instrucciones dadas al capitán Billings por la Junta Estatal del Almirantazgo

A finales de su reinado, en 1785, la emperatriz Catalina la Grande encargó un reconocimiento naval ruso, que estuvo bajo el mando del capitán Joseph Billings y que, más tarde, se conoció como la Expedición Geográfica y Astronómica del Noreste. Billings, un inglés al servicio del Estado ruso, partió ese año con dos capitanes asistentes, Gavriil Sarychev y Robert Hall (o Roman Gall en ruso). Este volumen narra las exploraciones de Billings y Sarychev en 1791 a bordo del buque Gloria de Rusia a lo largo de la península de Chukotka, desde el estrecho de Bering y hacia el oeste, hasta el reducto inferior del río Kolymá, en el paso del Noreste, al norte de Siberia. También registra los viajes del capitán Hall por el Pacífico Norte a bordo del Águila negra, a través de Kamchatka, las islas Kuriles, el mar de Bering y las islas Aleutianas. Además de textos basados en los diarios de viaje del navío, la obra contiene grabados detallados sobre las regiones estudiadas en una serie de mapas que lo acompañan. Como resultado de la expedición de Billings, se produjeron algunos de los primeros mapas más elaborados de ambas márgenes del estrecho de Bering y de las costas que bordean el océano Ártico y el mar de Bering. Las tripulaciones de los buques también hicieron vastas observaciones zoológicas, botánicas y etnográficas, y recibieron instrucciones del Almirantazgo ruso para nombrar tierras e islas que no habían sido identificadas en el pasado. Esta importante expedición fue famosa también porque Catalina la Grande le había encargado a Billings una tarea paralela: investigar las operaciones del comercio de pieles de Grigorii Ivánovich Shélijov en la isla Kodiak y en otros sitios de Alaska. Shélijov había sido una figura polémica durante mucho tiempo. En San Petersburgo, la capital imperial rusa, abundaban los relatos sobre el abuso al que sometía a los trabajadores nativos y su desobediencia a las leyes rusas en Alaska. Varias partes de este libro versan sobre la investigación que Billings y sus ayudantes hicieron de las condiciones de trabajo de la mano de obra nativa y de la aplicación de las normas jurídicas rusas en Alaska. A pesar de que la compañía de Shélijov sobrevivió y prosperó hasta convertirse en la Compañía Ruso-Americana, el Gobierno ruso insistió en hacer cambios en el tratamiento de las poblaciones nativas de Alaska y, hacia 1794, envió una cohorte de monjes ortodoxos rusos a Kodiak en un intento de mejorar la situación.

La historia genealógica de los tártaros, traducida al francés a partir del manuscrito tártaro escrito en mogol por Abu al-Ghazi Bahadur, kan de Corasmia, complementada con información fidedigna y curiosa sobre el estado actual del norte de Asia, y por mapas geográficos necesarios, y traducida del francés al ruso en la Academia de Ciencias

Abulghazi Bahadur (o Ebülgazi Bahadır Han, 1603-1663) fue gobernante del kanato de Jiva (hoy en Uzbekistán) y un destacado historiador de los pueblos túrquicos que escribía en turco antiguo (chagatai). Tras la muerte de su padre, ʻArab Muhammad Khan, se trabó en una lucha dinástica con sus hermanos y se vio obligado a huir a la corte safávida en Isfahán (hoy en Irán), donde vivió de 1629 a 1639. Con el tiempo ascendió al trono del kanato de Jiva, en 1644 o 1645, donde gobernó hasta su muerte. Fue autor de dos obras que son fuentes importantes de la historia de Asia central: Shajare-i Tarākime o Şecere-i Terakime (Genealogía de los turcomanos), que terminó en 1659, y Shajare-i Turk (Genealogía de los turcos), que dejó inconclusa. Su hijo, Abu al-Muzaffar Anusha Muhammad Bahadur, completó la obra en 1665. Shajare-i Turk se tradujo al francés y, en 1726, se publicó en Leiden bajo el título de Histoire genéalogique des Tatars. La obra presenta una historia genealógica de los turcos desde los tiempos del Adán bíblico hasta 1663. Gran parte del libro narra una historia de la dinastía shaybánida, que gobernó el kanato de Bujará entre 1500 y 1598. Aquí se presenta la edición rusa de Shajare-i Turk, que la Academia de Ciencias de Rusia publicó en San Petersburgo en 1768, sobre la base de la traducción al francés de 1726. Al inicio de cada uno de los dos volúmenes que integran la obra, que pertenece al Departamento de Libros Raros de la Biblioteca Estatal de Rusia, en Moscú, hay diferentes mapas de Asia septentrional.

Disfrazado a través de Persia, con reminiscencias del motín de la India

Las entradas de un diario escrito por Charles Edward Stewart, oficial del Ejército de la India y, luego, cónsul general británico en Tabriz y en Odessa, componen la obra Disfrazado a través de Persia, con reminiscencias del motín de la India, editada y publicada de forma póstuma por miembros de su familia. La primera parte del libro describe el papel que desempeñó Stewart en la supresión del motín de la India de 1857 (también conocido como la Rebelión de los Cipayos), un levantamiento que iniciaron los cipayos (soldados nativos) contra el ejército de la Compañía Británica de las Indias Orientales. Gran parte de la acción descrita transcurre en Peshawar (hoy en Pakistán). Stewart también describe la campaña de Umbeylah (que también aparece escrito como Ambela y Umbeyla) de 1863, en la que participó. Durante dicho evento, una fuerza anglo-india marchó contra las tribus pastunes que se oponían a la dominación colonial británica. La segunda parte se ocupa de varias misiones que Stewart emprendió a principios de la década de 1880: viajó a través de Persia hasta la frontera persa-afgana y se adentró en Afganistán. El propósito de sus expediciones era reunir información de inteligencia para el Gobierno británico. Por ello, en gran parte del recorrido, iba disfrazado como un vendedor de caballos armenio proveniente de Calcuta. En 1884, Stewart fue nombrado segundo asistente del comisionado de la Comisión de la Frontera Afgana, al mando de sir Peter Lumsden, y el libro tiene un capítulo sobre el trabajo de la Comisión en la ciudad de Herat y sus alrededores. La obra incluye ilustraciones, un mapa de la región fronteriza entre Afganistán y Persia, y cuatro apéndices: el texto de un documento presentado en la Real Sociedad Geográfica en junio de 1887, «El país de los turcomanos tekes, y los ríos Tejen y Murgab», que está basado en la misión de Stewart de 1880; un artículo sobre el uso del petróleo como combustible para locomotoras y buques de vapor (a partir de las observaciones de Stewart sobre esta nueva tecnología que empleaban los rusos en la región del mar Caspio); un artículo sobre una posible extensión para conectar el Ferrocarril de Asia Central ruso con el sistema ferroviario de la India, y un breve artículo titulado «La obra de la Biblia en Persia», en el que Stewart hace una serie de comentarios sobre los diferentes grupos religiosos en Persia, como los musulmanes chiitas, los cristianos nestorianos y armenios, y los babíes.

Relatos de viajes

George Nathaniel Curzon (1859-1925) fue un político, viajero y escritor británico que se desempeñó como virrey de la India de 1899 a 1905 y como secretario de Relaciones Exteriores entre 1919 y 1924. De joven, viajó mucho y escribió varios libros sobre viajes, algunos inspirados en sus propias odiseas, como Rusia en Asia central (1889), Persia y la cuestión persa (1892) y Problemas del Lejano Oriente (1894). Relatos de viajes (1923), que se presenta aquí, es uno de sus últimos libros. Consta de memorias y ensayos inéditos basados en los primeros viajes que hizo Curzon. El libro refleja la variedad de expediciones, la curiosidad y la capacidad de observación del autor, y su talento literario. El ensayo titulado «Las grandes cataratas del mundo» describe y compara las cataratas de América del Norte, América del Sur, África, la India y Nueva Zelanda. Otro ensayo, «Las arenas que cantan», aborda los extraños cantos o estrépitos que aparentemente se escuchan en el desierto, y analiza este fenómeno tal como se manifiesta en los desiertos de Asia central, Afganistán, Persia, el Sinaí, Arabia, África septentrional y el continente americano. Otro artículo se ocupa de la práctica del sumo en Japón. Uno de los escritos más destacados del libro, «El emir de Afganistán», es un relato de los encuentros de Curzon y el rey de Afganistán ‘Abd al-Rahman Khan (circa 1844-1901) en 1894 y 1895. Curzon caracteriza al emir como brillante y eficaz, aunque cruel y despiadado. «Unió a las tribus afganas de una forma sin precedentes y allanó el camino hacia la independencia total que lograron sus sucesores. Él —y solo él— era el Gobierno de Afganistán». El libro está ilustrado y contiene un enorme facsímil desplegable de un mapa de Afganistán que ‘Abd al-Rahman Khan produjo y difundió.

El oasis de Merv, viajes y aventuras al este del Caspio durante 1879, 1880 y 1881

Edmund O’Donovan (1844-1883) fue un corresponsal de guerra británico que participó en conflictos y revueltas en Francia, España, Bosnia y Herzegovina, y Asia central. Nació en Dublín y escribió para el Irish Times y otros periódicos de la ciudad y, más tarde, para el Daily News británico. En 1879, viajó a Merv (hoy en Turkmenistán), donde fue detenido por los turcomanos, o turkmenos, que sospechaban que era un espía ruso. Tras varios meses de cautiverio, recuperó la libertad y permaneció en la región durante casi tres años. El oasis de Merv es el relato que hace O’Donovan de sus aventuras y observaciones. El primer volumen narra su viaje desde Trebisonda, en Turquía, a través de Georgia y el Cáucaso, hasta Bakú (hoy en Azerbaiyán), el cruce del mar Caspio y sus expediciones por las regiones al este del Caspio, en Turkmenistán e Irán. El segundo volumen es casi exclusivamente un relato detallado de Merv, donde pasó cinco meses. El libro comprende la geografía, la historia, los gobernantes y el sistema de gobierno, las prácticas religiosas, la economía, y la comida y las costumbres de los oasis. O’Donovan describe la campaña militar rusa en la región y la caída de la fortaleza de Gökdepe a principios de 1881. Sin embargo, su atención se centra en los pueblos y en las culturas de la región. En el anexo, se incluye una colección de documentos relacionados con la narración, traducciones del persa y del ruso, y facsímiles de varios de los escritos persas y rusos. La portada reproduce su pasaporte (salvoconducto) ruso, emitido en nombre del zar Alejandro II, que le concedía permiso para viajar desde Tiflis, Georgia, hasta Bakú.

Viajes por India

Jean-Baptiste Tavernier (1605-1689) fue uno de los viajeros más famosos de la Europa del siglo XVII. Hijo de un protestante francés que había huido de Amberes para escapar de la persecución religiosa, Tavernier fue un comerciante de joyas que, entre 1632 y 1668, hizo seis viajes a Oriente. Entre los países que visitó (la mayoría más de una vez), están los territorios que hoy forman parte de Chipre, Malta, Turquía, Siria, Irak, Irán, Afganistán, Pakistán, India, Sri Lanka e Indonesia. En 1676, publicó su obra Les six voyages de Jean Baptiste Tavernier (Los seis viajes de Jean Baptiste Tavernier), en dos volúmenes. Al año siguiente, apareció una traducción del libro al inglés, abreviada y con numerosos errores. Aquí se presenta la primera edición académica moderna en inglés, publicada en 1889, con traducción, notas y una semblanza de Tavernier, obra del doctor Valentine Ball (1843-1895), un funcionario británico perteneciente al Servicio Geológico de la India. Entre los capítulos más memorables del libro, se destacan los que relatan las visitas de Tavernier a las minas de diamante de la India y su inspección de las joyas del Gran Mogol. Tavernier no era un erudito ni un lingüista versado. Aunque gozó de popularidad durante el siglo XVII, su autoridad se desvaneció cuando historiadores y otros expertos pusieron en duda la precisión de sus observaciones. La confianza en su obra recobró popularidad en el siglo XX, cuando historiadores importantes, como Lucien Febvre y Fernand Braudel, utilizaron información detallada que había registrado sobre el precio y la calidad de los productos y sobre los negocios y las prácticas comerciales para sus innovadores estudios sobre la historia económica y social. La obra contiene varios apéndices de Ball sobre diamantes famosos (como el histórico diamante Koh-i-Noor que ahora pertenece a la familia real británica), las minas de diamante de la India y Borneo, las minas de rubí de Birmania y los lavados de zafiro de Ceilán (Sri Lanka). Un mapa desplegable muestra los viajes de Tavernier por la India y las minas que visitó.