17 de agosto de 2016

Afganistán y la disputa anglo-rusa

Theophilus Francis Rodenbough (1838-1912) fue un oficial del ejército de la Unión en la guerra civil estadounidense, que recibió la Medalla de Honor del Congreso por sus acciones durante la batalla de la estación Trevilian (Virginia) en junio de 1864. Tras retirarse del ejército en 1870, Rodenbough escribió varios libros sobre temas militares. En la primavera de 1885, compuso muy rápidamente Afganistán y la disputa anglo-rusa, ya que parecía que Rusia y el Imperio británico entrarían en guerra debido a la contienda por la presencia de las fuerzas militares rusas en la región sur de Merv (cerca de lo que hoy es Mary, Turkmenistán). Según los informes, los rusos se habían dispuesto sobre la ruta hacia la ciudad afgana de Herat, algo que los británicos consideraban una amenaza para Afganistán y, por ende, para la India. Después de algunos capítulos introductorios sobre la geografía y la historia reciente de Asia central y de Afganistán, el corazón del libro se compone de dos capítulos: «Las fuerzas británicas y sus rutas» y «Las fuerzas rusas y sus estrategias». Cada uno de estos capítulos analiza la organización, el tamaño, la distribución geográfica, los sistemas de transporte y suministro, y el liderazgo de las dos fuerzas. El capítulo sobre Gran Bretaña abarca las rutas por las que un ejército británico avanzaría desde la India británica (a través de lo que hoy es Pakistán, y entonces formaba parte de la India) hasta Afganistán para hacer frente a los rusos. Mientras tanto, el capítulo sobre Rusia describe las rutas por las que las fuerzas rusas podrían avanzar contra Herat. En un capítulo final, «Reseña de la situación militar», Rodenbough hace suya la opinión del teniente general británico sir Edward Bruce Hamley, quien decía que los intereses británicos estarían mejor protegidos si se luchaba contra los rusos en la línea de Kandahar-Gazni-Kabul. Al final, la crisis de 1885 se resolvió por la vía diplomática, y no hubo ningún conflicto bélico entre Rusia y Gran Bretaña. La obra está ilustrada con bocetos de escenas de Afganistán y retratos de figuras políticas afganas de importancia. Incluye tres mapas. Uno de ellos es un gran mapa desplegable de Afganistán y el territorio circundante, que fue trazado y corregido a partir de los reconocimientos militares más recientes.

Narración de un viaje de Herat a Jiva, Moscú y San Petersburgo

James Abbott (1807-1896) fue un oficial del Ejército británico que se mudó a la India en 1823. Participó en la invasión anglo-india que precipitó la primera guerra anglo-afgana (1839-1842). Llegó a Kandahar en abril de 1839 y formó parte de una misión política a Herat. En diciembre de 1839, fue enviado en una misión al kanato de Jiva (hoy en Uzbekistán), que estaba siendo atacado por una expedición militar rusa y había solicitado la ayuda británica. Supuestamente, el objetivo de la expedición rusa era liberar a los esclavos rusos en poder de los jivanos y poner fin a los ataques a las caravanas. Sin embargo, su verdadera meta era poner al kanato bajo control ruso. Abbott no pudo convencer al kan de Jiva de que liberara a los esclavos rusos y eliminara así cualquier pretexto para una intervención rusa, pero sí logró que llegara a un acuerdo que previera la presencia de un funcionario británico en Jiva y autorizara a los británicos a mediar entre este territorio y Rusia. Abbott viajó a San Petersburgo para ejercer la mediación. Partió de Jiva en marzo de 1840 y, después de muchas aventuras, incluido su ataque y secuestro a manos de una banda de kazajos, llegó a la capital rusa, donde rechazaron sus esfuerzos de mediación. Volvió a Inglaterra y, finalmente, recuperó su puesto en la India. En 1843, publicó la obra que se presenta aquí, Narración de un viaje de Herat a Jiva, Moscú y San Petersburgo, en dos volúmenes. El libro contiene una descripción detallada de la misión de Abbott: comienza con su partida de Herat, sigue con el cruce de Turkestán y de Rusia hasta su arribo a San Petersburgo; su llegada a Londres y, finalmente, su regreso a Calcuta. El primer volumen contiene un gran mapa desplegable con la ruta del viaje de Abbott de Herat a Jiva y a Oremburgo, en Rusia. Un aspecto interesante de la obra es el punto de vista de Summud Khaun, un delegado afgano que acompañó a Abbott durante todo el viaje, visitando lugares de Asia central y Rusia, como también Londres, París, Génova, Roma, Nápoles, Atenas y otras ciudades europeas ubicadas en la ruta de regreso a la India. Abbott presenta muchas de las observaciones de su compañero sobre las costumbres y las condiciones europeas (sintió lástima por la pobreza y la miseria que observó en Nápoles, por ejemplo) bajo el título «Summud Khauniana». Entre 1845 y 1853, Abbott fue comisionado de Hazara, India, donde se le dio el nombre de Abbottabad a una ciudad en su honor.

Una reseña de la situación política en Asia central

Muhammad ʻAbdulghani Jalalpuri (1864-1943), más conocido como el doctor Abdul Ghani, fue un reformista y educador indio musulmán que sirvió en la corte de Afganistán a principios del siglo XX. Fue el secretario inglés del emir ‘Abd al-Rahman Khan (que reinó entre 1880 y 1901) y del emir Habibullah Khan (que reinó entre 1901 y 1919). Cuando regresó de Afganistán a la India británica, Abdul Ghani escribió Una reseña de la situación política en Asia central. El libro, publicado en Lahore en 1921, examina los acontecimientos geopolíticos ocurridos en Asia central a raíz de la Primera Guerra Mundial, la Revolución bolchevique en Rusia y la independencia de Afganistán de 1919. Sostiene que los líderes indios debían comprender correctamente los cambios geopolíticos en Asia central para poder orientar a su país de manera segura y exitosa hacia la independencia. El libro consta de un prefacio, una introducción titulada «¿Por qué la India debería interesarse en Asia central?» y 12 capítulos. Los primeros cuatro capítulos giran en torno a Afganistán y sus gobernantes. El quinto capítulo se titula «El avance ruso en Asia central». Le siguen cuatro capítulos que analizan, revisan y critican el bolchevismo ruso. Los capítulos 10-12 tratan sobre la India y la actual lucha revolucionaria del mundo y las conexiones existentes entre los acontecimientos en Rusia, Afganistán y la India. El libro tiene dos apéndices y seis ilustraciones de notables afganos de la época, como el emir Amanullah Khan (que reinó entre 1919 y 1929), varios ministros y Sardar Mohammad Nadir Khan, el general afgano más importante de la tercera guerra anglo-afgana de 1919 que, entre 1929 y 1933, fue rey de Afganistán bajo el nombre de Mohamed Nadir Shah. Abdul Ghani critica el daño provocado por el «aplauso popular» y la disposición de la clase política india a considerar la ayuda extranjera un medio para lograr la independencia. La obra finaliza con sugerencias de lo que los nacionalistas indios debían hacer para consolidar la independencia. Cuando Abdul Ghani utiliza el término «India» se refiere a la India británica, es decir, Pakistán (y Bangladesh), así como al territorio que hoy ocupa la India.

Sudán y Afganistán. El voto de crédito

William Gladstone (1809-1898) fue cuatro veces primer ministro liberal de Gran Bretaña (de 1868 a 1874, de 1880 a 1885, en 1886 y de 1892 a 1894). Fue una de las principales figuras políticas de la época victoriana: se desempeñó en el Ministerio de las Colonias y fue en tres oportunidades ministro de Hacienda, incluso durante los dos primeros años de su segundo gobierno. Sudán y Afganistán. El voto de crédito es un panfleto que contiene el texto de un discurso que Gladstone dio frente al Comité de Abastecimiento de la Cámara de los Comunes el 27 de abril de 1885, menos de un mes después del incidente de Panjdeh entre Rusia y Afganistán, y tres meses después de la caída de Jartum frente a las fuerzas mahdistas y del asesinato del general Charles Gordon. En el incidente de Panjdeh, las fuerzas rusas se apoderaron del territorio afgano ubicado al sur del río Oxus (hoy el Amu Daria), lo que provocó un enfrentamiento con las tropas afganas y una crisis diplomática con Gran Bretaña, que era susceptible a las presiones rusas sobre Afganistán y a la potencial amenaza que representaban para la India británica. En el discurso, Gladstone pidió un voto de crédito por 11 millones de libras, de las cuales 6,5 millones se usarían para «preparaciones especiales» no especificadas destinadas a fortalecer el poder del Imperio británico. Resultaba evidente que las preparaciones propuestas buscaban contrarrestar las posibles amenazas rusas a Afganistán y la India. Los 4,5 millones de libras restantes se gastarían en cuestiones relacionadas con la crisis en Sudán. Gladstone creía que el crédito para Sudán sería otorgado a regañadientes, dado que se consideraba que él había permitido que el general Gordon viajara a Jartum, pero no había logrado rescatarlo de las fuerzas del Mahdi. Finalmente, el crédito fue aprobado. El discurso fue publicado por la Asociación Central Liberal de Gran Bretaña en 1885.

Relato sobre la guerra en Afganistán en el período entre 1838 y 1839

Relato sobre la guerra en Afganistán en el período entre 1838 y 1839 es un relato en dos volúmenes de la primera guerra anglo-afgana (1839-1842) escrito por sir Henry Havelock (1795-1857). El autor se basó en su experiencia personal como capitán del Decimotercer Regimiento y como ayudante de campo del general de división sir Willoughby Cotton, comandante de la División de Bengala del Ejército del Indo. En diciembre de 1838, los británicos emprendieron desde la India una invasión a Afganistán, con el objeto de derrocar al gobernante afgano, el emir Dost Mohammad Khan, y reemplazarlo por el sah Shujaʻ, un antiguo gobernante que supuestamente apoyaba a Gran Bretaña. Al principio, la empresa británica triunfó: invistieron al sah Shujaʻ con el cargo de gobernante de Jalalabad y obligaron a Dost Moḥammad a huir del país, quien regresó a Afganistán en 1841 para liderar un levantamiento contra los invasores y contra el sah Shujaʻ. Para responder a las importantes derrotas que habían sufrido las fuerzas de ocupación y recuperar a los rehenes, los británicos enviaron una fuerza de mayor envergadura antes de la retirada final en octubre de 1842. Publicado en 1840, el libro de Havelock cubre solo los dos primeros años del conflicto, y no la insurgencia que comenzó en 1841. En el primer volumen, Havelock relata los preparativos para la guerra, la alianza británica con el líder sije Ranjit Singh, la marcha del Ejército del Indo a Kandahar y la posterior ocupación de la ciudad. El segundo volumen relata la llegada de la División de Bombay a Kandahar, la marcha conjunta a Kabul y la caída de la ciudad, así como las escaramuzas con las tribus afganas en el paso Jáiber mientras el Ejército se trasladaba desde Kabul hacia el Indo. Un croquis muestra la ruta tomada por el Ejército del Indo. El apéndice que aparece al final del segundo volumen contiene los textos de diversas órdenes militares y otros documentos históricos. El desempeño de Havelock durante la Rebelión de los Cipayos (1857-1859) fue sobresaliente. Murió a causa de las heridas que sufrió en el primer año de ese conflicto.

Funcionarios británicos en Afganistán

Funcionarios británicos en Afganistán es un panfleto escrito por sir Owen Tudor Burne. Se imprimió de forma privada en Londres en 1879 y formó parte del debate británico sobre los orígenes y la justificación de la segunda guerra anglo-afgana (1878-1880). Burne fue un oficial del Ejército que, tras haber prestado servicio militar en la India durante la Rebelión de los Cipayos (1857-1859), ocupó varios cargos en el Gobierno de la India: fue secretario privado del conde de Mayo, virrey de la India de 1869 a 1872, y de lord Lytton, virrey entre 1876 y 1880. La causa inmediata de la invasión británica de Afganistán fue la presunta negativa del emir, Sher Ali Khan, a recibir una delegación de funcionarios británicos tras la visita de una misión rusa en el verano de 1878. Los críticos de la guerra argumentaban que el gobierno conservador del primer ministro Benjamín Disraeli y el virrey, lord Lytton, había provocado la guerra al modificar la política británica anterior. En virtud de dicha política, Sher Ali, decían, no podía ser presionado para que aceptara a funcionarios residentes británicos en Afganistán. Funcionarios británicos en Afganistán presenta un argumento detallado contra tales críticas. Burne basa su alegato en la documentación existente y en lo que recordaba de las reuniones con funcionarios afganos en las que estuvo presente. Toma como punto de partida una carta del duque de Argyll (1823-1900; secretario de Estado en la India entre 1868 y 1874) publicada en el Times de Londres. En la misiva, Argyll afirma que lord Mayo le había prometido al emir «que no enviarían a funcionarios europeos como residentes a sus ciudades». Según los informes, esta promesa había sido hecha en una reunión con Sher Ali en Umballa (hoy Ambela, Pakistán) en 1869. Burne sostiene que se trataba solo de una política «intermedia», que no debía cumplirse de forma permanente y que tenía como premisa la no participación de Rusia en los asuntos de Afganistán. También sostiene que la preocupación principal del emir era la presencia de funcionarios británicos en Kabul, y que hubiera aceptado de buena manera a los residentes británicos en Balkh, Herat o Kandahar. La autobiografía de Burne, Recuerdos, publicada en Londres en 1907, contiene información adicional sobre su rol en la política británica en Afganistán durante este período.