27 de julio de 2016

Relato personal de las campañas en Afganistán, Sinde, Beluchistán, etc., detalladas en una serie de cartas del difunto coronel William H. Dennie

William Henry Dennie (1789-1842) fue un oficial del Ejército británico que participó en la primera guerra anglo-afgana (1839-1842). En 1840, durante la ocupación anglo-india de Kabul, fue enviado con un pequeño grupo a combatir contra el ejército de Dost Mohammad Khan (1793-1863), el antiguo emir de Afganistán, que había sido derrocado por los británicos. Dennie y los suyos se impusieron en Bamiyán el 18 de septiembre. Más tarde, Dennie sucedió en el mando a sir Robert Sale (1782-1845), cuando este resultó herido en un enfrentamiento con los insurgentes afganos en octubre de 1841. El 7 de abril de 1842, el propio Dennie resultó herido en un combate y murió poco después. Relato personal de las campañas en Afganistán, Sinde, Beluchistán, etc., detalladas en una serie de cartas del difunto coronel William H. Dennie se compone de cartas escritas por el coronel entre el 11 de noviembre de 1838 y el 5 de diciembre de 1841, que fueron publicadas de forma póstuma. Dennie era un soldado combativo, conocido por su valor y su destreza militar. Sus misivas son interesantes, especialmente, por los relatos de primera mano que ofrece de las batallas en las que estuvo al frente de las tropas británicas e indias. Los apéndices contienen los textos de despachos oficiales escritos por Dennie y la correspondencia intercambiada con el Gobierno de la India, incluidas las misivas relacionadas con la victoria ante Dost Mohammad. El libro fue editado por William Steele, familiar de Dennie, e incluye un prólogo y una introducción que traza la historia de los afganos desde los tiempos bíblicos hasta comienzos del siglo XIX. Contiene un mapa desplegable, donde aparecen coloreadas a mano las líneas de marcha de las unidades comandadas por Dennie.

Un diario de los desastres en Afganistán, 1841-1842

Lady Florentia Wynch Sale (1790-1853) fue la esposa de sir Robert Henry Sale (1782-1845), un oficial del Ejército británico que prestó servicio en la India y en Birmania, y que participó en la desafortunada invasión anglo-india de Afganistán, que desató la primera guerra anglo-afgana (1839-1842). El objetivo de la invasión era derrocar al emir de Afganistán, Dost Mohammad Khan, y reemplazarlo por el sah Shujaʻ, un antiguo gobernante de tendencias probritánicas. La fuerza anglo-india que entró en el país superó rápidamente la resistencia y ocupó Kabul y otras ciudades importantes. Convencido de que los afganos habían sido pacificados, Sale, al igual que otros oficiales y funcionarios civiles británicos, le dijo a su esposa que lo acompañara, primero a Jalalabad y, luego, a Kabul. Después de un violento levantamiento que comenzó el 2 de noviembre de 1841, el Gobierno británico y su par afgano firmaron un tratado en virtud del cual los invasores anglo-indios aceptaban evacuar el país. A cambio, se les garantizaba el paso seguro en su retorno a la India británica. El nuevo emir, Akbar Khan (1816-1845, gobernó entre 1842 y 1845), el hijo de Dost Mohammad, hizo caso omiso a los términos del tratado y, en enero de 1842, lady Sale y su hija Alexandrina fueron tomadas como rehenes, junto con funcionarios y soldados británicos y otras mujeres y niños. Los rehenes eran 63; varios murieron en cautiverio. Finalmente, tras nueve meses y después de haber pagado un gran soborno a su carcelero afgano, los prisioneros quedaron en libertad. Lady Sale resultó herida en los combates iniciales y recibió un balazo en la muñeca. A pesar de ello, logró llevar el diario que había comenzado en Kabul en septiembre de 1841 y escribió entradas frecuentes hasta que fue liberada en septiembre del año siguiente. Junto con Las operaciones militares en Kabul, que terminaron en la retirada y la destrucción del Ejército británico, enero de 1842, del teniente Vincent Eyre, Un diario de los desastres en Afganistán, 1841-1842, de lady Sale, es uno de los dos relatos de primera mano sobre las penosas experiencias que vivieron los rehenes británicos. Ambos libros fueron publicados en Londres en 1843. La autora narra las penurias sufridas por los prisioneros, los encuentros con afganos tanto pacíficos como hostiles, las batallas que presenció y las negociaciones en pos de la liberación de los rehenes. La obra cuenta con un glosario de «palabras en persa, en indostánico y en otras lenguas orientales» utilizadas en el texto, así como un plano desplegable de los acantonamientos ubicados alrededor de Kabul. El apéndice contiene el texto del tratado firmado entre las autoridades británicas y afganas el 11 de diciembre de 1841 en relación con la evacuación y el paso seguro. Tras la publicación de su diario, lady Sale fue ampliamente aclamada como una heroína en Gran Bretaña.

Proyectos rusos contra la India, desde el zar Pedro hasta el general Skobeleff

Henry Sutherland Edwards (1828-1906) fue un escritor y periodista británico que, a lo largo de su larga trayectoria, trabajó en una amplia gama de géneros y produjo piezas teatrales, obras de ficción y periodismo serio. En 1856, viajó a Rusia como corresponsal del Illustrated Times para cubrir la coronación del zar Alejandro II. Permaneció en Moscú para estudiar el idioma y se casó con la hija de un ingeniero escocés que se había establecido en Rusia. Su arraigado interés por los temas rusos lo llevaron a escribir numerosos ensayos y artículos, así como varios libros. Proyectos rusos contra la India, desde el zar Pedro hasta el general Skobeleff es una historia sobre el interés ruso en Asia central y su expansión por esta región desde la época de Pedro el Grande (1672-1725) hasta finales del siglo XIX. Edwards escribe en el prefacio: «Las expediciones rusas en Asia central (apoyadas, en momentos críticos, por los intrigantes de Persia y Afganistán) no se han llevado a cabo con miras a consolidar la frontera —la frontera rusa con Asia central nunca se ha visto amenazada— ni con fines comerciales —las exportaciones e importaciones entre Rusia y los kanatos tienen un valor insignificante y son desproporcionadas respecto del costo de la ocupación y la administración de las posesiones rusas en Asia central—. Simplemente, el objetivo constante ha sido que Rusia ocupara una posición que pusiera en peligro a la India y, dadas ciertas circunstancias, le permitiera atacarla». Entre las expediciones rusas que analiza en detalle, se destacan la travesía del general Vasily Alexseevich Perovsky en 1839 a Jiva; la misión del coronel Nikolai Pavlovich Ignatiev en 1858 a Jiva y Bujará, y el viaje del general Konstantín Petrovich von Kaufman entre 1872 y 1873 a Jiva. El capítulo final, «Proyectos para la invasión de la India», cubre varios esquemas diferentes, presentados por escritores militares rusos en la segunda mitad del siglo XIX, que diagraman avances rusos sobre la India a través de Afganistán. El libro contiene un mapa desplegable en color de la frontera ruso-afgana.

Historia de los afganos

Joseph Philippe Ferrier (1811-1886) fue un soldado francés que se desempeñó como instructor militar en el Ejército de Persia (hoy Irán) entre 1839 y 1842 y, nuevamente, entre 1846 y 1850. Fue enviado en una misión diplomática a Europa por el gobernante kayar Muhammad Shah (1808-1848; reinó entre 1834 y 1848), quien posteriormente le retiró su apoyo, lo que lo obligó a abandonar Persia. Volvió al servicio persa en 1846, después de haber realizado un peligroso viaje por tierra a través de Afganistán y Persia entre 1844 y 1846. Mientras trabajaba para el Ejército persa, Ferrier rendía cuentas al Gobierno francés e intentaba promover los intereses franceses en la rivalidad entre Gran Bretaña y Rusia, que se enfrentaban por ver quién ejercía influencia en el país. Ferrier produjo dos libros importantes basados en investigaciones históricas y en sus observaciones personales. Viajes y aventuras en caravana por Persia, Afganistán, Turquestán y Beluchistán se publicó en Londres en 1857. La edición en francés, Voyages et aventures en Perse, dans l’Afghanistan, le Beloutchistan et le Turkestan recién apareció en 1870. El libro que se presenta aquí, Historia de los afganos, se publicó en Londres en 1858 y es una traducción al inglés de los manuscritos de Ferrier hecha por el oficial y capitán británico William Jesse. La edición en francés de la obra nunca se publicó. El libro es una versión de la historia de los afganos desde la antigüedad hasta 1850. Ferrier narra el ascenso del poder británico en el sur de Asia, que, como francés, lamenta. En el pasaje final del libro, señala que las posesiones de Peshawar en el norte y de Shikarpur en el sur habían dado a los británicos el control sobre el río Indo y concluye: «Estas son las têtes-de-pont [cabeceras de puente] que comandan el paso del río y le confieren al Gobierno anglo-indio la capacidad de ejercer la máxima influencia sobre la política de los jefes en Kandahar y Kabul. Roguemos que Europa nunca tenga que arrepentirse de haber permitido esas conquistas, que lograrán la omnipotencia de Gran Bretaña y Rusia en este planeta». La obra contiene un detallado mapa desplegable.

Historia de la guerra en Afganistán

En 1851, sir John William Kaye (1814-1876) publicó una Historia de la guerra en Afganistán en dos volúmenes. Aquí se presenta la edición «revisada y corregida» de la obra, publicada en tres volúmenes entre 1857 y 1858. Según explica el autor en el prefacio, la segunda edición es prácticamente igual a la primera, pero tiene correcciones y una mejor organización basada en investigaciones adicionales y en la información proporcionada por los lectores de la primera edición. Kaye también señala que la presentación del mismo material en tres volúmenes, en lugar de dos, es, según su opinión, una mejora importante: «Dudo que haya una serie de eventos en toda la historia que se encuadre con más naturalidad [que la primera guerra anglo-afgana] en tres fases bien definidas y dé a la obra la integridad épica de un comienzo, un desarrollo y un final». Kaye había sido oficial del ejército de la Compañía de las Indias Orientales y había renunciado en 1841 para dedicarse por completo a escribir sobre historia militar. Entre sus otras obras, hay una novela basada en la guerra, Largos enfrentamientos: un relato sobre la rebelión afgana (1846), así como varias otras obras históricas importantes, como La vida y la correspondencia del general de división sir John Malcolm (1856) y su obra maestra en tres volúmenes, La historia de la guerra de los cipayos en la India, 1857-1858 (1864-1876).

Akbar y los jesuitas: un relato de las misiones jesuitas en la corte de Akbar

Akbar y los jesuitas: un relato de las misiones jesuitas en la corte de Akbar es la traducción parcial de una obra escrita y compilada por el sacerdote jesuita Pierre Du Jarric. Fue publicada en Francia entre 1608 y 1614. El título completo de la obra maestra de Du Jarric es Histoire des choses plus memorables advenves tant ez Index Orientales, que autres païs de la descouverte des Portugais, en l’establissement et progrez de la foy Chrestienne at Catholique: et principalement de ce que les Religieux de la Compagnie de Iésus y ont faict, & endure pour la mesme fin;depuis qu’ils y sont entrez iusqu’à l’an 1600. Du Jarric no fue viajero ni misionero, por lo que la obra es una compilación de otras fuentes, como libros, cartas e informes en portugués, español, latín y francés. La Histoire de Du Jarric consta de tres partes (volúmenes) de dos libros cada una y abarca las misiones jesuitas en la India y en Asia sudoriental, África, Brasil y el Imperio mogol. La traducción que se presenta aquí pertenece al Libro IV de la Parte II original y al Libro V de la Parte III original, y trata sobre el Imperio mogol y, en concreto, sobre los acontecimientos que tuvieron lugar durante la vida del emperador Akbar, incluidas las tres misiones jesuitas a su corte antes de 1600. Yalaluddin Muhammad Akbar (1542–1605), también conocido como Akbar el Grande, fue el emperador mogol que gobernó India desde 1556 hasta 1605. Akbar nació y se crió en la fe musulmana suní ortodoxa, pero practicó la tolerancia religiosa, coartó el poder de los clérigos islámicos en los asuntos políticos y legales, e involucró en el debate religioso a representantes de varias ramas del islam, como los eruditos chiitas y los derviches sufíes, y finalmente, a los hindúes, los jainistas, los parsis y los cristianos. Du Jarric relata numerosas conversaciones entre Akbar y los padres jesuitas, quienes vieron sus esperanzas de que el emperador se convirtiera al cristianismo incumplidas. El libro contiene notas detalladas sobre los capítulos e ilustraciones en blanco y negro pertenecientes al Museo Británico y al Museo de Victoria y Alberto, de Londres. El libro fue parte de «Los viajeros del mundo», una colección de relatos clásicos de viajes publicada por George Routledge & Sons en Londres entre 1926 y 1937. Esta edición estadounidense fue publicada en Nueva York por Harper & Brothers.