27 de julio de 2016

Discursos de lord Curzon de Kedleston

George Nathaniel Curzon (1859-1925) se desempeñó como virrey y gobernador general de la India entre 1899 y 1905. Como jefe del gobierno británico en la India, instituyó reformas radicales en la burocracia colonial, organizó las tareas para combatir la hambruna de 1899 y 1900, y promulgó reformas agrícolas destinadas a aumentar la producción de alimentos. También modernizó la policía, los ferrocarriles, el sistema educativo y las universidades; estableció la Provincia de la Frontera del Noroeste (hoy en Pakistán) cerca del límite con Afganistán; creó una dirección general de arqueología, y puso en marcha un amplio programa para la restauración de importantes monumentos culturales e históricos de la India, como, por ejemplo, el Taj Mahal. Si bien fue muy elogiado por las reformas que beneficiaron, en especial, al pueblo de la India, Curzon ha sido criticado por los historiadores debido a su actitud fundamentalmente paternalista hacia el país y a su incapacidad para reconocer la aparición de una nueva élite nacionalista asociada con el Congreso Nacional Indio. Aquí se presenta una recopilación de cuatro volúmenes de los discursos de Curzon durante su gestión en la India, publicados por el Gobierno de la India en Calcuta. Se incluyen tanto las declaraciones en las sesiones formales del Consejo Legislativo del Virrey como los discursos en conferencias, reuniones y ocasiones ceremoniales. Los discursos abarcan una amplia gama de temas, como la economía, el presupuesto y las finanzas, la administración civil y militar, la cultura, el arte y los monumentos antiguos. Uno de los momentos más importantes durante su tiempo en la India, fue el gran durbar que se realizó en Nueva Delhi en enero de 1903 para celebrar la ascensión del rey Eduardo VII. Los discursos de Curzon durante los eventos que formaron parte del durbar se encuentran en el tercer volumen. También es notable el último discurso del cuarto volumen, que trata sobre la despedida que Curzon dio en el Club Byculla de Bombay el 16 de noviembre de 1905, cuando proclamó que siempre había luchado por el bien de la India y concluyó: «No he trabajado para ningún otro fin. Que el pueblo de la India me juzgue». Curzon pasó a desempeñarse en la Cámara de los Lores y fue secretario de Relaciones Exteriores británico entre 1919 y 1924.

Cartas sobre la India: en la frontera afgana

James Darmesteter (1849-1894) fue un gran iranista francés que, a partir de 1885, presidió la cátedra de Lengua y Literatura Persa en el Collège de France, en París. Sus principales campos de estudio eran la filología iraní y la religión zoroástrica. Su mayor logro académico fue la traducción del Avesta, los antiguos textos sagrados que quedan de los zoroastrianos. Darmesteter también tenía gran interés en la lengua y la historia de Afganistán. Entre 1886 y 1887, con el apoyo del Ministerio de Educación francés, llevó a cabo una misión filológica de 11 meses a la India. Pasó gran parte de ese período en la zona de la Frontera del Noroeste del Punyab, donde estudió pastún; no la lengua literaria de los textos escritos, sino la lengua viva. Con la ayuda de dos amanuenses locales, transcribió textos de canciones entonadas por cantantes populares. Cuando regresó a París, Darmesteter publicó Chants populaires des Afghans (Canciones populares de los afganos), una colección de más de 100 canciones en escritura pastún, con traducciones comentadas al francés. En 1888, también publicó la obra que se presenta aquí, un volumen complementario basado en sus viajes por la Frontera del Noroeste, Lettres sur l’Inde: À la frontière afghane (Cartas sobre la India: en la frontera afgana). El libro contiene capítulos literarios breves sobre el viaje de Darmesteter; lugares como Peshawar, Yagistán, Abbottabad y Lahore; las dinastías y los emires de Afganistán; la filosofía afgana; el célebre poeta y guerrero afgano Jushal Jan Jattak, y capítulos que tratan sobre la historia, la cultura y las situaciones contemporáneas de los pueblos afridi, baluchi, ghilzai (o ghilji), pastún, hazara y otros pueblos de Afganistán y de lo que hoy es Pakistán.

Canciones populares de los afganos

James Darmesteter (1849-1894) fue un gran iranista francés que, a partir de 1885, presidió la cátedra de Lengua y Literatura Persa en el Collège de France, en París. Sus principales campos de estudio eran la filología iraní y la religión zoroástrica. Su mayor logro académico fue la traducción del Avesta, los antiguos textos sagrados que quedan de los zoroastrianos. Darmesteter también tenía gran interés en la lengua y la historia de Afganistán. Entre 1886 y 1887, con el apoyo del Ministerio de Educación francés, llevó a cabo una misión filológica de 11 meses a la India. Pasó gran parte de ese período en la zona de la Frontera del Noroeste del Punyab, donde estudió pastún; no la lengua literaria de los textos escritos, sino la lengua viva. Con la ayuda de dos amanuenses locales, transcribió textos de canciones entonadas por cantantes populares. Complementó su colección con canciones escritas por varios autores británicos. Cuando regresó a París, Darmesteter publicó la obra que se presenta aquí, Chants populaires des Afghans (Canciones populares de los afganos), una colección de más de 100 canciones en escritura pastún, con traducciones comentadas al francés. Organizó las canciones en cinco categorías: «Chansons historiques» (canciones históricas), «Chansons religieuses» (canciones religiosas), «Légendes romanesques» (leyendas románticas), «Chansons d’amour» (canciones de amor) y «Moeurs et folklore» (costumbres y folclore). El prefacio de Darmesteter tiene más de 200 páginas e incluye un análisis exhaustivo de la fonología y de la morfología del pastún, una descripción de la literatura y la historia de Afganistán, y una visión general de la literatura popular de los afganos. La obra también contiene varios apéndices y cuatro índices (lexicográfico, geográfico, étnico y de nombres personales). El orden de la obra es el siguiente: prefacio, traducciones al francés, apéndices e índices (todos se leen de izquierda a derecha), y textos originales en pastún (que se leen de derecha a izquierda). Darmesteter publicó un volumen complementario basado en sus viajes por la Frontera del Noroeste, Lettres sur l’Inde: À la frontière afghane (Cartas sobre la India: en la frontera afgana).

Historia de los samánidas

Mir Khvand (1433-1498) fue un destacado historiador e historiógrafo del siglo XV que trabajó al servicio de la corte timúrida en Herat, Afganistán, bajo el patrocinio de Mir ʻAli-Sir Navaʼi. Escribió una historia mundial en siete volúmenes. Acabó su obra en 1506, sin embargo, el último volumen fue completado por su nieto, Khvand Mir, que también era un destacado historiador persa. Histoire des Samanides (Historia de los samánidas) es una traducción de una parte de la obra hecha por el orientalista francés Charles François Defrémery (1822-1883). El libro incluye una breve introducción, el texto en persa, la traducción al francés y una serie detallada de notas que reflejan la cuidada investigación histórica y lingüística de Defrémery. El Imperio samánida (819-999) fue fundado por Saman Khuda, un terrateniente oriundo de Balkh, en el norte de Afganistán, en lo que ahora es el este de Irán y Uzbekistán. En su apogeo, el imperio abarcó territorios de lo que hoy es Irán, Uzbekistán, Afganistán, Pakistán y Tayikistán. Los samánidas eran conocidos por fomentar el comercio, la ciencia y las artes. Expandieron la cultura persa e islámica extensamente por Asia central y comerciaron con zonas de Europa. Algunos de los aspectos más destacados de la cultura samánida son las obras del poeta Firdawsi, las monedas de plata samánidas y las nuevas formas de cerámica. Defrémery también publicó una versión editada de otra parte de la historia de Mir Khvand, L’histoire des sultans du Kharezm (1842). Fue educado en el Collège de France y en la École des Langues Orientales de París, y enseñó durante muchos años en la primera de estas dos instituciones. Publicó importantes obras eruditas sobre literatura e historia árabe y persa, e hizo una traducción del chagatai turco al francés de las memorias del emperador mogol Babur.

La Persia de hoy

La Perse d'aujourd’hui es un relato de viajes del autor por partes de Persia (hoy Irán) y la Mesopotamia (hoy Irak) realizado entre la segunda mitad de 1906 y la primera del año siguiente. Los lugares visitados incluyen zonas que, como consecuencia de los cambios territoriales posteriores, pertenecen ahora a Azerbaiyán y a Turquía. En esa época, la Mesopotamia era parte del Imperio otomano. El autor, Léon Eugène Aubin Coullard Descos (1863-1931), un diplomático y escritor francés, fue embajador de Francia en Teherán entre 1905 y 1907. La mayoría de los capítulos están dedicados a viajes y lugares determinados, como, por ejemplo, el camino a Tauris (hoy Tabriz), la ciudad de Tabriz, un recorrido alrededor del lago Urmía, las regiones kurdas al oeste del lago, un viaje de Tabriz al Caspio, una expedición de Teherán a Isfahán y su estadía en esta ciudad. Hay capítulos que abordan otros temas específicos tales como el chiismo, la Entente anglo-rusa de 1907, la revolución persa de 1905-1906, las costumbres persas y las ciudades sagradas chiitas. El libro incluye un enorme mapa desplegable en color que muestra Persia y partes de Irak, Afganistán, Azerbaiyán y Turquía, e indica las rutas tomadas por Aubin en 1906 y 1907. En el sector superior derecho, un mapa en recuadro muestra el lago Urmía, con Tabriz hacia el este y la región de Kurdistán hacia el oeste. En la parte inferior izquierda, otro pequeño mapa en recuadro presenta la división de Persia en zonas neutrales o de influencia rusa y británica en el marco de la Entente anglo-rusa del 31 de agosto de 1907. Aubin, que publicó varios libros bajo el seudónimo de Eugène Aubin, también fue el autor de Les Anglais aux Indes et en Égypte (1899), Le Maroc d'aujourd'hui (1904), Le Chiisme et la Nationalité persane (1908) y En Haïti: Planteurs d'autrefois, nègres d'aujourd'hui (1910).

Memorias y correspondencia del general de división sir William Nott

Sir William Nott (1782-1845) fue un oficial del Ejército de la Compañía de las Indias Orientales que comandó las fuerzas británicas y anglo-indias durante la primera guerra anglo-afgana (1839-1842). Nació en el seno de una familia de agricultores de escasos recursos en Glamorganshire, Gales, y tuvo una educación primaria elemental. En 1800, se embarcó hacia la India, donde recibió un nombramiento en el Ejército de la Compañía de las Indias Orientales. Durante muchos años, comandó varios regimientos nativos de infantería. Apreciaba las cualidades militares de los cipayos (soldados indios que prestaban servicio en el Ejército de la Compañía de las Indias Orientales), a quienes, en comparación con los soldados británicos, hallaba superiores. Nott fue coronel antes del inicio de la guerra anglo-afgana y, pronto, fue ascendido a general. Dirigió a tropas británicas y nativas en varios enfrentamientos exitosos y, el 13 de enero de 1842, fue nombrado comandante de todas las tropas británicas y anglo-indias en el sur de Afganistán y Sind. El 30 de agosto de 1842, venció a las fuerzas afganas cerca de Gazni, lo que permitió la captura de Kabul y, por consiguiente, el fin del conflicto bélico. Prestó servicio en la corte de Lucknow, tras lo cual, Nott regresó a Inglaterra, donde falleció dos años después. Este libro fue compilado de forma póstuma a partir de una serie de documentos que estaban en poder de las hijas de Nott. El compilador, J. H. Stocqueler, fue autor de varias biografías e historias militares británicas. El segundo volumen de la obra tiene un extenso apéndice que contiene los documentos pertinentes a las actividades de Nott en Afganistán (algunos son del propio Nott, pero la mayoría pertenecen a otros oficiales). Los historiadores consideran a Nott el mejor general británico de la guerra anglo-afgana.