30 de junio de 2016

Apocalipsis (revelaciones de san Juan el Divino)

El Apocalipsis (revelaciones de san Juan el Divino) es un libro del Nuevo Testamento que trata principalmente temas escatológicos: el destino final del mundo y de la humanidad, el reinado del Anticristo sobre la tierra, el regreso de Cristo, su victoria sobre el Anticristo y el juicio final. Debido a su contenido escatológico, el Apocalipsis se convirtió en uno de los libros más populares entre los seguidores de la secta rusa de los Viejos Creyentes. El texto más leído fue una versión comentada, probablemente escrita hacia fines del siglo VI por el teólogo cristiano Andrés, arzobispo de Cesárea de Capadocia. También circularon versiones con comentarios de otros teólogos que complementaban la de Andrés de Cesárea. Con frecuencia, estos manuscritos comentados estaban ilustrados con miniaturas coloridas. Aquí se presenta una magnífica muestra: un manuscrito del siglo XVIII que pertenece a las colecciones del Instituto de Historia de la Rama Siberiana de la Academia de Ciencias de Rusia (II SO RAN, por su sigla en ruso) de Novosibirsk, Rusia. El ejemplar, adquirido durante la expedición arqueológica del instituto al óblast de Tomsk en 1972, fue digitalizado en los primeros años de la década de 2000 como parte del proyecto Encuentro de fronteras que llevó adelante la Biblioteca del Congreso junto a instituciones asociadas de la Federación de Rusia, los Estados Unidos y Alemania.

La cuestión de Andorra: exposiciones elevadas por el ilustre Consejo General de los Valles de Andorra al excelentísimo obispo de Urgel y al santísimo padre

Según el pariatge de 1278, el Principado de Andorra quedó bajo la soberanía del obispo español de Urgel y el conde francés de Foix (cuyos derechos pasaron sucesivamente a la corona francesa, al Gobierno de Francia y, por último, al presidente de ese país). La cuestión de Andorra, en el título de la obra, alude a las disputas por la soberanía que se suscitaron hacia fines del siglo XIX entre el Consell General (Consejo General de los Valles, la asamblea electa de Andorra) y los dos copríncipes de Andorra: el obispo Salvador Casañas i Pagés y el Gobierno de Francia. La revolución popular, que tuvo lugar entre diciembre de 1880 y junio de 1881, provocó agitados enfrentamientos entre los dos copríncipes y entre sus partidarios. Por un lado, el interés del Gobierno francés por los derechos que tenía sobre Andorra comenzó a aumentar, lo lo urgió a contribuir a mejorar sus comunicaciones a cambio de que Andorra se integrara administrativamente a Francia. Por el otro, el obispado de Urgel se proponía retener sus derechos sobre el coprincipado. La mayoría de los andorranos quería participar en la vida política del país y se rehusaba a depender de alguno de los copríncipes, ya que esto implicaba perder su independencia como nación. Esta obra es una transcripción de las cartas que el Consejo General envió el 18 de octubre de 1894 al obispo de Urgel, Salvador Casañas i Pagés, y al papa León XIII. Con su publicación, el Consejo General buscaba informar a la opinión pública sobre la postura oficial respecto al enfrentamiento con el obispo Salvador Casañas i Pagés.

Concesión para la explotación hidroeléctrica y la construcción de carreteras en los valles de Andorra

Este documento, publicado en Tárrega, Cataluña, en 1930, es la edición impresa del contrato firmado en 1929 por el Consejo General de los Valles (la asamblea electa del Principado de Andorra) y las Forces Hidroelèctriques d'Andorra, Societat Anònima (FHASA, o Compañía Hidroeléctrica de Andorra). A comienzos del siglo XX, numerosas compañías mostraron interés por la explotación de la energía hidroeléctrica en Andorra. Si bien la electricidad se utilizaba en el país desde el siglo XIX, aún era un bien escaso. En 1929, el Consejo General otorgó una concesión para desarrollar y explotar el potencial hidroeléctrico del principado a Andreu Boussac y Llorenç Gómez, quien actuó en representación del grupo hispano-francés que creó la sociedad FHASA. Aunque la mayor parte de la energía generada se vendía a España y a Francia, Andorra logró numerosas mejoras para sí. La mayor disponibilidad de electricidad y los ingresos que generó dieron lugar a la modernización del país, que se caracterizó por desarrollos como la construcción de carreteras, el suministro de energía a hogares y empresas a precios asequibles, el aumento de la contratación de mano de obra (especialmente, de trabajadores autónomos) y el mantenimiento de la policía andorrana.

Las costumbres de Andorra

Jean Auguste Brutails (1859‒1926) fue miembro del tribunal superior de Andorra en Perpignan, Francia. Mientras se desempeñaba en ese cargo, el Gobierno francés le pidió que emprendiera un estudio exhaustivo de las leyes y las costumbres de Andorra. Las investigaciones que llevó a cabo y su trabajo como jurista sentaron la base de La Coutume d'Andorre (Las costumbres de Andorra), una recopilación de tradiciones y derecho consuetudinario publicada en París en 1904, que se divide en dos partes. La primera, recopila documentación de orden público y privado que Brutails obtuvo a lo largo de su investigación. Estos documentos, principalmente en francés y en catalán, datan de los siglos XVIII y XIX. Entre ellos también se encuentra el decreto en latín, emitido en 1305, donde el conde de Foix otorgaba ciertos privilegios a los andorranos. A partir de la lectura y el análisis de la documentación, Brutails redactó la segunda parte del libro, donde trata temas como la geografía, la economía, la demografía y aspectos históricos, administrativos y sociológicos de Andorra, así como las costumbres, las instituciones civiles, y la organización y los procedimientos judiciales del principado.

El Principado de Andorra y su constitución política

Francisco Pallerola y Gabriel fue un jurista de Seo de Urgel (La Seu d'Urgell, en catalán), la ciudad de los Pirineos españoles donde tiene su sede el obispo de Urgel, uno de los copríncipes de Andorra. Pallerola y Gabriel fue veguer episcopal de Andorra durante más de 30 años. A lo largo de su mandato, recopiló enormes cantidades de información acerca del principado, dando especial importancia al derecho público andorrano. El Principado de Andorra y su constitución política es una obra de Pallerola y Gabriel que rezuma conocimientos acerca del principado. La obra se divide en tres secciones. La primera resume la historia de Andorra con el objetivo de contextualizar y hacer más comprensibles para el lector las secciones siguientes. La segunda está dedicada a las instituciones andorranas y se basa en obras importantes como el Manual Digest de Antoni Fiter i Rossell, publicado en 1748, y el Politar Andorrà de Antoni Puig, publicado en 1764. La tercera y última parte ofrece un resumen de la historia del derecho privado andorrano. El libro contiene un índice, ilustraciones de lugares y personajes importantes de Andorra, y un mapa del principado.

La justicia en Andorra. Anuncio en la plaza pública de una sentencia a trabajos forzados perpetuos

En el siglo XIX, antes de la irrupción masiva de la fotografía en periódicos y revistas, la prensa francesa ilustraba sus publicaciones con grabados en madera. Esta técnica, denominada xilografía, consiste en tallar una imagen en un taco de madera, generalmente de boj, para posteriormente cubrir con tinta la parte en relieve y grabar la imagen en una superficie. Este grabado se publicó originalmente el 16 de mayo de 1896 en la revista parisina L’Illustration. Según la leyenda que acompaña a la imagen, en ella se muestra la lectura de una sentencia a cadena perpetua con trabajos forzados en una plaza pública de Andorra. El grabado se creó a partir de una fotografía original, que ilustraba la lectura de la sentencia a muerte de Manuel Bacó el 28 de febrero de 1886. La sentencia posteriormente se conmutó por una pena a trabajos forzados perpetuos. La escena se desarrolla en la Plaça Guillemó (plaza Guillermo) en Andorra la Vieja, capital y ciudad más importante del Principado de Andorra. La obra se destaca por la fidelidad con que se retratan los rostros de los presentes, así como por la precisión con que se reproduce la fachada de la casa Guillemó. La ilustración es obra del escritor e ilustrador napolitano Gennaro d’Amato (1857‒1947), que trabajó para revistas muy respetadas, como L'Illustration y la publicación británica Illustrated London News, entre otras.