Topografía cristiana de Cosmas Indicopleustes

La Topografía cristiana de Cosmas Indicopleustes es un monumento literario de origen bizantino. El libro fue escrito en el siglo VI por el monje Cosmas, cuyo apodo, Indicopleustes, alude a su anterior oficio de viajero y comerciante. La traducción de la obra tuvo gran difusión en Rusia, donde fue leída y transcrita profusamente durante siglos. La obra es popular aún hoy entre los seguidores de los Viejos Creyentes (disidentes que rechazaron las reformas introducidas a mediados del siglo XVII en la Iglesia ortodoxa rusa). Se trata de una enciclopedia medieval excepcional. Contiene conocimientos científicos o filosóficos de carácter natural y teológico, y describe la percepción humana del mundo desde la perspectiva del dogma cristiano: la estructura del universo, la geografía del mundo, la naturaleza de la humanidad, el reino animal, etc. Por regla general, los manuscritos de la obra estaban ilustrados. Esta copia posee numerosas miniaturas coloridas que representan los temas del libro. El manuscrito, que data de principios del siglo XIX, pertenece a las colecciones del Instituto de Historia de la Rama Siberiana de la Academia de Ciencias de Rusia (II SO RAN, por su sigla en ruso) de Novosibirsk, Rusia, y fue adquirido en el óblast de Vostochno-Kazakhstanskaia (actualmente, parte de Kazajistán). Fue digitalizado en los primeros años de la década de 2000 como parte del proyecto Encuentro de fronteras que llevó adelante la Biblioteca del Congreso junto a instituciones asociadas de la Federación de Rusia, los Estados Unidos y Alemania.

Apocalipsis (revelaciones de san Juan el Divino)

El Apocalipsis (revelaciones de san Juan el Divino) es un libro del Nuevo Testamento que trata principalmente temas escatológicos: el destino final del mundo y de la humanidad, el reinado del Anticristo sobre la tierra, el regreso de Cristo, su victoria sobre el Anticristo y el juicio final. Debido a su contenido escatológico, el Apocalipsis se convirtió en uno de los libros más populares entre los seguidores de la secta rusa de los Viejos Creyentes. El texto más leído fue una versión comentada, probablemente escrita hacia fines del siglo VI por el teólogo cristiano Andrés, arzobispo de Cesárea de Capadocia. También circularon versiones con comentarios de otros teólogos que complementaban la de Andrés de Cesárea. Con frecuencia, estos manuscritos comentados estaban ilustrados con miniaturas coloridas. Aquí se presenta una magnífica muestra: un manuscrito del siglo XVIII que pertenece a las colecciones del Instituto de Historia de la Rama Siberiana de la Academia de Ciencias de Rusia (II SO RAN, por su sigla en ruso) de Novosibirsk, Rusia. El ejemplar, adquirido durante la expedición arqueológica del instituto al óblast de Tomsk en 1972, fue digitalizado en los primeros años de la década de 2000 como parte del proyecto Encuentro de fronteras que llevó adelante la Biblioteca del Congreso junto a instituciones asociadas de la Federación de Rusia, los Estados Unidos y Alemania.