13 de abril de 2016

¡Dios mío! ¡Me habían dicho que la mansión no estaba vigilada!

Esta acuarela satírica, realizada por el artista italiano Raffaello Jonni, forma parte de una serie de 79 dibujos originales del pintor que se conservan en la Biblioteca Alejandrina en Roma. Retrata a Francisco José I (1830-1916), el anciano emperador de Austria-Hungría, como si fuera un ladrón en las puertas de una mansión con un cartel que dice «Villa Italia». Un perro guardián le muerde una pierna, al tiempo que el emperador exclama, en una combinación de alemán e italiano: «¡Dios mío!... ¡Me habían dicho que la mansión no estaba vigilada!». Al comienzo de la Primera Guerra Mundial, Italia adoptó una postura neutral y se mantuvo al margen durante algún tiempo para ver cómo avanzaba el conflicto. Después de haber terminado con la Triple Alianza que la había unido a Austria y a Alemania durante 30 años, Italia hizo negociaciones secretas con la Triple Entente (Francia, el Reino Unido y el Imperio ruso) por medio del Tratado de Londres firmado el 26 de abril de 1915. El 23 de mayo de ese año, ingresó al conflicto para sumarse al bando de la Entente y le declaró la guerra al Imperio austro-húngaro.

¡No! ¡Esta no!

Esta acuarela satírica, realizada por el artista italiano Raffaello Jonni, forma parte de una serie de 79 dibujos originales del pintor que se conservan en la Biblioteca Alejandrina en Roma. Muestra una mano tratando de apoderarse de una caja fuerte que dice «Trieste». Quien la lleva es Francisco José I (1830-1916), el anciano emperador de Austria-Hungría. La mano simboliza a una Italia poderosa que está tratando de anexar a Trieste, que históricamente fue parte del Imperio austro-húngaro y que, durante la Primera Guerra Mundial, constituyó su principal salida al mar. El movimiento irredentista italiano había estado haciendo campaña para anexar la ciudad desde, por lo menos, las dos últimas décadas del siglo XIX. La caída del Imperio austro-húngaro al final de la guerra dejó resuelta la disputa con Italia por el control de la ciudad, pero originó tensiones con el incipiente Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos, que incluía parte del antiguo Imperio austro-húngaro y sostenía sus reivindicaciones territoriales. Al final de la guerra, en noviembre de 1918, el Ejército Real italiano entró en Trieste, aplaudido por el sector de la población que apoyaba la causa italiana. El Tratado de Rapallo de 1920 determinó que el estado de Trieste era una ciudad italiana. Esta incorporación perjudicó la relación entre italianos y eslovenos, que, a veces, terminaron enfrentándose en combates armados.

¿Por qué no usas las dos manos para defenderte? ¡Imposible! ¡La izquierda es para mi pueblo!

Esta acuarela satírica, realizada por el artista italiano Raffaello Jonni, forma parte de una serie de 79 dibujos originales del pintor que se conservan en la Biblioteca Alejandrina en Roma. La imagen muestra a los monarcas de los dos enemigos principales de Italia durante la Primera Guerra Mundial: el emperador Guillermo II de Alemania y el emperador Francisco José I de Austria-Hungría. Francisco José sostiene una espada en una mano y una cuerda conectada a una horca en la otra. En el fondo, se ve a un miembro de un regimiento italiano de fusileros agitando una bandera italiana y cargando con valentía contra los dos emperadores. El retrato del gobernante austríaco busca reforzar aún más la interpretación que hacía de él la propaganda italiana, que lo mostraba como un hombre débil y, a la vez, opresor de su propio pueblo. A menudo, esa propaganda llamaba l’Impiccatore (el verdugo) al emperador Francisco José.

Las mujeres de los Estados Unidos llevan con orgullo la Santa Cruz y se unen a sus hermanas de Italia para consolidar su mancomunada obra piadosa en el campo de batalla

Este grabado muestra una procesión de enfermeras de la Cruz Roja Americana que avanzan por una avenida flanqueadas por una multitud llena de júbilo. Las banderas de la Cruz Roja, los Estados Unidos, el Reino de Italia, el Reino Unido y la República Francesa cuelgan de los edificios y de los postes de luz, y también son agitadas por los espectadores. Durante la Primera Guerra Mundial, la Cruz Roja Americana organizó una comisión que creó un depósito en Roma provisto de grandes cantidades de suministros para hospitales y ambulancias totalmente equipadas, además de mantas y suministros sanitarios. La comisión también proveyó los fondos para la compra de ropa para los refugiados. Proporcionó un millón de liras al comité romano de organización civil con el objeto de ayudar a las familias de los caídos y a los refugiados. Después del conflicto bélico, en noviembre de 1918, una comisión permanente de la Cruz Roja Americana llegó a Italia. Pocos meses después, había ampliado su servicio a todo el país, desde los Alpes hasta Sicilia.

Oficiales del 9.º regimiento de caballería

Esta imagen pertenece a la colección John C. H. Grabill de la Biblioteca del Congreso. Se cree que estas 188 fotografías, que Grabill envió a la Biblioteca entre 1887 y 1892 para proteger sus derechos de autor, constituyen la mayor colección de la obra de este talentoso fotógrafo del oeste que ha perdurado hasta nuestros días. Las imágenes documentan la vida de la frontera en Colorado, Dakota del Sur y Wyoming. Muestran cazadores, buscadores de oro, vaqueros, inmigrantes chinos y personal del Ejército de los Estados Unidos, así como también fincas ganaderas, minas, pueblos, monumentos naturales, fuertes, ferrocarriles, molinos, diligencias y carretas. La colección contiene un registro visual del desarrollo ferroviario; carruajes y carretas; minas, fundiciones y moliendas; transporte de mercancías; ciudades y pueblos nacientes; desfiles; rodeos y marcación de ganado; actividad pastoril; búsqueda de oro; y caza. Varias imágenes retratan a los lakota que vivían en las reservas del río Cheyenne y de Pine Ridge, o cerca de ellas, y muestran su contacto con los militares y los representantes del Gobierno estadounidense, y con William «Búfalo Bill» Cody. Entre los lakota notables retratados se encuentran los jefes Nube Roja, Caballo Americano y Alce Erguido, y el guerrero Muchos Caballos. Algunas de las fotografías fueron tomadas pocos días después de la masacre que tuvo lugar en Wounded Knee, cerca de Pine Ridge, en 1890. Poco se sabe acerca de Grabill. Llegó a Sturgis, Dakota del Sur, en 1886, donde instaló un estudio fotográfico. La información impresa en las monturas de las fotografías indica que también tenía estudios en las localidades de Deadwood, Lead City y Hot Springs, en Dakota del Sur, en Colorado y, posiblemente, en Chicago, y que era el «fotógrafo oficial del ferrocarril de Colinas Negras y F. P. [Fort Pierre] y de la Homestake Mining Company».

Cabo Paul Weinert y artilleros de la batería E del 1.º regimiento de artillería

Esta imagen pertenece a la colección John C. H. Grabill de la Biblioteca del Congreso. Se cree que estas 188 fotografías, que Grabill envió a la Biblioteca entre 1887 y 1892 para proteger sus derechos de autor, constituyen la mayor colección de la obra de este talentoso fotógrafo del oeste que ha perdurado hasta nuestros días. Las imágenes documentan la vida de la frontera en Colorado, Dakota del Sur y Wyoming. Muestran cazadores, buscadores de oro, vaqueros, inmigrantes chinos y personal del Ejército de los Estados Unidos, así como también fincas ganaderas, minas, pueblos, monumentos naturales, fuertes, ferrocarriles, molinos, diligencias y carretas. La colección contiene un registro visual del desarrollo ferroviario; carruajes y carretas; minas, fundiciones y moliendas; transporte de mercancías; ciudades y pueblos nacientes; desfiles; rodeos y marcación de ganado; actividad pastoril; búsqueda de oro; y caza. Varias imágenes retratan a los lakota que vivían en las reservas del río Cheyenne y de Pine Ridge, o cerca de ellas, y muestran su contacto con los militares y los representantes del Gobierno estadounidense, y con William «Búfalo Bill» Cody. Entre los lakota notables retratados se encuentran los jefes Nube Roja, Caballo Americano y Alce Erguido, y el guerrero Muchos Caballos. Algunas de las fotografías fueron tomadas pocos días después de la masacre que tuvo lugar en Wounded Knee, cerca de Pine Ridge, en 1890. Poco se sabe acerca de Grabill. Llegó a Sturgis, Dakota del Sur, en 1886, donde instaló un estudio fotográfico. La información impresa en las monturas de las fotografías indica que también tenía estudios en las localidades de Deadwood, Lead City y Hot Springs, en Dakota del Sur, en Colorado y, posiblemente, en Chicago, y que era el «fotógrafo oficial del ferrocarril de Colinas Negras y F. P. [Fort Pierre] y de la Homestake Mining Company».