3 de marzo de 2016

Un mapa preciso de Carolina del Norte y Carolina del Sur, con su frontera indígena

Este mapa de las Carolinas, coloreado a mano, data de 1775; se lo conoce como «mapa Mouzon». Henry Mouzon (circa 1741 - circa 1807), cartógrafo e ingeniero civil de la parroquia de San Esteban, fue designado por el gobernador lord Charles Greville Montague en 1771 para hacer un relevamiento de Carolina del Sur. Su mapa es más detallado y más preciso que cualquier otro mapa anterior de las Carolinas. Desde el océano Atlántico, el mapa se extiende hacia el oeste hasta los montes Apalaches. Se basa en un mapa de Carolina del Sur que hizo James Cook en 1773 y uno de Carolina del Norte que produjo John Collet en 1770. Las imprecisiones de estos primeros mapas fueron corregidas con la información topográfica recabada en relevamientos más recientes. El mapa resultante ofrecía una mejor representación de la extensión hacia el oeste de la frontera entre las dos colonias hacia 1772. En Carolina del Norte, incorporó los condados de Tryon y Pelham (más tarde llamado Sampson), y agregó características geográficas tales como las «montañas White Oak o Tryon» y el «monte Kings». En Carolina del Sur, mostraba los ríos y los asentamientos de nativos ubicados al oeste de la frontera indígena cheroqui. El territorio del sudoeste del mapa corresponde a las tierras de los muskogis y parte de Georgia. El mapa también identifica fortalezas, parroquias, caminos indígenas y sondeos en la costa de las Carolinas. En la parte inferior derecha, hay dos mapas en recuadro de «El puerto de Port Royal» y «El banco de arena y el puerto de Charlestown». Los estudios realizados por eruditos recientemente han puesto en duda que Mouzon haya producido el mapa y sugieren que es posible que sea obra de Louis Delarochette (1731-1802), un cartógrafo británico que se inspiró en los mapas de Cook y de Collet. El mapa, que fue publicado en Londres por Robert Sayer y John Bennett, sirvió como fuente principal para que las fuerzas estadounidenses, británicas y francesas conocieran la geografía de las Carolinas durante la Revolución estadounidense. La copia que aquí se presenta, a la que le falta el título, perteneció al general Rochambeau. El mapa forma parte de la Colección Rochambeau de la Biblioteca del Congreso, que consta de 40 mapas manuscritos, 26 mapas impresos y un atlas manuscrito que perteneció a Jean-Baptiste-Donatien de Vimeur, conde de Rochambeau (1725-1807), comandante en jefe del ejército expedicionario francés (entre 1780 y 1782) durante la Revolución estadounidense. Rochambeau usó algunos de estos mapas –que datan del período que se extiende entre 1717 y 1795– durante la guerra. Los mapas abarcan gran parte del este de América del Norte, desde Terranova y Labrador, en el norte, hasta Haití, en el sur. La colección incluye todo tipo de mapas: hay mapas de ciudades, otros en los que se representan batallas de la guerra de Independencia de los Estados Unidos y campañas militares, y mapas estatales antiguos que datan de la década de 1790.

Boceto del enfrentamiento en Trenton sucedido el 26 de diciembre de 1776

Este mapa coloreado a mano fue presentado por el teniente Andreas Wiederhold (circa 1752 - circa 1805) como parte de su testimonio ante la Corte de Investigación Hessiana sobre la batalla de Trenton, que ocurrió en Filadelfia en abril y mayo de 1778. El mapa es una valiosa fuente de información sobre la batalla, que tuvo lugar el 26 de diciembre de 1776. Tras su famoso cruce del río Delaware, el general George Washington y el ejército Continental lograron una importante victoria. Los hessianos eran auxiliares alemanes de los británicos en la guerra de Independencia de los Estados Unidos, y Wiederholdt era un oficial hessiano que formaba parte del regimiento de Knyphausen. Primero, se alistó como soldado raso y, en poco tiempo, ascendió al rango de sargento mayor, antes de ser nombrado oficial. Tras demostrar una gran dedicación para con sus hombres, fue ascendido a capitán, el rango más alto que alcanzó. Durante la guerra, Wiederholdt llevaba un registro llamado tagebuch o diario. Las memorias personales y el boceto de la ciudad de Trenton y del campo circundante que se presentan en este libro son un importante registro de la planificación de la batalla. Wiederholdt se vio obligado a entregar el diario a la Corte, y su boceto de la batalla constituyó un elemento clave en la investigación. Los tres regimientos hessianos estaban al mando del coronel Johann Rall, a quien Wiederholt le comunicó erróneamente que el ejército de Washington había rodeado Trenton por completo. Rall murió a causa de las heridas sufridas, y casi 900 hessianos fueron tomados prisioneros. En el mapa, que no está trazado a escala, se ven las rutas de ataque de Washington y las posiciones de las tropas hessianas y estadounidenses durante la batalla. La ciudad de Trenton se ubica en el noreste, el río Delaware, al sur de la ciudad, y las rutas circundantes de una potencial retirada, en varios extremos del mapa. Wiederholdt incluye representaciones pictóricas de los ríos, los transbordadores y los caminos que conducen a Trenton, así como de la vegetación y el relieve. El mapa está marcado con notas sobre varios sitios de interés e incluye referencias. El mapa forma parte de la Colección Rochambeau de la Biblioteca del Congreso, que consta de 40 mapas manuscritos, 26 mapas impresos y un atlas manuscrito que perteneció a Jean-Baptiste-Donatien de Vimeur, conde de Rochambeau (1725-1807), comandante en jefe del ejército expedicionario francés (entre 1780 y 1782) durante la Revolución estadounidense. Rochambeau usó algunos de estos mapas –que datan del período que se extiende entre 1717 y 1795– durante la guerra. Los mapas abarcan gran parte del este de América del Norte, desde Terranova y Labrador, en el norte, hasta Haití, en el sur. La colección incluye todo tipo de mapas: hay mapas de ciudades, otros en los que se representan batallas de la guerra de Independencia de los Estados Unidos y campañas militares, y mapas estatales antiguos que datan de la década de 1790.

El estado de Nuevo Hampshire. Compilado principalmente a partir de relevamientos reales

Samuel Lewis (1753 o 1754-1822), dibujante y grabador de Filadelfia, terminó este mapa de Nuevo Hampshire en 1794 para que se incluyera en el Atlas general para la edición de Carey de la Geografía mejorada de Guthrie, que se publicó en Filadelfia en 1795. Muestra los cinco condados de Nuevo Hampshire —Cheshire, Grafton, Hillsborough, Rockingham y Stratford— con sus fronteras, las principales ciudades y asentamientos, los caminos y las vías fluviales, las montañas y las islas. Gran parte de la región norte del mapa aparece en blanco con una nota en la parte superior: «Lugar de transporte terrestre de canoas de los indígenas». Lewis llama Colinas Blancas a las actuales Montañas Blancas y dice que se alzan «a muchas leguas de distancia en el mar, como nubes blancas que apenas se elevan sobre el horizonte». En el lado izquierdo, está señalado el Dartmouth College, que se fundó en 1769. James Smither, de Filadelfia, fue quien grabó el mapa. Mathew Carey (1760-1839) era un inmigrante de origen irlandés que trabajó como editor en Filadelfia y se especializó en mapas, atlas y obras sobre geografía. En 1795, estuvo a cargo de confeccionar el primer atlas publicado en los Estados Unidos, el Atlas estadounidense. Los primeros editores estadounidenses, como Carey, no estaban limitados por las restricciones de los acuerdos internacionales sobre derechos de autor y reutilizaban fuentes europeas para imprimir grandes atlas y textos sobre geografía. Carey combinó los mapas europeos de William Guthrie, que se habían publicado por primera vez en Londres en 1770, con mapas actualizados de los Estados Unidos para producir la Geografía mejorada de Guthrie. El mapa forma parte de la Colección Rochambeau de la Biblioteca del Congreso, que consta de 40 mapas manuscritos, 26 mapas impresos y un atlas manuscrito que perteneció a Jean-Baptiste-Donatien de Vimeur, conde de Rochambeau (1725-1807), comandante en jefe del ejército expedicionario francés (entre 1780 y 1782) durante la Revolución estadounidense. Rochambeau usó algunos de estos mapas –que datan del período que se extiende entre 1717 y 1795– durante la guerra. Los mapas abarcan gran parte del este de América del Norte, desde Terranova y Labrador, en el norte, hasta Haití, en el sur. La colección incluye todo tipo de mapas: hay mapas de ciudades, otros en los que se representan batallas de la guerra de Independencia de los Estados Unidos y campañas militares, y mapas estatales antiguos que datan de la década de 1790.

Mapa de los dominios británicos y franceses en América del Norte, con caminos, distancias, límites y extensión de los asentamientos

Este mapa histórico de América del Norte, publicado en 1755, muestra la soberanía británica sobre grandes extensiones del continente al comienzo de la guerra franco-india (1754–1763). Quizás sea el mapa de América del Norte del siglo XVIII más conocido. Fue creado por John Mitchell —que nació en Virginia y se mudó a Londres cuando tenía más de treinta años— y se compiló utilizando información aportada por los gobernadores de las colonias británicas. Aunque también muestra los territorios de otras potencias europeas, se advierte un sesgo hacia los intereses británicos: no se reconoce la reivindicación de la soberanía francesa sobre los valles de Ohio y Misisipi, establecida en el Tratado de Utrecht (1714), pero se destaca la soberanía de la colonia inglesa desde el oeste de los montes de Allegheny hasta el río Misisipi. Además de proporcionar gran cantidad de información geográfica, el mapa puede considerarse una expresión del predominio inglés en Norteamérica. Fue utilizado para establecer los límites de los Estados Unidos en el Tratado de París de 1783. Está coloreado a mano y el relieve está representado con ilustraciones. En la parte superior izquierda, hay un mapa en recuadro titulado «Nuevo mapa de la bahía de Hudson y Labrador según el último estudio de esas costas». Esta obra ejerció una poderosa influencia sobre el Mapa de los Estados Unidos de Norteamérica (1784) de Abel Buell, el primer mapa publicado tras la independencia de Estados Unidos. La influencia se advierte en la orla del mapa de Buell y en la similitud entre la reivindicación de los derechos de la colonia sobre los territorios que se extienden desde la costa del Atlántico en este mapa, y las reivindicaciones del Estado sobre los territorios que se extienden hasta el Misisipi en el mapa de Buell de 1784. El mapa representa provincias, algunos condados, numerosos pueblos y ciudades, asentamientos de frontera, fuertes, caminos, distancias entre las poblaciones más importantes, ríos y lagos, rutas de transporte por tierra, cascadas, aldeas indígenas y territorios tribales, «factorías» inglesas entre los indígenas, depósitos de minerales, primeras rutas de exploración, algunos campos de batalla y relieve. También muestra las zonas de pesca en el Atlántico Norte y los canales en el río San Lorenzo y los Grandes Lagos.

América del Norte y las Indias Occidentales; nuevo mapa que describe con precisión el Imperio británico y sus límites, según el tratado de paz definitiva de 1763, y los dominios en poder de españoles, franceses y otros estados europeos

Luego del Tratado de París de 1763, que marcó oficialmente el fin de la guerra franco-india, América del Norte quedó dividida entre las principales potencias coloniales europeas. El artículo VII del tratado, que ocupa un lugar destacado en la esquina inferior derecha de este mapa, definió el límite entre los territorios franceses y británicos como «una línea que se extiende por la mitad del río Misisipi». Los límites coloniales que figuran en este mapa reflejan la posesión británica jurídicamente reconocida del territorio al este del río Misisipi, según se establece en el tratado. Si bien existían mapas anteriores —como el Mapa de los dominios británicos y franceses en América del Norte, con caminos, distancias, límites y extensión de los asentamientos (creado por John Mitchell en 1755)— que reivindicaban la posesión de esos territorios, en aquellos momentos Francia y España aún objetaban el dominio británico. Este mapa está coloreado a mano y el relieve está representado con ilustraciones. Incluye notas históricas, el «Extracto de los tratados de paz, proclamas, etc., relacionados con América y las Indias Occidentales», y dos mapas en recuadro de Canadá: el «Mapa particular de las bahías de Baffin y de Hudson», arriba a la izquierda, y el «Mapa del condado entre Montreal, Albany y Oswego», abajo a la izquierda. El mapa representa límites provinciales, pueblos y ciudades, aldeas indígenas y territorios tribales, fuertes, algunos caminos, rutas de transporte por tierra, cascadas y algunas industrias. También muestra bajos y bancos costeros, rutas de navegación y peligros para la navegación en el golfo de México y el Caribe.

Elkins, Virginia Occidental, 1897

Este es un mapa panorámico de Elkins, Virginia Occidental, tal como se veía en 1897. La ciudad fue desarrollada como centro ferroviario en la década de 1880 por dos empresarios y políticos: Henry Gassaway Davis (1823–1916) y Stephen Benton Elkins (1841–1911), a quien debe su nombre. Ambos fueron representantes de Virginia Occidental en el Senado de Estados Unidos. El mapa muestra la ciudad de Elkins, a orillas del río Tygart, sobre el que se extienden dos puentes: uno para el ferrocarril (junto a Railroad Avenue) y uno para peatones y otros medios de transporte (Davis Avenue). En las afueras del pueblo, se divisa un tren desplazándose por las vías del Ferrocarril Central de Virginia Occidental. El ferrocarril permitió el desarrollo exitoso de industrias relacionadas con la extracción de recursos naturales, como el carbón y la madera. El índice que aparece debajo del mapa muestra puntos de interés, como el centro ferroviario, las principales instalaciones industriales, los comercios, las escuelas, las iglesias (presbiteriana, bautista, católica, metodista, bautista afroamericana y de los Hermanos Unidos) y la ópera. El mapa panorámico era una forma cartográfica muy utilizada para representar ciudades y pueblos de los Estados Unidos y Canadá a finales del siglo XIX y comienzos del XX. También conocidas como vistas aéreas o mapas en perspectiva, estas obras representan las ciudades como si se las mirara desde arriba, en un ángulo oblicuo. Los mapas, que no suelen estar dibujados a escala, muestran el trazado de las calles, edificios individuales y las principales características del paisaje en perspectiva. Este mapa es de Thaddeus Mortimer Fowler (1842–1922), uno de los más prolíficos realizadores de mapas panorámicos. Fowler nació en Lowell, Massachusetts, y luchó en la guerra civil estadounidense, en la que fue herido. Después de trabajar para un tío que era fotógrafo, fundó su propia empresa de mapas panorámicos en 1870. En el transcurso de una larga carrera, Fowler hizo mapas panorámicos de ciudades en 21 estados y de partes de Canadá.