Arabia y el Corán. (El origen y la naturaleza del islam). Un estudio histórico

Este libro es un estudio de Arabia, el Corán y el islam, cuyo autor es el erudito ruso Nikolaĭ Petrovich Ostroumov (1846-1930). Antes del texto principal, Ostroumov relata sus experiencias en las décadas de 1860 y 1870, cuando era estudiante del departamento de lucha contra musulmanes del seminario teológico de Kazán, donde estudió lenguas tártaras y árabes, y cultura musulmana. En esa época, el gobierno de la región de Kazán, poblada por tártaros y otros grupos étnicos musulmanes, permitía enseñar la lengua tártara en las escuelas a los tártaros bautizados y utilizarla en las iglesias ortodoxas. Una de las misiones del seminario era formar funcionarios públicos que se desempeñaran como administradores en las regiones rusas de Asia central, donde un alto porcentaje de la población era musulmana. Muchos musulmanes bautizados seguían inclinándose hacia el islam y, en realidad, conocían y entendían poco las enseñanzas cristianas. La población tártara local no tenía muchos conocimientos del idioma tártaro formal. En las clases del seminario, se traducían textos religiosos cristianos al tártaro vernáculo, y los estudiantes del seminario aprendían el lenguaje coloquial. El cuerpo principal del texto está dividido en nueve capítulos, que incluyen una introducción y capítulos sobre la geografía de Arabia, la historia de la antigua Arabia, los antiguos habitantes de Arabia, la vida doméstica y social de los antiguos árabes, su carácter y sus costumbres, sus creencias religiosas, las sectas judías y cristianas que influyeron en las enseñanzas del Corán, el árabe como la lengua del Corán y la personalidad del profeta Mahoma. Ostroumov considera que la hostilidad hacia los no musulmanes es una característica del islam, que se reflejó en las primeras enseñanzas y se manifestó en sucesos recientes, como la masacre de muchos miles de armenios perpetrada por los turcos otomanos en la década de 1890.

Tratado de poesía árabe

Tratado de la poesía árabe es una obra de Emilio Álvarez Sanz y Tubau, traductor e intérprete empleado por el alto comisionado que ejercía la autoridad administrativa del protectorado español de Marruecos. En su juventud, Álvarez Sanz vivió en Tánger y se destacó como estudiante de árabe. Más tarde, perfeccionó su conocimiento de la ley musulmana y la lengua árabe en el seminario universitario de la orden maronita en Beirut. En junio de 1912, obtuvo la certificación de traductor e intérprete, lo que le permitió hacer carrera en el servicio diplomático español. Tratado de la poesía árabe fue publicado en Tetuán en 1919 y fue dedicado al príncipe Mulay al-Mahdi bin Ismail. El libro comienza con una explicación general de los orígenes y la historia de la poesía árabe. Álvarez Sanz traza la evolución de la poesía árabe desde la prosa simple rimada original y los rayes (poemas con rima cada dos versos) hasta las formas complejas de la poesía clásica en cuatro períodos distintos: Yahilium (preislámico), Mujdramun (primer período, o período islámico), Mualidun (segundo período después del islam) y Muhadazun (tercer período, que abarca la época del autor). Describe la importancia de los zocos (ferias de poesía que se llevaban a cabo en diferentes estaciones, como Ukaz), explora la preferencia por la poesía declamada o cantada por sobre la escrita, y analiza el amor como un motivo constante en la poesía árabe. El libro consta de cinco partes: 1. composición del verso y arte de la métrica (se muestran 16 formas), 2. métricas modernas (nueve formas), 3. folclore, o canciones y cantos populares, 4. enigmas y logogrifos (composiciones poéticas especiales realizadas con palabras intrincadas o frases entrelazadas) y 5. una selección de ejemplos de «poesía oriental» con poemas completos que muestran el virtuosismo de los artistas árabes.

Los caballos del Sahara y las costumbres del desierto

Les chevaux du Sahara et les mœurs du désert (Los caballos del Sahara y las costumbres del desierto) es un estudio de los caballos de África septentrional, que está acompañado de una reseña etnográfica que el autor elabora a partir de su residencia en Argelia y de las reflexiones de ‘Abd al-Qadir al-Jaza’iri, emir de Muaskar (1808-1883). El libro es obra del general Eugène Daumas (1803-1871), un soldado galo que participó en la conquista francesa de Argelia. La primera mitad del volumen se ocupa del caballo bereber, sus diferencias con el caballo árabe y los detalles de sus usos, cuidados y cría. Debido a que el autor era, ante todo, un oficial de caballería, analiza en profundidad las virtudes del caballo bereber como montura militar. La segunda mitad del volumen está dedicada a los usos y las costumbres de los habitantes de África septentrional, es decir, los bereberes o, como los llama Daumas, «los habitantes de las tiendas de campaña». Esta sección no constituye una etnografía integral o académica. Es más bien una colección de observaciones, folclore, proverbios y tradiciones ecuestres que describen la forma en que las tribus hacen la guerra y consiguen la paz, cazan y crían caballos, camellos y ovejas. En este volumen, Daumas complementa sus propias observaciones con el testimonio de ‘Abd al-Qadir al-Jaza’iri, a quien consultaba por correspondencia. ‘Abd al-Qadir al-Jaza’iri participó de las fuerzas que combatían la ocupación francesa de su país. Fue capturado y posteriormente excarcelado, y pasó el resto de su vida en Bursa, Turquía, y en Damasco, Siria. Gracias a sus escritos, a su carisma personal y, en particular, a su defensa de la población cristiana durante los levantamientos de 1860, adquirió una reputación de tolerancia que aún persiste en Europa y Oriente Medio. El libro apareció por primera vez en 1851. Luego, se publicaron diversas ediciones en francés y en alemán. La edición que se exhibe aquí fue publicada en 1862.

Lobos marinos en la isla de Saint Paul, mar de Bering, Alaska. 9 de julio de 1899

Esta imagen pertenece al álbum de fotografías que compiló Albert K. Fisher (1856−1948) para documentar la expedición de Harriman a las costas de Alaska entre junio y julio de 1899. Fisher fue un ornitólogo y zoólogo especializado en vertebrados. Además de participar en la expedición de Harriman, se unió a numerosas expediciones científicas al oeste de los Estados Unidos. Entre las más importantes, se cuentan la expedición al valle de la Muerte en 1891 y los relevamientos biológicos realizados en California, Nevada, el territorio de Arizona (incluido Nuevo México), Utah y algunas áreas de otros estados del oeste en 1892. Esta fotografía es una de las 386 reunidas en un álbum de 127 páginas, que se conserva en el archivo de Albert K. Fisher en la Biblioteca del Congreso. El fotógrafo principal de la expedición fue Edward Curtis (1868‒1952). El álbum también contiene imágenes tomadas por otros fotógrafos y científicos, como Clinton Hart Merriam, W. H. Averell, Edwin Chapin Starks, Grove Karl Gilbert, Walter Devereux y el mismo Fisher. La expedición, o «universidad flotante» como se la llamó entonces, fue financiada por el magnate de los ferrocarriles Edward H. Harriman (1848–1909). Además del propio Harriman, participaron de ella famosos científicos, naturalistas, artistas, escritores y fotógrafos. Los resultados de las investigaciones científicas y etnológicas de la expedición fueron recopilados en 13 volúmenes que se publicaron entre 1901 y 1914. Si bien la mayor parte de las imágenes del álbum corresponden a la costa de Alaska, a la isla de Kodiak y a las Aleutianas, también contiene escenas tomadas al comienzo de la expedición en Wyoming, en Idaho, en el río Snake (en su recorrido por Oregón) y en la Columbia Británica. A su vez, ofrece vistas de la bahía de la Providencia (o bahía Plover), en Siberia, que la expedición visitó brevemente en julio de 1899.

Tundra en la isla Hall, mar de Bering, Alaska. 14 de julio de 1899

Esta imagen pertenece al álbum de fotografías que compiló Albert K. Fisher (1856−1948) para documentar la expedición de Harriman a las costas de Alaska entre junio y julio de 1899. Fisher fue un ornitólogo y zoólogo especializado en vertebrados. Además de participar en la expedición de Harriman, se unió a numerosas expediciones científicas al oeste de los Estados Unidos. Entre las más importantes, se cuentan la expedición al valle de la Muerte en 1891 y los relevamientos biológicos realizados en California, Nevada, el territorio de Arizona (incluido Nuevo México), Utah y algunas áreas de otros estados del oeste en 1892. Esta fotografía es una de las 386 reunidas en un álbum de 127 páginas, que se conserva en el archivo de Albert K. Fisher en la Biblioteca del Congreso. El fotógrafo principal de la expedición fue Edward Curtis (1868‒1952). El álbum también contiene imágenes tomadas por otros fotógrafos y científicos, como Clinton Hart Merriam, W. H. Averell, Edwin Chapin Starks, Grove Karl Gilbert, Walter Devereux y el mismo Fisher. La expedición, o «universidad flotante» como se la llamó entonces, fue financiada por el magnate de los ferrocarriles Edward H. Harriman (1848–1909). Además del propio Harriman, participaron de ella famosos científicos, naturalistas, artistas, escritores y fotógrafos. Los resultados de las investigaciones científicas y etnológicas de la expedición fueron recopilados en 13 volúmenes que se publicaron entre 1901 y 1914. Si bien la mayor parte de las imágenes del álbum corresponden a la costa de Alaska, a la isla de Kodiak y a las Aleutianas, también contiene escenas tomadas al comienzo de la expedición en Wyoming, en Idaho, en el río Snake (en su recorrido por Oregón) y en la Columbia Británica. A su vez, ofrece vistas de la bahía de la Providencia (o bahía Plover), en Siberia, que la expedición visitó brevemente en julio de 1899.

Vivienda yupik cerca de la bahía de la Providencia (bahía Plover), Siberia

Esta imagen pertenece al álbum de fotografías que compiló Albert K. Fisher (1856−1948) para documentar la expedición de Harriman a las costas de Alaska entre junio y julio de 1899. Fisher fue un ornitólogo y zoólogo especializado en vertebrados. Además de participar en la expedición de Harriman, se unió a numerosas expediciones científicas al oeste de los Estados Unidos. Entre las más importantes, se cuentan la expedición al valle de la Muerte en 1891 y los relevamientos biológicos realizados en California, Nevada, el territorio de Arizona (incluido Nuevo México), Utah y algunas áreas de otros estados del oeste en 1892. Esta fotografía es una de las 386 reunidas en un álbum de 127 páginas, que se conserva en el archivo de Albert K. Fisher en la Biblioteca del Congreso. El fotógrafo principal de la expedición fue Edward Curtis (1868‒1952). El álbum también contiene imágenes tomadas por otros fotógrafos y científicos, como Clinton Hart Merriam, W. H. Averell, Edwin Chapin Starks, Grove Karl Gilbert, Walter Devereux y el mismo Fisher. La expedición, o «universidad flotante» como se la llamó entonces, fue financiada por el magnate de los ferrocarriles Edward H. Harriman (1848–1909). Además del propio Harriman, participaron de ella famosos científicos, naturalistas, artistas, escritores y fotógrafos. Los resultados de las investigaciones científicas y etnológicas de la expedición fueron recopilados en 13 volúmenes que se publicaron entre 1901 y 1914. Si bien la mayor parte de las imágenes del álbum corresponden a la costa de Alaska, a la isla de Kodiak y a las Aleutianas, también contiene escenas tomadas al comienzo de la expedición en Wyoming, en Idaho, en el río Snake (en su recorrido por Oregón) y en la Columbia Británica. A su vez, ofrece vistas de la bahía de la Providencia (o bahía Plover), en Siberia, que la expedición visitó brevemente en julio de 1899.

Lobos marinos en la isla de Saint Paul, mar de Bering, Alaska. 9 de julio de 1899

Esta imagen pertenece al álbum de fotografías que compiló Albert K. Fisher (1856−1948) para documentar la expedición de Harriman a las costas de Alaska entre junio y julio de 1899. Fisher fue un ornitólogo y zoólogo especializado en vertebrados. Además de participar en la expedición de Harriman, se unió a numerosas expediciones científicas al oeste de los Estados Unidos. Entre las más importantes, se cuentan la expedición al valle de la Muerte en 1891 y los relevamientos biológicos realizados en California, Nevada, el territorio de Arizona (incluido Nuevo México), Utah y algunas áreas de otros estados del oeste en 1892. Esta fotografía es una de las 386 reunidas en un álbum de 127 páginas, que se conserva en el archivo de Albert K. Fisher en la Biblioteca del Congreso. El fotógrafo principal de la expedición fue Edward Curtis (1868‒1952). El álbum también contiene imágenes tomadas por otros fotógrafos y científicos, como Clinton Hart Merriam, W. H. Averell, Edwin Chapin Starks, Grove Karl Gilbert, Walter Devereux y el mismo Fisher. La expedición, o «universidad flotante» como se la llamó entonces, fue financiada por el magnate de los ferrocarriles Edward H. Harriman (1848–1909). Además del propio Harriman, participaron de ella famosos científicos, naturalistas, artistas, escritores y fotógrafos. Los resultados de las investigaciones científicas y etnológicas de la expedición fueron recopilados en 13 volúmenes que se publicaron entre 1901 y 1914. Si bien la mayor parte de las imágenes del álbum corresponden a la costa de Alaska, a la isla de Kodiak y a las Aleutianas, también contiene escenas tomadas al comienzo de la expedición en Wyoming, en Idaho, en el río Snake (en su recorrido por Oregón) y en la Columbia Británica. A su vez, ofrece vistas de la bahía de la Providencia (o bahía Plover), en Siberia, que la expedición visitó brevemente en julio de 1899.

Lobos marinos en la isla de Saint Paul, mar de Bering, Alaska. 9 de julio de 1899

Esta imagen pertenece al álbum de fotografías que compiló Albert K. Fisher (1856−1948) para documentar la expedición de Harriman a las costas de Alaska entre junio y julio de 1899. Fisher fue un ornitólogo y zoólogo especializado en vertebrados. Además de participar en la expedición de Harriman, se unió a numerosas expediciones científicas al oeste de los Estados Unidos. Entre las más importantes, se cuentan la expedición al valle de la Muerte en 1891 y los relevamientos biológicos realizados en California, Nevada, el territorio de Arizona (incluido Nuevo México), Utah y algunas áreas de otros estados del oeste en 1892. Esta fotografía es una de las 386 reunidas en un álbum de 127 páginas, que se conserva en el archivo de Albert K. Fisher en la Biblioteca del Congreso. El fotógrafo principal de la expedición fue Edward Curtis (1868‒1952). El álbum también contiene imágenes tomadas por otros fotógrafos y científicos, como Clinton Hart Merriam, W. H. Averell, Edwin Chapin Starks, Grove Karl Gilbert, Walter Devereux y el mismo Fisher. La expedición, o «universidad flotante» como se la llamó entonces, fue financiada por el magnate de los ferrocarriles Edward H. Harriman (1848–1909). Además del propio Harriman, participaron de ella famosos científicos, naturalistas, artistas, escritores y fotógrafos. Los resultados de las investigaciones científicas y etnológicas de la expedición fueron recopilados en 13 volúmenes que se publicaron entre 1901 y 1914. Si bien la mayor parte de las imágenes del álbum corresponden a la costa de Alaska, a la isla de Kodiak y a las Aleutianas, también contiene escenas tomadas al comienzo de la expedición en Wyoming, en Idaho, en el río Snake (en su recorrido por Oregón) y en la Columbia Británica. A su vez, ofrece vistas de la bahía de la Providencia (o bahía Plover), en Siberia, que la expedición visitó brevemente en julio de 1899.

Bahía de la Providencia (bahía Plover), Siberia. 11 de julio de 1899

Esta imagen pertenece al álbum de fotografías que compiló Albert K. Fisher (1856−1948) para documentar la expedición de Harriman a las costas de Alaska entre junio y julio de 1899. Fisher fue un ornitólogo y zoólogo especializado en vertebrados. Además de participar en la expedición de Harriman, se unió a numerosas expediciones científicas al oeste de los Estados Unidos. Entre las más importantes, se cuentan la expedición al valle de la Muerte en 1891 y los relevamientos biológicos realizados en California, Nevada, el territorio de Arizona (incluido Nuevo México), Utah y algunas áreas de otros estados del oeste en 1892. Esta fotografía es una de las 386 reunidas en un álbum de 127 páginas, que se conserva en el archivo de Albert K. Fisher en la Biblioteca del Congreso. El fotógrafo principal de la expedición fue Edward Curtis (1868‒1952). El álbum también contiene imágenes tomadas por otros fotógrafos y científicos, como Clinton Hart Merriam, W. H. Averell, Edwin Chapin Starks, Grove Karl Gilbert, Walter Devereux y el mismo Fisher. La expedición, o «universidad flotante» como se la llamó entonces, fue financiada por el magnate de los ferrocarriles Edward H. Harriman (1848–1909). Además del propio Harriman, participaron de ella famosos científicos, naturalistas, artistas, escritores y fotógrafos. Los resultados de las investigaciones científicas y etnológicas de la expedición fueron recopilados en 13 volúmenes que se publicaron entre 1901 y 1914. Si bien la mayor parte de las imágenes del álbum corresponden a la costa de Alaska, a la isla de Kodiak y a las Aleutianas, también contiene escenas tomadas al comienzo de la expedición en Wyoming, en Idaho, en el río Snake (en su recorrido por Oregón) y en la Columbia Británica. A su vez, ofrece vistas de la bahía de la Providencia (o bahía Plover), en Siberia, que la expedición visitó brevemente en julio de 1899.

Cabo Upright, isla de Saint Matthew, Alaska

Esta imagen pertenece al álbum de fotografías que compiló Albert K. Fisher (1856−1948) para documentar la expedición de Harriman a las costas de Alaska entre junio y julio de 1899. Fisher fue un ornitólogo y zoólogo especializado en vertebrados. Además de participar en la expedición de Harriman, se unió a numerosas expediciones científicas al oeste de los Estados Unidos. Entre las más importantes, se cuentan la expedición al valle de la Muerte en 1891 y los relevamientos biológicos realizados en California, Nevada, el territorio de Arizona (incluido Nuevo México), Utah y algunas áreas de otros estados del oeste en 1892. Esta fotografía es una de las 386 reunidas en un álbum de 127 páginas, que se conserva en el archivo de Albert K. Fisher en la Biblioteca del Congreso. El fotógrafo principal de la expedición fue Edward Curtis (1868‒1952). El álbum también contiene imágenes tomadas por otros fotógrafos y científicos, como Clinton Hart Merriam, W. H. Averell, Edwin Chapin Starks, Grove Karl Gilbert, Walter Devereux y el mismo Fisher. La expedición, o «universidad flotante» como se la llamó entonces, fue financiada por el magnate de los ferrocarriles Edward H. Harriman (1848–1909). Además del propio Harriman, participaron de ella famosos científicos, naturalistas, artistas, escritores y fotógrafos. Los resultados de las investigaciones científicas y etnológicas de la expedición fueron recopilados en 13 volúmenes que se publicaron entre 1901 y 1914. Si bien la mayor parte de las imágenes del álbum corresponden a la costa de Alaska, a la isla de Kodiak y a las Aleutianas, también contiene escenas tomadas al comienzo de la expedición en Wyoming, en Idaho, en el río Snake (en su recorrido por Oregón) y en la Columbia Británica. A su vez, ofrece vistas de la bahía de la Providencia (o bahía Plover), en Siberia, que la expedición visitó brevemente en julio de 1899.