3 de marzo de 2016

Connecticut, a partir de las mejores fuentes

Este mapa de Connecticut apareció por primera vez en el Atlas general para la edición de Carey de la Geografía mejorada de Guthrie, que se publicó en Filadelfia en 1795. El mapa fue creado «a partir de las mejores fuentes», como la información de un mapa muy detallado de 1791 por William Blodget, que fue el primer mapa oficial del estado. Amos Doolittle (1754-1832), un grabador de placas de cobre oriundo de New Haven, produjo el mapa en una escala de 7,5 millas por pulgada (12 kilómetros por 2,4 centímetros). Doolittle, un autodidacta, comenzó como joyero y platero; dio sus primeros pasos en el arte del grabado en Lexington y en Concord durante la guerra de Independencia de los Estados Unidos, en la que participó. Luego, se especializó en mapas para atlas e ilustraciones para libros. En el extremo inferior derecho del mapa, se observa una escena decorativa con el escudo y el lema de Connecticut: Qui transtulit sustinet (Él, que nos trasplantó, aún nos sostiene). Mathew Carey (1760-1839) era un inmigrante de origen irlandés que trabajó como editor en Filadelfia y se especializó en mapas, atlas y obras sobre geografía. En 1795, estuvo a cargo de confeccionar el primer atlas publicado en los Estados Unidos, el Atlas estadounidense. Los primeros editores estadounidenses, como Carey, no estaban limitados por las restricciones de los acuerdos internacionales sobre derechos de autor y reutilizaban fuentes europeas para imprimir grandes atlas y textos sobre geografía. Carey combinó los mapas europeos de William Guthrie, que se habían publicado por primera vez en Londres en 1770, con mapas actualizados de los Estados Unidos para producir la Geografía mejorada de Guthrie. Doolittle tuvo una estrecha relación laboral con Carey. El mapa forma parte de la Colección Rochambeau de la Biblioteca del Congreso, que consta de 40 mapas manuscritos, 26 mapas impresos y un atlas manuscrito que perteneció a Jean-Baptiste-Donatien de Vimeur, conde de Rochambeau (1725-1807), comandante en jefe del ejército expedicionario francés (entre 1780 y 1782) durante la Revolución estadounidense. Rochambeau usó algunos de estos mapas –que datan del período que se extiende entre 1717 y 1795– durante la guerra. Los mapas abarcan gran parte del este de América del Norte, desde Terranova y Labrador, en el norte, hasta Haití, en el sur. La colección incluye todo tipo de mapas: hay mapas de ciudades, otros en los que se representan batallas de la guerra de Independencia de los Estados Unidos y campañas militares, y mapas estatales antiguos que datan de la década de 1790.

Mapa de la península entre las bahías de Delaware y Chesapeake trazado a partir de los relevamientos más precisos. Muestra las mencionadas bahías y las costas adyacentes

John Churchman (1753-1805), un topógrafo y cartógrafo cuáquero oriundo de Nottingham, Pensilvania, produjo este mapa coloreado a mano para la Sociedad Filosófica Estadounidense, con el objeto de respaldar el proyecto de construcción de un canal entre las bahías de Delaware y Chesapeake. El área trazada abarca la península Delmarva, la bahía de Delaware y la bahía de Chesapeake. El mapa presenta con especial detalle los fondeaderos y los peligros para la navegación en los bajíos y los bancos de arena de las aguas que bañan Chesapeake y Delaware. Churchman muestra condados, pueblos y ciudades, caminos, industrias, ríos, pantanos, transbordadores y el faro del cabo Henlopen. Este mapa fue uno de los apenas siete mapas publicados por separado que se produjeron en los Estados Unidos durante la Revolución estadounidense. El mapa no tiene fecha ni lugar de origen, y es probable que se haya publicado alrededor de 1778. El nombre «Nueva Jersey Occidental», que aparece en el extremo superior derecho, remite a una división de Nueva Jersey que dejó de existir por completo en 1790. El 30 de junio de 1779, Churchman firmó un acuerdo con el grabador Daniel Few (o Tew), quien había de preparar la placa de cobre para el mapa. El 23 de julio de 1779, Churchman presentó el mapa ante la Sociedad Filosófica Estadounidense. Un comité de la Sociedad lo estudió y recomendó su publicación. El mapa forma parte de la Colección Rochambeau de la Biblioteca del Congreso, que consta de 40 mapas manuscritos, 26 mapas impresos y un atlas manuscrito que perteneció a Jean-Baptiste-Donatien de Vimeur, conde de Rochambeau (1725-1807), comandante en jefe del ejército expedicionario francés (entre 1780 y 1782) durante la Revolución estadounidense. Rochambeau usó algunos de estos mapas –que datan del período que se extiende entre 1717 y 1795– durante la guerra. Los mapas abarcan gran parte del este de América del Norte, desde Terranova y Labrador, en el norte, hasta Haití, en el sur. La colección incluye todo tipo de mapas: hay mapas de ciudades, otros en los que se representan batallas de la guerra de Independencia de los Estados Unidos y campañas militares, y mapas estatales antiguos que datan de la década de 1790.

Georgia, a partir de las fuentes más recientes

Este mapa de Georgia apareció por primera vez en el Atlas general para la edición de Carey de la Geografía mejorada de Guthrie, que se publicó en Filadelfia en 1795. Muestra el estado de Georgia y los actuales estados de Alabama y Misisipi. El mapa llega hasta el río Misisipi al oeste, partes de Florida al sur, Carolina del Sur al noreste y el «gobierno de Tennassee» al norte. Indica la ubicación de tribus indígenas como los choctaws, los cheroquis, los muskogis, los natchez y los seminolas. Este es el primer mapa en que se identifican los condados de Georgia. En realidad, el condado de Tallahassee, que aparece en la frontera con Florida, nunca existió como una entidad oficial; solo se trataba de un nombre nativo. Mathew Carey (1760-1839) era un inmigrante de origen irlandés que trabajó como editor en Filadelfia y se especializó en mapas, atlas y obras sobre geografía. En 1795, estuvo a cargo de confeccionar el primer atlas publicado en los Estados Unidos, el Atlas estadounidense. Los primeros editores estadounidenses, como Carey, no estaban limitados por las restricciones de los acuerdos internacionales sobre derechos de autor y reutilizaban fuentes europeas para imprimir grandes atlas y textos sobre geografía. Carey combinó los mapas europeos de William Guthrie, que se habían publicado por primera vez en Londres en 1770, con mapas actualizados de los Estados Unidos para producir la Geografía mejorada de Guthrie. El mapa fue grabado por William Barker (en actividad entre 1795 y 1803), que era grabador de mapas y se especializaba en la escritura con caracteres de imprenta en mayúscula. Produjo muchos mapas para el atlas de Carey de 1795. El mapa forma parte de la Colección Rochambeau de la Biblioteca del Congreso, que consta de 40 mapas manuscritos, 26 mapas impresos y un atlas manuscrito que perteneció a Jean-Baptiste-Donatien de Vimeur, conde de Rochambeau (1725-1807), comandante en jefe del ejército expedicionario francés (entre 1780 y 1782) durante la Revolución estadounidense. Rochambeau usó algunos de estos mapas –que datan del período que se extiende entre 1717 y 1795– durante la guerra. Los mapas abarcan gran parte del este de América del Norte, desde Terranova y Labrador, en el norte, hasta Haití, en el sur. La colección incluye todo tipo de mapas: hay mapas de ciudades, otros en los que se representan batallas de la guerra de Independencia de los Estados Unidos y campañas militares, y mapas estatales antiguos que datan de la década de 1790.

Un mapa de Kentucky a partir de relevamientos reales

Kentucky fue admitido en la Unión el 1 de junio de 1792 y se convirtió así en el decimoquinto estado de los Estados Unidos. En 1793, Elihu Barker creó el mapa de Kentucky más preciso hasta ese momento: Un mapa de Kentucky a partir de relevamientos reales. En él, se muestra el estado de Kentucky, junto con las zonas limítrofes del «territorio del noroeste», Virginia y el «gobierno de Tennassee». Representa las montañas del este de Kentucky y las que existen entre los ríos Cumberland y Tennessee, en el oeste de Kentucky. Asimismo, muestra los depósitos de sal de todo el estado y los principales caminos, ciudades y asentamientos. Entre las ciudades identificadas, se encuentran Washington, Charleston, Lexington, Versailles, Louisville y Stanford. En el mapa, Kentucky está dividido en nueve condados, aunque sus fronteras no están delineadas con precisión. Barker ofrece descripciones de utilidad, tales como «tierras elevadas fértiles, en las que se informa que hay cantidades de piedras con efluvios sulfurosos» y «tierra yerma y estéril». Barker grabó el mapa para Mathew Carey (1760-1839), un inmigrante de origen irlandés, que publicó el primer atlas en los Estados Unidos en 1795, el Atlas estadounidense. El mapa forma parte de la Colección Rochambeau de la Biblioteca del Congreso, que consta de 40 mapas manuscritos, 26 mapas impresos y un atlas manuscrito que perteneció a Jean-Baptiste-Donatien de Vimeur, conde de Rochambeau (1725-1807), comandante en jefe del ejército expedicionario francés (entre 1780 y 1782) durante la Revolución estadounidense. Rochambeau usó algunos de estos mapas –que datan del período que se extiende entre 1717 y 1795– durante la guerra. Los mapas abarcan gran parte del este de América del Norte, desde Terranova y Labrador, en el norte, hasta Haití, en el sur. La colección incluye todo tipo de mapas: hay mapas de ciudades, otros en los que se representan batallas de la guerra de Independencia de los Estados Unidos y campañas militares, y mapas estatales antiguos que datan de la década de 1790.

El estado de Nueva Jersey, compilado a partir de la información más fidedigna

Este mapa de Nueva Jersey apareció en el Atlas general para la edición de Carey de la Geografía mejorada de Guthrie, que se publicó en Filadelfia en 1795. El mapa abarca desde el río Delaware hasta el océano Atlántico y muestra las ciudades, los caminos y los condados más importantes, así como las montañas, los ríos y los estados fronterizos de Nueva York, Pensilvania y Delaware. También se observan los condados de Bergen, Burlington, Cape May, Cumberland, Essex, Gloucester, Hunterdon, Middlesex, Monmouth, Morris, Salem, Somerset y Sussex. El mapa fue grabado en 1795 por William Barker (en actividad entre 1795 y 1803). Samuel Lewis (1753 o 1754-1822), un dibujante oriundo de Filadelfia, trazó la «línea divisoria entre Nueva Jersey Oriental y Occidental». Trenton, que aparece en el mapa a orillas del río Delaware, al noreste de Filadelfia, se convirtió en la capital de todo el estado de Nueva Jersey en 1790. Mathew Carey (1760-1839) era un inmigrante de origen irlandés que trabajó como editor en Filadelfia y se especializó en mapas, atlas y obras sobre geografía. En 1795, estuvo a cargo de confeccionar el primer atlas publicado en los Estados Unidos, el Atlas estadounidense. Los primeros editores estadounidenses, como Carey, no estaban limitados por las restricciones de los acuerdos internacionales sobre derechos de autor y reutilizaban fuentes europeas para imprimir grandes atlas y textos sobre geografía. Carey combinó los mapas europeos de William Guthrie, que se habían publicado por primera vez en Londres en 1770, con mapas actualizados de los Estados Unidos para producir la Geografía mejorada de Guthrie. El mapa forma parte de la Colección Rochambeau de la Biblioteca del Congreso, que consta de 40 mapas manuscritos, 26 mapas impresos y un atlas manuscrito que perteneció a Jean-Baptiste-Donatien de Vimeur, conde de Rochambeau (1725-1807), comandante en jefe del ejército expedicionario francés (entre 1780 y 1782) durante la Revolución estadounidense. Rochambeau usó algunos de estos mapas –que datan del período que se extiende entre 1717 y 1795– durante la guerra. Los mapas abarcan gran parte del este de América del Norte, desde Terranova y Labrador, en el norte, hasta Haití, en el sur. La colección incluye todo tipo de mapas: hay mapas de ciudades, otros en los que se representan batallas de la guerra de Independencia de los Estados Unidos y campañas militares, y mapas estatales antiguos que datan de la década de 1790.

Campaña de 1776

Este mapa de alrededor de 1780 muestra los combates en Nueva York y en Nueva Jersey en 1776, el primer año completo de la guerra de Independencia de los Estados Unidos. En el extremo superior izquierdo, hay un mapa en recuadro en el que se puede ver la campaña del año siguiente en Filadelfia y la zona circundante. El mapa principal señala el lugar del desembarco británico en Staten Island (en preparación para la campaña de Nueva York); los movimientos de las tropas y los sitios de las batallas en Long Island, en el condado de Westchester y en la isla de Manhattan, y las ciudades y caminos en el sudeste de Nueva York y en el este de Nueva Jersey. El índice, titulado «Explicación», describe los principales acontecimientos de la campaña. Los campamentos y las escaramuzas y batallas entre las fuerzas británicas-hessianas y el ejército Continental que ocurrieron entre el 22 de agosto y el 20 de noviembre de 1776 están marcados por letras. Entre los lugares de mayor relevancia, se destacan el punto F, es decir, Vanderwater’s Height (actual Morningside Heights, Manhattan), donde triunfó la milicia colonial en septiembre de 1776, y los puntos Q y R, que marcan las victorias británicas en Fort Washington, Nueva York, el 16 de noviembre, y en Fort Lee, Nueva Jersey, el 18 de noviembre. El mapa en recuadro de la campaña de Filadelfia muestra eventos importantes que tuvieron lugar entre el desembarco británico en el río Elk el 15 de agosto de 1777 y la batalla de Germantown el 4 de octubre de ese año. El mapa forma parte de la Colección Rochambeau de la Biblioteca del Congreso, que consta de 40 mapas manuscritos, 26 mapas impresos y un atlas manuscrito que perteneció a Jean-Baptiste-Donatien de Vimeur, conde de Rochambeau (1725-1807), comandante en jefe del ejército expedicionario francés (entre 1780 y 1782) durante la Revolución estadounidense. Rochambeau usó algunos de estos mapas –que datan del período que se extiende entre 1717 y 1795– durante la guerra. Los mapas abarcan gran parte del este de América del Norte, desde Terranova y Labrador, en el norte, hasta Haití, en el sur. La colección incluye todo tipo de mapas: hay mapas de ciudades, otros en los que se representan batallas de la guerra de Independencia de los Estados Unidos y campañas militares, y mapas estatales antiguos que datan de la década de 1790.