27 de enero de 2016

Mapa de los descubrimientos hechos en la costa noroeste de América del Norte

Antonio María de Bucareli y Ursúa (1717-1779) nació en Sevilla, España. Fue capitán general de Cuba de 1766 a 1771 y virrey de Nueva España entre 1771 y 1779. Reorganizó las unidades militares españolas en el virreinato y reforzó y reconstruyó las fortificaciones a lo largo de la costa del Pacífico y en el golfo de México, con el objetivo de evitar las invasiones de otras potencias. Bucareli se interesó mucho por el extremo norte de la Nueva España. Combatió insurrecciones indias, invirtió en la fortificación de presidios y asentamientos españoles e indios, y envió expediciones para explorar y colonizar toda la zona costera de California y para vigilar las incursiones rusas. Bajo la dirección de Bucareli, Juan Francisco de la Bodega y Cuadra (1743-1794) zarpó de México y navegó a lo largo de la costa de California, donde exploró y trazó mapas de la bahía de San Francisco en 1775. Continuó su viaje rumbo al norte y tomó posesión de la costa de Alaska, incluida la isla Príncipe de Gales, en un lugar que todavía lleva el nombre del virrey Bucareli (bahía de Bucareli, el sudeste de Alaska), en nombre de España. Después de la muerte de Juan Pérez, timonel de Bodega y Cuadra, otros miembros de la tripulación se enfermaron de escorbuto, y la expedición no pudo trazar mapas de las nuevas regiones que había explorado. Como España no pudo plasmar sus descubrimientos en mapas, sus nuevas posesiones carecieron de reconocimiento internacional. Este mapa en pluma y tinta muestra los descubrimientos hechos por los españoles en la costa de América del Norte. Es una copia de 1792 de un mapa original que representa la costa del Pacífico desde las islas Aleutianas hasta Acapulco, y hacia el oeste hasta las islas Sándwich (islas hawaianas). El mapa muestra costas, asentamientos, presidios y misiones.

Panorama de Salt Lake City, que muestra el Templo de Salt Lake y la cordillera Wasatch

Esta fotografía aérea panorámica de 1910 muestra el Templo de Salt Lake y una parte de la Manzana del Templo en primer plano, rodeada por un muro. Asimismo, se ven otras partes de Salt Lake City y la cordillera Wasatch de las Montañas Rocosas en el fondo. El Templo de Salt Lake fue construido en un sitio escogido por Brigham Young (1801-1877), uno de los primeros líderes mormones. Young fue quien encabezó la migración de los mormones hacia el oeste, a una zona en la actual Utah que él llamó Deseret. En 1851 Young se convirtió en el primer gobernador del territorio de Utah. El templo fue consagrado en 1893, después de 40 años de construcción. El famoso Tabernáculo de Salt Lake, que se terminó en 1867, es la estructura rectangular abovedada que se puede ver detrás del templo. En el extremo superior izquierdo puede verse la Sala de la Asamblea, construida en 1882. En primer plano, en la esquina inferior izquierda, puede verse el Monumento a Brigham Young, construido para la Feria Mundial de Chicago en 1893 y posteriormente trasladado a Salt Lake City. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (también conocida como la iglesia mormona) fue establecida en 1830 en Nueva York por Joseph Smith, hijo (1805-1844); está basada en una revelación que Smith afirmó haber recibido de Dios y de Cristo. Smith y sus seguidores huyeron de los airados opositores, primero a Ohio, luego a Missouri y finalmente a Illinois donde, en 1844, las turbas mataron a Smith y a su hermano. Para escapar a esta persecución, los mormones decidieron trasladarse de nuevo, esta vez hacia el Lejano Oeste. Los mormones llegaron al valle de Salt Lake en 1847; fueron los primeros colonos blancos en la Gran Cuenca. Las relaciones con otros colonos y con el gobierno federal fueron inestables durante décadas. Los mormones rápidamente construyeron colonias modelo basadas en granjas productivas y comunidades autosuficientes. Estas colonias atrajeron un flujo continuo de inmigrantes, y Salt Lake City se convirtió en la capital mormona y en un importante centro de transporte de cargas y de personas del Oeste.

Viaje a Klondyke: un juego divertido e instructivo

La fiebre del oro de Klondike de 1898 resultó ser uno de los más grandes frenesíes de la historia. Decenas de miles de buscadores de todo el mundo se trasladaron al norte de Alaska y al Yukón en una febril búsqueda de fortuna. Este juego, «Viaje a Klondyke», fue creado en 1897 sobre la base de los informes periodísticos acerca de los grandes descubrimientos de oro iniciales en el Yukón y anticipando la fiebre. El juego ocupó un lugar destacado en el New York Journal del 12 de diciembre de 1897. Fue producido por la Klondyke Game Company de San Francisco, posiblemente para venderlo entre los muchos buscadores que pasarían por el puerto de San Francisco de camino a Alaska y al Yukón. El juego se basaba en los mitos que rodeaban la fiebre del oro, así como en las realidades políticas en el extremo norte. El área de juego del mapa abarca partes de tres países: el Yukón en Canadá (que aparece aquí como el Territorio Noroeste británico, ya que el territorio del Yukón se estableció recién en 1898, en gran parte como consecuencia de la fiebre del oro de Klondike), el territorio estadounidense de Alaska y la Siberia rusa. Las reglas del juego eran simples y se destacan en un recuadro debajo del mapa. Los jugadores debían girar un par de veces con los ojos vendados y colocar una chincheta en el mapa. Si daban con una pepita de oro o caían dentro de un círculo que decía «cobrar» en los Estados Unidos (Alaska), podían ganar la cantidad que aparecía en la pepita o dentro del círculo. Si daban con oro en Canadá, se le descontaba al jugador el 20 por ciento de las ganancias, supuestamente para cubrir impuestos canadienses, que eran mayores. Si colocaban la chincheta en Siberia, los jugadores perdían todo en manos del Gobierno, ya que aparentemente el Estado ruso se quedaba con todos los ingresos de los descubrimientos minerales en la zona. La diana es Dawson City, situada a la vera del río Klondike en el Yukón, cerca de donde se realizó el descubrimiento de oro de mayor importancia. En las circunferencias que la rodean se pueden apreciar ciudades, ríos, cordilleras, masas de agua, algunas imágenes de los exploradores, esquimales, caribúes, osos, focas, pingüinos (por error) y bosques.

Mapa de Millroy de Alaska y de las minas de oro de Klondike

La fiebre del oro de Klondike de 1898 comenzó verdaderamente a los 18 meses de un gran descubrimiento de oro en Bonanza Creek, un afluente del río Klondike cerca de Dawson City, Canadá. J. J. Millroy, un cartógrafo de Salt Lake City, creó esta guía de los campos de oro de Klondike en 1897 utilizando información de estudios públicos y privados. El mapa fue diseñado para ser utilizado por los numerosos mineros que pronto llegarían al Yukón provenientes del mundo entero. Muestra las principales rutas hacia los campos de oro de Klondike (en rojo), además de las rutas de Chilkoot, Chilkat, el río Copper, el río Yukón, el río Taku y el río Stikine. También se destacan las principales rutas de navegación y la distancia exacta en millas desde San Francisco y Seattle hasta Juneau y varios otros puntos en Alaska que ofrecían el mejor acceso a las rutas interiores que conducían a los campos de oro de Klondike. El mapa también muestra cordilleras con elevaciones marcadas en pies, masas de agua y pueblos y ciudades importantes de Alaska y Canadá. El margen izquierdo del mapa contiene información práctica sobre el clima, el tiempo y advertencias sobre una serie de enfermedades regionales. También enumera el material específico necesario –como las tiendas de campaña, las mantas, la ropa y las máquinas estándar requeridas– y su costo para equipar a dos hombres durante un año en el Yukón. Entre los artículos adicionales sugeridos hay muchas medicinas comunes del siglo XIX, como el hamamelis y el clorato de potasio. También se proporciona información sobre las tarifas, aranceles y cargos aduaneros que los recaudadores de impuestos de los Estados Unidos y Canadá solían aplicar a los buscadores en los puertos y pasos fronterizos.

Libro de las cartas gráficas de los ríos Yukón y Stewart, 1913 a 1950

Aquí se presenta un libro con 117 mapas manuscritos de los ríos Yukón y Stewart, en Canadá y en Alaska. Ralph W. Newcomb, que fue piloto guía de estos ríos durante muchos años, trazó estos mapas entre 1913 y 1950. Los mapas, originalmente parte de un cuaderno de hojas sueltas, muestran los peligros en los ríos, como las corrientes rápidas, los remolinos, las barras de barro y las curvas cerradas. También indican puntos de referencia a lo largo de las orillas, como deslizamientos de rocas, glaciares, zonas boscosas y elementos que evidencian la presencia del hombre tales como cabañas abandonadas, ruedas de carro y relaves de las actividades mineras. El río Yukón atraviesa el territorio canadiense del Yukón y se adentra en Alaska, cubriendo 3185 kilómetros, antes de desembocar en el mar de Bering. El río Stewart nace en los montes Mackenzie, en el centro del Yukón, y recorre más de 530 kilómetros hacia el oeste antes de desembocar en el río Yukón al sur de Dawson City, territorio del Yukón. Los mapas están acompañados de una carta mecanografiada a George H. Wallace, que describe el trabajo de los timoneles en los ríos Yukón y Stewart.

Mapas para seguro contra incendios de Sitka, Alaska

Aquí se muestra un mapa para seguro contra incendios de Sitka, Alaska, producido por la Sanborn Map Company en 1914. A partir de 1867, cuando ya había acabado la Guerra Civil estadounidense, la Sanborn Map Company comenzó a publicar este tipo de mapas para miles de municipalidades en todo el territorio de los Estados Unidos. El mapa muestra los edificios entonces existentes en Sitka, Alaska, subdivididos por la sección de la ciudad en la que se emplazaban e indicando el tipo de construcción (estructura, ladrillo, piedra, hierro o adobe) con un código de colores que aparece en la referencia. En la esquina superior izquierda, un mapa en recuadro muestra la escuela para indios Sheldon Jackson (que más tarde fue el Sheldon Jackson College), llamada así en honor al ministro presbiteriano y misionero Sheldon Jackson (1834-1909). El mapa también incluye información sobre la ubicación y el estado actualizado del personal del cuerpo de bomberos municipal, y el tipo y la capacidad de almacenamiento de los equipos utilizados para la extinción de incendios. El mapa ofrece información sobre los diferentes períodos históricos en el desarrollo de la ciudad de Sitka, y señala que las estructuras de la época rusa y las residencias nativas norteamericanas estaban mejor construidas y eran más resistentes al fuego que los edificios más recientes de los colonos blancos, provenientes de los Estados Unidos, que llegaron después de la compra de Alaska en 1867. Cada parte del mapa está orientada hacia el norte. Los mapas de Sanborn eran notables por detalles como estos, que iban más allá de la mera disposición de las calles y los edificios de la ciudad. Por esta razón, se han convertido en un recurso valioso para la investigación histórica sobre las comunidades de todos los Estados Unidos.