Refugiados judíos viviendo en condiciones de hacinamiento

Esta fotografía muestra a un grupo de refugiados, entre los que hay niños pequeños y personas mayores, compartiendo una habitación en un edificio en Friedrichstadt (actual Jaunjelgava), Letonia. Friedrichstadt había sido un shtetl (poblado) en la Empalizada de Asentamiento. Antes de la Primera Guerra Mundial, la población judía de la ciudad, que contaba con 6500 habitantes, ascendía a 3200; a finales de la guerra, de una población total de 2000 personas, la población judía se había reducido a 800 habitantes. El Comité de Distribución Conjunta de Fondos Estadounidenses para Víctimas de Guerra Judías (que más tarde pasó a llamarse Comité de Distribución Conjunta Judío Estadounidense y que en ambos casos se abrevia como JDC, por sus siglas en inglés), una organización de ayuda humanitaria, envió a uno de sus inspectores a investigar las condiciones en Friedrichstadt en diciembre de 1920. Su informe señalaba que entre el 90 y el 95 por ciento de las viviendas particulares habían sido destruidas. Los residentes que habían huido durante la guerra estaban regresando a sus hogares pero no tenían dónde vivir. El informe describe a «32 personas amontonadas junto con su equipaje y todas sus pertenencias en una habitación de 15 pies de largo y 10 pies de ancho [4,57 metros por 3,05 metros]... el aire era sofocante y pesado... Dos de los [niños] tenían escarlatina, y uno murió en el mismo día en que se hizo esta investigación». El JDC fue fundado por judíos estadounidenses de la ciudad de Nueva York para ayudar a los judíos indigentes en Europa y Palestina afectados por la Primera Guerra Mundial. La fotografía pertenece a los archivos del JDC, que contienen documentos, fotografías, películas, videos, relatos orales y objetos que dan testimonio del trabajo de la organización desde la Primera Guerra Mundial hasta la actualidad. Desde 1914, el JDC ha operado como una organización humanitaria mundial en más de 90 países.

Refugiados huérfanos en un hogar para niños en Kiev

Este orfanato en Kiev, Ucrania, acogía a los niños, sobre todo de las pequeñas ciudades, que habían sobrevivido a los pogromos (motines antijudíos) de mayo de 1920. En los años inmediatamente posteriores a la Revolución rusa y hasta el final de la Guerra Civil rusa, los territorios en disputa del antiguo Imperio ruso sufrieron repetidas invasiones de fuerzas ucranianas, bolcheviques y polacas. Durante este período de agitación política hubo muchos pogromos, y las enfermedades y el hambre arreciaban. En Ucrania, cientos de miles de niños se quedaron sin padres u hogares. A raíz de semejante violencia, los primeros esfuerzos para proporcionar ayuda fueron manejados por organizaciones regionales como el Comité Judío de Ayuda a Víctimas de la Guerra (EKOPO), a través de la financiación proveniente del Comité de Distribución Conjunta de Fondos Estadounidenses para Víctimas de Guerra Judías (que más tarde pasó a llamarse Comité de Distribución Conjunta Judío Estadounidense y que en ambos casos se abrevia como JDC, por sus siglas en inglés). El JDC, una organización humanitaria, fue creado en los Estados Unidos al comienzo de la Primera Guerra Mundial para proporcionar ayuda a los judíos en el extranjero que padecían privaciones y sufrimiento. El JDC brindó apoyo a hogares para huérfanos, tanto institucionales como privados, en Ucrania, Rusia y otros países en guerra. La fotografía pertenece a los archivos del JDC, que contienen documentos, fotografías, películas, videos, relatos orales y objetos que dan testimonio del trabajo de la organización desde la Primera Guerra Mundial hasta la actualidad.

Mujeres comerciantes reciben ayuda del Comité de Distribución Conjunta para comenzar su negocio

A causa de la Primera Guerra Mundial, y de la posterior guerra ruso-polaca de 1919 a 1920, los comercios de los vendedores ambulantes de aldeas en grandes franjas de Europa del Este quedaron arruinados. Los préstamos sin intereses para los pequeños comercios les dieron la posibilidad de comenzar de nuevo. Es el caso de las mujeres comerciantes en esta fotografía de una agencia de noticias, que vendían mercancías en las calles de Brest-Litovsk, Polonia (Brisk, en ídish; actual Brest, Bielorrusia). El Comité de Distribución Conjunta de Fondos Estadounidenses para Víctimas de Guerra Judías (que más tarde pasó a llamarse Comité de Distribución Conjunta Judío Estadounidense y que en ambos casos se abrevia como JDC, por sus siglas en inglés), una organización humanitaria que proporcionó ayuda durante la guerra y apoyo en la reconstrucción en posguerra, otorgaba estos préstamos. El JDC se formó en 1914 con la misión de enviar ayuda, como alimentos, ropa, medicamentos, fondos y suministros de emergencia, a los judíos de Europa. Tras su paso, la guerra dejó muchas otras catástrofes —pogromos, epidemias, hambrunas, revolución y ruina económica— y, después de la guerra, el JDC siguió desempeñando un papel importante en la reconstrucción de las comunidades judías devastadas de Europa del Este y en la asistencia de los judíos en Palestina. La fotografía pertenece a los archivos del JDC, que contienen documentos, fotografías, películas, videos, relatos orales y objetos que dan testimonio del trabajo de la organización desde la Primera Guerra Mundial hasta la actualidad. Desde sus comienzos, el JDC ha proporcionado ayuda y asistencia social en más de 90 países.

Edificios en ruinas en Siret, Rumanía

Esta fotografía muestra a los residentes judíos en Siret, una ciudad en el noreste de Rumanía cerca de la frontera con Ucrania, de pie delante de un edificio en ruinas programado para su reconstrucción. Siret estaba situada en la región de Bucovina, que fue anexada a Rumanía después de la Primera Guerra Mundial y de la caída del Imperio austro-húngaro. Siret tenía una población judía relativamente grande que apoyaba una serie de asociaciones filantrópicas comunales. Durante este período, el apoyo extranjero era provisto por el Comité de Distribución Conjunta de Fondos Estadounidenses para Víctimas de Guerra Judías (que más tarde pasó a llamarse Comité de Distribución Conjunta Judío Estadounidense y que en ambos casos se abrevia como JDC, por sus siglas en inglés), una organización humanitaria creada para brindar ayuda en tiempos de guerra a las comunidades judías afectadas. Esta fotografía es de un álbum que documenta el trabajo del JDC en Bucovina, que incluyo un préstamo para la reconstrucción de esta estructura. Después de la Primera Guerra Mundial, el foco de la actividad del JDC en Rumanía era fomentar la reconstrucción en lugar de limitarse a prestar ayuda. Desde su fundación en 1914, el JDC ha operado como una organización humanitaria mundial en más de 90 países suministrando alimentos, ropa, medicinas, cuidados infantiles, capacitación laboral y asistencia a los refugiados. Los archivos del JDC contienen documentos, fotografías, películas, videos, relatos orales y objetos que dan testimonio del trabajo de la organización desde la Primera Guerra Mundial hasta la actualidad.

Casa en ruinas en Suceava, Rumanía

Esta fotografía muestra a un hombre posando delante de una casa en Suceava, que fue destruida durante la Primera Guerra Mundial. Alrededor de un tercio de la población de Suceava (actual noreste de Rumanía, hasta 1918 en el sur de Bucovina, parte del Imperio austro-húngaro) era judía. La comunidad judía apoyó una serie de asociaciones filantrópicas comunales y fue la sede de varias organizaciones regionales. Durante este período, el apoyo extranjero era provisto por el Comité de Distribución Conjunta de Fondos Estadounidenses para Víctimas de Guerra Judías (que más tarde pasó a llamarse Comité de Distribución Conjunta Judío Estadounidense y que en ambos casos se abrevia como JDC, por sus siglas en inglés). Esta fotografía es de un álbum que documenta el trabajo del JDC en Bucovina, que incluyó un préstamo para la reconstrucción de esta casa. En esta época, el foco de la actividad del JDC en Rumanía era fomentar la reconstrucción en lugar de limitarse a prestar ayuda. El JDC se formó en 1914 con la misión de enviar ayuda, como alimentos, ropa, medicamentos, fondos y suministros de emergencia, a los judíos de Europa. Tras su paso, la guerra dejó muchas otras catástrofes —pogromos, epidemias, hambrunas, revolución y ruina económica— y, después de la guerra, el JDC siguió desempeñando un papel importante en la reconstrucción de las comunidades judías devastadas de Europa del Este y en la asistencia de los judíos en Palestina. La fotografía pertenece a los archivos del JDC, que contienen documentos, fotografías, películas, videos, relatos orales y objetos que dan testimonio del trabajo de la organización desde la Primera Guerra Mundial hasta la actualidad.

Niños en un comedor comunitario público en Rowne, Polonia

Esta fotografía muestra a un grupo de niños judíos pobres, descalzos, sosteniendo unos cacharros, a la espera de recibir comida en un comedor comunitario en Rowne, Polonia (hoy Rovno o Rivne, Ucrania). Incluso después de que la destrucción y dislocación de la Primera Guerra Mundial llegara a su fin, la situación de los judíos de Europa del Este siguió siendo desoladora. La guerra civil en Rusia y la guerra ruso-polaca de 1919 a 1920 causaron nuevas dificultades; para los judíos estaba el peligro adicional de numerosos pogromos. El hambre y las enfermedades se habían generalizado y la economía estaba en ruinas. Los niños, varios cientos de miles de ellos huérfanos, eran especialmente vulnerables. El Comité de Distribución Conjunta de Fondos Estadounidenses para Víctimas de Guerra Judías (que más tarde pasó a llamarse Comité de Distribución Conjunta Judío Estadounidense y que en ambos casos se abrevia como JDC, por sus siglas en inglés), una organización humanitaria, aprovechó sus recursos colaborando con grupos locales y regionales para ayudar a proveer comida, ropa, atención médica y educación a los más necesitados. La fotografía fue tomada por Max J. Colton, un médico que fue parte del primer equipo médico del JDC. Colton tomó esta fotografía y otras para documentar el trabajo de la unidad médica y las comunidades en las que trabajó. El JDC fue fundado por judíos estadounidenses de la ciudad de Nueva York para ayudar a los judíos indigentes en Europa y Palestina afectados por la Primera Guerra Mundial. Desde 1914, ha operado como una organización humanitaria mundial en más de 90 países. La fotografía pertenece a los archivos del JDC, que contienen documentos, fotografías, películas, videos, relatos orales y objetos que dan testimonio del trabajo de la organización desde la Primera Guerra Mundial hasta la actualidad.

La justicia pone de manifiesto la tragedia de los judíos

En una campaña publicitaria nacional, que comenzó en el apogeo de la Primera Guerra Mundial, los líderes judíos de Estados Unidos mostraron al público de su país la magnitud del sufrimiento en el extranjero y la necesidad de esfuerzos de ayuda de un alcance sin precedentes. La población de todos los credos y procedencias se hizo eco del mensaje: prestaron su apoyo a la causa de los judíos y, juntos, lograron recaudar grandes sumas de dinero. En 1914 se formó el Comité de Distribución Conjunta de Fondos Estadounidenses para Víctimas de Guerra Judías (que más tarde pasó a llamarse Comité de Distribución Conjunta Judío Estadounidense y que en ambos casos se abrevia como JDC, por sus siglas en inglés). Su misión era enviar ayuda, como alimentos, ropa, medicamentos, fondos y suministros de emergencia a los judíos de Europa afectados por la guerra. Tras su paso, la guerra dejó muchas otras catástrofes —pogromos, epidemias, hambrunas, revolución y ruina económica— y, después de la guerra, el JDC siguió desempeñando un papel importante en la reconstrucción de las comunidades judías devastadas de Europa del Este y en la asistencia de los judíos en Palestina. Los carteles desempeñaron un papel vital en informar a la población judía estadounidense acerca de la profundidad de la crisis. El cartel que se muestra aquí fue producido por el Comité de Ayuda Judío Estadounidense, una de las organizaciones integrantes del JDC, y estaba dirigido a los residentes de la ciudad de Nueva York. Pertenece a los archivos del JDC, que contienen documentos, fotografías, películas, videos, relatos orales y objetos que dan testimonio del trabajo de la organización desde la Primera Guerra Mundial hasta la actualidad.

Público en una oficina de transferencias del Comité de Distribución Conjunta enviando dinero a familiares en el extranjero

Durante la Primera Guerra Mundial, los estadounidenses que tenían parientes viviendo en zonas de guerra buscaban formas de enviar ayuda a sus familias. En 1914 se formó el Comité de Distribución Conjunta de Fondos Estadounidenses para Víctimas de Guerra Judías (que más tarde pasó a llamarse Comité de Distribución Conjunta Judío Estadounidense y que en ambos casos se abrevia como JDC, por sus siglas en inglés). Su misión era enviar ayuda, como alimentos, ropa, medicamentos, fondos y suministros de emergencia a los judíos de Europa. Tras su paso, la guerra dejó muchas otras catástrofes —pogromos, epidemias, hambrunas, revolución y ruina económica— y, después de la guerra, el JDC siguió desempeñando un papel importante en la reconstrucción de las comunidades judías devastadas de Europa del Este y en la asistencia de los judíos en Palestina. En septiembre de 1915, el JDC creó una oficina especial de transferencia como vehículo para que las familias en Estados Unidos pudieran enviar fondos a sus familiares atrapados en los países devastados por la guerra. Este proyecto fue obra de Harriet Lowenstein, primera contralora del JDC, que llevó adelante la oficina por sí sola hasta que la magnitud de la demanda la obligó a contratar asistentes. Pronto el JDC abrió sucursales de la oficina en todo el país para satisfacer las crecientes necesidades de la gente que deseaba transferir fondos. Esta sucursal para la transferencia de remesas individuales estaba en el n.º 98 de la avenida Second, un barrio de la ciudad de Nueva York poblado por inmigrantes. La fotografía pertenece a los archivos del JDC, que contienen documentos, fotografías, películas, videos, relatos orales y objetos que dan testimonio del trabajo de la organización desde la Primera Guerra Mundial hasta la actualidad.

Refugiados haciendo la fila para recibir comida en Bucarest, Rumanía

Durante la Primera Guerra Mundial, los refugiados de edad avanzada, como esta mujer de 75 años recién llegada a Bucarest, eran quienes más dificultades tenían para sobrevivir al riguroso viaje hacia la seguridad. Rumanía se unió al esfuerzo bélico de los aliados a finales de agosto de 1916. Partes del país se convirtieron en territorio ocupado por el enemigo. Al igual que en grandes áreas de Europa, los hogares judíos en Rumanía y las instituciones cívicas que apoyaban la vida comunitaria fueron destruidos. Las poblaciones civiles eran tratadas como enemigos y fueron amenazadas u obligadas a huir hacia lugares aún no atrapados en el conflicto. Entre los esfuerzos iniciales de ayuda para los judíos rumanos empobrecidos por la guerra estaban los comedores populares, la distribución de ropa y zapatos para los niños y los subsidios familiares para aquellos cuyo sostén de la familia había sido reclutado en las fuerzas armadas o confinado como prisionero de guerra. Estos esfuerzos fueron organizados por el Comité de Distribución Conjunta de Fondos Estadounidenses para Víctimas de Guerra Judías (que más tarde pasó a llamarse Comité de Distribución Conjunta Judío Estadounidense y que en ambos casos se abrevia como JDC, por sus siglas en inglés), creado en la ciudad de Nueva York poco después del comienzo de la Primera Guerra Mundial. Mientras que el imperio alemán, el austro-húngaro y el ruso controlaban vastos territorios y los Estados Unidos se mantenía neutral, el trabajo de ayuda del JDC se hacía a través del Departamento de Estado de Estados Unidos y de organizaciones filantrópicas europeas establecidas, como la Asociación de Colonización Judía en Petrogrado (San Petersburgo) y la Israelitische Allianz en Viena. Una vez que los Estados Unidos entró en la guerra, se hizo mucho más difícil hacer llegar fondos y suministros para los que vivían en las regiones ocupadas por las potencias centrales. Las condiciones de posguerra se vieron exacerbadas por la guerra territorial entre Rumanía y Hungría que siguió al armisticio de noviembre de 1918. La fotografía pertenece a los archivos del JDC, que contienen documentos, fotografías, películas, videos, relatos orales y objetos que dan testimonio del trabajo de la organización desde la Primera Guerra Mundial hasta la actualidad.

Niños comiendo en la escuela de Mendele en Bialystok, Polonia

En Polonia, las escuelas y guarderías infantiles eran un canal eficaz para proporcionar alimento a los niños durante la Primera Guerra Mundial y los años de la posguerra, un período de hambruna rampante. Es probable que la escuela comunitaria de Mendele, perteneciente a la Unión de la Juventud Judía de Białystok, fuera parte del Hogar y Orfanato para Niños de Mendele Mokher Seforim, bautizado en honor al amado autor en lengua ídish. Durante el período de entreguerras, Białystok tuvo un amplio sistema de educación judía de nivel primario. Muchas de estas escuelas estaban financiadas por la filantropía judía en el extranjero. El Comité de Distribución Conjunta de Fondos Estadounidenses para Víctimas de Guerra Judías (que más tarde pasó a llamarse Comité de Distribución Conjunta Judío Estadounidense y que en ambos casos se abrevia como JDC, por sus siglas en inglés), una organización humanitaria, apoyaba a las escuelas y proporcionaba comidas, ropa y zapatos para los estudiantes. El JDC fue creado al comienzo de la Primera Guerra Mundial por grupos de judíos estadounidenses que se unieron para brindar ayuda coordinada a los judíos en el extranjero que padecían privaciones y sufrimiento. Desde el momento en que los Estados Unidos entró en la guerra y hasta su fin, la financiación fue enviada a las organizaciones comunitarias y de ayuda regional en Polonia, Lituania y otros países afectados a través de una sucursal del JDC en Holanda, un país neutral. La fotografía pertenece a los archivos del JDC, que contienen documentos, fotografías, películas, videos, relatos orales y objetos que dan testimonio del trabajo de la organización desde la Primera Guerra Mundial hasta la actualidad.