Leyes de la colonia francesa de Saint-Domingue

Toussaint Louverture (circa 1743-1803) fue el líder de la revuelta de esclavos y del movimiento independentista en la colonia francesa de Saint-Domingue (hoy Haití) durante la Revolución francesa. Tras imponerse sobre las fuerzas coloniales francesas, negoció un acuerdo en virtud del cual la colonia alcanzó la autonomía bajo la figura de protectorado francés. Lois de la Colonie française de Saint-Domingue (Leyes de la colonia francesa de Saint-Domingue) es una recopilación de 19 leyes promulgadas por Louverture en julio y agosto de 1801, de conformidad con la Constitución del 7 de julio de 1801, que también había sido promulgada por Louverture. Las leyes están relacionadas con la división territorial de Saint-Domingue en departamentos, arrondissements (distritos) y parroquias; la religión y la adopción del catolicismo romano como religión oficial; la condición y los derechos de los niños nacidos fuera del matrimonio; los tribunales civiles y penales, y el sistema judicial; el mantenimiento de la seguridad y la salud pública; la administración municipal; la guardia o milicia colonial; las deudas; la administración financiera y varios otros temas. Louverture se vio obligado a abandonar el poder en mayo de 1802, después de las derrotas infligidas por un ejército invasor francés dirigido por el general Charles Emmanuel Leclerc, cuñado de Napoleón. Fue arrestado y deportado a Francia, donde murió en la cárcel el 7 de abril de 1803. El libro pertenece a Les imprimés à Saint-Domingue (Impresiones de Saint-Domingue), una colección que se conserva en la Bibliothèque Haïtienne Des Peres du Saint-Esprit, que incluye aproximadamente 150 textos impresos en Saint-Domingue antes de la independencia, en 1804. Los libros fueron producidos entre 1764 y 1804 en imprentas de Cabo Francés, Puerto Príncipe y Los Cayos, y se digitalizaron en 2006 con el apoyo de la Agencia Universitaria de la Francofonía (AUF) y la Organización Internacional de la Francofonía (OIF).

«Flora Arabica», parte III. Registros del Servicio Botánico Nacional de India, volumen VIII, número 3

Flora Arabica (Flora arábica) es un catálogo botánico de las plantas de Arabia. La obra consta de seis volúmenes que abarcan toda la península de Arabia: el oeste extratropical, el oeste tropical, el este tropical y el este extratropical, incluida la región del golfo Pérsico. El catálogo es obra del padre Ethelbert Blatter, y se basa en gran medida en el herbario del Museo Británico, que a su vez contenía los registros de otras colecciones. El autor afirma que Flora Arabica contiene «todo el material vegetal que alguna vez fuera recolectado en Arabia». La obra se destaca por incluir los nombres nativos de las plantas en árabe y persa, como en las variantes dialectales de la región. La Flora Arabica de Blatter tuvo un lugar de honor entre los libros de referencia sobre las plantas de Arabia hasta finales del siglo XX. Ethelbert Blatter (1877-1934) fue un sacerdote jesuita y botánico suizo pionero en la India. Dejó su tierra natal para estudiar en Alemania y los Países Bajos y, más tarde, continuó sus estudios teológicos en Inglaterra. En 1903, se trasladó a Bombay, India, para enseñar en el Saint Xavier College y dedicarse a la investigación y a la publicación de estudios de botánica. Trabajaría allí durante el resto de su vida. Si bien sus principales contribuciones fueron en la India británica, sus libros sobre las plantas de Adén y Arabia constituyeron también importantes contribuciones a la bibliografía sobre botánica. Flora Arabica comprende el volumen VIII de los Registros del Servicio Botánico Nacional de India (Botanical Survey of India o BSI, por su sigla en inglés). El BSI fue fundado en 1890 con el objetivo de analizar el valor económico de las plantas de la India. El interés europeo en la flora de la India se remonta a los primeros días de exploración y expansión colonial. Desde el siglo XVI, portugueses, neerlandeses y británicos recolectaron y estudiaron las plantas nativas. A medida que se incrementaba la extensión de las tierras bajo el control de la Compañía Británica de las Indias Orientales, también se expandía el estudio de la vida vegetal en el norte y en el noroeste del subcontinente indio. La expansión económica e imperial amplió los estudios más allá de las fronteras de la India británica, hasta Myanmar (Birmania) y la península de Arabia.

«Flora Arabica», parte IV. Registros del Servicio Botánico Nacional de India, volumen VIII, número 4

Flora Arabica (Flora arábica) es un catálogo botánico de las plantas de Arabia. La obra consta de seis volúmenes que abarcan toda la península de Arabia: el oeste extratropical, el oeste tropical, el este tropical y el este extratropical, incluida la región del golfo Pérsico. El catálogo es obra del padre Ethelbert Blatter, y se basa en gran medida en el herbario del Museo Británico, que a su vez contenía los registros de otras colecciones. El autor afirma que Flora Arabica contiene «todo el material vegetal que alguna vez fuera recolectado en Arabia». La obra se destaca por incluir los nombres nativos de las plantas en árabe y persa, como en las variantes dialectales de la región. La Flora Arabica de Blatter tuvo un lugar de honor entre los libros de referencia sobre las plantas de Arabia hasta finales del siglo XX. Ethelbert Blatter (1877-1934) fue un sacerdote jesuita y botánico suizo pionero en la India. Dejó su tierra natal para estudiar en Alemania y los Países Bajos y, más tarde, continuó sus estudios teológicos en Inglaterra. En 1903, se trasladó a Bombay, India, para enseñar en el Saint Xavier College y dedicarse a la investigación y a la publicación de estudios de botánica. Trabajaría allí durante el resto de su vida. Si bien sus principales contribuciones fueron en la India británica, sus libros sobre las plantas de Adén y Arabia constituyeron también importantes contribuciones a la bibliografía sobre botánica. Flora Arabica comprende el volumen VIII de los Registros del Servicio Botánico Nacional de India (Botanical Survey of India o BSI, por su sigla en inglés). El BSI fue fundado en 1890 con el objetivo de analizar el valor económico de las plantas de la India. El interés europeo en la flora de la India se remonta a los primeros días de exploración y expansión colonial. Desde el siglo XVI, portugueses, neerlandeses y británicos recolectaron y estudiaron las plantas nativas. A medida que se incrementaba la extensión de las tierras bajo el control de la Compañía Británica de las Indias Orientales, también se expandía el estudio de la vida vegetal en el norte y en el noroeste del subcontinente indio. La expansión económica e imperial amplió los estudios más allá de las fronteras de la India británica, hasta Myanmar (Birmania) y la península de Arabia.

«Flora Arabica»: la exploración botánica de Arabia. Registros del Servicio Botánico Nacional de India, volumen VIII, número 5

Flora Arabica (Flora arábica) es un catálogo botánico de las plantas de Arabia. La obra consta de seis volúmenes que abarcan toda la península de Arabia: el oeste extratropical, el oeste tropical, el este tropical y el este extratropical, incluida la región del golfo Pérsico. El catálogo es obra del padre Ethelbert Blatter, y se basa en gran medida en el herbario del Museo Británico, que a su vez contenía los registros de otras colecciones. El autor afirma que Flora Arabica contiene «todo el material vegetal que alguna vez fuera recolectado en Arabia». La obra se destaca por incluir los nombres nativos de las plantas en árabe y persa, como en las variantes dialectales de la región. La Flora Arabica de Blatter tuvo un lugar de honor entre los libros de referencia sobre las plantas de Arabia hasta finales del siglo XX. Ethelbert Blatter (1877-1934) fue un sacerdote jesuita y botánico suizo pionero en la India. Dejó su tierra natal para estudiar en Alemania y los Países Bajos y, más tarde, continuó sus estudios teológicos en Inglaterra. En 1903, se trasladó a Bombay, India, para enseñar en el Saint Xavier College y dedicarse a la investigación y a la publicación de estudios de botánica. Trabajaría allí durante el resto de su vida. Si bien sus principales contribuciones fueron en la India británica, sus libros sobre las plantas de Adén y Arabia constituyeron también importantes contribuciones a la bibliografía sobre botánica. Flora Arabica comprende el volumen VIII de los Registros del Servicio Botánico Nacional de India (Botanical Survey of India o BSI, por su sigla en inglés). El BSI fue fundado en 1890 con el objetivo de analizar el valor económico de las plantas de la India. El interés europeo en la flora de la India se remonta a los primeros días de exploración y expansión colonial. Desde el siglo XVI, portugueses, neerlandeses y británicos recolectaron y estudiaron las plantas nativas. A medida que se incrementaba la extensión de las tierras bajo el control de la Compañía Británica de las Indias Orientales, también se expandía el estudio de la vida vegetal en el norte y en el noroeste del subcontinente indio. La expansión económica e imperial amplió los estudios más allá de las fronteras de la India británica, hasta Myanmar (Birmania) y la península de Arabia.

«Flora Arabica», parte V. Registros del Servicio Botánico Nacional de India, volumen VIII, número 6

Flora Arabica (Flora arábica) es un catálogo botánico de las plantas de Arabia. La obra consta de seis volúmenes que abarcan toda la península de Arabia: el oeste extratropical, el oeste tropical, el este tropical y el este extratropical, incluida la región del golfo Pérsico. El catálogo es obra del padre Ethelbert Blatter, y se basa en gran medida en el herbario del Museo Británico, que a su vez contenía los registros de otras colecciones. El autor afirma que Flora Arabica contiene «todo el material vegetal que alguna vez fuera recolectado en Arabia». La obra se destaca por incluir los nombres nativos de las plantas en árabe y persa, como en las variantes dialectales de la región. La Flora Arabica de Blatter tuvo un lugar de honor entre los libros de referencia sobre las plantas de Arabia hasta finales del siglo XX. Ethelbert Blatter (1877-1934) fue un sacerdote jesuita y botánico suizo pionero en la India. Dejó su tierra natal para estudiar en Alemania y los Países Bajos y, más tarde, continuó sus estudios teológicos en Inglaterra. En 1903, se trasladó a Bombay, India, para enseñar en el Saint Xavier College y dedicarse a la investigación y a la publicación de estudios de botánica. Trabajaría allí durante el resto de su vida. Si bien sus principales contribuciones fueron en la India británica, sus libros sobre las plantas de Adén y Arabia constituyeron también importantes contribuciones a la bibliografía sobre botánica. Flora Arabica comprende el volumen VIII de los Registros del Servicio Botánico Nacional de India (Botanical Survey of India o BSI, por su sigla en inglés). El BSI fue fundado en 1890 con el objetivo de analizar el valor económico de las plantas de la India. El interés europeo en la flora de la India se remonta a los primeros días de exploración y expansión colonial. Desde el siglo XVI, portugueses, neerlandeses y británicos recolectaron y estudiaron las plantas nativas. A medida que se incrementaba la extensión de las tierras bajo el control de la Compañía Británica de las Indias Orientales, también se expandía el estudio de la vida vegetal en el norte y en el noroeste del subcontinente indio. La expansión económica e imperial amplió los estudios más allá de las fronteras de la India británica, hasta Myanmar (Birmania) y la península de Arabia.

Arabia Infelix, o los turcos en Yemen

Arabia Infelix, o los turcos en Yemen es una historia de Yemen y el sur de la península de Arabia desde los primeros tiempos hasta la víspera de la Primera Guerra Mundial. George Wyman Bury (1874-1920) fue un aventurero y soldado ocasional que pasó 16 años explorando las regiones montañosas de Yemen. Arabia Infelix abarca todos los aspectos de Yemen que, hasta el final de la guerra, había formado parte del Imperio otomano. Los capítulos tratan la historia bíblica y antigua, la flora y fauna, los usos y costumbres de la población rural y urbana, así como la vida económica, el comercio y la política. En la Antigüedad, la región árida que se extiende desde Anatolia hasta Adén estaba dividida de forma aproximada en tres partes, Arabia Deserta (Arabia desierta), Arabia Pétrea (la frontera del Imperio romano) y Arabia Felix (Arabia feliz, o Yemen), llamada así porque tenía lluvias suficientes como para sostener una economía agrícola. Al titular su libro como Arabia Infelix (Arabia infeliz), Bury señala que en su opinión el dominio turco era un impedimento para la prosperidad y el bienestar del país. G. W. Bury pasó la mayor parte de su vida fuera de su Gran Bretaña natal y vivió en partes de África, en Yemen y, luego, en Egipto,  donde prestó servicio en el Ejército británico como oficial subalterno y analista militar. Los problemas crónicos de salud perjudicaron su carrera y acortaron su vida. Murió mientras convalecía en Helwan, un centro de salud cerca de El Cairo. Sus otros trabajos son La tierra de Uz, un relato de viaje escrito bajo el seudónimo Abdullah Mansur, y Panislamismo, un estudio de posguerra que abarco los intentos turcos y alemanes por reunir al mundo musulmán contra las potencias aliadas durante la Primera Guerra Mundial. La obra de Bury no siempre gozó de buenas críticas, tal vez porque carecía del peso y la solemnidad de los escritos de otros viajeros. Su estilo es casi coloquial, como se puede apreciar en esta frase jocosa acerca de la vida de los insectos en Yemen: «Los bichos que predominan en Yemen son sin duda los milpiés». El libro contiene tres mapas y numerosas fotografías de paisajes rurales y urbanos y del pueblo yemení.

Flora de Adén. Registros del Servicio Botánico Nacional de India, volumen VII, número 1

Flora de Adén es un catálogo botánico de las plantas encontradas en Adén y sus alrededores, en el extremo meridional de la península de Arabia. La obra apareció en tres publicaciones entre 1914 y 1916. A pesar de no haber visitado nunca la región, el padre Ethelbert Blatter agregó 250 plantas a la literatura de las especies de la región conocidas. Para ello contó con varios herbarios y relatos de viajes, comenzando con los de Henry Salt (1780-1827). Cada planta está presentada en detalle, con su descripción física, nombres en latín y locales, ubicación, temporada de crecimiento y otra información disponible. Las descripciones rara vez citan usos medicinales o culinarios, pero, curiosamente, incluyen coloridos comentarios sobre las circunstancias de ciertos hallazgos, por ejemplo el siguiente: «Marchesetti es el único botánico que halló esta especie en Adén, y la hemos incluido solo haciendo referencia a su hallazgo, aunque nos permitimos dudar de la existencia real de la Cl. droserifolia en Adén». Ethelbert Blatter (1877-1934) fue un sacerdote jesuita y botánico suizo pionero en la India. Dejó su tierra natal para estudiar en Alemania y los Países Bajos y, más tarde, continuó sus estudios teológicos en Inglaterra. En 1903, se trasladó a Bombay, India, para enseñar en el Saint Xavier College y dedicarse a la investigación y a la publicación de estudios de botánica. Trabajaría allí durante el resto de su vida. Si bien sus principales contribuciones fueron en la India británica, sus libros sobre las plantas de Adén y Arabia constituyeron también importantes contribuciones a la bibliografía sobre botánica. Flora de Adén comprende el volumen VII de los Registros del Servicio Botánico Nacional de India (Botanical Survey of India o BSI, por su sigla en inglés). El BSI fue fundado en 1890 con el objetivo de analizar el valor económico de las plantas de la India. El interés europeo en la flora de la India se remonta a los primeros días de exploración y expansión colonial. Desde el siglo XVI, portugueses, neerlandeses y británicos recolectaron y estudiaron las plantas nativas. A medida que se incrementaba la extensión de las tierras bajo el control de la Compañía Británica de las Indias Orientales, también se expandía el estudio de la vida vegetal en el norte y en el noroeste del subcontinente indio. La expansión económica e imperial amplió los estudios más allá de las fronteras de la India británica, hasta Myanmar (Birmania) y la península de Arabia.

Flora de Adén. Registros del Servicio Botánico Nacional de India, volumen VII, número 2

Flora de Adén es un catálogo botánico de las plantas encontradas en Adén y sus alrededores, en el extremo meridional de la península de Arabia. La obra apareció en tres publicaciones entre 1914 y 1916. A pesar de no haber visitado nunca la región, el padre Ethelbert Blatter agregó 250 plantas a la literatura de las especies de la región conocidas. Para ello contó con varios herbarios y relatos de viajes, comenzando con los de Henry Salt (1780-1827). Cada planta está presentada en detalle, con su descripción física, nombres en latín y locales, ubicación, temporada de crecimiento y otra información disponible. Las descripciones rara vez citan usos medicinales o culinarios, pero, curiosamente, incluyen coloridos comentarios sobre las circunstancias de ciertos hallazgos, por ejemplo el siguiente: «Marchesetti es el único botánico que halló esta especie en Adén, y la hemos incluido solo haciendo referencia a su hallazgo, aunque nos permitimos dudar de la existencia real de la Cl. droserifolia en Adén». Ethelbert Blatter (1877-1934) fue un sacerdote jesuita y botánico suizo pionero en la India. Dejó su tierra natal para estudiar en Alemania y los Países Bajos y, más tarde, continuó sus estudios teológicos en Inglaterra. En 1903, se trasladó a Bombay, India, para enseñar en el Saint Xavier College y dedicarse a la investigación y a la publicación de estudios de botánica. Trabajaría allí durante el resto de su vida. Si bien sus principales contribuciones fueron en la India británica, sus libros sobre las plantas de Adén y Arabia constituyeron también importantes contribuciones a la bibliografía sobre botánica. Flora de Adén comprende el volumen VII de los Registros del Servicio Botánico Nacional de India (Botanical Survey of India o BSI, por su sigla en inglés). El BSI fue fundado en 1890 con el objetivo de analizar el valor económico de las plantas de la India. El interés europeo en la flora de la India se remonta a los primeros días de exploración y expansión colonial. Desde el siglo XVI, portugueses, neerlandeses y británicos recolectaron y estudiaron las plantas nativas. A medida que se incrementaba la extensión de las tierras bajo el control de la Compañía Británica de las Indias Orientales, también se expandía el estudio de la vida vegetal en el norte y en el noroeste del subcontinente indio. La expansión económica e imperial amplió los estudios más allá de las fronteras de la India británica, hasta Myanmar (Birmania) y la península de Arabia.

«Flora Arabica», parte II. Registros del Servicio Botánico Nacional de India, volumen VIII, número 2

Flora Arabica (Flora arábica) es un catálogo botánico de las plantas de Arabia. La obra consta de seis volúmenes que abarcan toda la península de Arabia: el oeste extratropical, el oeste tropical, el este tropical y el este extratropical, incluida la región del golfo Pérsico. El catálogo es obra del padre Ethelbert Blatter, y se basa en gran medida en el herbario del Museo Británico, que a su vez contenía los registros de otras colecciones. El autor afirma que Flora Arabica contiene «todo el material vegetal que alguna vez fuera recolectado en Arabia». La obra se destaca por incluir los nombres nativos de las plantas en árabe y persa, como en las variantes dialectales de la región. La Flora Arabica de Blatter tuvo un lugar de honor entre los libros de referencia sobre las plantas de Arabia hasta finales del siglo XX. Ethelbert Blatter (1877-1934) fue un sacerdote jesuita y botánico suizo pionero en la India. Dejó su tierra natal para estudiar en Alemania y los Países Bajos y, más tarde, continuó sus estudios teológicos en Inglaterra. En 1903, se trasladó a Bombay, India, para enseñar en el Saint Xavier College y dedicarse a la investigación y a la publicación de estudios de botánica. Trabajaría allí durante el resto de su vida. Si bien sus principales contribuciones fueron en la India británica, sus libros sobre las plantas de Adén y Arabia constituyeron también importantes contribuciones a la bibliografía sobre botánica. Flora Arabica comprende el volumen VIII de los Registros del Servicio Botánico Nacional de India (Botanical Survey of India o BSI, por su sigla en inglés). El BSI fue fundado en 1890 con el objetivo de analizar el valor económico de las plantas de la India. El interés europeo en la flora de la India se remonta a los primeros días de exploración y expansión colonial. Desde el siglo XVI, portugueses, neerlandeses y británicos recolectaron y estudiaron las plantas nativas. A medida que se incrementaba la extensión de las tierras bajo el control de la Compañía Británica de las Indias Orientales, también se expandía el estudio de la vida vegetal en el norte y en el noroeste del subcontinente indio. La expansión económica e imperial amplió los estudios más allá de las fronteras de la India británica, hasta Myanmar (Birmania) y la península de Arabia.

Fragmento de un libro de oraciones de Yemen

Aquí se muestra una edición en alemán de un fragmento de un libro yemení de oraciones judías. Consta de siete oraciones en verso escritas en hebreo y judeoárabe, con traducción y amplios comentarios en alemán. El lugar de origen del fragmento es Saná, la capital yemení. El alcance de la obra refleja la singular historia de las comunidades judías yemeníes, que durante siglos desarrollaron sus propias formas de vida religiosa y laica, ajenas a las influencias externas. La traducción y el comentario sobre los poemas litúrgicos son obra de Pinkas Heinrich, un erudito y rabino nacido en 1861 en Iași (actual Rumanía). Siguiendo los deseos de su padre, David, Pinkas dedicó casi toda su juventud al estudio de disciplinas rabínicas con el objetivo de suceder a su abuelo, Chanoch, que era el gran rabino de la ciudad. Más tarde, Pinkas Heinrich estudió también en las universidades de Bucarest, Viena y Zúrich. El fragmento fue parte de la colección mayor de manuscritos hebreos y judeoárabes de Moses Gaster (1856-1939), un erudito judío británico de origen rumano e importante figura en el movimiento sionista. No está claro si el fragmento también formaba parte de la colección que obtuvo de la guenizá de la sinagoga Ben Ezra en El Cairo, Egipto. Heinrich dedica la obra al «loable y distinguido estudioso del lenguaje, el famoso folclorista reverendo doctor Moses Gaster». El preámbulo dice que Gaster le «confió» la «edición» del fragmento. El judeoárabe es una forma de árabe con influencias léxicas del hebreo, el arameo y otras lenguas. Es usado entre los judíos que viven en regiones árabes. La escritura utilizada es la hebrea.