Poema sobre las causas y los síntomas de la fiebre

Si bien el colofón de esta copia manuscrita de al-Urjūzah fī asbāb al-ḥumīyāt wa ’alāmātihā (Poema sobre las causas y los síntomas de la fiebre) atribuye la obra a Abu ʻAli Husayn ibn Sina (nacido en Bujará en 980, fallecido en Hamadán en 1037 y conocido en el mundo occidental como Avicena), el verdadero autor continúa siendo desconocido. La atribución de las obras médicas de Avicena suele ser problemática, ya que aún resta estudiar y confirmar la autoría de muchos de los escritos comúnmente vinculados a este erudito persa. Los sucesores de Avicena en el mundo islámico solían llamarlo al-Shaykh al-Ra’īs (el erudito por excelencia), en reconocimiento de la amplia variedad de temas que estudió y trató. Sin embargo, en Europa, su fama se basó, principalmente, en sus obras médicas, especialmente en al-Qānūn fī al-ṭibb (El canon de la medicina), que fue traducido al latín y que, durante siglos, formó parte del plan de estudios estándar para los estudiantes de medicina de Europa. Otras obras médicas de Avicena traducidas al latín, que gozaron de amplio reconocimiento en Europa, fueron al-Adwīya al-qalbīya (Medicamentos cardíacos) y su tratado sobre medicina al-Urjūza fī al-ṭibb (Manual en verso sobre medicina). Gracias a la difusión de estas obras, Avicena fue conocido en el Occidente latino como princeps medicorum o «príncipe de los médicos». Si bien al-Urjūzah fī asbāb al-ḥumīyāt wa ’alāmātihā no figura en las listas autorizadas de obras de Avicena, la palabra «al-Urjūzah» también aparece en el título de la obra más acreditada al-Urjūzah fī al-ṭibb. Esta palabra se refiere al género del texto en verso (que, en general, trata sobre temas médicos, si bien no exclusivamente). En este «Poema sobre las causas y los síntomas de la fiebre», la breve introducción, en la que el autor ofrece gracias a Dios y bendiciones al profeta Mahoma, está seguida por 24 secciones, que abarcan temas generales, como las causas de las infecciones y el tratamiento de enfermedades específicas, tales como la fiebre constante o persistente (sūnūkhus, del griego synochus), la fiebre héctica (al-diqq), y la causus o fiebre ardiente (fiebre excepcionalmente alta, qūsūs). El copista, que ha firmado como Muhammad al-Tabib (es decir, Muhammad el Médico), manifiesta que es un residente de Beirut, de extracción siria (al-shām [sic] nasaban wa al-bayrūtī maskanan). El manuscrito de 260 versos presenta títulos rubricados y está decorado con una banda de tréboles que separan los hemistiquios en cada verso. El manuscrito se terminó de escribir «al mediodía, en el miércoles bendito del decimocuarto día de Yumādā II, del año 1071 d. H.» (14 de febrero de 1661).

La nueva medicina química inventada por Paracelso

Al-Ṭibb al-jadīd al-kīmiyāʼī alladhī ikhtaraʻahu Barākalsūs (La nueva medicina química inventada por Paracelso) es una antología de obras alquímicas de comienzos de la edad moderna europea, realizada por Salih ibn Nasrallah al-Halabi ibn Sallum (fallecido en 1671). Ibn Sallum fue un reconocido médico de Alepo que posteriormente ocupó el puesto de jefe médico en la capital otomana de Estambul. La obra de ibn Sallum gira en torno a la iatroquímica y consta de traducciones del alquimista, médico y reformador de la medicina Philippus Aureolus Theophrastus Bombastus von Hohenheim, conocido como Paracelso (1493-1541), y del alquimista y médico Oswald Crollius (circa 1563-1609). La primera parte de la obra de ibn Sallum es una traducción al árabe de Paracelso y consta de una introducción y de cuatro capítulos (cada uno dividido en más secciones). La introducción, un resumen general de la historia de la alquimia, describe la invención de la alquimia por «Hermes Trismegisto el Egipcio» (el legendario «Hermes, el tres veces grande», a quien se le ha atribuido un gran corpus de escritos) y la posterior transferencia de conocimiento alquímico a los mundos helenístico e islámico. El libro también relata cómo Paracelso transformó la alquimia en un campo de la medicina, con una doble perspectiva: por un lado, el perfeccionamiento y la purificación de los metales; por el otro, la preservación de la salud del cuerpo humano. El primer capítulo se titula al-Juz’ al-naẓarī min ashyā’ gharība wa huwa al-ṭibb al-kīmīyā’ī fī al-umūr al-ṭabī‘īya (Sobre la parte especulativa de los objetos paranormales, es decir, la medicina alquímica en lo que respecta a cuestiones de la naturaleza). Este capítulo incluye, por ejemplo, un análisis de al-Hayūlā al-ūlā wa al-sirr al-akbar (la materia prima y el gran secreto). El segundo capítulo se titula Asās ṭibb al-kīmīyā (Sobre los principios de la medicina alquímica). En este capítulo, se presentan secciones sobre asbāb al-amrāḍ (las causas de las enfermedades), al-nabḍ (el pulso) y al-ʻalāj al-kullī (tratamientos generales). El tercer capítulo, Bayān kayfīyat tadbīr al-adwīya (Una explicación sobre la forma de administrar medicamentos), analiza los procedimientos químicos en los que se emplean metales y minerales. El cuarto capítulo, Fī al-ʻamalīyāt (Sobre las operaciones), analiza procedimientos tales como la destilación de agua. La segunda parte de este compendio es una reedición en árabe de Basilica Chymica, de Crollius, quien había recibido la influencia de Paracelso. Probablemente, la primera edición de la obra de Crollius se imprimió en 1609 en Fráncfort, y en 1622 apareció una traducción al francés. La versión en árabe de esta obra, que abarca aproximadamente la segunda mitad del manuscrito, se ocupa del tratamiento general de las enfermedades, así como del tratamiento de las dolencias específicas de los diversos órganos. El manuscrito termina de una forma bastante abrupta con un análisis de dhahab al-ra‘d (es decir, aurum fulminans) y, por lo tanto, omite buena parte del texto de Crollius. El texto faltante presenta un análisis de las enfermedades del estómago y del útero, así como un estudio de numerosos compuestos tales como la «sal de coral» y la «sal de perlas». El manuscrito no tiene fecha ni está firmado. Concluye con un breve colofón donde alaba a Dios por ser auxilio y guía en el camino hacia la salvación.

Un compendio para la conservación de la salud y el rechazo de la enfermedad

Esta obra es una copia manuscrita de Jāmi‘ al-gharaḍ fī ḥifẓ al-ṣiḥḥah wa-daf‘ al-maraḍ (Un compendio para la conservación de la salud y el rechazo de la enfermedad), del médico sirio Abu al-Faraj ibn Ya‘qub ibn al-Quff (1233-1286). La obra consta de 60 capítulos que tratan diversos temas de salud e higiene. Algunos de los títulos de los capítulos son: kalām kullī fī ḥifẓ al-ṣiḥḥah (Observaciones generales sobre la conservación de la salud), fī ḥifẓ ṣiḥḥat al-hublā (Sobre la conservación de la salud de una embarazada) y fī ḥifẓ ṣiḥḥat al-murḍi‘a (Sobre la conservación de la salud de una mujer lactante). Los capítulos siguientes analizan al-ṭifl (la salud de un niño), al-shābb (la salud de un adolescente), al-kahl (la salud de una persona de mediana edad) y al-shaykh (la salud de una persona anciana). Otros capítulos presentan tratamientos para fī ḥifẓ ṣiḥḥat al-musāfir fī al-barr (la salud de los viajeros por tierra), así como fī ḥifẓ ṣiḥḥat al-rākib fī al-baḥr (la salud de los viajeros por mar). Ibn al-Quff analiza exhaustivamente la correcta nutrición y dedica varios capítulos a diversos alimentos y bebidas. También estudia los efectos del baño, de los masajes y de las relaciones sexuales en la salud de un individuo. Cuando era adolescente, ibn al-Quff recibió su primera instrucción en medicina en Sarkhad, Siria, con el célebre médico e historiador de la medicina, ibn Abi Usaybi‘ah (fallecido en 1269 o 1270). Continuó su formación en Damasco y, posteriormente, se trasladó a Ajlun para prestar servicio como médico clínico entre 1262 y 1272. Luego, regresó a Damasco, donde continuó trabajando como médico el resto de su vida. Además de Jāmi‘ al-gharaḍ fī ḥifẓ al-ṣiḥḥah wa-daf‘ al-maraḍ, ibn al-Quff escribió varios tratados médicos importantes y es quizás más conocido por su al-Shāfī fī al-ṭibb (Obra completa sobre las artes de la curación), que terminó de escribir en 1272. El escriba del presente manuscrito firma como Spir Sarruf y, en el colofón, manifiesta que terminó de copiar la obra el «segundo domingo de Cuaresma de 1830».

El libro de la elegancia en la ciencia de la agricultura

‘Abd al-Ghani ibn Isma’il al-Nabulusi (1641-1731, 1050-1143 d. H.) fue un influyente autor sirio. Su corpus, compuesto de al menos 150 obras conocidas, gira principalmente en torno a asuntos místicos o teológicos. Tras perder a su padre siendo muy joven, al-Nabulusi se interesó en el misticismo y se unió a las órdenes sufíes Qadiriyya y Naqsbandiyya. Como residía cerca de la gran mezquita omeya de Damasco, aparentemente al-Nabulusi se sumergía durante largos períodos en las obras de ibn al-‘Arabi y de otros escritores místicos, indiferente a los hábitos mundanos, como el recorte de la barba y del cabello. En su adultez, al-Nabulusi viajó mucho por el Mediterráneo oriental y visitó Estambul, Jerusalén, Hebrón, Egipto y Trípoli. En 1702, al-Nabulusi regresó a Damasco y vivió en el barrio de Salihiya el resto de su vida. Esta obra de al-Nabulusi, ‘Alam al-malāḥah fī ‘ilm al-filāḥah (El libro de la elegancia en la ciencia de la agricultura), es inusual porque su temática no está entre sus preferidas, es decir, el misticismo y la poesía. En la introducción, el autor define a su trabajo como un compendio de una obra sobre agricultura del autor sirio Radi al-Din al-Gazzi al-‘Amiri (fallecido en 1529). La obra de al-Nabulusi consta de diez capítulos que abarcan temas tales como los distintos tipos de suelos, el riego y el cultivo de árboles, las plantas con flores y los cultivos de cereales. En la conclusión, al-Nabulusi analiza la manera en que los productos agrícolas pueden conservarse y guardarse para usar en el futuro. El manuscrito se terminó el 8 de Shawwāl de 1127 d. H. (7 de octubre de 1715).

La recuperación de las enfermedades y el remedio para los dolores

El nombre completo del autor de Shifāʼ al-asqām wa dawāʼ al-ālām (La recuperación de las enfermedades y el remedio para los dolores) es Khidr ibn ʻAli ibn Marwan ibnʿAli ibn Husam al-Din, llamado originalmente al-Qunawi, aunque también se lo conoce como Hajji Pasha al-Aidini y al-Misri, lo que identifica a Konya, Turquía, como su lugar de procedencia. En su introducción a Shifāʼ al-asqām wa dawāʼ al-ālām, el autor describe su larga estancia en Egipto, donde ejerció como médico en el célebre Maristan al-Mansuri, así como en otros hospitales, lo que valida su apelativo al-Misri («el egipcio»). También se identifica a sí mismo como al-Khattab («el predicador»), un título con el que se lo suele mencionar en fuentes islámicas. Shifāʼ al-asqām wa dawāʼ al-ālām se divide en cuatro capítulos. El primer capítulo se titula Kullīyāt juz’ay al-ṭibb aʻʻilmīya wa ‘amalīya (Una introducción a los aspectos teóricos y prácticos de la medicina); el segundo, al-Aghdhīya wa al-ashriba wa al-adwīya al-mufrada wa al-murakkaba (Sobre la comida y la bebida, y las medicinas simples y compuestas); el tercero lleva el nombre de al-Amrāḍ al-mukhtassa bi ‘uḍw ‘uḍw min al-ra’s ilā al-qadam (Sobre enfermedades específicas de un órgano del cuerpo, desde la cabeza hasta los pies), y el cuarto es al-Amrāḍ al-ʻāma allatī lā tukhtaṣ bi ‘uḍw dūn ‘uḍw (Sobre las enfermedades no específicas de un órgano del cuerpo). Cada capítulo está dividido en secciones. Entre las obras no médicas de Hajji Pasha, existen libros sobre lógica, filosofía, exégesis coránica y kalam (teología). Dedicó Shifāʼ al-asqām wa dawāʼ al-ālām a ʻIsa ibn Muhammad ibn Aidin (o Aydin), el cuarto gobernante de la casa de Aydin (que reinó entre 1360 y 1390). El beylicato establecido por los aydinidas fue uno de tantos que surgieron en Anatolia occidental para llenar el vacío de poder que resultó de la caída de los selyúcidas de Rum en los últimos años del siglo XIII. El presente manuscrito se terminó cuando el autor todavía estaba vivo, el 14 de Shawwāl de 788 d. H. (7 de noviembre de 1386), en Selçuk, la ciudad capital de la dinastía aidinida. Contiene muchas notas marginales en árabe y algunas en persa. Al final de la obra, se presenta un breve poema en persa, que aparentemente añadió el copista.

Colección de remedios médicos comprobados

El género mujarrabat consta de colecciones de estudios de casos médicos, con los remedios probados que resultaron útiles para el tratamiento de las dolencias mencionadas. Los manuales terapéuticos de este tipo no describen la naturaleza ni la causa de las dolencias en sí mismas, sino que más bien se centran en los síntomas y en los remedios. Esto tal vez refleja la naturaleza de la obra: un manual de referencia para el clínico en ejercicio. Según la introducción de Jirāb al-mujarrabāt (Colección de remedios médicos comprobados), esta obra es una compilación de estudios de casos relatados por Abu Bakr Muhammad ibn Zakariya al-Razi (fallecido circa 925), que fueron registrados y comentados por un discípulo al que no se nombra. Nacido en Ray (o Rey, cerca de la actual Teherán), Razi es reconocido como una de las luminarias intelectuales del mundo islámico medieval. Entre su extraordinaria producción intelectual (superior a 150 títulos sobre todos los temas científicos de su época), se encuentra uno de los ejemplos más antiguos que se conservan del género mujarrabat: el Kitāb al-Tajārib (El libro de los experimentos). Jirāb al-mujarrabāt presenta una serie de estudios de casos diferentes de los descritos en Kitāb al-Tajārib. No obstante, comparte la estructura organizativa habitual en la obra de Razi, donde las enfermedades de las partes superiores del cuerpo humano (como la cabeza) preceden a aquellas que afectan las partes inferiores (como el abdomen). De los 31 capítulos en que se divide Jirāb al-mujarrabāt, los diez capítulos finales se apartan de este esquema para presentar temas generales, como fī aujā‘ al-mafāsil wa niqris (dolor en las articulaciones y gota) en el capítulo 22. El manuscrito presenta una gran cantidad de errores de transcripción, lo que sugiere que el escriba no era versado en árabe o, tal vez, estaba copiando un texto que no podía leer. El escriba termina el libro con una frase corta en persa: tamām shud ([la transcripción] está terminada).

El canon de la medicina

Abu ʻAli al-Husayn ibn Sina nació en Bujará (actual Uzbekistán) en 980 y falleció en Hamadán (actual Irán) en 1037. Fue una de las luminarias intelectuales del mundo medieval. Aunque en el Occidente latino se lo conocía como Avicena, los autores musulmanes solían referirse al estudioso persa como al-Shaykh al-Ra’īs (el erudito por excelencia) por ser uno de los sabios más importantes del mundo islámico. Avicena fue un autor prolífico: escribió sobre temas tan variados como la metafísica, la teología, la medicina, la psicología, la geociencia, la física, la astronomía, la astrología y la química. En Europa, la fama de Avicena se basó principalmente en esta obra, al-Qānūn fī al-ṭibb (El canon de la medicina), que Gerardo de Cremona tradujo al latín en el siglo XII y que formó parte del plan de estudios estándar para los estudiantes de medicina hasta finales del siglo XVII. Fue gracias a la reputación de esta y de otras dos obras de Avicena traducidas al latín —al-Adwiya al-qalbīya (Medicamentos cardíacos) y al-Urjūza fī al-ṭibb (Manual en verso sobre medicina)— que, en la región latina de Occidente, a menudo se lo llamaba princeps medicorum (príncipe de los médicos). El canon de la medicina está organizado en cinco libros, de la siguiente manera: el libro 1 se titula al-Umūr al-kulliya fī ’ilm al-ṭibb (Principios generales de la medicina) y trata sobre los principios básicos de la medicina; el libro 2 se titula al-Adwiya al-mufrada (Materia médica) y enumera aproximadamente 800 fármacos de origen vegetal y mineral; el libro 3 se titula al-Amrāḍ al-juz’iya (Patologías especiales) y analiza las enfermedades de cada uno de los órganos por separado; el libro 4 se titula al-Amrāḍ allatī lā takhtaṣṣ bi ’udw bi ’aynihi (Enfermedades que afectan más de un miembro) y analiza las dolencias que afectan a todo el cuerpo, como las fiebres y los venenos; y el libro 5 se titula al-Adwiya al-murakkaba wa al-aqrābādhīn (Farmacopea) y enumera alrededor de 650 compuestos medicinales, así como sus usos y efectos. El presente manuscrito es una transcripción completa de esta obra. Los libros 1 y 2 están encuadernados juntos, y lo mismo sucede con los libros 4 y 5. Las notas marginales están escritas principalmente en árabe, y algunas, en persa. Solo aparece un borde iluminado en una hoja del libro 3 de la obra, en la sección que analiza ḥaṣāt al-kulya (los cálculos renales). Las páginas restantes no presentan bordes. Cada una contiene 25 renglones de escritura clara, con títulos rubricados. Los cinco libros son obra del mismo copista. En el colofón del libro 3, aparece la fecha 1270 d. H. (1853-1854), que indica que la obra fue terminada a mediados del siglo XIX.

El libro de Hermes el Sabio

Kitāb Hirmis al-ḥakīm (El libro de Hermes el Sabio) es un texto sobre invocaciones, conjuros mágicos y dosis medicinales utilizados para el tratamiento de enfermedades. El supuesto autor, Hermes Trismegisto (Hermes, el tres veces grande), fue una figura legendaria en los mundos griego, romano e islámico de la época clásica, a quien se ha atribuido un gran corpus de escritos. El libro está ordenado según las letras árabes, que a su vez están organizadas según el sistema abyad (alifbā’, jīm, dāl y así sucesivamente). El tema tratado en cada letra comienza con el diagnóstico de un hombre adulto que es el sāḥib (compañero) de la letra, y continúa con la prescripción de un tratamiento que incluye conjuros (en ocasiones, provenientes de textos religiosos, como el versículo del trono del Corán), así como preparados botánicos y otros compuestos medicinales. Luego, se analiza el caso de un niño, una mujer adulta y una niña, descritos de la misma forma esotérica que el compañero de la letra en cuestión, y se prescribe el tratamiento adecuado para cada uno. La mitología de Hermes Trismegisto tomó varias formas. Un antiguo registro islámico es el de Abu Sahl al-Fadl ibn Nawbakht (fallecido alrededor de 815), astrólogo de varios de los primeros califas abasíes. Autores posteriores indican que Abu Sahl había identificado a Hermes como un residente de Babilonia que había sido expulsado a Egipto tras la caída del Imperio persa en manos de Alejandro. Esto habría permitido circunscribir el origen de la astrología de Hermes al territorio del Imperio persa y, por lo tanto, al ámbito de Abu Sahl, un astrólogo de tradición persa que trabajaba en la corte califal de Bagdad. Los investigadores modernos señalan la naturaleza variada de las diversas obras que componen el vasto corpus hermético del mundo islámico. Estas obras han sido escritas en diferentes momentos, con diferentes propósitos y objetivos. Su único punto en común es el hecho de ser atribuidas al legendario Hermes. Este manuscrito, ejecutado en escritura naskh y en tinta negra, presenta muchos errores de los escribas. Si bien está fechado en 830 d. H. (1426 o 1427 d. C.), el erudito A. Z. Iskander lo identifica como una copia del siglo XX de un manuscrito anterior.

Destinatarios de la Cruz de San Jorge, galardonados con el más alto honor militar. Por su accionar cerca de Ikan del 5 al 7 de diciembre de 1864: oficial pagador Prikashchikov de las tropas cosacas de los Urales

Esta fotografía pertenece a la «Parte histórica» del Álbum de Turquestán, un estudio visual integral de Asia Central que se llevó a cabo después de que la Rusia imperial había asumido el control de la región en la década de 1860. El álbum, encargado por el general Konstantín Petrovich von Kaufman (1818-1882), el primer gobernador general del Turquestán ruso, consta de cuatro partes y abarca seis volúmenes: «Parte arqueológica» (dos volúmenes), «Parte etnográfica» (dos volúmenes), «Parte de los oficios» (un volumen) y «Parte histórica» (un volumen). El compilador de las tres primeras partes fue el orientalista ruso Aleksandr L. Kun, asistido por Nikolai V. Bogaevskii. La producción del álbum se terminó entre 1871 y 1872. El compilador de la cuarta parte fue Mikhail Afrikanovich Terentʹev (nacido en 1837), un oficial militar, orientalista, lingüista y autor ruso que participó en la expedición a Samarcanda entre 1867 y 1868. La «Parte histórica» documenta las actividades militares rusas entre 1853 y 1871, con fotografías y mapas en acuarela de las principales batallas y asedios. Entre las fotografías, hay retratos individuales y grupales de oficiales y personal militar. La mayoría de los hombres retratados habían recibido la Cruz de San Jorge, un honor conferido a los soldados y a los marineros por su valentía en la batalla. Unas pocas fotografías en el comienzo del álbum muestran a oficiales que habían recibido la Orden de San Jorge, que se otorgaba a los oficiales rusos de alto rango por su desempeño sobresaliente en la conducción de las operaciones militares. Asimismo, se muestran imágenes de ciudadelas, fortificaciones, ciudades y aldeas, iglesias, ruinas y monumentos que honran a los soldados muertos en el campo de batalla. El álbum contiene 211 imágenes en 79 láminas.

Óblast de Sir Daria. Ruinas de la ciudadela de Aulie Ata

Esta fotografía pertenece a la «Parte histórica» del Álbum de Turquestán, un estudio visual integral de Asia Central que se llevó a cabo después de que la Rusia imperial había asumido el control de la región en la década de 1860. El álbum, encargado por el general Konstantín Petrovich von Kaufman (1818-1882), el primer gobernador general del Turquestán ruso, consta de cuatro partes y abarca seis volúmenes: «Parte arqueológica» (dos volúmenes), «Parte etnográfica» (dos volúmenes), «Parte de los oficios» (un volumen) y «Parte histórica» (un volumen). El compilador de las tres primeras partes fue el orientalista ruso Aleksandr L. Kun, asistido por Nikolai V. Bogaevskii. La producción del álbum se terminó entre 1871 y 1872. El compilador de la cuarta parte fue Mikhail Afrikanovich Terentʹev (nacido en 1837), un oficial militar, orientalista, lingüista y autor ruso que participó en la expedición a Samarcanda entre 1867 y 1868. La «Parte histórica» documenta las actividades militares rusas entre 1853 y 1871, con fotografías y mapas en acuarela de las principales batallas y asedios. Entre las fotografías, hay retratos individuales y grupales de oficiales y personal militar. La mayoría de los hombres retratados habían recibido la Cruz de San Jorge, un honor conferido a los soldados y a los marineros por su valentía en la batalla. Unas pocas fotografías en el comienzo del álbum muestran a oficiales que habían recibido la Orden de San Jorge, que se otorgaba a los oficiales rusos de alto rango por su desempeño sobresaliente en la conducción de las operaciones militares. Asimismo, se muestran imágenes de ciudadelas, fortificaciones, ciudades y aldeas, iglesias, ruinas y monumentos que honran a los soldados muertos en el campo de batalla. El álbum contiene 211 imágenes en 79 láminas.