5 de septiembre de 2014

Vista majestuosa de los Andes cerca del puente sobre el río Guáitara, a 1591 metros de Túquerres, provincia de Pasto

Esta acuarela de Manuel María Paz (1820-1902) muestra el impresionante cañón que cavó el río Guáitara a través de la cordillera de los Andes, cerca de Túquerres, en la provincia de Pasto (actual departamento de Nariño), Colombia sudoccidental. La pequeña figura de un hombre que camina por el sendero al lado del río resalta la altura de las montañas. La acuarela es típica de la obra de Paz, en la que capturaba la diversidad de la población de Colombia y representaba actividades cotidianas y costumbres tradicionales de los diferentes grupos étnicos, raciales y sociales del país. Paz nació en Almaguer, provincia del Cauca. Se unió al Ejército colombiano a una edad temprana y demostró habilidades excepcionales como cartógrafo y pintor. En 1853 se hizo cargo del puesto de dibujante para la Comisión Corográfica, antes en manos de Henry Price (1819-1863). La comisión, que inició sus tareas en 1850, estaba encargada de estudiar la geografía, la cartografía, los recursos naturales, la historia natural, la cultura regional y la agricultura de la República de Nueva Granada (actuales Colombia y Panamá). Paz trabajó bajo la dirección de Agustín Codazzi (1793-1859), el geógrafo e ingeniero italiano que cofundó y dirigió la comisión. En 1859, a la muerte de Codazzi, Paz fue uno de los colaboradores que se encargaron de revisar, completar y publicar el trabajo que la Comisión Corográfica había llevado a cabo desde 1850. Como dibujante, Paz realizó acuarelas y dibujos que eran muy exactos y se esforzaban por representar los lugares y a las personas de Colombia en un estilo naturalista y objetivo. Estas imágenes constituyen valiosísimos registros documentales de la historia y de la cultura de Colombia. También proporcionaron información pertinente a la elaboración de los mapas, uno de los principales objetivos de la Comisión Corográfica. La Biblioteca Nacional de Colombia conserva más de 90 pinturas de Paz.

Tejedora, provincia de Pasto

Esta acuarela de Manuel María Paz (1820-1902) representa a una mujer, vestida de forma colorida, que teje. A juzgar por el diseño a rayas y los colores, probablemente la prenda sea un poncho. La provincia de Pasto (actual departamento de Nariño) se encuentra en el extremo sudoccidental de Colombia. La acuarela es típica de la obra de Paz, en la que capturaba la diversidad de la población de Colombia y representaba actividades cotidianas y costumbres tradicionales de los diferentes grupos étnicos, raciales y sociales del país. Paz nació en Almaguer, provincia del Cauca. Se unió al Ejército colombiano a una edad temprana y demostró habilidades excepcionales como cartógrafo y pintor. En 1853 se hizo cargo del puesto de dibujante para la Comisión Corográfica, antes en manos de Henry Price (1819-1863). La comisión, que inició sus tareas en 1850, estaba encargada de estudiar la geografía, la cartografía, los recursos naturales, la historia natural, la cultura regional y la agricultura de la República de Nueva Granada (actuales Colombia y Panamá). Paz trabajó bajo la dirección de Agustín Codazzi (1793-1859), el geógrafo e ingeniero italiano que cofundó y dirigió la comisión. En 1859, a la muerte de Codazzi, Paz fue uno de los colaboradores que se encargaron de revisar, completar y publicar el trabajo que la Comisión Corográfica había llevado a cabo desde 1850. Como dibujante, Paz realizó acuarelas y dibujos que eran muy exactos y se esforzaban por representar los lugares y a las personas de Colombia en un estilo naturalista y objetivo. Estas imágenes constituyen valiosísimos registros documentales de la historia y de la cultura de Colombia. También proporcionaron información pertinente a la elaboración de los mapas, uno de los principales objetivos de la Comisión Corográfica. La Biblioteca Nacional de Colombia conserva más de 90 pinturas de Paz.

Indios del pueblo de la laguna de la Cocha, provincia de Pasto

Esta acuarela de Manuel María Paz (1820-1902) muestra a amerindios en la provincia de Pasto (actual departamento de Nariño), en Colombia sudoccidental, cerca de la laguna de la Cocha, a unos 2800 metros de altura en la cordillera de los Andes. Las tres personas que se muestran aquí pueden ser kamsás (o kamëntsás) o ingas (o inganos), los principales grupos indígenas de la zona. La acuarela es típica de la obra de Paz, en la que capturaba la diversidad de la población de Colombia y representaba actividades cotidianas y costumbres tradicionales de los diferentes grupos étnicos, raciales y sociales del país. Paz nació en Almaguer, provincia del Cauca. Se unió al Ejército colombiano a una edad temprana y demostró habilidades excepcionales como cartógrafo y pintor. En 1853 se hizo cargo del puesto de dibujante para la Comisión Corográfica, antes en manos de Henry Price (1819-1863). La comisión, que inició sus tareas en 1850, estaba encargada de estudiar la geografía, la cartografía, los recursos naturales, la historia natural, la cultura regional y la agricultura de la República de Nueva Granada (actuales Colombia y Panamá). Paz trabajó bajo la dirección de Agustín Codazzi (1793-1859), el geógrafo e ingeniero italiano que cofundó y dirigió la comisión. En 1859, a la muerte de Codazzi, Paz fue uno de los colaboradores que se encargaron de revisar, completar y publicar el trabajo que la Comisión Corográfica había llevado a cabo desde 1850. Como dibujante, Paz realizó acuarelas y dibujos que eran muy exactos y se esforzaban por representar los lugares y a las personas de Colombia en un estilo naturalista y objetivo. Estas imágenes constituyen valiosísimos registros documentales de la historia y de la cultura de Colombia. También proporcionaron información pertinente a la elaboración de los mapas, uno de los principales objetivos de la Comisión Corográfica. La Biblioteca Nacional de Colombia conserva más de 90 pinturas de Paz.

Indios de la laguna de la Cocha, provincia de Pasto

Esta acuarela de Manuel María Paz (1820-1902) muestra a amerindios en la provincia de Pasto (actual departamento de Nariño), en Colombia sudoccidental, cerca de la laguna de la Cocha, a unos 2800 metros de altura en la cordillera de los Andes. Las tres personas que se muestran aquí pueden ser kamsás (o kamëntsás) o ingas (o inganos), los principales grupos indígenas de la zona. Lucen coloridas ruanas (ponchos). La acuarela es típica de la obra de Paz, en la que capturaba la diversidad de la población de Colombia y representaba actividades cotidianas y costumbres tradicionales de los diferentes grupos étnicos, raciales y sociales del país. Paz nació en Almaguer, provincia del Cauca. Se unió al Ejército colombiano a una edad temprana y demostró habilidades excepcionales como cartógrafo y pintor. En 1853 se hizo cargo del puesto de dibujante para la Comisión Corográfica, antes en manos de Henry Price (1819-1863). La comisión, que inició sus tareas en 1850, estaba encargada de estudiar la geografía, la cartografía, los recursos naturales, la historia natural, la cultura regional y la agricultura de la República de Nueva Granada (actuales Colombia y Panamá). Paz trabajó bajo la dirección de Agustín Codazzi (1793-1859), el geógrafo e ingeniero italiano que cofundó y dirigió la comisión. En 1859, a la muerte de Codazzi, Paz fue uno de los colaboradores que se encargaron de revisar, completar y publicar el trabajo que la Comisión Corográfica había llevado a cabo desde 1850. Como dibujante, Paz realizó acuarelas y dibujos que eran muy exactos y se esforzaban por representar los lugares y a las personas de Colombia en un estilo naturalista y objetivo. Estas imágenes constituyen valiosísimos registros documentales de la historia y de la cultura de Colombia. También proporcionaron información pertinente a la elaboración de los mapas, uno de los principales objetivos de la Comisión Corográfica. La Biblioteca Nacional de Colombia conserva más de 90 pinturas de Paz.

Libia italiana

En preparación para la conferencia de paz que tendría lugar después de la Primera Guerra Mundial, en la primavera de 1917, el Ministerio de Relaciones Exteriores británico creó un departamento especial responsable de proporcionar información de base para los representantes británicos en la conferencia. Libia italiana es el número 127 en una serie de más de 160 estudios realizados por el departamento, de los cuales la mayor parte fue publicada tras la conclusión de la Conferencia de Paz de París que tuvo lugar en 1919. El estudio cubre temas sobre geografía física y política, historia política, condiciones sociales y políticas, así como condiciones económicas. Narra el dominio que ejercieron los fenicios, griegos, egipcios, romanos, vándalos, bizantinos y árabes, sucesivamente, sobre Libia. Desde el siglo XIV, estuvo dominada principalmente por los piratas berberiscos, que, en 1518, aceptaron la soberanía del Imperio otomano. Italia, que durante mucho tiempo tuvo planes de colonias en el norte de África, declaró la guerra al Imperio otomano en septiembre de 1911 y envió una fuerza expedicionaria a Libia. Los italianos lograron el control de facto sobre el país en 1912. El estudio describe la resistencia al dominio italiano, gran parte de ella concentrada en un movimiento religioso islámico, la cofradía sanūsī (sanusí). Hace hincapié en la importancia del islam y, en particular, el papel del sufismo, aunque también observa la presencia de una comunidad de unos 20 000 judíos, en su mayoría descendientes de los colonos judíos de la época romana. La sección sobre condiciones económicas contrasta la prosperidad agrícola de Libia en la Antigüedad con las condiciones desérticas de principios del siglo XX. Llega a la siguiente conclusión: «la antigua prosperidad —tal como era— se produjo solo después de siglos de esfuerzo, y es probable que el desarrollo moderno en una escala considerable sea lento, costoso y arduo».

Somalilandia Italiana

En preparación para la conferencia de paz que tendría lugar después de la Primera Guerra Mundial, en la primavera de 1917, el Ministerio de Relaciones Exteriores británico creó un departamento especial responsable de proporcionar información de base para los representantes británicos en la conferencia. Somalilandia Italiana es el número 128 en una serie de más de 160 estudios realizados por el departamento, de los cuales la mayor parte fue publicada tras la conclusión de la Conferencia de Paz de París que tuvo lugar en 1919. Somalilandia Italiana (parte de la actual República de Somalia) quedó bajo control italiano a principios de 1889, cuando el sultán de Obbia (actual Hobyo) firmó un tratado con Italia en el que ponía bajo la protección de este país sus dominios a lo largo de la costa del océano Índico. El sur de Somalilandia se convierte en una colonia de la Corona italiana en 1910, mientras que el norte de Somalilandia sigue siendo un protectorado italiano «gobernado por sultanes locales, sobre cuyas acciones el Gobierno italiano solo ejerce un control político indirecto». El libro contiene secciones que tratan sobre geografía física y política, historia política, así como condiciones políticas, sociales y económicas. Narra el establecimiento del control italiano y la demarcación de las fronteras entre la Somalilandia Italiana, África Oriental Británica y Abisinia (Etiopía). La sección sobre las condiciones sociales y políticas es breve y hace hincapié en la estricta fe islámica de las tribus somalíes. El estudio analiza el compromiso de los italianos de convertir la Somalilandia Italiana en una colonia económicamente rentable, pero observa que hay muchos obstáculos que superar, entre ellos, el clima seco y la escasez de agua, la falta de mano de obra calificada para el trabajo agrícola y la rudimentaria red de transporte. Señala la prevalencia de la esclavitud en la parte sur de la colonia.