Testamento holográfico y codicilo de Jeanne Mance, cofundadora de Montreal

Jeanne Mance (1606-1673) fue la primera enfermera laica que ejerció en Montreal, la fundadora y primera tesorera del Hôtel-Dieu de Montréal, y una figura emblemática de la historia de la ciudad. Llegó a Canadá en 1641, inspirada por su convicción religiosa de servir a los colonos y a los indígenas mediante la creación de un hospital. Supervisó la construcción del Hôtel-Dieu, e hizo varios viajes a Francia para obtener los recursos para el proyecto. Merece ser reconocida como la fundadora de la ciudad, junto con el oficial militar francés Paul de Chomedey de Maisonneuve (1612-1676), primer gobernador de Montreal. En su testamento, que se presenta aquí, legó su corazón al pueblo de Montreal, y pidió que las enfermeras del hospital se ocuparan de su cuerpo. Sus restos se encuentran en la cripta de la capilla del actual Hôtel-Dieu de Montréal. Establecido en 1645, el Hôtel-Dieu de Montréal es el hospital más antiguo de Montreal. El testamento fue redactado por Bénigne Basset (también conocido como Deslauriers, circa 1629-1699), notario, secretario del tribunal y topógrafo que llegó a Montreal con los sulpicianos en 1657.

Carnaval de invierno de Montreal, febrero de 1884

A finales del siglo XIX, el carnaval de invierno de Montreal cambió la forma en que se percibía al invierno en Quebec. Buscaba atraer a los visitantes a la ciudad en pleno invierno, una estación que, de lo contrario, habrían evitado. Entre 1883 y 1889, se organizaron cinco carnavales de este tipo. En 1886, fueron interrumpidos debido a una epidemia de viruela. En 1888, las empresas de trenes retiraron la financiación y los carnavales fueron cancelados. El muy publicitado carnaval contó con la presencia de numerosos turistas estadounidenses. Se destinaron al evento trenes especiales, que ofrecían boletos con descuento. Muchos de los organizadores del carnaval fueron seleccionados entre los miembros de diferentes clubes de Montreal, como el Montreal Snow Shoe Club. Entre las actividades de carnaval, había bailes, fiestas de disfraces, desfiles, espectáculos, hockey, esquí, paseos en trineo, curling, justas, paseos a caballo, carreras de trineo o con raquetas de nieve y patinaje de velocidad. Los carnavales de invierno de Montreal generaron una amplia gama de material impreso: artículos de periódicos, tarjetas, postales, programas, guías y carteles. Esta cromolitografía muestra a personas que descienden en procesión del Mont-Royal con antorchas y raquetas de nieve. La colina está ubicada en el centro de la ciudad. El palacio de hielo era una parte fundamental de los carnavales de Montreal. Su altura, su arquitectura y su fantástica apariencia asombraban a los espectadores. En efecto, uno de los aspectos más destacados del carnaval era el «ataque» contra el palacio, perpetrado por los clubes de caminantes con raquetas de nieve. Como era el símbolo principal del evento, el palacio de hielo está representado en casi todo el material impreso del carnaval. En esta imagen, el palacio está adornado con cristales de mica para simular el hielo. Los palacios de hielo de 1883, 1884, 1885, 1887, y probablemente el de 1889, fueron diseñados por el arquitecto principal Alexander Cowper Hutchinson; su hermano, J. H. Hutchinson, construyó al menos el de 1883.

Teatro Francés de la Ópera, temporada 1895-1896

Fundada en Montreal en 1893, la compañía profesional del Théâtre de l'Opéra Français (Teatro Francés de la Ópera) se trasladó, un año más tarde, al Théâtre Français (Teatro Francés), un auditorio renovado que contaba con electricidad. La nueva sede se encontraba en la esquina de las calles Sainte-Catherine y Saint-Dominique. En Quebec, un ámbito en el que todavía había muy pocos artistas profesionales locales, y donde el repertorio teatral y musical era principalmente de habla inglesa, las comedias, los dramas y las operetas del Théâtre de l'Opéra Français deleitaban a los habitantes de habla francesa de Montreal. La compañía, que tenía cantantes y actores provenientes de Francia, contaba con el barítono Vandiric y con las divas Madame Essiani, Madame Bennati y Madame Conti-Bessi. Tenía 25 instrumentistas y 24 coristas. Su repertorio consistía en representaciones líricas y dramáticas. La temporada 1895-1896 resultó ser no solo la más ambiciosa, sino la más complicada, ya que terminó de forma prematura con un escándalo. En la noche del 12 de febrero de 1896, tras un largo retraso, un cantante subió al escenario para explicar a la audiencia que se debían grandes montos de dinero a los artistas y que, en consecuencia, se cancelaba la presentación prevista de El barbero de Sevilla. La difícil situación de los artistas indignó al público y a la prensa, que reunieron los fondos necesarios para que pudieran regresar a Francia. Sin embargo, algunos artistas optaron por permanecer en Montreal: estos fueron los primeros maestros, quienes fueron dando paso a los artistas profesionales locales en los albores del siglo XX.

La exposición de la potencia agrícola e industrial bajo el patrocinio de Su Excelencia, el gobernador general de Canadá, se llevará a cabo en la ciudad de Montreal

Este impresionante cartel de la «Grande Exposition agricole et industrielle de la Puissance» (Exposición de la potencia agrícola e industrial), celebrada en Montreal en 1884, tiene más de dos metros de altura. Dominado por la imagen del Palacio de Cristal de Montreal, este monumental grabado en madera es típico de los «carteles gigantes» que se utilizaron en Canadá y los Estados Unidos. El cartel evoca la soberbia escala de la exposición de 1884, que atrajo a una gran cantidad de visitantes. Estas exposiciones se llevaban a cabo durante una semana en agosto o septiembre de cada año. La palabra «puissance» (potencia) del título original hace referencia al Dominio de Canadá, creado por la Ley de Confederación de 1867. Las exposiciones, agrupadas por especialidad dentro del predio (que se encontraba en el distrito de Mile End), exhibían diversos productos: ganado, herramientas, maquinaria nueva, curiosidades científicas y mucho más. Siguiendo la tradición europea, se daban premios y galardones. Además de los eventos incluidos en el programa, se ofrecían viajes en globo, carreras de caballos y tiovivos (o calesitas). El Palacio de Cristal de Montreal, símbolo de la potencia colonial británica, era una réplica, adaptada y a pequeña escala, del famoso Palacio de Cristal construido en 1851 para la Gran Exposición de Londres. La estructura, construida en 1860 según los planos del arquitecto John Williams Hopkins, al principio estuvo emplazada en el sur de la calle Victoria, entre las calles Sainte-Catherine y Cathcart. En 1879, la trasladaron al cuadrilátero formado por la calle Bleury, la calle Saint-Urbain, la avenida Mont-Royal y el bulevar Saint-Joseph. En 1896, un incendio destruyó la estructura. Las exposiciones agrícolas e industriales de Quebec se trasladaron posteriormente fuera de Montreal, a las ciudades de Trois-Rivières, Sherbrooke y Saint-Hyacinthe.

Vista posterior de la iglesia de San Eustaquio y dispersión de los insurgentes

Este grabado representa una escena de las rebeliones provocadas por el descontento con el statu quo político en Canadá entre 1837 y 1838. Este descontento tenía que ver, principalmente, con el predominio del Reino Unido sobre los asuntos de lo que, entonces, eran todavía dos colonias separadas: el Bajo Canadá (la parte sur de la actual provincia de Quebec) y el Alto Canadá (la parte sur de la actual provincia de Ontario). Los líderes de la reforma del Bajo Canadá, cuyo representante más prominente fue Louis Joseph Papineau (1786-1871), aprovecharon antiguas tensiones políticas latentes para reclutar gran cantidad de seguidores durante la rebelión. Los rebeldes no constituyeron un gran desafío para las fuerzas militares del gobierno, entre ellas, una milicia leal de considerable tamaño al mando del general John Colborne, proveniente del Alto Canadá. Las fuerzas de los patriotes (rebeldes) se enfrentaron a las tropas británicas y a la milicia en tres oportunidades: en Saint-Denis, Saint-Charles y Saint-Eustache. Al declararse la ley marcial, muchos rebeldes (entre los que estaba Papineau) huyeron a los Estados Unidos. Cientos de ellos fueron arrestados; a muchos los transportaron a Australia, y otros murieron en la horca, en la prisión Pied-du-Courant en Montreal. Nathaniel Hartnell realizó este grabado a partir de la obra original del artista lord Charles Beauclerk (1813−1861), un oficial al mando de los soldados británicos en Saint-Charles.

Paso fortificado. Avanzada de las tropas del coronel Wetherall hacia la toma de Saint-Charles

Este grabado representa una escena de las rebeliones provocadas por el descontento con el statu quo político en Canadá entre 1837 y 1838. Este descontento tenía que ver, principalmente, con el predominio del Reino Unido sobre los asuntos de lo que, entonces, eran todavía dos colonias separadas: el Bajo Canadá (la parte sur de la actual provincia de Quebec) y el Alto Canadá (la parte sur de la actual provincia de Ontario). Los líderes de la reforma del Bajo Canadá, cuyo representante más prominente fue Louis Joseph Papineau (1786-1871), aprovecharon antiguas tensiones políticas latentes para reclutar gran cantidad de seguidores durante la rebelión. Los rebeldes no constituyeron un gran desafío para las fuerzas militares del gobierno, entre ellas, una milicia leal de considerable tamaño al mando del general John Colborne, proveniente del Alto Canadá. Las fuerzas de los patriotes (rebeldes) se enfrentaron a las tropas británicas y a la milicia en tres oportunidades: en Saint-Denis, Saint-Charles y Saint-Eustache. Al declararse la ley marcial, muchos rebeldes (entre los que estaba Papineau) huyeron a los Estados Unidos. Cientos de ellos fueron arrestados; a muchos los transportaron a Australia, y otros murieron en la horca, en la prisión Pied-du-Courant en Montreal. Nathaniel Hartnell realizó este grabado a partir de la obra original del artista lord Charles Beauclerk (1813−1861), un oficial al mando de los soldados británicos en Saint-Charles.

Cruce del río Richelieu por la noche

Este grabado representa una escena de las rebeliones provocadas por el descontento con el statu quo político en Canadá entre 1837 y 1838. Este descontento tenía que ver, principalmente, con el predominio del Reino Unido sobre los asuntos de lo que, entonces, eran todavía dos colonias separadas: el Bajo Canadá (la parte sur de la actual provincia de Quebec) y el Alto Canadá (la parte sur de la actual provincia de Ontario). Los líderes de la reforma del Bajo Canadá, cuyo representante más prominente fue Louis Joseph Papineau (1786-1871), aprovecharon antiguas tensiones políticas latentes para reclutar gran cantidad de seguidores durante la rebelión. Los rebeldes no constituyeron un gran desafío para las fuerzas militares del gobierno, entre ellas, una milicia leal de considerable tamaño al mando del general John Colborne, proveniente del Alto Canadá. Las fuerzas de los patriotes (rebeldes) se enfrentaron a las tropas británicas y a la milicia en tres oportunidades: en Saint-Denis, Saint-Charles y Saint-Eustache. Al declararse la ley marcial, muchos rebeldes (entre los que estaba Papineau) huyeron a los Estados Unidos. Cientos de ellos fueron arrestados; a muchos los transportaron a Australia, y otros murieron en la horca, en la prisión Pied-du-Courant en Montreal. Nathaniel Hartnell realizó este grabado a partir de la obra original del artista lord Charles Beauclerk (1813−1861), un oficial al mando de los soldados británicos en Saint-Charles.

Campamento de las tropas del coronel Wetherall en Saint-Hilaire de Rouville

Este grabado representa una escena de las rebeliones provocadas por el descontento con el statu quo político en Canadá entre 1837 y 1838. Este descontento tenía que ver, principalmente, con el predominio del Reino Unido sobre los asuntos de lo que, entonces, eran todavía dos colonias separadas: el Bajo Canadá (la parte sur de la actual provincia de Quebec) y el Alto Canadá (la parte sur de la actual provincia de Ontario). Los líderes de la reforma del Bajo Canadá, cuyo representante más prominente fue Louis Joseph Papineau (1786-1871), aprovecharon antiguas tensiones políticas latentes para reclutar gran cantidad de seguidores durante la rebelión. Los rebeldes no constituyeron un gran desafío para las fuerzas militares del gobierno, entre ellas, una milicia leal de considerable tamaño al mando del general John Colborne, proveniente del Alto Canadá. Las fuerzas de los patriotes (rebeldes) se enfrentaron a las tropas británicas y a la milicia en tres oportunidades: en Saint-Denis, Saint-Charles y Saint-Eustache. Al declararse la ley marcial, muchos rebeldes (entre los que estaba Papineau) huyeron a los Estados Unidos. Cientos de ellos fueron arrestados; a muchos los transportaron a Australia, y otros murieron en la horca, en la prisión Pied-du-Courant en Montreal. Nathaniel Hartnell realizó este grabado a partir de la obra original del artista lord Charles Beauclerk (1813−1861), un oficial al mando de los soldados británicos en Saint-Charles.

Vista frontal de la iglesia de San Eustaquio, ocupada por los insurgentes

Este grabado representa una escena de las rebeliones provocadas por el descontento con el statu quo político en Canadá entre 1837 y 1838. Este descontento tenía que ver, principalmente, con el predominio del Reino Unido sobre los asuntos de lo que, entonces, eran todavía dos colonias separadas: el Bajo Canadá (la parte sur de la actual provincia de Quebec) y el Alto Canadá (la parte sur de la actual provincia de Ontario). Los líderes de la reforma del Bajo Canadá, cuyo representante más prominente fue Louis Joseph Papineau (1786-1871), aprovecharon antiguas tensiones políticas latentes para reclutar gran cantidad de seguidores durante la rebelión. Los rebeldes no constituyeron un gran desafío para las fuerzas militares del gobierno, entre ellas, una milicia leal de considerable tamaño al mando del general John Colborne, proveniente del Alto Canadá. Las fuerzas de los patriotes (rebeldes) se enfrentaron a las tropas británicas y a la milicia en tres oportunidades: en Saint-Denis, Saint-Charles y Saint-Eustache. Al declararse la ley marcial, muchos rebeldes (entre los que estaba Papineau) huyeron a los Estados Unidos. Cientos de ellos fueron arrestados; a muchos los transportaron a Australia, y otros murieron en la horca, en la prisión Pied-du-Courant en Montreal. Nathaniel Hartnell realizó este grabado a partir de la obra original del artista lord Charles Beauclerk (1813−1861), un oficial al mando de los soldados británicos en Saint-Charles.

Monasterio de Drepung, visto desde el este, Lhasa

Esta vista oriental del monasterio de Drepung (que también aparece como Drepung, De-Pung, De-p’ung, Debang, Drabung, Dabung, Brebung o Brasbung en otras fuentes) pertenece a una colección de 50 fotografías del Tíbet central que la Sociedad Geográfica Estadounidense adquirió en San Petersburgo en 1904 de la Sociedad Geográfica del Imperio Ruso. Según W. W. Rockhill, en su obra Tíbet (1890), Drepung fue el monasterio más poblado del Tíbet. En El budismo del Tíbet o lamaísmo (1899), L. A. Waddell afirma que es «el más poderoso y populoso de todos los monasterios en el Tíbet, fundado y bautizado en honor al monasterio hindú tántrico de 'La pila de arroz' ('Sri-Dhanya Kataka') en Kalinga e identificado con la tradición Kalachakra. Se encuentra a unas tres millas al oeste de Lhasa y tiene nominalmente 7000 monjes». Las fotografías de esta colección fueron tomadas por dos lamas budistas mongoles, G. Ts. Tsybikov y Ovshe (O. M.) Norzunov, quienes visitaron el Tíbet entre 1900 y 1901. Las fotos están acompañadas por notas que Tsybikov, Norzunov y otros mongoles familiarizados con el Tíbet central escribieron en ruso para la Sociedad Geográfica del Imperio Ruso. Alexander Grigoriev, miembro corresponsal de la Sociedad Geográfica Estadounidense, tradujo las notas del ruso al inglés en abril de 1904.