7 de octubre de 2014

Gran incendio del barco de vapor New Jersey en el que 50 personas perdieron la vida. Río Delaware frente a Filadelfia, 15 de marzo de 1856

George G. Heiss fue un litógrafo de Filadelfia de mediados del siglo XIX especializado en la producción de imágenes de equipos de extinción de incendios. Esta litografía muestra, a la distancia y bajo el cielo nocturno de invierno, las nubes de humo que salen del barco de vapor New Jersey de la firma Philadelphia and Camden Ferry Company. Botes de remos se acercan de prisa al lugar del accidente. A la derecha de la litografía, se aprecia una vista parcial del transbordador Dido que va al rescate. El New Jersey se incendió a mitad de camino entre Filadelfia y Camden. El denso hielo obligó a la tripulación a tomar esta ruta alternativa más larga. La causa del incendio fueron defectos en las calderas. Como el incendio se propagaba rápidamente, el capitán Ebenezer Corson se refugió en el muelle de la calle Arch, en Filadelfia. Cuando se encontraba a diez metros del muelle, la cabina del piloto se derrumbó y el barco quedó fuera de control. Corson sobrevivió, ya que saltó a tierra antes de que el barco quedara a la deriva, pero 50 personas fallecieron. Heiss, cuyo taller estaba ubicado cerca de donde se produjo este hecho, mandó a imprimir esta litografía de inmediato. Nació en Filadelfia en 1823. Exhibió sus obras en la Sociedad de Fondos de los Artistas entre 1840 y 1843. También es reconocido como pintor de retratos. Trabajó estrechamente con el estudio de litografía de Thomas Wagner y James McGuigan desde 1847 hasta 1855, cuando abrió su propia firma en el n.º 213 de la calle North Second. Desde ese entonces y hasta principios de la década de 1860, se encargó principalmente de la producción y publicación de litografías de imágenes de equipos de extinción de incendios para los cuerpos de bomberos voluntarios locales. En 1865, publicó El alfabeto nacional ilustrado, una obra decorada con litografías. En 1868 abandonó la litografía y abrió un emporio de materiales para artistas en el n.º 25 de la calle North 11th, que administró hasta 1885.

Cornelius y Baker, fabricantes de lámparas, candelabros, lámparas de gas, etcétera. Avenida Columbia y calle Fifth, Filadelfia

William H. Rease, nacido en Pensilvania circa 1818, fue el litógrafo de grabados publicitarios más prolífico de Filadelfia durante las décadas de 1840 y 1850. Este anuncio muestra el gran edificio de la firma de Cornelius y Baker, que ocupaba la mayor parte de la manzana 500 de la avenida Columbia. Cerca de una de las entradas, un hombre sostiene un caballo enganchado a un sulky, mientras que un ómnibus está a punto de doblar la esquina. En primer plano, los pasajeros abordan el ómnibus correspondiente al recorrido entre las calles Germantown y North Fifth, y un hombre se acerca a caballo. Christian Cornelius, inmigrante holandés y platero, fundó su negocio de iluminación en 1827, que se convirtió en Cornelius, Baker and Company en 1835. Para la década de 1850, administraba la fábrica ilustrada aquí, otra en la calle Cherry y un comercio en el n.º 176 de la calle Chestnut. Inicialmente, la empresa fabricaba lámparas de cobre, pero más tarde también produjo lámparas y esculturas de zinc, algunas de las cuales se instalaron en el Capitolio de los Estados Unidos. La firma se transformó en Cornelius and Sons y fue sucedida por Baker, Arnold and Company en 1869. Rease comenzó su actividad en este rubro alrededor de 1844 y, durante la década de 1850, trabajó principalmente con los estudios de Frederick Kuhl y Wagner & McGuigan en la producción de grabados publicitarios famosos por sus representaciones de detalles humanos. Aunque Rease solía colaborar con otros litógrafos, en 1850 comenzó a promocionar su propia empresa, sita en el n.º 17 de la calle South Fifth, al oeste de la calle Chestnut, en O'Brien's Business Directory (directorio de empresas de O'Brien). En 1855, trasladó su firma a la esquina noreste de las calles Fourth y Chestnut (después de asociarse con Francis Schell circa 1853-1855), donde, además de grabados publicitarios, produjo certificados, panoramas, mapas y grabados marítimos.

Fábrica de albayalde y laboratorio químico de Harrison Brothers, Filadelfia

William H. Rease, nacido en Pensilvania circa 1818, fue el litógrafo de grabados publicitarios más prolífico de Filadelfia durante las décadas de 1840 y 1850. Este anuncio muestra un panorama aéreo de la fábrica de productos químicos de Harrison Brothers, cerca de las calles Fitler y Harrison en Frankford, parte baja del noreste de Filadelfia. Los letreros del edificio dicen, de izquierda a derecha, «Fábrica de ácido piroleñoso», «Fábrica de ácido sulfúrico», «Fábrica de azúcar de plomo», «Fábrica de albayalde», «Fábrica de alumbre» y «Fábrica de sulfato de hierro». La escena incluye obreros que empujan carretillas, ponen carbón en un hornillo y levantan barriles con un polipasto. Hay ciervos y caballos que pastan en los campos arbolados detrás de la fábrica de productos químicos. Harrison Brothers fue fundada circa 1793; para la época de la Guerra Civil estadounidense, ya administraba plantas en Nueva York, Maryland y Filadelfia. Esta planta en Frankford funcionó hasta circa 1870. Rease comenzó su actividad en este rubro alrededor de 1844 y, durante la década de 1850, trabajó principalmente con los estudios de Frederick Kuhl y Wagner & McGuigan en la producción de grabados publicitarios famosos por sus representaciones de detalles humanos. Aunque Rease solía colaborar con otros litógrafos, en 1850 comenzó a promocionar su propia empresa, sita en el n.º 17 de la calle South Fifth, al norte de la calle Chestnut, en O'Brien's Business Directory (directorio de empresas de O'Brien). En 1855, trasladó su firma a la esquina noreste de las calles Fourth y Chestnut (después de asociarse con Francis Schell circa 1853-1855), donde, además de grabados publicitarios, produjo certificados, panoramas, mapas y grabados marítimos.

McNeely & Company, productores de tafilete, cuero de ante y gamuza, cuero blanco, curtido con taninos, cuero de oveja, ternero y ciervo, pergamino, vitela, etcétera. N.º 64 de la calle North 4th al sur de la calle Arch, cerca del hotel Merchant, Filadelfia

William H. Rease, nacido en Pensilvania circa 1818, fue el litógrafo de grabados publicitarios más prolífico de Filadelfia durante las décadas de 1840 y 1850. Este anuncio muestra el gran complejo de fábricas McNeely, compuesto por varios edificios para uso industrial, galpones y un patio cercado, cerca de una calle y acera muy transitadas. Los trabajadores se ocupan de un laberinto de sogas de secado en las que cuelgan piezas de cuero. Los carros de entrega atraviesan el patio y salen por una puerta con un letrero que dice «McNeely». Un obrero utiliza un carro tirado por caballos para recoger el carbón de un montículo al lado del edificio principal. Los peatones, entre ellos, una mujer y un niño, pasean y conversan en la acera. En la calle, una pareja afroamericana empuja una carretilla llena, y pasa un ómnibus tirado por caballos, lleno de gente, de la línea que hace el recorrido entre las calles Frankford y Fourth. La familia McNeely operó la fábrica de cuero en Filadelfia desde 1830 hasta principios del siglo XX. Rease comenzó su actividad en este rubro alrededor de 1844 y, durante la década de 1850, trabajó principalmente con los estudios de Frederick Kuhl y Wagner & McGuigan en la producción de grabados publicitarios famosos por sus representaciones de detalles humanos. Aunque Rease solía colaborar con otros litógrafos, en 1850 comenzó a promocionar su propia empresa, sita en el n.º 17 de la calle South Fifth, al norte de la calle Chestnut, en O'Brien's Business Directory (directorio de empresas de O'Brien). En 1855, trasladó su firma a la esquina noreste de las calles Fourth y Chestnut (después de asociarse con Francis Schell circa 1853-1855), donde, además de grabados publicitarios, produjo certificados, panoramas, mapas y grabados marítimos.

Rockhill y Wilson, sastres y modistas de indumentaria para hombres y niños, n.º 205 y n.º 207 de la calle Chestnut y n.º 28 de la calle South 6th

William H. Rease, nacido en Pensilvania circa 1818, fue el litógrafo de grabados publicitarios más prolífico de Filadelfia durante las décadas de 1840 y 1850. Este anuncio muestra el amplio y espacioso interior de la casa de indumentaria de Daniel H. Rockhill y Franklin S. Wilson en los n.º 205-207 (luego 603-605) de la calle Chestnut. Empleados y clientes organizan y clasifican las mercaderías expuestas en pilas sobre las mesas del comercio, profusamente decorado y adornado con pilastras, frontones redondeados, rosetas y lámparas y candelabros florales. En primer plano, dos empleados atienden a los clientes: uno habla con una mujer y un niño pequeño, mientras que otro asiste a dos caballeros. Rockhill y Wilson mudaron su firma del n.º 111 (luego, 321) de la calle Chestnut a este local en 1857, que funcionó aquí hasta 1882. También tenían instalaciones en el n.º 28 de la calle South Sixth. Rease comenzó su actividad en este rubro alrededor de 1844 y, durante la década de 1850, trabajó principalmente con los estudios de Frederick Kuhl y Wagner & McGuigan en la producción de grabados publicitarios famosos por sus representaciones de detalles humanos. Aunque Rease solía colaborar con otros litógrafos, en 1850 comenzó a promocionar su propia empresa, sita en el n.º 17 de la calle South Fifth, al norte de la calle Chestnut, en O'Brien's Business Directory (directorio de empresas de O'Brien). En 1855, trasladó su firma a la esquina noreste de las calles Fourth y Chestnut (después de asociarse con Francis Schell circa 1853-1855), donde, además de grabados publicitarios, produjo certificados, panoramas, mapas y grabados marítimos.

La corona de historias

Aquí se presenta el primer volumen de Tāj al-Tavārīkh (La corona de historias), en dos volúmenes, que es la autobiografía de Abdur Rhaman Khān, gobernante de Afganistán entre 1880 y 1901. Después de largos años de exilio en Asia Central, Rahman llegó al poder en Afganistán con el apoyo de los británicos, que más tarde lo patrocinaron económica, política y militarmente. Comenzó a reprimir a diversos grupos sociales que se oponían y amenazaban a su gobierno, como las tribus hazara y ghilzai del centro y el este de Afganistán. También exilió a individuos y familias rivales, por ejemplo, la de Barakzai Khan y Ghulam Muhammad Tarzi. Amir Abdur Raḥmān Khān es famoso por la creación y la centralización de la administración del Estado moderno en Afganistán. El volumen tiene una nota que indica que quien tradujo la obra del inglés al persa fue Ghulam Khan Murtza Qandahari, el cónsul general adjunto británico en Mashhad, Irán, y que quien la publicó en Bombay el 2 de julio de 1904 fue Matb-e Gulzar Husainii. De hecho, se trata de una traducción inversa, ya que el libro había sido publicado originalmente en persa en Kabul en 1883. Qandahari informa en el prefacio que él lo tradujo «porque su inexistencia en persa era sentida y lamentable». Según el erudito Amin Tarzi, el verdadero traductor del inglés al persa fue Mirza Husain Ali Shirazi, que publicó su obra en Mashhad en 1903; por lo tanto, la contribución de Qandahari a la edición de 1904 fue menos significativa de lo que se sugiere aquí. El volumen tiene un prefacio y 12 capítulos. El prefacio parece haber sido escrito por Qandahari, que alaba la supremacía de Dios y la integridad de Rahman como restaurador del orden en Afganistán y artífice del país moderno. El capítulo uno se centra en el período comprendido entre 1853 y 1863, durante la juventud de Rahman, un muchacho de linaje real. El capítulo dos trata sobre la huida de Rahman de Balj a Bujará en 1863, después de que su tío, el emir Sher Ali Khan (1825-1879), lo desafiara. Los capítulos tres y cuatro examinan las guerras de Rahman contra Sher Ali Khan. El capítulo cinco analiza su vida en el exilio en Samarcanda de 1870 a 1878. El capítulo seis se ocupa de su año en Badakhshan, en 1879. Los capítulos posteriores cubren su entronización, la organización de los asuntos del Estado afgano, la anexión de Herat, una visión general de Afganistán durante la década de 1880, las batallas con varios grupos de la oposición, y los individuos y las familias afganas que envió al exilio. Un árbol genealógico y una fotografía de Rahman preceden al capítulo uno.