Los hechos y las epístolas de los apóstoles

Los hechos y las epístolas de los apóstoles, también conocido como Apóstol, es la primera impresión con fecha que se publicó en el territorio de la actual Ucrania. Está escrita en eslavo eclesiástico, el idioma litúrgico de la Iglesia Ortodoxa de Rusia, Ucrania y otros países de idioma eslavo, y fue impresa en 1574 por Ivan Fyodorov (circa 1510-1583) en el Monasterio de San Onofrio de Leópolis. Fyodorov, uno de los padres de la imprenta en la región eslava oriental, se graduó en la Universidad Jagellónica de Cracovia, Polonia, y luego trabajó en Moscú, donde publicó obras litúrgicas con tipos móviles: los primeros libros impresos de Rusia. Los escribas que temían la competencia de su innovación expulsaron a Fyodorov de Moscú, quien huyó al Gran Ducado de Lituania, donde estableció una imprenta en Zabłudów (Zabludovo, en la actual Bielorrusia). En 1572 se mudó a Leópolis. El Apóstol fue de los libros litúrgicos de mayor uso en la Iglesia Ortodoxa. La edición de 1574 contiene un epílogo autobiográfico de Fyodorov, en el que relata la historia de sus imprentas en Moscú, Zabłudów y Leópolis. Se sabe de la existencia de alrededor de 120 copias de esta edición, de las cuales cinco se encuentran en las colecciones de la Biblioteca Nacional de Ucrania-V.I. Vernadsky.

Vista general de Kiev-Pechersk Lavra

Esta vista de Kiev-Pechersk Lavra pertenece a Recuerdo de Kiev, un álbum de comienzos del siglo XX que muestra los principales lugares de Kiev, la capital de Ucrania, que en esa época era una de las ciudades más importantes del Imperio ruso. Kiev-Pechersk Lavra, también conocido como el Monasterio de las cuevas de Kiev (pechera significa cueva; lavra indica un monasterio de prestigio), es un gran complejo fundado en 1051 por un monje llamado Antonio en cuevas excavadas en la ladera de una colina. El monasterio pronto se convirtió en el centro del cristianismo en Rusia y desempeñó un papel importante en el desarrollo cultural local, ya que albergó la primera imprenta en Kiev y a famosos cronistas, escritores, médicos, científicos y artistas. Después de un incendio en 1718, la mayor parte del conjunto de lavra se reconstruyó en estilo barroco, incluida la Catedral de la Asunción (aquí en el centro), el gran campanario (centro-izquierda), otras iglesias y edificios monásticos, que están rodeados de altos muros de piedra. Junto con la Catedral de Santa Sofía de la ciudad, el lavra está inscrito en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Las 25 vistas de Recuerdo de Kiev son colotipias, realizadas con un proceso de impresión química que fue empleado ampliamente antes de la invención de la litografía offset.