Memoria sobre diferentes masas de hierro, encontradas en la cordillera oriental de los Andes

Mariano Eduardo de Rivero y Ustáriz (1798–1857) fue un científico, geólogo, mineralogista, químico, arqueólogo, político y diplomático peruano. Se formó en Arequipa. En 1810, a sus 12 años, fue enviado a Londres para estudiar matemática, física e idiomas. En 1817 viajó a Francia para estudiar mineralogía y química en la École royale des mines de París. En Francia conoció a Joseph Louis Proust, a Gay-Lussac y a Alexander von Humboldt. Este último se convirtió en su mentor y, en el transcurso de sus viajes por Europa, Rivero descubrió un nuevo oxalato de hierro al que llamó Humboldtina en su honor. En 1822 Rivero fue contratado, por recomendación de Humboldt, por el gobierno colombiano para dirigir la primera escuela de minería en Bogotá, con la asistencia de varios otros jóvenes científicos europeos. Entre ellos estaba el mineralogista francés Jean-Baptiste Boussingault (1802-1887), que había estudiado en la escuela de minas de Saint-Etienne y más tarde se trasladó a Alsacia para trabajar en las minas de asfalto. Rivero y Boussingault viajaron a través de la parte norte de América del Sur en apoyo a las exploraciones científicas del general Simón Bolívar. Aquí se muestra «Memoria sobre diferentes masas de hierro, encontradas en la cordillera oriental de los Andes», publicada en 1823: uno de una serie de artículos sobre mineralogía en los que los dos hombres colaboraron. Presenta un análisis de los diferentes tipos de mineral de hierro que se encuentran en la cordillera oriental de los Andes, cerca de Santa Rosa, Colombia. La obra está incluida en una recopilación de trabajos de Rivero llamada Colección de memorias científicas, agrícolas e industriales publicadas en distintas épocas que apareció en 1857.

Alojamiento de sus altezas reales el duque de Sajonia y Luis Felipe en la casa del mayor Brant

La colección Thereza Christina Maria se compone de 21 742 fotografías reunidas por el emperador Pedro II (1825-1891) a lo largo de su vida y donadas por él a la Biblioteca Nacional de Brasil. La colección abarca una amplia variedad de temas. Documenta los logros de Brasil y de los brasileños en el siglo XIX y también incluye muchas fotografías de Europa, África y América del Norte. En 1868, el fotógrafo Augusto Riedel acompañó a Luis Augusto, duque de Sajonia, yerno del emperador Pedro II, en una expedición al interior de Brasil. La expedición visitó la ciudad de Diamantina, en el estado de Minas Gerais, que era un centro de extracción de diamantes. Las fotografías tomadas por Riedel durante esta visita fueron utilizadas más de 20 años después por José Maria da Silva Paranhos Júnior, el barón de Rio Branco y el padre de la diplomacia brasileña, para ilustrar el álbum Paisajes de Brasil, que se mostró en la Exposición Universal de París en 1889. Como buen ejemplo de arquitectura barroca brasileña bien conservada, Diamantina fue nombrada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1999.

El Conde d'Eu y otros oficiales brasileños que participaron en la Guerra del Paraguay

La colección Thereza Christina Maria consta de 21.742 fotografías reunidas por el emperador Pedro II, quien las donó a la Biblioteca Nacional de Brasil. La colección abarca una amplia gama de temas. Documenta los logros de Brasil y del pueblo brasileño en el siglo XIX; además incluye muchas fotografías de Europa, África y América del Norte. Esta fotografía muestra a Louis Philippe, Conde de Eu, príncipe francés que fue esposo de la princesa Isabel, y a sus compañeros en la guerra del Paraguay. Fue tomada en el pueblo paraguayo de Vila do Rosário el 13 de enero de 1870, dos meses antes del final de la guerra. El conde está en el centro, vistiendo un uniforme militar.

Máquina de vapor «Kompaund» con un supercalentador Schmidt

A comienzos del siglo XX, el fotógrafo ruso Sergei Mijáilovich Prokudin-Gorskii (1863–1944) utilizó un proceso especial de fotografía a color para crear una documentación visual del Imperio ruso. Algunas de sus fotografías datan de alrededor de 1905, pero la mayor parte de su obra corresponde a los años comprendidos entre 1909 y 1915, cuando, con el apoyo del zar Nicolás II y del Ministerio de Transporte, llevó a cabo largos viajes por diferentes partes del imperio.

La Princesa Isabel, la Baronesa de Muritiba y la Baronesa de Loreto en el mirador de la residencia de la Princesa

La colección Thereza Christina Maria consta de 21.742 fotografías reunidas por el emperador Pedro II, quien las donó a la Biblioteca Nacional de Brasil. La colección abarca una amplia gama de temas. Documenta los logros de Brasil y del pueblo brasileño en el siglo XIX; además incluye muchas fotografías de Europa, África y América del Norte. La nobleza brasileña está bien representada en la colección. Esta fotografía de 1866 tomada por Marc Ferrez, uno de los más célebres retratistas de Brasil, muestra a la Princesa Isabel, hija de Pedro II, en el balcón de su residencia en Río de Janeiro, Petrópolis. De izquierda a derecha se puede observar a la baronesa de Muritiba, a la princesa Isabel y a la Baronesa de Loreto.

Desfile en la Plaza del Palacio con motivo de la boda de la Princesa Isabel y el Conde d'Eu

La colección Thereza Christina Maria consta de 21.742 fotografías reunidas por el emperador Pedro II, quien las donó a la Biblioteca Nacional de Brasil. La colección abarca una amplia gama de temas. Documenta los logros de Brasil y del pueblo brasileño en el siglo XIX; además incluye muchas fotografías de Europa, África y América del Norte. Esta fotografía muestra el desfile por la celebración del matrimonio de la princesa Isabel, hija del emperador Pedro II y la emperatriz Thereza Christina Marina, con el conde de Eu el 15 de octubre de 1864.

Isabel, princesa de Brasil

La colección Thereza Christina Maria consta de 21.742 fotografías reunidas por el emperador Pedro II, quien las donó a la Biblioteca Nacional de Brasil. La colección abarca una amplia gama de temas. Documenta los logros de Brasil y del pueblo brasileño en el siglo XIX; además incluye muchas fotografías de Europa, África y América del Norte. Esta fotografía muestra a la princesa Isabel, hija de Pedro II y, hasta la abolición de la monarquía en 1889, la heredera al trono brasileño. Fue tomada por Joaquim José Insley Pacheco (1830-1912), uno de los más célebres fotógrafos de retratos de Brasil de esa época. Pacheco nació en Portugal y emigró a Brasil en su juventud. Entre 1849 y 1851, trabajó en Nueva York, donde estudió con los fotógrafos Jeremiah Gurney y Mathew Brady. Al volver a Brasil, abrió un estudio en Río de Janeiro. En 1855 recibió el título de Fotógrafo de la Casa Imperial. Su temas más conocidos incluyeron a los miembros de la familia real, personalidades políticas y miembros de la aristocracia brasileña. También fue pintor y dibujante y realizó contribuciones técnicas para el desarrollo de la fotografía.