14 de enero de 2013

Antigüedades de Samarcanda. Mausoleo del emir Tamerlán Kuragan (Gur-Emir). Capitel de la columna y sección de detalle en la fachada norte

Esta fotografía de un detalle en la fachada norte del mausoleo de Gur-Emir en Samarcanda (Uzbekistán) proviene de la parte arqueológica del Álbum de Turquestán. El estudio fotográfico en seis volúmenes se produjo entre 1871 y 1872, bajo el patrocinio del general Konstantín P. von Kaufman, el primer gobernador general (1867-1882) de Turquestán, como se conocían a los territorios del Imperio ruso en Asia Central. En el álbum se presta especial atención a la herencia arquitectónica islámica de Samarcanda, incluido el Gur-Emir («sepulcro del gobernante» en persa). Si bien se lo conoce principalmente como el lugar de entierro de Tamerlán, Gur-Emir fue un proyecto que él comenzó en 1403 para conmemorar la muerte de su amado nieto, el sultán Muhammad, quien falleció a los 27 años. El santuario aún no estaba completo cuando Tamerlán murió de neumonía en 1405. Al ser enterrado allí, Gur-Emir se convirtió, en efecto, en el mausoleo de los timúridas. Aquí se muestra un segmento de la fachada norte, decorada con cerámicas policromáticas. En el extremo inferior está la parte superior de una columna que sostiene un capitel de cerámica dividido en segmentos. Tanto la columna como el capitel muestran motivos florales. A pesar de que la superficie de la pared de ladrillo ha sufrido importantes daños, el panel vertical que se encuentra encima de la columna tipifica la delicadeza de estos intrincados motivos florales, dispuestos simétricamente y conectados por una red de zarcillos. Estos arabescos hexagonales sugieren una lógica orgánica, universal.

Antigüedades de Samarcanda. Mausoleo del emir Tamerlán Kuragan (Gur-Emir). Inscripción en una de las puertas

Esta fotografía de un panel de la puerta del mausoleo de Gur-Emir en Samarcanda (Uzbekistán) proviene de la parte arqueológica del Álbum de Turquestán. El estudio fotográfico en seis volúmenes se produjo entre 1871 y 1872, bajo el patrocinio del general Konstantín P. von Kaufman, el primer gobernador general (1867-1882) de Turquestán, como se conocían a los territorios del Imperio ruso en Asia Central. En el álbum se presta especial atención a la herencia arquitectónica islámica de Samarcanda, incluido el Gur-Emir («sepulcro del gobernante» en persa). Si bien se lo conoce principalmente como el lugar de entierro de Tamerlán, Gur-Emir fue un proyecto que él comenzó en 1403 para conmemorar la muerte de su amado nieto, el sultán Muhammad. Su muerte repentina a los 27 años privó a Tamerlán de su sucesor elegido. El santuario todavía no estaba completo cuando Tamerlán murió de neumonía en 1405. Al ser enterrado allí, Gur-Emir se convirtió en el mausoleo de los timúridas. Esta vista del lado izquierdo de una puerta de madera, probablemente dentro del iwan (salón abovedado, con paredes en tres lados y un extremo abierto) del arco de entrada, muestra un panel con un intrincado tallado en relieve que sirve de fondo para las letras árabes, cursivas y alargadas. Debajo de este panel cuadrado hay un diseño tallado mayor. El diseño consiste en figuras florales y zarcillos y enmarca un motivo geométrico en arco de rombos sobre el calado. A pesar del aspecto desgastado de la puerta, que pone en evidencia los efectos del tiempo, el tallado se ha conservado relativamente bien en este clima seco.

Antigüedades de Samarcanda. Mausoleo del emir Tamerlán Kuragan (Gur-Emir). Inscripción sobre la puerta del corredor

Esta fotografía de una hornacina en arco en el mausoleo de Gur-Emir en Samarcanda (Uzbekistán) proviene de la parte arqueológica del Álbum de Turquestán. El estudio fotográfico en seis volúmenes se produjo entre 1871 y 1872, bajo el patrocinio del general Konstantín P. von Kaufman, el primer gobernador general (1867-1882) de Turquestán, como se conocían a los territorios del Imperio ruso en Asia Central. En el álbum se presta especial atención a la herencia arquitectónica islámica de Samarcanda, incluido el Gur-Emir («sepulcro del gobernante» en persa). Si bien se lo conoce principalmente como el lugar de entierro de Tamerlán, Gur-Emir fue un proyecto que él comenzó en 1403 para conmemorar la muerte de su amado nieto, el sultán Muhammad, quien falleció a los 27 años. Cuando en 1405 el propio Tamerlán fue enterrado allí, Gur-Emir se convirtió, en efecto, en el mausoleo de los timúridas. Aquí se ve la parte superior de un arco del portal (peshtak) de la hornacina, al parecer, en el lado izquierdo de la fachada norte. Hay fragmentos de decoración en cerámica ligeramente visibles a ambos lados del portal, por encima del cual hay una tira de cerámica que contiene un texto sagrado en escritura árabe-persa alargada y cursiva, bordeada con figuras decorativas. Por encima de la inscripción hay un diseño en loza con formas geométricas, como triángulos, pentágonos y estrellas de seis puntas que se intersectan. Esta compleja interconexión se puede interpretar como una reflexión de orden cósmico. Originalmente la bóveda de ladrillo en arco estaba cubierta de trabajo en cerámica.

Antigüedades de Samarcanda. Mausoleo del emir Tamerlán Kuragan (Gur-Emir). Inscripciones en el friso del frente completo

Esta fotografía del mausoleo de Gur-Emir en Samarcanda (Uzbekistán) proviene de la parte arqueológica del Álbum de Turquestán. El estudio fotográfico en seis volúmenes se produjo entre 1871 y 1872, bajo el patrocinio del general Konstantín P. von Kaufman, el primer gobernador general (1867-1882) de Turquestán, como se conocían a los territorios del Imperio ruso en Asia Central. En el álbum se presta especial atención a la herencia arquitectónica islámica de Samarcanda, incluido el Gur-Emir («sepulcro del gobernante» en persa). Si bien se lo conoce principalmente como el lugar de entierro de Tamerlán, Gur-Emir fue un proyecto que él comenzó en 1403 para conmemorar la muerte de su amado nieto, el sultán Muhammad, quien falleció a los 27 años. Cuando en 1405 el propio Tamerlán fue enterrado allí, Gur-Emir se convirtió, en efecto, en el mausoleo de los timúridas. Aquí se muestra la esquina noroeste de la estructura, con el único minarete que sobrevivió de los cuatro originales. El minarete está decorado con tiras en espiral con inscripciones en escritura cúfica, que contienen palabras de la declaración islámica de fe. A pesar de los enormes daños que sufrió la superficie de la pared, las crujías con arcos en punta todavía muestran una decoración en cerámica policromática que consiste en motivos geométricos y florales en disposición simétrica. Por encima de los arcos hay fragmentos de una monumental tira de cerámica con inscripción en perso-árabe que se extiende por gran parte del largo de la fachada principal. En la parte superior hay un parapeto improvisado de ladrillo estrecho.

Antigüedades de Samarcanda. Mausoleo del emir Tamerlán Kuragan (Gur-Emir). Inscripciones en el friso del frente completo

Esta fotografía del mausoleo de Gur-Emir en Samarcanda (Uzbekistán) proviene de la parte arqueológica del Álbum de Turquestán. El estudio fotográfico en seis volúmenes se produjo entre 1871 y 1872, bajo el patrocinio del general Konstantín P. von Kaufman, el primer gobernador general (1867-1882) de Turquestán, como se conocían a los territorios del Imperio ruso en Asia Central. En el álbum se presta especial atención a la herencia arquitectónica islámica de Samarcanda, incluido el Gur-Emir («sepulcro del gobernante» en persa). Si bien se lo conoce principalmente como el lugar de entierro de Tamerlán, Gur-Emir fue un proyecto que él comenzó en 1403 para conmemorar la muerte de su amado nieto, el sultán Muhammad, quien falleció a los 27 años. El santuario aún no estaba completo cuando Tamerlán murió en 1405. Al ser enterrado allí, Gur-Emir se convirtió en el mausoleo de los timúridas. Aquí se muestra un segmento de la fachada norte, con grandes daños en la superficie de la pared. La arcada ciega todavía muestra decoración en loza policromática en las puntas de los arcos, así como entre las crujías y por encima de ellas. El trabajo en cerámica tiene motivos florales y geométricos en disposición simétrica. Por encima de la arcada hay fragmentos de una monumental tira de cerámica con inscripción en perso-árabe que se extiende por gran parte del largo de la fachada principal. En la parte superior hay un parapeto improvisado de ladrillo estrecho. En la parte superior izquierda se ve parte del tambor bajo la cúpula central.

Antigüedades de Samarcanda. Mausoleo del emir Tamerlán Kuragan (Gur-Emir). Inscripción en los costados y el interior de la hornacina de la entrada principal

Esta notable fotografía de un detalle del arco de entrada a la sala de instrucción del mausoleo de Gur-Emir en Samarcanda (Uzbekistán) proviene de la parte arqueológica del Álbum de Turquestán. El estudio fotográfico en seis volúmenes se produjo entre 1871 y 1872, bajo el patrocinio del general Konstantín P. von Kaufman, el primer gobernador general (1867-1882) de Turquestán, como se conocían a los territorios del Imperio ruso en Asia Central. En el álbum se presta especial atención a la herencia arquitectónica islámica de Samarcanda, incluido el Gur-Emir («sepulcro del gobernante» en persa). Si bien se lo conoce principalmente como el lugar de entierro de Tamerlán, Gur-Emir fue un proyecto que él comenzó en 1403 para conmemorar la muerte de su amado nieto, el sultán Muhammad, quien falleció a los 27 años. Cuando en 1405 el propio Tamerlán fue enterrado allí, Gur-Emir se convirtió, en efecto, en el mausoleo de los timúridas. Aquí se ve la esquina derecha del arco del iwan (salón abovedado, con paredes en tres lados y un extremo abierto) de la estructura de entrada. La esquina está marcada por una columna adosada y capitel de cerámica con paneles decorativos policromáticos a ambos lados. El costado derecho de la hornacina del iwan se encuentra a la izquierda de la columna. El arco en punta del panel inferior contiene figuras florales de loza policromática, colocadas dentro de un diseño geométrico. El panel superior muestra un motivo geométrico rectilíneo con elementos florales. A la derecha, en la fachada principal, se ve una progresión similar. Los paneles están enmarcados por motivos florales.