11 de septiembre de 2012

Regla de nuestro sagrado Padre Benito

Esta copia de la Regla de San Benito está acompañada de los documentos esenciales importantes para los monjes de la Congregación de Santa Justina de Padua, Italia, uno de los movimientos de reforma más importantes del siglo XV entre los benedictinos en Europa. Se incluyen las constituciones de la congregación, que explican su interpretación y la aplicación de la Regla de San Benito del siglo VI a la congregación en su propio tiempo y lugar, los privilegios especiales concedidos a la congregación por el Papa, y las políticas relacionadas con las monjas benedictinas que estaban afiliadas a la congregación. San Benito (circa 480-547) estableció la abadía y el monasterio de Montecasino alrededor del 529; los orígenes de la congregación casinense están vinculados a la congregación de Santa Justina. Libros como este son un importante testimonio del espíritu de renovación que tenía lugar en el monacato en vísperas de la Reforma: irónicamente, esta obra se imprimió en el año anterior a la aparición de las severas críticas de Martín Lutero a la vida monástica, De votis monasticis (De los votos monásticos).

Conferencias de los padres

Collationes partum (Conferencias de los padres) es la primera edición impresa de esta obra de Juan Casiano (circa 360–circa 435), un importante autor monástico en latín, de los primeros que hubo, que tuvo gran influencia en San Benito de Nursia (circa 480-547) y San Gregorio Magno (Papa entre 590 y 604). Conocido como uno de los «Padres del desierto», Casiano presenta en esta obra las enseñanzas de los monjes que encontró en Egipto en su juventud, enseñanzas que adaptó a las condiciones de la vida monástica en el sur de la Galia (hoy Francia), décadas más tarde. Las Conferencias ofrecen un primer modelo para el estilo de vida monástico, que hace hincapié en la pureza del corazón, la abnegación y la formación espiritual en la vida cotidiana. Los escritos de Casiano tuvieron una influencia duradera en el posterior monacato occidental. Esta edición fue impresa por los Hermanos de la Vida Común (una comunidad laica y religiosa de los Países Bajos) en su imprenta, Te Nazareth Gheprint, en Bruselas, entre 1476 y 1478. Antes de la llegada de la imprenta, la comunidad copiaba los textos cristianos a mano para hacerlos más accesibles a los pobres.

Vista parcial del balcón destruido del Ministerio de Finanzas

La Guerra franco-prusiana fue provocada por las crecientes tensiones entre Francia y Prusia en la década de 1860. Francia, al mando del emperador Napoleón III, estaba decidida a controlar el crecimiento del poder de Prusia y a vengar lo que veía como una serie de humillaciones diplomáticas. Prusia, gobernada por el canciller Otto von Bismarck, creía que una guerra de los estados alemanes contra Francia liderada por Prusia sería un acto decisivo que llevaría a la creación de un imperio alemán unificado. El conflicto comenzó el 19 de julio de 1870, cuando Francia declaró la guerra. El ejército francés demostró estar absolutamente poco preparado, sufrió una desastrosa derrota en la batalla de Sedán y dejó abierto el camino a París. Para el 19 de septiembre, los alemanes habían rodeado por completo la ciudad y comenzado un sitio que duró más de cuatro meses. Privados de los suministros del campo, los parisinos subsistieron comiendo perros, gatos e incluso la mayoría de los animales del zoológico de París. Los árboles de los Campos Elíseos y de los parques fueron talados y quemados como combustible. El 5 de enero, los ejércitos alemanes comenzaron un bombardeo de la ciudad, que duró varias horas cada noche por un período de 23 noches. Cayeron cerca de 12 000 proyectiles en los barrios de París, que mataron a unas 400 personas. París se rindió el 28 de enero, lo que puso fin a la guerra. A la derrota francesa le siguieron una revuelta popular y la creación, en marzo de 1871, de la Comuna de París: un gobierno revolucionario formado sobre la base de los principios anarquistas y socialistas. La revuelta fue sanguinariamente sofocada en mayo de 1871 por las tropas francesas lideradas por Adolphe Thiers. Durante el breve período en que los miembros de la Comuna controlaron París, desmantelaron la columna de la plaza Vendôme. La supresión de la Comuna ocasionó daños de consideración a la ciudad: los revoltosos incendiaron el palacio de las Tullerías, el Louvre y otros edificios. Los graves enfrentamientos entre los revoltosos y las fuerzas contrarrevolucionarias causaron destrozos y daños en muchas otras estructuras. Sitio de París: 1870–1871 (El sitio de París: 1870–1871) es un álbum de 110 fotografías tomadas por Auguste Bruno Braquehais (1823-1875), un fotógrafo y reportero gráfico pionero francés, que documenta el estado de sitio y los efectos de los bombardeos, así como la destrucción provocada durante la existencia de la Comuna de París. El álbum pertenece a la Colección Thereza Christina Maria, que reunió el emperador Pedro II de Brasil y donó a la Biblioteca Nacional de Brasil.

Vista general del Ministerio de Finanzas

La Guerra franco-prusiana fue provocada por las crecientes tensiones entre Francia y Prusia en la década de 1860. Francia, al mando del emperador Napoleón III, estaba decidida a controlar el crecimiento del poder de Prusia y a vengar lo que veía como una serie de humillaciones diplomáticas. Prusia, gobernada por el canciller Otto von Bismarck, creía que una guerra de los estados alemanes contra Francia liderada por Prusia sería un acto decisivo que llevaría a la creación de un imperio alemán unificado. El conflicto comenzó el 19 de julio de 1870, cuando Francia declaró la guerra. El ejército francés demostró estar absolutamente poco preparado, sufrió una desastrosa derrota en la batalla de Sedán y dejó abierto el camino a París. Para el 19 de septiembre, los alemanes habían rodeado por completo la ciudad y comenzado un sitio que duró más de cuatro meses. Privados de los suministros del campo, los parisinos subsistieron comiendo perros, gatos e incluso la mayoría de los animales del zoológico de París. Los árboles de los Campos Elíseos y de los parques fueron talados y quemados como combustible. El 5 de enero, los ejércitos alemanes comenzaron un bombardeo de la ciudad, que duró varias horas cada noche por un período de 23 noches. Cayeron cerca de 12 000 proyectiles en los barrios de París, que mataron a unas 400 personas. París se rindió el 28 de enero, lo que puso fin a la guerra. A la derrota francesa le siguieron una revuelta popular y la creación, en marzo de 1871, de la Comuna de París: un gobierno revolucionario formado sobre la base de los principios anarquistas y socialistas. La revuelta fue sanguinariamente sofocada en mayo de 1871 por las tropas francesas lideradas por Adolphe Thiers. Durante el breve período en que los miembros de la Comuna controlaron París, desmantelaron la columna de la plaza Vendôme. La supresión de la Comuna ocasionó daños de consideración a la ciudad: los revoltosos incendiaron el palacio de las Tullerías, el Louvre y otros edificios. Los graves enfrentamientos entre los revoltosos y las fuerzas contrarrevolucionarias causaron destrozos y daños en muchas otras estructuras. Sitio de París: 1870–1871 (El sitio de París: 1870–1871) es un álbum de 110 fotografías tomadas por Auguste Bruno Braquehais (1823-1875), un fotógrafo y reportero gráfico pionero francés, que documenta el estado de sitio y los efectos de los bombardeos, así como la destrucción provocada durante la existencia de la Comuna de París. El álbum pertenece a la Colección Thereza Christina Maria, que reunió el emperador Pedro II de Brasil y donó a la Biblioteca Nacional de Brasil.

Castillo de Saint-Cloud; pabellón sudeste. Vista desde el salón principal

La Guerra franco-prusiana fue provocada por las crecientes tensiones entre Francia y Prusia en la década de 1860. Francia, al mando del emperador Napoleón III, estaba decidida a controlar el crecimiento del poder de Prusia y a vengar lo que veía como una serie de humillaciones diplomáticas. Prusia, gobernada por el canciller Otto von Bismarck, creía que una guerra de los estados alemanes contra Francia liderada por Prusia sería un acto decisivo que llevaría a la creación de un imperio alemán unificado. El conflicto comenzó el 19 de julio de 1870, cuando Francia declaró la guerra. El ejército francés demostró estar absolutamente poco preparado, sufrió una desastrosa derrota en la batalla de Sedán y dejó abierto el camino a París. Para el 19 de septiembre, los alemanes habían rodeado por completo la ciudad y comenzado un sitio que duró más de cuatro meses. Privados de los suministros del campo, los parisinos subsistieron comiendo perros, gatos e incluso la mayoría de los animales del zoológico de París. Los árboles de los Campos Elíseos y de los parques fueron talados y quemados como combustible. El 5 de enero, los ejércitos alemanes comenzaron un bombardeo de la ciudad, que duró varias horas cada noche por un período de 23 noches. Cayeron cerca de 12 000 proyectiles en los barrios de París, que mataron a unas 400 personas. París se rindió el 28 de enero, lo que puso fin a la guerra. A la derrota francesa le siguieron una revuelta popular y la creación, en marzo de 1871, de la Comuna de París: un gobierno revolucionario formado sobre la base de los principios anarquistas y socialistas. La revuelta fue sanguinariamente sofocada en mayo de 1871 por las tropas francesas lideradas por Adolphe Thiers. Durante el breve período en que los miembros de la Comuna controlaron París, desmantelaron la columna de la plaza Vendôme. La supresión de la Comuna ocasionó daños de consideración a la ciudad: los revoltosos incendiaron el palacio de las Tullerías, el Louvre y otros edificios. Los graves enfrentamientos entre los revoltosos y las fuerzas contrarrevolucionarias causaron destrozos y daños en muchas otras estructuras. Sitio de París: 1870–1871 (El sitio de París: 1870–1871) es un álbum de 110 fotografías tomadas por Auguste Bruno Braquehais (1823-1875), un fotógrafo y reportero gráfico pionero francés, que documenta el estado de sitio y los efectos de los bombardeos, así como la destrucción provocada durante la existencia de la Comuna de París. El álbum pertenece a la Colección Thereza Christina Maria, que reunió el emperador Pedro II de Brasil y donó a la Biblioteca Nacional de Brasil.

Castillo de Saint-Cloud; escalera sur principal

La Guerra franco-prusiana fue provocada por las crecientes tensiones entre Francia y Prusia en la década de 1860. Francia, al mando del emperador Napoleón III, estaba decidida a controlar el crecimiento del poder de Prusia y a vengar lo que veía como una serie de humillaciones diplomáticas. Prusia, gobernada por el canciller Otto von Bismarck, creía que una guerra de los estados alemanes contra Francia liderada por Prusia sería un acto decisivo que llevaría a la creación de un imperio alemán unificado. El conflicto comenzó el 19 de julio de 1870, cuando Francia declaró la guerra. El ejército francés demostró estar absolutamente poco preparado, sufrió una desastrosa derrota en la batalla de Sedán y dejó abierto el camino a París. Para el 19 de septiembre, los alemanes habían rodeado por completo la ciudad y comenzado un sitio que duró más de cuatro meses. Privados de los suministros del campo, los parisinos subsistieron comiendo perros, gatos e incluso la mayoría de los animales del zoológico de París. Los árboles de los Campos Elíseos y de los parques fueron talados y quemados como combustible. El 5 de enero, los ejércitos alemanes comenzaron un bombardeo de la ciudad, que duró varias horas cada noche por un período de 23 noches. Cayeron cerca de 12 000 proyectiles en los barrios de París, que mataron a unas 400 personas. París se rindió el 28 de enero, lo que puso fin a la guerra. A la derrota francesa le siguieron una revuelta popular y la creación, en marzo de 1871, de la Comuna de París: un gobierno revolucionario formado sobre la base de los principios anarquistas y socialistas. La revuelta fue sanguinariamente sofocada en mayo de 1871 por las tropas francesas lideradas por Adolphe Thiers. Durante el breve período en que los miembros de la Comuna controlaron París, desmantelaron la columna de la plaza Vendôme. La supresión de la Comuna ocasionó daños de consideración a la ciudad: los revoltosos incendiaron el palacio de las Tullerías, el Louvre y otros edificios. Los graves enfrentamientos entre los revoltosos y las fuerzas contrarrevolucionarias causaron destrozos y daños en muchas otras estructuras. Sitio de París: 1870–1871 (El sitio de París: 1870–1871) es un álbum de 110 fotografías tomadas por Auguste Bruno Braquehais (1823-1875), un fotógrafo y reportero gráfico pionero francés, que documenta el estado de sitio y los efectos de los bombardeos, así como la destrucción provocada durante la existencia de la Comuna de París. El álbum pertenece a la Colección Thereza Christina Maria, que reunió el emperador Pedro II de Brasil y donó a la Biblioteca Nacional de Brasil.