11 de septiembre de 2012

Libro teórico y práctico de al-Zahrawi

Abu al-Qasim Khalaf ibn Abbas al-Zahrawi (936–1013), conocido en Occidente como Albucasis, nació en la ciudad de Zahra, cerca de Córdoba, España. Considerado como uno de los más grandes médicos árabes, se destacó en los campos de la medicina interna, la cirugía y la oftalmología. Su obra más famosa es su enciclopedia de medicina, Al-tasreef liman ajiza an al-taaleef (El método de la medicina), que en general se conoce como Al-Tasreef, y que incluye secciones sobre cirugía, medicina, ortopedia, oftalmología, farmacología y nutrición. En la obra se describen más de 300 enfermedades y sus tratamientos, e incluye descripciones de muchos procedimientos quirúrgicos y la utilización de más de 200 instrumentos quirúrgicos. En el siglo XII, Gerardo de Cremona tradujo al latín la sección de la enciclopedia sobre cirugía. Esta traducción se convirtió en un libro de texto de medicina en Europa y fue una referencia para los médicos hasta el siglo XVIII. Aquí se muestra la primera edición impresa de la traducción al latín, que se publicó en Augsburgo, Alemania, en 1519, con el título Liber theoricae necnon practicae Alsaharavii (Libro teórico y práctico de al-Zahrawi). La versión árabe de la enciclopedia fue publicada en Londres en 1778 y en India en 1918.

El libro integral de medicina

Abu Bakr Muhammad ibn Zakariya al-Razi (también conocido por las versiones latinizadas de su nombre, Rhazes o Rasis, 865–925) fue un erudito, médico y filósofo persa, que hizo contribuciones importantes y duraderas en los campos de la medicina, la música, la filosofía y la alquimia, además de ser autor de más de 200 libros y tratados. Era conocido en los campos de la medicina y la química y llevó a cabo experimentos químicos para crear medicamentos para tratar determinadas enfermedades. Tuvo un enfoque científico en su investigación, utilizando los métodos de vigilancia y observación, lo que dio a sus experimentos químicos un valor especial. Entre los europeos, la obra más buscada de al-Razi fue Kitab al-Hawi fi al-tibb (El libro integral de medicina), que tradujo al latín en 1279, con el título de Continens Rasis Faraj ben Salim, un médico de origen judío-siciliano, empleado por Carlos de Anjou para traducir obras médicas. Este libro también se conoce en latín como Continens Liber y en inglés como The Virtuous Life. Aquí se exhibe la rara edición de 1529 de Continens Rasis, que Johannes Hamman publicó en Venecia.

Introducción al arte de la determinación de las estrellas

Abu al-Saqr Abd al-Aziz ibn Uthman ibn Ali al-Qabisi (conocido en latín como Alcabitius; murió en 967), fue un famoso astrólogo y matemático árabe que vivió en el palacio de Saif al-Dawla al-Hamdani en Alepo, Siria. Es famoso por su Introducción al arte del juicio de las estrellas: un tratado sobre astrología judiciaria o el pronóstico de los eventos a partir de las posiciones de los planetas y las estrellas. El libro fue traducido al latín en el siglo XII por Juan Hispalense y fue muy apreciada en la Europa medieval por su tradición astrológica. En el siglo XIII se hizo una traducción al latín revisada. La primera edición impresa en latín apareció en 1473. Aquí se muestra la edición de 1512, publicada en Venecia por el impresor Melchiorre Sessa, identificable por su marca de imprenta: las iniciales «MS» al lado de una corona, por encima de la imagen de un gato que acaba de atrapar a un ratón. La edición incluye un comentario del siglo XIV sobre Alcabitius por Juan Danko de Sajonia (en actividad entre 1327 y 1355), astrónomo de la Universidad de París. Danko también fue conocido por sus importantes revisiones a las tablas alfonsíes sobre la base de los trabajos del astrónomo árabe del siglo XI Ibrahim ibn Yahya an-Nakash al-Zarqali (nombre latinizado como Arzaquiel).

Descripción de Malta

Della descrittione di Malta (Descripción de Malta) fue publicada durante la primera época de la imprenta en la isla de Malta. En esa época, Malta estaba gobernada por una orden religiosa, la Orden Hospitalaria (también conocida como los Caballeros de Malta), que tenía a la isla como un feudo del emperador del Sacro Imperio Romano. Debido a que la orden estaba fuera de la autoridad del obispo local, a menudo había conflictos sobre la jurisdicción eclesiástica. Para mediar entre la orden y el obispo, en 1561 el Papa ordenó a un residente inquisidor que estableciera un tribunal en Malta; así, se estableció una tercera autoridad eclesiástica en la pequeña isla. Cuando el Gran Maestro Jean-Paul Lascaris de Castellar (1636-1657) estableció una imprenta en Malta en 1642 para imprimir los libros que usaba la orden, dio por sentado que sus publicaciones solo requerían del visto bueno (autorización para imprimir) de la orden y del inquisidor papal. El obispo de Malta, Michele Balaguer Camarasa, no estuvo de acuerdo. La disputa llegó a Roma para que se tomara una decisión y finalmente, en 1664, se cerró la imprenta de la orden (la única en Malta). No se volvería a imprimir hasta 1756. Las primeras obras impresas por la orden fueron de poco interés local o utilidad para los miembros de la orden. Esta obra de Giovanni Francesco Abela, vicecanciller de la orden, era un emprendimiento más ambicioso dirigido a un público local más amplio. Abela había participado activamente en la administración de la imprenta y en la censura de su producción. Su libro, profusamente ilustrado, mostraba las habilidades técnicas del impresor, Paolo Bonacota. El libro estaba destinado principalmente a inculcar orgullo y autoestima entre las clases letradas de Malta. Fue extraordinario para su época, ya que los gobernantes de Malta no eran naturales de la isla.

Estatutos de los Caballeros Hospitalarios de Jerusalén y de Malta

Este libro es quizás la colección de estatutos más bella producida por la cultura occidental. Sus ilustraciones originales integraban xilografías y grabados, y su tipografía está muy bien diseñada. El propósito del libro era magnificar el poder y la autoridad del Gran Maestre de la Orden Hospitalaria (también conocida como los Caballeros de Malta o Caballeros Hospitalarios), Hugues Loubens de Verdalle (1581-1595). Verdalle se convirtió en gran maestre en un momento en que aumentaba el prestigio y la autoridad de su puesto, tanto sobre sus propios caballeros como sobre el pueblo de Malta. La Orden Hospitalaria recibió un reconocimiento favorable, dinero y nuevos reclutas después de su exitosa defensa de Malta contra los turcos otomanos en 1565. Sin embargo, el éxito de la orden creó tensiones internas entre los veteranos y los «nuevos» miembros, que se rebelaron contra el gran maestre en 1581. Cuando Verdalle se convirtió en gran maestre a principios del año siguiente, estableció Malta como un estado soberano e independiente de la intromisión europea. Utilizó el arte, la arquitectura y, como en este caso, las artes de libros para demostrar a su orden y al resto de Europa el poder y la autoridad del gran maestre.

Libro de horas de la Santísima Virgen María

Este libro de horas fue escrito en París a mediados del siglo XV. Los libros de horas son los libros de devocionales para seglares que desean tener un cronograma de oraciones paralelo al de las comunidades monásticas, con oraciones designadas para diferentes momentos del día. Este tipo de libros estaba destinado a facilitar la comunión directa con Dios y los santos, y no exclusivamente a través de la Iglesia y el clero ordenado. Además de selecciones de los Salmos, normalmente incluyen un calendario de festividades importantes y días de los santos, selecciones de los Evangelios y oraciones para los muertos. Si bien algunos famosos libros de horas son bastante grandes, la mayoría son de tamaño más bien pequeño para permitir que el propietario lleve el libro convenientemente. Este libro es especialmente pequeño, pero tiene abundantes decoraciones e ilustraciones, con miniaturas de escenas de la vida de Jesucristo y su madre María: la Visitación (folio 52), la Natividad (folio 67, verso), la Anunciación a los Pastores (folio 75, verso), la Adoración de los Reyes Magos (folio 82) y la Presentación en el Templo (folio 88). También hay una miniatura del rey David rezando (folio 109). Muchos de los márgenes tienen motivos graciosos, como rostros, animales y otros elementos decorativos, que estaban destinadas a entretener el lector aunque estuviera rezando. Algunas de las páginas se ven severamente recortadas, probablemente como consecuencia de la reencuadernación realizada en el siglo XVIII o XIX.