19 de septiembre de 2012

Ceremonias religiosas y costumbres de los Tayikos. Interior de la mezquita del sagrado Sheik Maslakhatdin en Khodzhend.

Esta fotografía de un grupo de tayikos rezando en la mezquita de Sheik Maslakhatdin, en la antigua ciudad de Khodzhent (Khujand, en el idioma takiyo), pertenece al Álbum de Turkestán, una de las fuentes más importantes de información visual acerca de los monumentos culturales del Asia central, tal y como se encontraban en el siglo XIX. Esta obra de varios volúmenes se llevó a cabo en 1871-72 bajo el patrocinio de Konstantin P. von Kaufman, un general del ejército ruso y el primer gobernador general de Turkestán, nombre que recibían los terrenos de Asia Central del Imperio Ruso. Kaufman ocupó este cargo desde 1867 hasta 1886, tiempo durante el cual desempeñó un papel muy importante en el establecimiento de la posición dominante de Rusia en Asia. A las fuerzas de conquista las siguieron administradores y empresarios, así como estudiosos, interesados en documentar el patrimonio cultural de la región. Khodzhent, cuyo origen se atribuye tradicionalmente a Alejandro Magno, era parte del khanato de Kokand y está cerca del río Syr Darya. Los tayikos están relacionados, cultural y lingüísticamente, con los pueblos iraníes. El interior que se muestra aquí, es típico de los diseños de las mezquitas del Asia Central, con un techo ricamente adornado y filas de columnas talladas en madera que descansan sobre pedestales de mármol. Al fondo, está el nicho de oración (mihrab), decorado con azulejos de cerámica.

Rituales de bodas en Tayikistán. Chimilig

Esta fotografía de una boda tayika pertenece al Álbum de Turkestán, una de las fuentes más importantes de información visual acerca de los monumentos culturales del Asia central, tal y como se encontraban en el siglo XIX. Esta obra de varios volúmenes se llevó a cabo en 1871-72 bajo el patrocinio de Konstantin P. von Kaufman, un general del ejército ruso y el primer gobernador general de Turkestán, nombre que recibían los terrenos de Asia Central del Imperio Ruso. Kaufman ocupó este cargo desde 1867 hasta 1886, tiempo durante el cual desempeñó un papel muy importante en el establecimiento de la posición dominante de Rusia en Asia. A las fuerzas de conquista las siguieron administradores y empresarios, así como estudiosos, interesados en documentar el patrimonio cultural de la región. Los tayikos, muchos de los cuales llegaron al Imperio ruso tras la conquista del khanato de Kokand, y están relacionados, cultural y lingüísticamente, con los pueblos iraníes. Son famosos por sus complejos rituales de boda, que pueden llegar a durar una semana completa. La novia de esta fotografía está cubierta casi por completo, con una pequeña abertura en el velo para mostrar la frente y los ojos. Los familiares de la novia ofrecen una libación ceremonial al novio. Las mujeres que asisten a la ceremonia visten mantos de colores vivos. A la izquierda, se aprecia un detalle de una columna tallada característica de la arquitectura de la región.

Las costumbres de las mujeres entre los tayikos. El martes de las mujeres, Bibi Seshambe

Esta fotografía de una reunión de mujeres tayikas ("Martes de mujeres" o "Bibi-Seshambe"), pertenece al Álbum de Turkestán, una de las fuentes más importantes de información visual acerca de los monumentos culturales del Asia central, tal y como se encontraban en el siglo XIX. Esta obra de varios volúmenes se llevó a cabo en 1871-72 bajo el patrocinio de Konstantin P. von Kaufman, un general del ejército ruso y el primer gobernador general de Turkestán, nombre que recibían los terrenos de Asia Central del Imperio Ruso. Kaufman ocupó este cargo desde 1867 hasta 1886, tiempo durante el cual desempeñó un papel muy importante en el establecimiento de la posición dominante de Rusia en Asia. A las fuerzas de conquista las siguieron administradores y empresarios, así como estudiosos, interesados en documentar el patrimonio cultural de la región. Los principales recopiladores de fotografías para el Álbum de Turkestán fueron Aleksandr L. Kun (1840-88), un orientalista asociado con el ejército, y Nikolai V. Bogaevskii (1843-1912), un ingeniero militar. Los tayikos, muchos de los cuales llegaron al Imperio ruso tras la conquista del khanato de Kokand, están relacionados, cultural y lingüísticamente, con los pueblos iraníes. Las mujeres, vestidas con ropas y tocados con dibujos, están sentadas sobre una alfombra al aire libre, con un gran muro de barro al fondo. El componente básico de su alimentación es un tipo de pan plano (lavash).).

Las costumbres de las mujeres entre los tayikos: Adivinanza del futuro

Esta fotografía de un grupo de mujeres tayikas practicando la adivinación (vorozhba, en ruso; fal'bin en las lenguas centroasiáticas) pertenece al Álbum de Turkestán, una de las fuentes más importantes de información visual acerca de los monumentos culturales del Asia central, tal y como se encontraban en el siglo XIX. Esta obra de varios volúmenes se llevó a cabo en 1871-72 bajo el patrocinio de Konstantin P. von Kaufman, un general del ejército ruso y el primer gobernador general de Turkestán, nombre que recibían los terrenos de Asia Central del Imperio Ruso. Kaufman ocupó este cargo desde 1867 hasta 1886, tiempo durante el cual desempeñó un papel muy importante en el establecimiento de la posición dominante de Rusia en Asia. A las fuerzas de conquista las siguieron administradores y empresarios, así como estudiosos, interesados en documentar el patrimonio cultural de la región. Los tayikos, muchos de los cuales llegaron al Imperio Ruso tras la conquista del khanato de Kokand, están relacionados, cultural y lingüísticamente, con los pueblos iraníes. Estas tres adivinas, vestidas con túnicas y tocados con complejos dibujos, están sentadas en una alfombra en el patio de una estructura de mampostería blanqueada con una columna tallada en madera. Dos de las mujeres miran intensamente los instrumentos de adivinación (un bol de agua, un cuchillo y una vela), mientras la tercera sostiene un tambor de marco (dayereh) para acompañar los encantamientos.

20 de septiembre de 2012

Tablas del tratamiento del cuerpo

El famoso autor de este manuscrito, Abū Alī Yahyā ibn Īsā ibn Jazla (que falleció en Sha’bān de 493 d. H. [mayo–junio de 1100]), también escribió otros libros, como Al-minhāj fi al-tibb (La guía de medicina) y Taqwīm al-abdān (Curar los cuerpos). Hijo de padres cristinanos, se convirtió al islamismo alrededor de 1074 (466 d. H.) y, más tarde, escribió una refutación del cristianismo. Había estudiado medicina con Saīd ibn Hibat-Allāh. En Taqwīm al-abdān fī tadbīr al-insān (Tablas del tratamiento del cuerpo), Abū Alī Yahyā proporciona información sobre enfermedades y fiebres en forma de cuadros y luego ofrece remedios para cada dolencia. El manuscrito tiene dos escrituras diferentes.

24 de septiembre de 2012

Veintiún himnos a la madre salvadora de los Budas

Este artículo, también conocido como «Veintiún himnos a la salvadora Santa Tārā, madre de los Budas», es un sutra del budismo esotérico tibetano. El copista fue Yong Rong (1744–1790), el sexto hijo del emperador Qianlong y editor general de Siku quanshu. Además de ser poeta, calígrafo y pintor, Yong Rong tenía un sofisticado conocimiento de astronomía y matemáticas. En la cubierta protectora superior de este artículo está escrito «Traducción del himno a la madre salvadora de los Budas realizada por orden imperial», en escritura manchú, tibetana, mongol y china. La caligrafía es excelente, la encuadernación extraordinaria y la calidad del papel exquisita. Al final está inscrito «Respetuosamente escrito por Yong Rong, vástago y siervo del trono». La madre de los Budas es un avatar del bodhisattva Guanyin, y su imagen puede verse en muchas pinturas murales y en pinturas thangka tibetanas. Las 21 madres salvadoras de los Budas son deidades femeninas, honradas por todas las sectas del budismo tibetano; son las deidades más hermosas y misericordiosas y liberan y rescatan a un sinnúmero de seres del sufrimiento. Las deidades más veneradas en el Tíbet y Mongolia son las madres salvadoras verdes y blancas, y muchos documentos que se refieren a ellas sobreviven aún hoy. No se conoce la existencia de ninguna «Traducción del himno a la madre salvadora de los Budas realizada por orden imperial» en los idiomas manchú o mongol, y el canon budista no incluye este texto, lo que hace que el valor documental y cultural de este artículo sea muy alto.