31 de julio de 2012

Libro de Horas

El Libro de Horas era una oración para los laicos, que se desarrolló a finales de la Europa medieval y que se utilizaba para la devoción privada. Estas obras eran a menudo personalizadas para los patronos y se iluminaban con pinturas en miniatura que representaban la vida de Cristo, la Virgen María y los santos. El texto incluía un calendario de días festivos litúrgicos y una serie de oraciones para recitar ocho veces al día, según la práctica establecida. En los comienzos del período Renacentista, la popularidad del Libro de Horas puso de manifiesto el creciente interés de los laicos por hablar directamente con Dios y los santos, y no exclusivamente a través de la iglesia y el clero ordenado. Este manuscrito del Libro de Horas de Francia de principios de siglo XVI fue escrito en papel vitela e incluye 16 pinturas en miniatura grandes y 26 pequeñas con relieve en oro y pintadas con ricos colores primarios. Está adornado con marcas de párrafo y títulos con tinta azul y roja y escrito en letra latina delicada de la más alta calidad. Tanto el texto como las iluminaciones se le atribuyen a los talleres parisinos de Geoffroy Tory.

Anales del templo del marqués Xiao en Taiyangzhou

Esta obra fue compilada por Guo Zizhang (1543-1618) y editada e impresa por Gan Yinqiu. Después de recibir su título de jin shi en 1571, Guo ocupó diversos cargos, como el de ministro de la Oficina de Guerra, el de censor en jefe, y el de custodio subalterno del príncipe heredero. Guo también tenía grandes conocimientos sobre historia, estrategia militar, literatura y medicina, y fue el autor de una serie de historias locales. Aquí se muestra la única copia sobreviviente de esta obra, publicada en el segundo año del reinado Tianqi (1622). Tiene siete juan, en dos partes, en un volumen, y contiene muchos registros sobre Xiao Hou (el marqués Xiao), entre ellos Xiao hou miao tu (Templo ilustrado de Xiao Hou), Xiao hou zhuan (Biografía de Xiao Hou), y numerosos panegíricos, registros, biografías, comunicados y versos imperiales. Una ilustración muestra al marqués Xiao con ojos como antorchas sentado en el centro y, a cada lado, seis imponentes guardias de pie. Según las leyendas, Xiao Hou (circa 1324-1405), natural de Taiyangzhou y cuyo nombre original era Xiao Tianren, se convirtió en un dios del agua después de morir, como había sucedido con su padre y su abuelo. Aquí se registran las hazañas divinas de Xiao. Se dice que en 1419 se presentó como el dios del mar para rescatar a marineros en peligro durante su viaje a los mares occidentales: una referencia a uno de los viajes de Zheng He (1371-1433), quien lideró flotas a Asia Sudoriental y Asia Meridional, al Oriente Medio y a África oriental entre 1405 y 1433. Yongle, el emperador Ming que reinó entre 1403 y 1424, le otorgó más tarde a Xiao el título honorífico de Ying you hou (Valiente Protector del Océano). Xiao Hou fue venerado por los comerciantes y mensajeros marinos durante siglos. Varios templos del marqués Xiao, construidos o renovados hasta la década de 1920, conmemoraban tres generaciones de la familia Xiao. Esta obra proporciona información sobre el templo en Taiyangzhou Zhen, Xin'gan Xian, provincia de Jiangxi, y sobre la religión folclórica china del lugar. El prefacio, con fecha de 1622, fue escrito por Zhu Shishou, también natural de Jiangxi y miembro del movimiento Donglin: un grupo de eruditos y funcionarios chinos de finales de la dinastía Ming que trataba de combatir la laxitud moral y la debilidad intelectual que, en su opinión, estaba socavando la vida pública. La xilografía es de alta y refinada calidad.

Anécdotas selectas sobre Su Shi y Mi Fu

Este libro es una colección de anécdotas sobre dos importantes maestros de poesía, pintura y caligrafía del período Song: Su Shi (1037-1101) y Mi Fu (1051-1107). Fue compilado por Guo Hua, de quien poco se sabe, revisado por Xu Richang y editado por Hu Zhengyan (1580-1671), pintor, calígrafo y tallador de sellos. Hu Zhengyan publicó la primera xilografía china a color en su hogar, el famoso Shi zhu zhai (Estudio de los diez bambúes), donde también se imprimió esta obra. Su Shi, también llamado Su Dongpo, se hizo aún más conocido después de su muerte, ya que la gente construyó templos en su honor y trató de recopilar sus obras, retratos e inscripciones en piedra sobre sus tantos viajes. Mi Fu, también llamado Nangong, era conocido por pintar paisajes difusos usando grandes puntos de tinta húmeda, aplicados con un pincel plano; también por ser un célebre excéntrico a quien, a menudo, lo llamaban «El loco Mi», por sus costumbres y obsesiones. Mi Fu y Su Shi formaron un círculo de artistas brillantes que enfatizaban la expresión personal más que la mera excelencia técnica. Como no se ofrecen las fuentes de las anécdotas en esta obra, es difícil determinar su autenticidad. El libro consta de seis juan, en cuatro volúmenes, con cuatro juan dedicados a Su Shi, titulados Dongpo tan shi guang (Anécdotas selectas sobre Dongpo), y dos juan dedicados a Mi Fu, titulados Nangong tan shi guang (Anécdotas selectas sobre Nangong). El catálogo Si ku quan shu cun mu (Catálogo de libros no incluidos en la Colección Siku) solo menciona un volumen sobre Su Shi y un volumen sobre Mi Fu, con fecha de 1611. Este ejemplar es una edición ampliada, pero sin fecha, impresa probablemente durante el reinado de Tianqi (1621-1627). En la portada está el sello del Estudio de los diez bambúes, la editorial. Hay 16 ensayos a modo de prefacio, todos de amigos del compilador, que era del condado de Xuancheng. Entre los autores están He Weiran, Wu Congxian, y Mei Shishu y Mei Shiqi, también de Xuancheng. Un prefacio, escrito por Zhang Yishen, describe la ocasión en que se encontró con el compilador en el Estudio de los diez bambúes y pensó en él como «un hombre elocuente, agudo y sorprendente, y muy en sintonía con Su y Mi». La obra lleva una impresión de sello de forma rectangular que dice: Qing fen tang shu hua (Registros de pintura y caligrafía del salón Qingfen). El grabado y la impresión son intricados y el texto se lee claramente.

Libro de alquimia comentado de Tao Zhi

Tao gong huan jin shu (Libro de alquimia comentado) es una importante obra sobre alquimia, basada en un texto original de Tao Zhi, un sacerdote taoísta del siglo IX. Aquí se muestra una edición Ming del período Jiajing (1522-1566), en un juan, un volumen, comentada por Shao Fu, natural de Wulin. A Shao Fu también se lo llamó Qiwan en una de sus otras obras, Jingyang han shi ji (Inscripciones en piedra de Jingyang). Estudió teoría taoísta, y los comentarios reflejan su conocimiento del tema. La obra original de Tao Zhi tenía tres ensayos, entre ellos, uno titulado Dao zang (Canon taoísta). La alquimia china, que forma parte de la tradición mayor del taoísmo, se centra en la práctica de alimentar la conexión entre cuerpo y espíritu. Además de centrarse en la purificación del espíritu y el cuerpo, los practicantes creían en invocar espíritus benévolos y en expulsar demonios. Tenían la esperanza de alcanzar la inmortalidad a través de las prácticas de Qi (movimiento de las fuerzas vitales) o el uso de diversos elixires alquímicos. La obra incluye dos prefacios: uno de Tao Zhi, el autor original, y el otro de Shao Fu, el comentador.

Ensayos completos sobre la tala de madera en la región occidental

Esta obra de la dinastía Ming en dos juan, en un volumen, se imprimió en tinta negra y azul durante el reinado de Jiajing (1522-1566). Esta es la única copia conocida. El autor fue Gong Hui, quien recibió su título de jin shi en 1523 y luego ocupó varios cargos oficiales. Como vicepresidente de la Oficina de Obras Públicas, supervisó el trabajo de conservación de agua en el río Huai. Cuando fue gobernador militar general en el sur de Jiangxi, reprimió a los poderosos bandidos que operaban en la región. Lo enviaron a Sichuan para supervisar la tala de madera para la construcción del Palacio de la Benevolencia y la Longevidad en la Ciudad Prohibida, en Pekín. Este libro, con sus 15 ilustraciones y descripciones de las herramientas y los métodos utilizados en el corte de la madera, es una fuente poco común para el estudio de las técnicas y la artesanía de la época. También se incluyen varios poemas y ensayos y un memorial al emperador que describe las penurias sufridas en el transporte de la madera a la capital. Como resultado del memorial de Gong Hui, el emperador suspendió el proyecto de la tala de árboles. La obra también incluye un ensayo titulado Shuo mu (Discurso sobre los árboles) de Zeng Yu (1480-1558), y un epílogo escrito por Jia Ding, un compañero de trabajo. En la primera página del libro se encuentra estampado el gran sello cuadrado de la academia imperial Hanlin en escritura china y manchú, una indicación de que se trataba de una copia maestra para la compilación de Si ku quan shu (Biblioteca completa de los cuatro tesoros). En un principio, estuvo en la colección Tian yi ge (la Biblioteca del Pabellón Tianyi), pero, por lo visto, no se devolvió el libro cuando se terminó la Colección Siku. Más tarde, se recortó la impresión del sello de Tian yi ge, se sacó el libro de la academia imperial y se vendió.

Notas de lectura escritas en el estudio

Este trabajo es una colección de ensayos con comentarios recopilada por Chen Zi (1683-1759), un famoso poeta y calígrafo durante el reinado de Kangxi. Chen Zi fue también el autor de Jing xin ji shi chao (Colección de poemas de Jing Xi, por Chen Zi), un volumen manuscrito de poesía de la colección de libros raros chinos de la Biblioteca del Congreso. Él y su contemporáneo, Li Kai (1686-1755), eran considerados los dos mejores poetas de la época; Chen, en el sur y Li, en el norte. Esta colección, en dos volúmenes, consta de ocho ensayos, cada uno con un título distintivo y con una fecha cíclica. Los ensayos son de diferentes longitudes: el más corto tiene solo dos hojas y el más largo, 19. Son principalmente las notas y los comentarios de Chen sobre algunas de las obras que leía, que reflejan sus puntos de vista y sus ideas filosóficas, religiosas y literarias. Expuso su patriotismo y su admiración por Zhu Xi, la figura principal de la Escuela de principios (una rama de la teoría neoconfuciana) de la dinastía Song y el racionalista neoconfuciano más influyente. Algunos de los comentarios de Chen eran sarcásticos y buscaban la ridiculización. A pesar de ser prolífico, sus obras no fueron muy difundidas durante su vida. Esto puede haberse debido a la naturaleza heterogénea de sus obras, aunque también es posible que algunas de las expresiones que utilizaba hubieran impedido su publicación en medio de la inquisición literaria predominante a comienzos de la dinastía Qing. Esta obra no fue publicada y, por lo tanto, escapó de la censura. Es la única copia sobreviviente.