Waterloo, las tumbas, Bélgica

Esta impresión fotocroma de las tumbas, o, más específicamente de los centoafios, en Waterloo es parte de las "Vistas de la arquitectura y otros lugares de Bélgica" del catálogo de la Detroit Publishing Company (1905). Situado aproximadamente a 12 kilómetros hacia el sur-sureste de Bruselas, Waterloo es el lugar donde ocurrió la gran batalla de junio de 1815 entre el ejército francés de Napoleón I y los ejércitos liderados por el duque de Wellington de Gran Bretaña y el General Blücher de Prusia. El 26 de febrero de 1815, Napoleón secretamente partió de la isla mediterránea de Elba, donde había sido exiliado por los aliados victoriosos el año anterior. Marchó a París, reunió un ejército y se trasladó para atacar a sus enemigos en Bélgica. Napoleón consiguió una victoria inicial sobre Blücher en Ligny, pero el 18 de junio Wellington y Blücher fueron capaces de aunar fuerzas para lograr la victoria decisiva en Waterloo. Tras su derrota, Napoleón abdicó por segunda vez el 22 de junio y fue exiliado a la isla de Santa Elena en el Atlántico Sur, donde residió hasta su muerte en 1821. En el fondo se ve la Butte du Lion, o Colina del león, una colina artificial que fue construida en 1823–26, con tierra del campo de batalla. Esta construcción marca el lugar en donde Guillermo, príncipe de Orange y, más tarde, rey Guillermo II de Holanda, fue herido durante la batalla. La colina mide 38 metros de altura, con una circunferencia de 491 metros. El león que corona la colina está hecho de hierro fundido y mide aproximadamente cinco metros de longitud y cinco metros de altura y pesa casi 32,000 kilogramos. El pedestal de piedra azul de la estatua tiene aproximadamente seis metros de altura y está grabado con la fecha "18 de junio de 1815".

Teatro del Mundo

El erudito y geógrafo flamenco Abraham Ortelius (1527-1598) publicó la primera edición de su Theatrum orbis terrarum (Teatro del Mundo) en 1570. Con 53 mapas (cada uno con un comentario detallado), esta obra se considera el primer verdadero atlas en el sentido moderno: una colección de hojas uniformes de mapas y el texto correspondiente, unidos para formar un libro para el cual se grabaron específicamente planchas de cobre. A la edición de 1570 le siguieron ediciones en latín, holandés, francés, alemán y español, con una cantidad cada vez mayor de mapas. No se sabe quién grabó e imprimió los mapas pero, para la impresión de las partes tipográficas del atlas, Ortelius encargó a una serie de impresores de Amberes: primero, a Aegidius Coppens van Diest, luego, a Aegidius Radeus en 1575 y, entre 1579 y 1589, a Christopher Plantin (1520–1589). Aquí se muestra la edición francesa de 1587, que contiene los mismos mapas que la edición en latín de 1584. Para la impresión de los textos, Plantin le cobró a Ortelius 177 florines en junio-julio de 1587. Plantin fue un influyente humanista e impresor del Renacimiento. Oirundo de Francia, se estableció en Amberes alrededor de 1549, donde primero trabajó como encuadernador y, en 1555, estableció su propia editorial, De Gulden Passer (La brújula dorada). Plantin produjo numerosos libros religiosos, humanistas y científicos, incluso la famosa Biblia Polyglotta (Biblia políglota) de 1568-1573.

Jeroglíficos: Comentarios sobre las letras sagradas de los egipcios y otros pueblos

Hieroglyphica del humanista italiano Pierio Valeriano (1477–1560, también conocido por la versión latinizada de su nombre, Pierius Valerianus), es el primer estudio moderno sobre los jeroglíficos egipcios. El libro, publicado originalmente en Basilea (Suiza) en 1556, se hizo muy popular en Europa. Fue reimpreso en los siglos XVI y XVII, y se tradujo del latín original al francés y al italiano. La edición en latín se publicó en Lyon (Francia) en 1602. El libro de Valeriano se basa, en parte, en Hieroglyphica de Horapolo, de quien se cree que fue un sacerdote egipcio y cuyo trabajo se conserva en una traducción al griego del siglo V, descubierta en la isla de Andros en 1419. El Hieroglyphica a menudo es considerado un diccionario de símbolos del Renacimiento. Valeriano recopila una gran variedad de pasajes de autores antiguos y reúne símbolos egipcios, griegos, romanos y medievales, con comentarios y numerosas ilustraciones. La obra está dedicada al duque de Florencia, Cosme de Médici (1519–1574).

Iglesia de San Andrés, Kiev

Esta vista de la Iglesia de San Andrés pertenece a Recuerdo de Kiev, un álbum de comienzos del siglo XX que muestra los principales lugares de Kiev, la capital de Ucrania, que en esa época era una de las ciudades más importantes del Imperio ruso. En 1744 la emperatriz Isabel eligió el lugar del palacio del zar en Kiev (a menudo llamado Palacio Mariyinsky) como residencia real en el sur del Imperio ruso, y también se hicieron planos para la Iglesia de San Andrés barroca que reemplazaría una anterior que era de madera. La leyenda cuenta que San Andrés visitó la zona de Kiev y profetizó que sería la cuna del cristianismo en las tierras eslavas. Bartolomeo Rastrelli elaboró ​​el diseño arquitectónico de la iglesia, e Ivan Michurin supervisó la construcción, que presentó importantes problemas de ingeniería. La iglesia se encuentra en la cima de una colina tan empinada que la rampa prevista para llegar a ella tuvo que ser cancelada y utilizarse escalones en su lugar. El exterior, con sus cinco bóvedas y una cúpula, se terminó en 1754; el trabajo interior continuó hasta 1767. Esta imagen muestra la iglesia con su residencia anexa para el sacerdote, que también fue diseñada por Rastrelli. Las 25 vistas de Recuerdo de Kiev son colotipias, realizadas con un proceso de impresión química que fue empleado ampliamente antes de la invención de la litografía offset.

Palacio del zar

Esta vista del palacio del zar (con frecuencia llamado Palacio Mariyinsky) en Kiev pertenece a Recuerdo de Kiev, un álbum de comienzos del siglo XX que muestra los principales lugares de Kiev, la capital de Ucrania, que en esa época era una de las ciudades más importantes del Imperio ruso. El lugar del palacio fue elegido por la emperatriz Isabel en 1744 para que sirviera como residencia real en el sur del Imperio ruso e imitar la grandeza de Versalles. El arquitecto moscovita Ivan Michurin construyó el palacio a partir de los diseños iniciales de Bartolomeo Rastrelli. Ambos hombres combinaron el diseño italiano contemporáneo con el estilo barroco ruso. El palacio, terminado en la década de 1750, quedó destruido por un incendio en 1819. Se reconstruyó entre 1868 y 1870, básicamente a partir de los diseños originales de Rastrelli. El frontispicio sobre la entrada representa las figuras de la Misericordia y la Justicia. El palacio está frente al parque Mariyinsky, que se trazó en 1874. Esta imagen muestra la fachada principal del palacio. Las 25 vistas de Recuerdo de Kiev son colotipias, realizadas con un proceso de impresión química que fue empleado ampliamente antes de la invención de la litografía offset.

Las puertas doradas de Kiev

Esta vista de las puertas doradas de Kiev pertenece a Recuerdo de Kiev, un álbum de comienzos del siglo XX que muestra los principales lugares de Kiev, la capital de Ucrania, que en esa época era una de las ciudades más importantes del Imperio ruso. Las puertas, situadas en la parte sur de la ciudad, formaban una de las tres puertas de entrada a Kiev construidas en la primera mitad del siglo XI por Yaroslav el Sabio. Fueron un logro considerable en la fortificación de la Rus de Kiev. Se ha determinado que la estructura era una enorme torre atravesada por tres niveles de aberturas. Si bien sufrió muchos daños a través de los siglos, la puerta de entrada ceremonial resistió hasta mediados del siglo XVII. En el siglo XVIII, los restos de las puertas doradas se cubrieron con tierra. Los arqueólogos bajo la dirección de Kindrat Lokhvytsky redescubrieron las ruinas en 1832 y las desenterraron; cinco años más tarde, los muros extremadamente gruesos de las puertas se reforzaron con contrafuertes y barras de hierro, que es la forma en que aparecen aquí. Las 25 vistas de Recuerdo de Kiev son colotipias, realizadas con un proceso de impresión química que fue empleado ampliamente antes de la invención de la litografía offset.

La universidad, Kiev

Esta vista de la Universidad de San Vladimiro de Kiev (hoy Universidad Nacional de Kiev Taras Shevchenko) pertenece a Recuerdo de Kiev, un álbum de comienzos del siglo XX que muestra los principales lugares de Kiev, la capital de Ucrania, que en esa época era una de las ciudades más importantes del Imperio ruso. La universidad se fundó en 1834. Alexander V. Beretti, profesor de arquitectura en la Academia de las Artes de San Petersburgo, fue el arquitecto que diseñó su edificio principal, terminado en 1842. El monumental edificio de cuatro pisos en el estilo clásico ruso, con un pórtico central y ocho columnas jónicas, se encuentra en antiguos terrenos baldíos en la cima de una colina y se ha convertido en uno de los hitos más importantes de la ciudad. Su posición dominante influyó significativamente en el desarrollo de la disposición arquitectónica de Kiev. El edificio de planta rectangular tiene más de 144 metros de largo en la parte frontal de entrada y rodea a un patio central. Está pintado de rojo, con los capiteles y las bases de las columnas pintadas de negro: los colores de las franjas de la Orden de San Vladimiro. La imagen muestra la fachada principal de la universidad sobre la calle Vladimirskaya. Las 25 vistas de Recuerdo de Kiev son colotipias, realizadas con un proceso de impresión química que fue empleado ampliamente antes de la invención de la litografía offset.

Monumento a Bohdan Khmelnytsky

Esta vista del monumento a Bohdan Khmelnytsky pertenece a Recuerdo de Kiev, un álbum de comienzos del siglo XX que muestra los principales lugares de Kiev, la capital de Ucrania, que en esa época era una de las ciudades más importantes del Imperio ruso. Bohdan Khmelnytsky (circa 1594–1657), fue un cosaco que encabezó la rebelión contra la Mancomunidad de Polonia-Lituania, lo que llevó primero a un estado cosaco independiente y, finalmente, a la unión con el Imperio ruso. Generalmente se lo considera un héroe nacional y fundador de Ucrania, y su monumento ocupa un lugar clave en la plaza de Santa Sofía. La estatua ecuestre que realizó el escultor Mikhail Mikeshin, sobre una base de granito hecha por el arquitecto Vladimir Nikolaev, se instaló en julio de 1888 durante las celebraciones por el 900.º aniversario del bautismo del príncipe Vladimiro Sviatoslávich, más tarde llamado San Vladimiro el Grande. Las 25 vistas de Recuerdo de Kiev son colotipias, realizadas con un proceso de impresión química que fue empleado ampliamente antes de la invención de la litografía offset.

Vista de la Universidad

Esta vista de la Universidad de San Vladimiro de Kiev (hoy Universidad Nacional de Kiev Taras Shevchenko) pertenece a Recuerdo de Kiev, un álbum de comienzos del siglo XX que muestra los principales lugares de Kiev, la capital de Ucrania, que en esa época era una de las ciudades más importantes del Imperio ruso. La universidad se fundó en 1834. Su enorme edificio principal, que se ve en el fondo a la izquierda, data de mediados del siglo XIX y está pintado de rojo, con los capiteles y las bases de las columnas pintadas de negro: los colores de las franjas de la Orden de San Vladimiro. En primer plano se ve parte de la zona del mercado de la plaza Bessarabka. La Catedral de San Vladimiro se construyó para conmemorar el 900 aniversario de la conversión al cristianismo de la Rus de Kiev por el príncipe Vladimiro (o Volodymyr) Sviatoslávich, más tarde llamado San Vladimiro el Grande. La construcción terminó en 1896, cuando se celebró su inauguración en presencia de la familia real rusa. Esta imagen muestra la vista desde la plaza Bessarabka hasta el bulevar Bibikovsky. Las 25 vistas de Recuerdo de Kiev son colotipias, realizadas con un proceso de impresión química que fue empleado ampliamente antes de la invención de la litografía offset.

Monasterio de San Miguel

Esta vista del monasterio de San Miguel pertenece a Recuerdo de Kiev, un álbum de comienzos del siglo XX que muestra los principales lugares de Kiev, la capital de Ucrania, que en esa época era una de las ciudades más importantes del Imperio ruso. El monasterio fue fundado en el siglo XI y dedicado al Arcángel Miguel, quien luego fue adoptado como santo patrono de la ciudad. La catedral del monasterio fue construida originalmente en el siglo XII, y sus cúpulas fueron probablemente las primeras doradas de Kiev, lo que dio lugar al apodo del monasterio: Monasterio de las Cúpulas Doradas de San Miguel. Dorar las cúpulas de las principales iglesias se convirtió en una práctica generalizada en el Imperio ruso. El interior de la catedral era famoso por sus frescos y mosaicos. La principal construcción en piedra de los edificios del monasterio data de principios y mediados del siglo XVIII y es de estilo barroco ucraniano. En 1746 se aumentó a siete el número de cúpulas sobre la catedral. Aquí se muestra una vista del campanario, construido entre 1716 y 1719, y de la catedral con la plaza de San Miguel en primer plano. Las 25 vistas de Recuerdo de Kiev son colotipias, realizadas con un proceso de impresión química que fue empleado ampliamente antes de la invención de la litografía offset.