14 de diciembre de 2012

Circo de John Robinson

Esta fotografía de 1929 muestra el interior del circo de John Robinson durante la representación del espectáculo El rey Salomón y la reina de Saba en Cincinnati, Ohio. En el circo estadounidense el espectáculo consistía en una procesión que tenía lugar en la pista de hipódromo en el interior de la carpa del circo y en la que desfilaban la mayor cantidad de artistas y animales para los que el director del circo consiguiera un disfraz. El circo de John Robinson era particularmente famoso por sus deslumbrantes producciones de El rey Salomón y la reina de Saba, que ofrecía una excelente oportunidad para mostrar a los exóticos camellos, leones, elefantes y tigres entre las fieras del circo, así como a las bailarinas y otros artistas. El de John Robinson era un circo típico, de tamaño mediano, que viajaba por ferrocarril a diferentes ciudades y pueblos. La carpa que se ve aquí contiene tres pistas, dos de las cuales pueden están a la vista. La carpa está sostenida por postes centrales, dos filas de postes de un cuarto y postes laterales. Se pueden ver los aparejos aéreos suspendidos de la parte superior de los postes, sobre las pistas. La zona entre las pistas y los asientos, conocida como pista del hipódromo, se usaba para espectáculos y otras presentaciones.

Escena en la puerta trasera, en el circo estadounidense

En el circo estadounidense, el área directamente detrás de la carpa de circo o de la pista (donde los artistas preparaban y organizaban sus entradas a través de la «puerta trasera») pasó a ser conocida como el «patio trasero». Este negativo en placa de vidrio de 1928 revela una escena típica del patio trasero de un circo estadounidense justo antes de la presentación de un número de producción espectacular. El espectáculo consistía en una procesión que tenía lugar en la pista de hipódromo en el interior de la carpa del circo y en la que desfilaban la mayor cantidad de artistas y animales para los que el director del circo consiguiera un disfraz. El espectáculo, que se remonta a los primeros circos en los Estados Unidos, fue originalmente una espléndida representación de cuentos literarios o históricos destinada a entretener y educar a la audiencia. Aquí se presentan los caballos enjaezados, a punto de entrar en la carpa, seguidos de un elefante disfrazado. Se ven las estacas y cuerdas de guía, imprescindibles para mantener la carpa erecta. La foto es de Harry A. Atwell (1879-1957), fotógrafo oficial del circo Ringling Bros. and Barnum & Bailey.

Escena a mitad del camino de entrada al circo

Esta fotografía de 1935 muestra a una multitud reunida a mitad de camino en dirección a la entrada de la carpa del circo Hagenbeck-Wallace. A la izquierda hay un cartel pintado que muestra a los fenómenos y atracciones del espectáculo secundario, al que se podía asistir antes del espectáculo principal por una suma adicional. A la derecha se pueden ver tiendas de concesión y taquillas. Detrás de la marquesina de entrada está la carpa de fieras que consistía en la exhibición «gratuita» de animales exóticos enjaulados, elefantes y otros animales importantes. En 1930, esta parte del circo se había convertido en una parte importante de la experiencia circense norteamericana. Con sede en Peru, Indiana, el circo Hagenbeck-Wallace fue en un momento el segundo circo más grande de Estados Unidos, después del Ringling Bros. and Barnum & Bailey. Sus orígenes se remontan al famoso entrenador de animales Carl Hagenbeck (1844-1913), cuyo circo fue comprado por Benjamin Wallace en 1907. El circo dejó de operar en 1938.

Circo Cole Bros.

Esta imagen de 1935 presenta una escena de un típico circo estadounidense de tamaño moderado del siglo XX. Una multitud observa mientras los carros de equipaje del circo Cole Bros. son colocados sobre vagones planos. Los vagones tienen inscripto Clyde Beatty & Allen King, que fueron dos de los entrenadores de animales más notables de la época. Detrás de los vagones planos están los vagones de animales que llevaban a los elefantes y a los caballos de carga. Esta escena se repetía diariamente, mañana y noche, en los terrenos del ferrocarril de las comunidades de todo Estados Unidos. El circo Cole Bros. fue creado en 1884 por William Washington Cole (1847-1915) como «Nuevos espectáculos colosales de W. W. Cole». 1935 fue la primera temporada en la que el legendario Beatty se asoció con el circo Cole Bros. En aquel entonces el circo se transportaba en 35 vagones de ferrocarril de doble longitud, y ofrecía un desfile gigante desde los terrenos del ferrocarril hasta donde se encontraba el circo. Entre los pueblos y ciudades visitadas por el circo Cole Bros. en 1935 estaban Benton Harbor, Michigan, Marietta, Ohio; Falls City, Nebraska y Little Rock, Arkansas.

Desfile callejero gratuito del circo Sells-Floto

Esta colorida litografía anuncia el próximo desfile del circo Sells-Floto con el fin de promover la venta de entradas entre los residentes locales para los espectáculos que tenían lugar dos veces al día. La ilustración refleja la grandeza del desfile del circo estadounidense en la década de 1920. El desfile está dirigido por un jinete que lleva un disfraz del siglo XVIII y un cartel de circo. Detrás del jinete hay un grupo de jinetes montados, elefantes –cuyos disfraces eran usados en un número de gran producción durante el espectáculo («vestuario del espectáculo»)–, una banda y varios carros de circo. Muchos de los elefantes y de los vagones promueven el nombre del circo. A diario, y antes de la primera actuación del día, el circo desfilaba por las calles de la comunidad local donde se encontraba y ofrecía tanto entretenimiento y grandeza como fuera posible. El circo Sells-Floto se formó en el año 1900 de una combinación del Espectáculo de perros y ponies de Floto y el circo Sells Brothers. Estuvo de gira por los Estados Unidos como circo independiente hasta 1921, cuando se incorporó a la American Circus Corporation. En septiembre de 1929, los circos de esta corporación fueron adquiridos por John Ringling, y en 1933 el Sells-Floto dejó de existir.

William «Búfalo Bill» Cody

William Fredrick «Búfalo Bill» Cody (1846–1917) fue, en distintas épocas, trampero, minero, jinete del Pony Express, explorador, jefe de vagón, conductor de diligencias, legislador y soldado de la Guerra Civil estadounidense. Se ganó su apodo, Búfalo Bill, debido a su habilidad para abastecer carne de búfalo para los empleados del ferrocarril Kansas Pacific: en 18 meses, mató a más de 4000 búfalos. En 1883 lanzó el espectáculo «Buffalo Bill's Wild West Show» en Omaha, Nebraska, en donde vaqueros y nativos americanos representaban escenas del Oeste. El espectáculo recreaba rescates audaces, batallas heroicas y bailes de los pueblos nativos americanos que fascinaron a audiencias de todo el mundo. El espectáculo fue a Europa y tuvo gran éxito. Fue la principal contribución estadounidense a la celebración del Jubileo de Oro de la reina Victoria en 1887. La propia reina asistió a una función privada. La recreación que Cody hizo del Lejano Oeste fue puesta en escena durante la Exposición Universal de Chicago en 1893 y fue la comidilla de la ciudad. Este retrato de Cody de 1907 es de Frederick W. Glasier (1866-1950), un fotógrafo en Brockton, Massachusetts, que documentó los principales espectáculos al aire libre y circos. Muchas de sus fotografías aparecían en las publicaciones circenses de la época.