14 de diciembre de 2012

Construcción de la planta de energía hidroeléctrica de Kegums, 7 de julio de 1938

Eduards Kraucs (1898-1977) fue un reconocido fotógrafo y cineasta letón que, entre 1936 y 1940, documentó la construcción de la planta de energía hidroeléctrica de Kegums en el río Daugava, en Letonia central. Esta fotografía, tomada el 7 de julio de 1938, muestra las obras de construcción del edificio de la planta de energía. La planta respresentó una estructura de ingeniería única para los países bálticos y de Europa del Norte y requirió la colaboración de ingenieros letones y suecos. En la construcción se utilizaron soluciones tecnológicas que eran nuevas para Europa. La planta tuvo gran importancia en Letonia como símbolo de identidad estatal y nacional durante el primer período de la historia del estado independiente de Letonia (1918-1940). Su finalización marcó el inicio de un sistema de energía unificado a nivel estatal y del grupo Latvenergo. La creación de la planta generó un rápido crecimiento económico, que se tradujo en la electrificación de las diversas regiones de Letonia y en la mejora del bienestar de la población. Kraucs tomó imágenes de la obra una o dos veces por semana durante el período de construcción. La colección resultante, de 1736 negativos de fotografías en placa de vidrio, es el único ejemplo conocido en Europa de un registro fotográfico completo de un proyecto de construcción a gran escala. En 2009, la colección fue inscrita en el registro nacional letón de «Memoria del Mundo».

Construcción en la presa de la planta de energía hidroeléctrica de Kegums, 16 de septiembre de 1938

Eduards Kraucs (1898-1977) fue un reconocido fotógrafo y cineasta letón que, entre 1936 y 1940, documentó la construcción de la planta de energía hidroeléctrica de Kegums en el río Daugava, en Letonia central. Esta fotografía, tomada el 16 de septiembre de 1938, muestra los bloques para hormigonar los soportes del nuevo puente metálico sobre el río y los rompehielos en la presa de la planta de energía. La perspectiva pone de manifiesto la gran escala del proyecto. La planta respresentó una estructura de ingeniería única para los países bálticos y de Europa del Norte y requirió la colaboración de ingenieros letones y suecos. En la construcción se utilizaron soluciones tecnológicas que eran nuevas para Europa. La planta tuvo gran importancia en Letonia como símbolo de identidad estatal y nacional durante el primer período de la historia del estado independiente de Letonia (1918-1940). Su finalización marcó el inicio de un sistema de energía unificado a nivel estatal y del grupo Latvenergo. La creación de la planta generó un rápido crecimiento económico, que se tradujo en la electrificación de las diversas regiones de Letonia y en la mejora del bienestar de la población. Kraucs tomó imágenes de la obra una o dos veces por semana durante el período de construcción. La colección resultante, de 1736 negativos de fotografías en placa de vidrio, es el único ejemplo conocido en Europa de un registro fotográfico completo de un proyecto de construcción a gran escala. En 2009, la colección fue inscrita en el registro nacional letón de «Memoria del Mundo».

Montaje de la esclusa en la presa de la planta de energía hidroeléctrica de Kegums, 3 de noviembre de 1938

Eduards Kraucs (1898-1977) fue un reconocido fotógrafo y cineasta letón que, entre 1936 y 1940, documentó la construcción de la planta de energía hidroeléctrica de Kegums en el río Daugava, en Letonia central. Esta fotografía, tomada el 3 de noviembre de 1938, muestra el montaje de la esclusa en la presa de la planta de energía. La planta respresentó una estructura de ingeniería única para los países bálticos y de Europa del Norte y requirió la colaboración de ingenieros letones y suecos. En la construcción se utilizaron soluciones tecnológicas que eran nuevas para Europa. La planta tuvo gran importancia en Letonia como símbolo de identidad estatal y nacional durante el primer período de la historia del estado independiente de Letonia (1918-1940). Su finalización marcó el inicio de un sistema de energía unificado a nivel estatal y del grupo Latvenergo. La creación de la planta generó un rápido crecimiento económico, que se tradujo en la electrificación de las diversas regiones de Letonia y en la mejora del bienestar de la población. Kraucs tomó imágenes de la obra una o dos veces por semana durante el período de construcción. La colección resultante, de 1736 negativos de fotografías en placa de vidrio, es el único ejemplo conocido en Europa de un registro fotográfico completo de un proyecto de construcción a gran escala. En 2009, la colección fue inscrita en el registro nacional letón de «Memoria del Mundo».

Construcción de la presa en la planta de energía hidroeléctrica de Kegums, enero de 1937

Eduards Kraucs (1898-1977) fue un reconocido fotógrafo y cineasta letón que, entre 1936 y 1940, documentó la construcción de la planta de energía hidroeléctrica de Kegums en el río Daugava, en Letonia central. Esta fotografía, tomada en enero de 1937, muestra la construcción de la galería de la presa en la central. La planta respresentó una estructura de ingeniería única para los países bálticos y de Europa del Norte y requirió la colaboración de ingenieros letones y suecos. En la construcción se utilizaron soluciones tecnológicas que eran nuevas para Europa. La planta tuvo gran importancia en Letonia como símbolo de identidad estatal y nacional durante el primer período de la historia del estado independiente de Letonia (1918-1940). Su finalización marcó el inicio de un sistema de energía unificado a nivel estatal y del grupo Latvenergo. La creación de la planta generó un rápido crecimiento económico, que se tradujo en la electrificación de las diversas regiones de Letonia y en la mejora del bienestar de la población. Kraucs tomó imágenes de la obra una o dos veces por semana durante el período de construcción. La colección resultante, de 1736 negativos de fotografías en placa de vidrio, es el único ejemplo conocido en Europa de un registro fotográfico completo de un proyecto de construcción a gran escala. En 2009, la colección fue inscrita en el registro nacional letón de «Memoria del Mundo».

Obras de construcción de la presa de la planta de energía hidroeléctrica de Kegums, mayo de 1937

Eduards Kraucs (1898-1977) fue un reconocido fotógrafo y cineasta letón que, entre 1936 y 1940, documentó la construcción de la planta de energía hidroeléctrica de Kegums en el río Daugava, en Letonia central. Esta fotografía, tomada en mayo de 1937, muestra cómo los obreros vierten el hormigón en los cimientos de la presa de la central de energía. La planta respresentó una estructura de ingeniería única para los países bálticos y de Europa del Norte y requirió la colaboración de ingenieros letones y suecos. En la construcción se utilizaron soluciones tecnológicas que eran nuevas para Europa. La planta tuvo gran importancia en Letonia como símbolo de identidad estatal y nacional durante el primer período de la historia del estado independiente de Letonia (1918-1940). Su finalización marcó el inicio de un sistema de energía unificado a nivel estatal y del grupo Latvenergo. La creación de la planta generó un rápido crecimiento económico, que se tradujo en la electrificación de las diversas regiones de Letonia y en la mejora del bienestar de la población. Kraucs tomó imágenes de la obra una o dos veces por semana durante el período de construcción. La colección resultante, de 1736 negativos de fotografías en placa de vidrio, es el único ejemplo conocido en Europa de un registro fotográfico completo de un proyecto de construcción a gran escala. En 2009, la colección fue inscrita en el registro nacional letón de «Memoria del Mundo».

Construcción de refuerzos en la planta de energía hidroeléctrica de Kegums, julio de 1937

Eduards Kraucs (1898-1977) fue un reconocido fotógrafo y cineasta letón que, entre 1936 y 1940, documentó la construcción de la planta de energía hidroeléctrica de Kegums en el río Daugava, en Letonia central. Esta fotografía, tomada en julio de 1937, muestra el montaje de los refuerzos de la planta de energía. La planta respresentó una estructura de ingeniería única para los países bálticos y de Europa del Norte y requirió la colaboración de ingenieros letones y suecos. En la construcción se utilizaron soluciones tecnológicas que eran nuevas para Europa. La planta tuvo gran importancia en Letonia como símbolo de identidad estatal y nacional durante el primer período de la historia del estado independiente de Letonia (1918-1940). Su finalización marcó el inicio de un sistema de energía unificado a nivel estatal y del grupo Latvenergo. La creación de la planta generó un rápido crecimiento económico, que se tradujo en la electrificación de las diversas regiones de Letonia y en la mejora del bienestar de la población. Kraucs tomó imágenes de la obra una o dos veces por semana durante el período de construcción. La colección resultante, de 1736 negativos de fotografías en placa de vidrio, es el único ejemplo conocido en Europa de un registro fotográfico completo de un proyecto de construcción a gran escala. En 2009, la colección fue inscrita en el registro nacional letón de «Memoria del Mundo».