3 de diciembre de 2012

Poema acerca de la partida de los Reyes Magos

Este manuscrito del siglo XV, en escritura del Renacimiento, contiene una composición poética (De profectione Magorum adorare Christum et de innocentibus interfectis ab Herode) de un tal «Gabriel Volaterranus». Es muy probable que el autor haya Gabriello Zacchi da Volterra, el arcipreste (decano interino, vicario del obispo) de la catedral, que tenía una base cultural sofisticada y que murió en 1467 a la edad de 33 años. El autor dedica la obra a Tommaso del Testa Piccolomini, el ayudante secreto del papa Pío II (folio 132 reverso), a quien Pío había concedido el privilegio de parentesco con la familia Piccolomini. En 1460, también se le concedió a Tommaso el título de consejero imperial de Federico III da Montefeltro, con el honor de añadir el águila imperial a su escudo de armas; posteriormente, fue nombrado obispo de Sovana y, más tarde, obispo de Pienza. La presencia del águila imperial en el escudo de armas de Testa Piccolomini, incluida en la decoración del códice (folio 132 reverso), sugiere que 1460 sería el primer año probable de producción del manuscrito. José Ruysschaert atribuyó la decoración iluminada, con sus motivos de vides de tallo blanco, a Gioacchino de' Gigantibus, que trabajó a comienzos de la década de 1460 en el círculo cultural del papa Pío II. El manuscrito está encuadernado en un códice compuesto que reúne cinco manuscritos de diferentes épocas (desde finales del siglo XIII hasta circa 1521) y procedencia, y que además son diferentes en diseño, estilo gráfico y formato.

Cuadernos de bocetos de Siena de Sangallo

El llamado cuaderno de bocetos de Siena, del famoso arquitecto e ingeniero Giuliano da Sangallo, estaba originalmente en la biblioteca del erudito sienés Giovanni Antonio Pecci. El bibliotecario Giuseppe Ciaccheri, un coleccionista comprometido y apasionado que enriqueció la Biblioteca Municipal Degli Intronati de Siena con obras de arte de gran calidad, lo adquirió en 1784. Junto con el Códice Barberiniano que está en la Biblioteca Apostólica Vaticana, el cuaderno de bocetos es testigo de la prolífica producción de dibujos del arquitecto y es una valiosa fuente de conocimiento sobre su obra. El pequeño formato y el estilo de los dibujos indican que el cuaderno era un estudio personal y una herramienta de trabajo. Es extremadamente variado e incluye bocetos, especialmente con un tema arquitectónico, que suelen estar acompañados de medidas y notas técnicas, ideas para proyectos (como el de la cúpula de la Basílica de Santa María de Loreto), dibujos de máquinas y piezas de artillería, y copias de esculturas clásicas. También tiene estudios de monumentos que Giuliano observó en el curso de sus viajes por Italia y Francia (entre los que hay arcos triunfales y el Coliseo), copias de relieves, dibujos de decorados (panoplias, figuras grotescas, marcos) e incluso algunos bocetos de letras mayúsculas encontradas en inscripciones públicas. Giuliano parece haber tenido un gran interés en la arquitectura medieval, como lo demuestran, por ejemplo, los bocetos de una serie de edificios de Pisa y de la Torre de los Asinelli, en Bolonia. La hoja con la elevación de la capilla Piccolomini en la Catedral de Siena se remonta a una de sus estancias en Siena. El cuaderno de bocetos también contiene los planos de un edificio de la Sapienza en Siena que, gracias a una inscripción, se pueden vincular con la decisión del cardenal Francesco Piccolomini (circa 1492-1493) de construir una nueva estructura, además de la ya existente Sapienza (que se encuentra desde 1415 en el espacio antes ocupado por el hospital de la Misericordia y el sitio actual de la Biblioteca Municipal). Todavía no se determina la naturaleza de estos bocetos: algunos eruditos los consideran dibujos para la renovación del edificio existente, mientras que otros piensan que fueron los dibujos para un nuevo edificio. Hay un dibujo de la autoría de Pecci de una sección transversal del edificio de la Sapienza, basado en los planes originales de Giuliano, insertado en el códice. El cuaderno de bocetos ofrece una ventana a la cultura artística de Giuliano, profunda y multifacética, al tiempo que da testimonio de su intenso estudio de los modelos clásicos como parte integrante de su obra. Los dibujos probablemente datan de los últimos años del arquitecto, desde la década de 1490 hasta 1516. En los folios 1 verso y 2 reverso, hay algunas recetas para hacer pegamento en una caligrafía del siglo XVI, que no puede atribuirse a Giuliano.

Antigüedades de Samarcanda. Sala de instrucción de la madraza de Shir Dar (lado oriental). Inscripción alrededor del lado derecho de la hornacina principal

Esta fotografía de la sala de instrucción de la madraza de Shir Dar en Samarcanda (Uzbekistán) proviene de la parte arqueológica del Álbum de Turquestán. El estudio fotográfico en seis volúmenes se produjo entre 1871 y 1872, bajo el patrocinio del general Konstantín P. von Kaufman, el primer gobernador general (1867-1882) de Turquestán, como se conocían a los territorios del Imperio ruso en Asia Central. En el álbum se presta especial atención a la arquitectura islámica de Samarcanda, como los monumentos del siglo XIV y XV del reinado de Tamerlán y sus sucesores. En el centro de Samarcanda está el conjunto de Registán, compuesto por tres grandes ejemplos de una madraza (escuela religiosa). La segunda madraza del conjunto, Shir Dar, fue construida entre 1619 y 1636, durante la dinastía astrajánida. A pesar de un daño significativo que sufrió a través de los siglos, sigue siendo uno de los monumentos más profusamente decorados de Asia Central. La madraza consta de un patio rectangular rodeado por una arcada de dos pisos con un iwan (salón abovedado, con paredes en tres lados y un extremo abierto) y una mezquita en el lado oriental. Esta fotografía muestra el lado izquierdo del arco del iwan en el centro de la pared oriental. Las superficies están cubiertas con mayólicas policromáticas con elaborados motivos geométricos y florales. La estrella de seis puntas tiene especial importancia. El panel horizontal contiene una inscripción en el estilo de caligrafía cursiva thuluth. A la izquierda se ve el comienzo de la arcada que se extiende desde el arco central.

Antigüedades de Samarcanda. Sala de instrucción de la madraza de Shir Dar (lado oriental). Detalle de la sección superior de la hornacina principal

Esta fotografía de la sala de instrucción de la madraza de Shir Dar en Samarcanda (Uzbekistán) proviene de la parte arqueológica del Álbum de Turquestán. El estudio fotográfico en seis volúmenes se produjo entre 1871 y 1872, bajo el patrocinio del general Konstantín P. von Kaufman, el primer gobernador general (1867-1882) de Turquestán, como se conocían a los territorios del Imperio ruso en Asia Central. En el álbum se presta especial atención a la arquitectura islámica de Samarcanda, como los monumentos del siglo XIV y XV del reinado de Tamerlán y sus sucesores. En el centro de Samarcanda está el conjunto de Registán, compuesto por tres grandes ejemplos de una madraza (escuela religiosa). La segunda madraza del conjunto, Shir Dar, fue construida entre 1619 y 1636, durante la dinastía astrajánida. A pesar de un daño significativo que sufrió a través de los siglos, sigue siendo uno de los monumentos más profusamente decorados de Asia Central. La madraza consta de un patio rectangular rodeado por una arcada de dos pisos con un iwan (salón abovedado, con paredes en tres lados y un extremo abierto) y una mezquita en el este. Esta vista muestra la parte superior de la hornacina de la pared oriental con el enrejado de la ventana central. La hornacina está cubierta con trabajo en cerámica de mayólicas policromáticas con motivos geométricos y florales. El arco en punta de la ventana está enmarcado por una tira con una inscripción en el estilo de caligrafía cursiva thuluth. En la parte superior se ven restos de elementos decorativos con forma de «estalactita» de la bóveda de arco.

Antigüedades de Samarcanda. Sala de instrucción de la madraza de Shir Dar (lado occidental). Inscripción en el lado izquierdo de la hornacina principal

Esta fotografía de la sala de instrucción de la madraza de Shir Dar en Samarcanda (Uzbekistán) proviene de la parte arqueológica del Álbum de Turquestán. El estudio fotográfico en seis volúmenes se produjo entre 1871 y 1872, bajo el patrocinio del general Konstantín P. von Kaufman, el primer gobernador general (1867-1882) de Turquestán, como se conocían a los territorios del Imperio ruso en Asia Central. En el álbum se presta especial atención a la arquitectura islámica de Samarcanda, como los monumentos del siglo XIV y XV del reinado de Tamerlán y sus sucesores. En el centro de Samarcanda está el conjunto de Registán, compuesto por tres grandes ejemplos de una madraza (escuela religiosa). La segunda madraza del conjunto, Shir Dar, fue construida entre 1619 y 1636, durante la dinastía astrajánida. A pesar de un daño significativo que sufrió a través de los siglos, sigue siendo uno de los monumentos más profusamente decorados de Asia Central. La forma de esta madraza es típica de Asia Central, con un patio rectangular rodeado por una arcada de dos pisos que contiene las habitaciones para los eruditos. Aquí se ve el lado izquierdo de la hornacina principal en arco de la pared occidental, con superficies cubiertas con mayólicas policromáticas. La superficie principal tiene grandes figuras geométricas que se intersectan y que contienen texto de la Kalima, la declaración islámica de fe, en escritura cúfica en bloque. En el medio hay una inscripción horizontal en cursiva. La superficie está enmarcada por franjas verticales con motivos florales.

Antigüedades de Samarcanda. Sala de instrucción de la madraza de Shir Dar (lado occidental). Inscripción en el lado derecho de la hornacina principal

Esta fotografía de la sala de instrucción de la madraza de Shir Dar en Samarcanda (Uzbekistán) proviene de la parte arqueológica del Álbum de Turquestán. El estudio fotográfico en seis volúmenes se produjo entre 1871 y 1872, bajo el patrocinio del general Konstantín P. von Kaufman, el primer gobernador general (1867-1882) de Turquestán, como se conocían a los territorios del Imperio ruso en Asia Central. En el álbum se presta especial atención a la arquitectura islámica de Samarcanda, como los monumentos del siglo XIV y XV del reinado de Tamerlán y sus sucesores. En el centro de Samarcanda está el conjunto de Registán, compuesto por tres grandes ejemplos de una madraza (escuela religiosa). La segunda madraza del conjunto, Shir Dar, fue construida entre 1619 y 1636, durante la dinastía astrajánida. A pesar de un daño significativo que sufrió a través de los siglos, sigue siendo uno de los monumentos más profusamente decorados de Asia Central. La forma de esta madraza es típica de Asia Central, con un patio rectangular rodeado por una arcada de dos pisos que contiene las habitaciones para los eruditos. Aquí se ve el lado derecho de la hornacina principal en arco de la pared occidental, con superficies cubiertas con mayólicas policromáticas. La superficie principal tiene grandes figuras geométricas que se intersectan y que contienen texto de la Kalima, la declaración islámica de fe, en escritura cúfica en bloque. En el medio hay una inscripción horizontal en cursiva. La superficie está enmarcada por franjas verticales con motivos florales.