29 de noviembre de 2012

Geografía general resumida del mundo entero

Publicada en 1843 con el apoyo de muchos donantes privados, la Geografía general resumida del mundo entero es una adaptación en búlgaro del libro de texto estadounidense de Samuel Goodrich, El método de Peter Parley para enseñar geografía a niños, pero más bien de la traducción al griego que realizaron los misioneros estadounidenses que del original en inglés. Otros aspectos de esta obra están inspirados en otros textos de geografía en griego, sobre todo en Rudimentos de geografía de William Channing Woodbridge (1835), traducido al griego por misioneros, más o menos al mismo tiempo que el texto de Goodrich. Cuando los misioneros protestantes estadounidenses comenzaron a trabajar en el Imperio otomano a comienzos del siglo XIX, se centraron tanto en la educación general como en la religiosa. Los textos de gramática, aritmética y geografía producidos por los misioneros eran muy comunes en Bulgaria, que en ese entonces se encontraba bajo dominio otomano. Esta traducción fue realizada por Konstantin Fotinov, un educador búlgaro estrechamente vinculado con los misioneros estadounidenses, que fundó una escuela en Esmirna (actual Turquía) a partir del método pedagógico del innovador en educación Joseph Lancaster (1778–1838). La traducción de Fotinov fue bien recibida en Bulgaria, no solo por su contenido fácil de leer, sino porque fue el primer libro ilustrado de geografía para niños en búlgaro. La editorial del griego A. Damian, que editó el libro, publicaba principalmente obras patrocinadas por misioneros.

El discurso sublime: la revelación del bienamado (discípulo)

Este manuscrito del siglo XVIII es una copia de un comentario sobre el Libro de las Revelaciones (también conocido como el Apocalipsis de San Juan), una obra del escritor del siglo XVIII Yūsuf al-Bānī, con el título El discurso sublime: la revelación del bienamado (discípulo). El texto está escrito muy claramente en garshuni (árabe en escritura siríaca), pero el título también aparece en alfabeto árabe al comienzo del libro. También hay notas en escritura árabe, por ejemplo, en el extremo inferior de la página 3 y en el margen de la página 4. Hay indicios de que el libro una vez fue propiedad del monasterio de Dayr Kfifan, en el Líbano. La edición impresa del libro se publicó en Beirut en 1870.

Comentario sobre Kifāyat al-ghulām de ‘Abd al-Ghanī al-Nābulusī

Este manuscrito de finales del siglo XIX, con fecha de 1294 d. H. (1877 d. C.), contiene un comentario sobre Kifāyat al-ghulām (La suficiencia de la juventud), una de las muchas obras de ‘Abd al-Ghanī ibn Ismā‘īl al-Nābulusī (1641–1731). ‘Abd al-Ghanī fue un místico, teólogo, poeta y viajero sirio, y sus escritos (tanto en poesía como en prosa) reflejan sus diversos intereses y actividades. Pasó siete años estudiando los escritos de los místicos sufíes sobre sus experiencias espirituales. También viajó muchísimo por el mundo islámico y visitó Estambul, el Líbano, Jerusalén, Palestina, Egipto, Arabia y Trípoli. El códice está escrito a mano en naskh, el estilo caligráfico más usado para el idioma árabe desde la Edad Media hasta la actualidad. Al principio del manuscrito hay algunas manchas; aun así, se puede leer sin problemas.

Gramática búlgara

Si bien se destaca como la primera gramática búlgara, este libro también goza de importancia cultural debido al papel que tuvo su autor, Neofit Rilski (1793-1881), en el fomento de la educación laica de Bulgaria y en la creación de un idioma literario búlgaro moderno. Neofit, sacerdote asociado con el Monasterio de Rila, fue una importante figura del renacimiento nacional búlgaro del siglo XIX y de la reforma educativa concomitante. Fue el primer director de la escuela de Gabrovo, la primera escuela laica de Bulgaria. En las décadas de 1830 y 1840, en medio de un debate nacional sobre la elección de uno de los dialectos postulados y la creación de un idioma literario estándar, Neofit publicó la gramática y su prefacio filológico, en donde presentó sus ideas sobre la normalización del búlgaro. Si bien su trabajo fue conservador en lo que respecta a la gramática (incluía la declinación, por ejemplo, un rasgo que había dejado de usarse hacía ya mucho tiempo en el lenguaje hablado), sentó las bases para la codificación del nuevo lenguaje literario y fue de enorme influencia para el desarrollo de la Bulgaria moderna.

Algo para los ignorantes

Si bien se lo conoce más por ser el padre de Khristo Botev, el revolucionario búlgaro, Botio Petkov (1815–1869) fue un educador y escritor, distinguido por derecho propio. Entre sus estudiantes estuvieron los brillantes Ivan Vazov y Nikola Nachov. Petkov, natural de la ciudad de Karlovo, estudió con el famoso maestro, Raino Popovich. Escribía para Tsarigradski vestnik (el Heraldo de Constantinopla), uno de los primeros periódicos búlgaros, y publicó varias traducciones del ruso al búlgaro entre las que se encuentra este libro. Petkov realizó esta traducción mientras era seminarista en Odessa, una ciudad de Rusia (en lo que actualmente es Ucrania) con una gran población de búlgaros que vivían fuera de los confines del Imperio otomano. Este cuadernillo de 1843 es un tratado religioso protestante: uno de los primeros de su clase en ser publicado por misioneros estadounidenses en Bulgaria. La editorial, la imprenta de A. Damian en Esmirna (en la actual Turquía), producía en su mayoría obras religiosas de este estilo.

Geografía universal para niños

Los libros de texto de geografía fueron muy populares como herramientas básicas de educación en el renacimiento nacional búlgaro del siglo XIX. Entre 1824 y 1878 se publicaron aproximadamente 43 títulos o ediciones diferentes de este género. Una de las primeras obras publicadas siguiendo esta tendencia fue la Geografía universal para niños de Ivan Bogorov, o Bogoev (1818–1892). El libro de Bogorov fue la traducción del ruso de una obra, también titulada Geografía universal de Vasilii Bardovskii (1804–1874), maestro de geografía de una escuela secundaria en San Petersburgo y autor de populares libros de texto rusos sobre geografía. La Geografía matemática de Bogorov, que se publicó por separado en 1842 y que también era una traducción de Bardovskii, es la tercera parte de la edición ampliada de Geografía universal presentada aquí. La Geografía universal para niños es, entonces, el tercer texto de geografía publicado en búlgaro. El primero es un trabajo de Neofit Bozveli (con un lenguaje más parecido al eslavo eclesiástico que el de Bogorov). El segundo es la edición por separado de Geografía matemática. Bogorov fue un famoso periodista búlgaro, fundador de los dos primeros periódicos de Bulgaria.