África austral: perderla o gobernarla; sucesos y experiencias en Bechuanalandia, Colonia del Cabo e Inglaterra

John Mackenzie (1835-1899) fue un misionero escocés que envió la Sociedad Misionera de Londres a Sudáfrica en 1858. Vivió en Shoshong (actualmente Botsuana) entre 1862 y 1876. Mackenzie creía que los ngwato y otros pueblos africanos con los que trabajaba estaban amenazados por los piratas bóer, que invadían su territorio desde el sur, así como por políticos como Cecil Rhodes, que quería ver extensos territorios del norte anexados a la Colonia del Cabo británica. Así empezó una campaña para establecer lo que se convertiría en el protectorado de Bechuanalandia, que sería gobernado directamente desde Gran Bretaña. Austral Africa: Losing It or Ruling It (África austral: perderla o gobernarla) es el relato de Mackenzie sobre los sucesos que llevaron al establecimiento del protectorado. Influenciado por Mackenzie, el gabinete británico decidió enviar en enero de 1885 una expedición militar a Sudáfrica para afirmar la soberanía británica sobre el territorio en disputa. Sir Charles Warren (1840–1927) encabezó una fuerza de 4000 tropas imperiales hacia el norte desde Ciudad del Cabo. Después de firmar tratados con varios jefes africanos, Warren anunció la creación del protectorado en marzo de 1885. Mackenzie acompañó a Warren y África austral contiene una descripción detallada de la expedición. El libro, publicado en 1887 en dos volúmenes con mapas, fotografías e ilustraciones, todavía es una fuente importante para la historia primitiva de Botsuana.

Siberia

Morgan Philips Price (1885–1973) fue un periodista, fotógrafo y político británico que escribió varios libros sobre Rusia. Estudió ciencias en la Universidad de Cambridge. En 1910 se unió a una expedición científica británica que exploraría la cabecera del río Yenisei, en Siberia central, junto con dos amigos: Douglas Carruthers, escritor, fotógrafo y cartógrafo, y J.H. Miller, zoólogo y cazador de caza mayor. Este libro, titulado Siberia, es el relato de Price sobre la expedición y sus viajes en el ferrocarril Transiberiano, su estadía en la ciudad de Krasnoyarsk y su visita a la ciudad siberiana de provincia, Minusinsk. Publicado en 1914, cuenta con fotografías y mapas. Incluye capítulos sobre la historia de la colonización y la evolución social de Siberia, las condiciones económicas en Siberia central y occidental y el futuro económico de Siberia. El capítulo final está dedicado a Mongolia, que Price también visitó. Mongolia había sido una provincia de China desde 1691, pero se convirtió en un Estado autónomo bajo la protección rusa en 1912. Price era un entusiasta de Siberia y sus perspectivas económicas y notó muchos paralelismos entre su desarrollo y el de Canadá. Tiempo después escribió sobre la Revolución Rusa en el Manchester Guardian y se desempeñó como miembro del Parlamento.

Mapa general de la ciudad de Lisboa, 1785

Este mapa detallado de la capital portuguesa, Lisboa, es obra del cartógrafo Franc D. Milient. En 1755, Lisboa fue casi completamente destruida por un terremoto seguido de un maremoto. El primer ministro en ese momento, Sebastião José de Carvalho e Melo (1699-1782), también conocido como el primer Marqués de Pombal, decidió arrasar lo que quedaba del centro de la ciudad y reconstruirla de acuerdo a las ideas contemporáneas sobre planificación urbana. La reconstrucción se puede apreciar en este mapa, que muestra la disposición ordenada de la ciudad a lo largo de una cuadrícula. Carvalho e Melo también probó modelos arquitectónicos por su capacidad para resistir los terremotos y tsunamis. Como resultado de sus políticas, la reconstrucción de edificios en el centro de Lisboa se puede considerar como los primeros edificios a prueba de terremotos.

Historia de la expedición comandada por los capitanes Lewis y Clark: Hasta el nacimiento del Missouri y desde allí por todas las Montañas Rocosas y por el río Columbia hasta el Océano Pacífico

Este registro de la expedición de Lewis y Clark, publicado en 1814, está basado en los diarios detallados que llevaban los capitanes Meriwether Lewis y William Clark, los líderes de la expedición. El libro empieza con la "Vida del Capitán Lewis", escrito por Thomas Jefferson, que reproduce las instrucciones detalladas de Jefferson a Lewis con respecto a los objetivos de la expedición. "El objeto de su misión es explorar el río Misuri, y sus afluentes principales, en cuanto a que, por su curso y comunicación con las aguas del océano Pacífico, bien sea el Columbia, Oregan [sic], Colorado o bien cualquier otro río, puedan ofrecer la comunicación por agua más directa y practicable a través del continente, con fines comerciales". Los Cuerpos del Descubrimiento, compuesto por 29 hombres, salió de San Luis el 14 de mayo de 1804. Durante los 28 meses siguientes, Lewis y Clark recorrieron más de 12.000 kilómetros a través de terreno desconocido habitado por las tribus indias. Hacia finales de 1804, habían llegado a la Gran Curva del río Misuri. En 1805, navegaron por el Misuri, a través de las Montañas Rocosas, y por el río Columbia hasta el océano Pacífico. Después de sufrir un invierno deprimente, los miembros de la expedición emprendieron su largo viaje de regreso, llegando finalmente a San Luis el 23 de septiembre de 1806.

Metamorfosis

Se sabe, a ciencia cierta, que este documento, conocido como el Ovidio de Nápoles, proviene de la región de Puglia (Apulia) en el sur de Italia, y es muy probable que se haya copiado en el Monasterio de San Benedetto di Bari. La obra es un testimonio de la tradición manuscrita más antigua en relación con la Metamorfosis, un poema narrativo en latín escrito por Ovidio, el poeta romano del siglo I, que fue muy popular en Europa en la Edad Media. El códice incluye ilustraciones en colores vivos que reflejan la variación de estilos que se combinaban en el sur de Italia durante el siglo XI, bajo la influencia de los normandos, que con el tiempo reemplazaron las tradiciones lombardas y árabes. También son evidentes las influencias de Bizancio y el Levante. El manuscrito está escrito en una variante de la escritura de Benevento –la escritura nacional del sur de Italia entre los años 800 y 1200– usada en Bari. El códice perteneció al convento napolitano de San Giovanni a Carbonara y hoy se encuentra en la Biblioteca Nacional de Nápoles.

El sistema de Saturno

Christiaan Huygens (1629–1695) nació en La Haya, Países Bajos, en el seno de una prominente familia holandesa. A diferencia de su abuelo, padre y hermano, quienes prestaron servicio como secretarios y diplomáticos de la casa real de Orange, Huygens se dedicó a la ciencia y la matemática. Publicó tres libros de matemática, produjo un manuscrito sobre la hidrostática, escribió una obra sobre la colisión de cuerpos elásticos, realizó investigaciones sobre la fuerza centrífuga e inventó el reloj de péndulo. El planeta Saturno intrigaba de forma particular a Huygens, debido a las salientes «asas» que se podían ver por medio de los telescopios de la época pero que eran imposibles de explicar. Junto con su hermano Constantijn, Huygens construyó un poderoso telescopio con el que esperaba desentrañar el misterio de la apariencia extraña de Saturno. Huygens descubrió la luna de Saturno, Titán, y presentó la teoría de que el planeta estaba rodeado por un anillo delgado y plano. En 1659 publicó su Systema Saturnium, en donde calculó que la luna de aturno tardaba poco menos de 16 días en orbitar el planeta y presentó las pruebas de su teoría de que Saturno estaba rodeado por un anillo inclinado 20 grados respecto al plano de la órbita de planeta. El inventor estadounidense, coleccionista de libros y filántropo Berna Dibner (1897-1988) seleccionó Systema Saturnium como uno de los «Heraldos de la ciencia»: los 200 títulos más importantes en el desarrollo de la ciencia y la tecnología occidentales.

Cinco obras doctrinales

Este manuscrito del siglo XVII es una colección de cinco trabajos doctrinales que se tradujo del griego al árabe. Tres de las obras pertenecen a Juan de Damasco (fallecido circa 750): Sobre la fe ortodoxa, Dialéctica y Contra los herejes. A menudo se leía a Juan de Damasco tanto en griego como en árabe (él mismo era bilingüe, aunque solo escribió en griego). Los otros dos textos son del monje Pablo de Antioquía, obispo de Sidón en el siglo XIII. Se trata de una carta titulada El Creador es uno y los cristianos no son politeístas (Mushrikīn), y un Esbozo de la fe cristiana, ambos dirigidos al lector musulmán.

Pandectas

Este texto es una traducción al árabe de una obra cristiana que se escribió en griego en el siglo XI, conocida como Pandectas (o Pandektes) de Nicón de la Montaña Negra. El título en griego significa El (libro) universal. El título en árabe, al-Ḥāwī, tiene casi el mismo significado: El libro integral. El texto está dividido en 63 secciones y ofrece una exposición de la doctrina y la vida cristiana en función de extractos de la Biblia, los padres de la Iglesia y los cánones eclesiásticos. Fue popular entre los cristianos de lengua árabe, como lo demuestra el hecho de que también exista en varios otros manuscritos árabes.

Gran mapa geográfico universal

Matteo Ricci nació en Macerata, Italia, en 1552. En 1571, entró en la Compañía de Jesús y comenzó su noviciado en el Colegio de Roma, donde estudió teología y filosofía, así como matemática, cosmología y astronomía. En 1577, pidió que lo enviaran a Asia como misionero. Llegó al territorio portugués de Goa (la actual India) en septiembre de 1578, donde se ordenó en julio de 1580. Trabajó en Goa y en Cochin (hoy Kochi, India) por cuatro años, hasta que se lo convocó para unirse a la incipiente misión jesuita en China. Llegó a Macao en agosto de 1582 y pasó el resto de su vida en China: en Zhaoqing, Shaozhou, Nanjing y Pekín. Pasó sus últimos años (1601-1610) en Pekín donde, junto a su compañero jesuita Diego Pantoja, fueron los primeros occidentales autorizados a entrar en la Ciudad Prohibida. El método de Ricci para convertir chinos al catolicismo fue, en parte, impresionar a los académicos y funcionarios con los logros científicos y culturales de la Europa cristiana. En su casa de Zhaoqing exhibía un gran mapa del mundo occidental. Los visitantes chinos quedaban asombrados al ver a la Tierra representada como una esfera y al saber que el Imperio chino ocupaba una parte relativamente pequeña del mundo. Pidieron a Ricci que tradujera el mapa al chino; luego fue grabado e impreso en 1584. Todas las copias del mapa de 1584 se han perdido, al igual que todas las copias de la segunda versión que hizo Ricci en Nanjing en 1599. El mapa que se muestra aquí es uno de los seis ejemplares que se conocen de la tercera versión del mapa, que Ricci hizo en 1602 a pedido de Li Zhizao, un amigo chino que también era cartógrafo. La versión de 1602 es el mapa más antiguo en chino que ha sobrevivido y que describe las Américas y refleja los conocimientos geográficos adquiridos por los viajes europeos de descubrimiento de los siglos XV y XVI. cAquí se muestran los cinco continentes, Europa, Libia (África), Asia, América y el supuesto continente Magallánica al sur, además de los cuatro océanos: el Atlántico, el Pacífico, el Índico y el Ártico. Ricci completó el mapa con ingeniosas anotaciones en chino que reflejan qué tan informado (y desinformado) estaba el mundo occidental de la época acerca de varios países. Describió al Nilo como «el río más largo del mundo. Desemboca en el mar por siete meses. En este país no hay nubes ni lluvia en todo el año, por eso sus habitantes son expertos en astronomía». Sobre Canadá, escribió: «Los habitantes son amables y hospitalarios con los extranjeros. En general, hacen sus ropas con pieles y su ocupación es la pesca.» Además de sus notas sobre ciertos lugares, el mapa contiene información geográfica y astronómica de gran precisión y sofisticación, como un discurso sobre el tamaño y la forma de la Tierra, una explicación de la variedad en la duración de los días y las noches, una tabla con las distancias de los planetas desde la Tierra y recuadros con mapas de las perspectivas polares (Norte y Sur), incluidos para demostrar que la Tierra es redonda.

Calendario folclórico búlgaro para el año bisiesto de 1868

El Calendario folclórico búlgaro para el año de bisiesto de 1868 pertenece a una gran cantidad de populares calendarios folclóricos que produjo En’o Kŭrpachev (1833–1916), editor de Constantinopla (hoy Estambul) durante el renacimiento nacional búlgaro. El primer calendario búlgaro se publicó en 1818. Solo en la época del renacimiento nacional se publicaron más de 100 de estos. La ola de popularidad de los calendarios búlgaros comenzó en la década de 1840 y continuó bastante tiempo después del período de renacimiento. Los calendarios fueron un género popular como material de lectura en el siglo XIX e incluían gran variedad de contenidos: iban desde información sobre días festivos y fechas especiales hasta anécdotas, poemas, traducciones y las vida de los santos. Este calendario de 1868 tiene una lista de fechas y eventos históricos relacionados con Bulgaria, las predicciones para el nuevo año, un calendario de la Iglesia ortodoxa, un directorio de las ferias que se celebrarán durante el año, información actualizada sobre los servicios de telégrafo y correo, además de las compañías navieras. La pieza más interesante del calendario es un poema sobre la leyenda, ahora desacreditada, de Hilarion de Tŭrnovo (un griego), que decía que él supuestamente quemaba libros eslavos en la biblioteca del patriarca de Tŭrnovo. Este relato se originó en el renacimiento nacional y se utilizaba para difamar al clero griego.