16 de octubre de 2012

Irlandeses, venguen al Lusitania. Únanse hoy al ejército irlandés

Hasta 1922, cuando los condados del sur se separaron para formar el Estado Libre de Irlanda, Irlanda formaba parte del Reino Unido. Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, muchos nacionalistas irlandeses que buscaban la independencia de Irlanda instaron a sus compatriotas a rehuir del esfuerzo bélico británico. Algunos incluso llegaron a conspirar con agentes alemanes en diversas actividades antibritánicas, mientras que otros se unieron a la causa británica. Entre 1914 y 1916, aproximadamente 180 000 irlandeses se ofrecieron como voluntarios para servir en las fuerzas armadas británicas. Este cartel, publicado en 1915 por el Consejo Central de la Organización para el Reclutamiento en Irlanda, trataba de capitalizar el sentimiento provocado por el hundimiento del Lusitania para alentar el alistamiento irlandés. El buque de pasajeros de propiedad británica fue hundido por un submarino alemán frente a las costas del sur de Irlanda el 7 de mayo de 1915, mientras se dirigía a Liverpool desde Nueva York. Se enviaron embarcaciones de rescate desde Queenstown, pero de las 1959 personas a bordo solo sobrevivieron 764. La imagen gráfica muestra la nave en llamas y hundiéndose, con los náufragos y los botes salvavidas en primer plano.

¿Schleswig es danesa? ¡Schleswig es alemana!

Este cartel de 1919 muestra un mapa de la provincia de Schleswig e indica la cantidad de votantes de habla alemana y danesa en 1912, el año de las últimas elecciones para el Reichstag alemán (parlamento). También se muestran cuatro vistas de la provincia: una casa de campo, una iglesia en una ciudad, un río o canal y una vista de la costa. El texto sostiene que el sur de la provincia es «puramente alemán» y que «la mayoría de la población es alemana y se siente alemana». Schleswig había sido objeto de rivalidad entre Alemania y Dinamarca durante décadas. En 1866, como consecuencia de la Guerra austro-prusiana (también conocida como la Guerra de las Siete Semanas), el ducado de Schleswig pasó a formar parte de Prusia y se fusionó con Holstein para crear la provincia de Schleswig-Holstein. Tras la derrota de Alemania en la Primera Guerra Mundial, el Tratado de Versalles estipuló que el futuro de Schleswig debía ser determinado por un plebiscito. La votación se llevo a cabo en febrero de 1920. Tres cuartas partes de la población eligió en favor de la unión con Dinamarca, y en julio de 1920, la provincia fue incorporada a Dinamarca. Este cartel, de Chr. Kreutzfeldt, publicado en Berlín, fue parte de la fallida campaña alemana para retener la provincia

¡Recuerde Scarborough! Alístese ahora

El 16 de diciembre de 1914, una fuerza naval alemana de cruceros de batalla bajo el mando del almirante Franz von Hipper bombardeó los pueblos costeros ingleses de Scarborough, Hartlepool y Whitby en el mar del Norte, y logró matar 122 civiles y herir a 443. El ataque era parte de un plan alemán para llevar a la flota británica, que superaba a la alemana en números, al mar del Norte, donde sería vulnerable ante los campos de minas y ataques submarinos alemanes. Scarborough estaba indefensa, sin ningún emplazamiento de armas, y el gobierno británico y la opinión pública condenaron enérgicamente el ataque contra un pueblo indefenso y el asesinato de civiles. Los alemanes creían que Scarborough estaba defendida por baterías de cañones y que era un objetivo militar legítimo. Este cartel, que muestra la figura de Britania con la bandera británica y a ciudadanos importantes en un paisaje pastoral con una ciudad en llamas en el fondo, invoca lo que se conoció como el bombardeo de Scarborough, para alentar a los hombres británicos a alistarse en las fuerzas armadas.

Biblia (Antiguo Testamento) de la Orden Dominicana de Ratisbona

Este manuscrito constituye el primer volumen de una Biblia en latín que perteneció a la Orden Dominicana de Ratisbona. Abarca varios libros del Antiguo Testamento, así como interpretaciones de términos bíblicos. El manuscrito contiene miniaturas extraordinarias realizadas por el célebre pintor renacentista alemán Bertoldo Furtmeyr (en actividad entre 1460 y 1501). Furtmeyr y sus seguidores contribuyeron de forma importante a la antigua Escuela de Iluminación de Ratisbona. Furtmeyr, un artista de gran renombre, iluminó muchas obras impresionantes, como este manuscrito, la Biblia de Furtmeyr, el misal festivo de Salzburgo en cinco volúmenes (todos ahora en la Biblioteca Estatal de Baviera en Múnich, Alemania) y muchas otras obras. El artista mostraba su dominio de la difícil tarea de combinar con éxito imágenes, ornamentos y texto con gran autoridad. Furtmeyr es famoso por su manejo de los colores, sus iluminaciones brillantes y la diligencia extrema que marca su artesanía. A pesar de que todavía estaba profundamente arraigado en la Edad Media, su amor por el color, las escenas nocturnas y los desnudos femeninos marcan una transición hacia el Renacimiento.

Manuscrito de un sutra mongol

Este texto es un ejemplo representativo de la colección de manuscritos mongoles de la Biblioteca Estatal de Baviera. Es un manuscrito budista producido al estilo de Pekín: se ha insertado un trozo de tela tanto en la cubierta superior como en la inferior. Un paño de seda de diferentes colores protege las hojas que se encuentran en la cavidad que las aloja. Este tipo de portada de libro se desarrolló en Pekín para manuscritos tibetanos y mongoles; a veces, también se lo encuentra entre las encuadernaciones de xilografías. Este ejemplo es uno de los sutras Mahayana (Yeke kölgen sudur): el popular y difundido Vajracchedikā, uno de los textos Prajñāpāramitā. A la izquierda del folio 1, hay una miniatura de Buda y, a la derecha, de uno de sus devotos. Como se ve a menudo en los manuscritos mongoles, en la cubierta inferior, aparecen las cuatro representaciones de los llamados Grandes Reyes (o custodios del mundo).

Evangelio

Este manuscrito se originó en el monasterio de San Galo en el este de Suiza, a finales del siglo IX o principios del X. Dado el estilo de decoración, típico del «Grupo Sintram» de manuscritos, se ha atribuido la obra a dicho grupo, cuyo nombre proviene del escriba y calígrafo Sintram (en actividad en San Galo en el siglo IX), cuya letra manuscrita era conocida y admirada en gran parte de Europa. Esta decoración se compone de una impresionante escritura en mayúsculas monumentales (cuadradas), cuyos espacios intermedios están rellenos de mayúsculas rústicas en dos líneas, en dorado y plateado, y escritura uncial o mayúsculas monumentales en dorado al comienzo de los textos. Los cuadros del canon muestran filas de arcadas, dibujadas en tinta roja y decoradas con motivos florales y geométricos rellenos de azul brillante, dorado y plateado. Las numerosas iniciales suelen estar decoradas con figuras entrelazadas o motivos florales Sin embargo, las miniaturas de este manuscrito no son típicas de la famosa escuela carolingia de San Galo y se han vinculado con ejemplos de la escuela de la corte de Carlos el Calvo (823-877). Dos de los retratos de los evangelistas, el de Marcos y el de Juan, están conservados y son excelentes ejemplos de la pintura carolingia.