16 de octubre de 2012

Plato de porcelana Imari con mapa de Japón

Este mapa está basado en uno de los primeros mapas que intentó representar todo el Japón, atribuido al monje Gyōki (668-749). El mapa de Gyōki fue reproducido por siglos en mapas comerciales y utilizado en platos de cerámica. A comienzos del siglo XIX se hicieron numerosas versiones de estos platos de porcelana Imari con imágenes de mapas. El diseño estilizado del mapa indica que se necesitaba poca precisión a los fines de decoración de cerámica. Junto con los nombres de las provincias japonesas y sus ubicaciones relativas, el mapa muestra Corea, las islas Ryukyu (que incluyen Okinawa) y tierras imaginarias como el «país de las mujeres» en el sur y la «tierra de los pigmeos» en el norte. El mapa no está dibujado a escala. El Norte está orientado hacia la derecha, y se muestran las islas de Honshu, Shikoku y Kyushu. Si bien Edo (Tokio) se convirtió en la capital oficial de Japón, con el establecimiento del sogunato Tokugawa en 1603, esta representación coloca en el centro a Kioto, una indicación de la significancia simbólica duradera de la antigua capital imperial.

Gran mapa de Japón

Este mapa de Japón es una reproducción de un mapa de Nagakubo Sekisui (1717-1801) que se publicó por primera vez en 1779: el primero de este tipo que incluyó líneas de latitud y longitud. Las mediciones permitieron una representación geográfica más precisa que los anteriores mapas pictóricos ornamentales. Fue un éxito comercial y se reimprimió e imitó en numerosas ocasiones en la era Meiji (1868-1912). Este mapa tiene los principales puntos de interés en los márgenes, como templos y santuarios, castillos antiguos y paisajes pintorescos. También indica las principales avenidas y las distancias de las rutas marítimas, así como un cuadro de los gun (distritos), abajo a la derecha. Hay cinco recuadros que representan los diversos grupos insulares de Japón.

Mapa del distrito de Bushū Toshima, Edo

Esta obra es una reedición de un mapa catastral, que se produjo por primera vez alrededor de 1630-1631 y que muestra la propiedad de la tierra en el centro de Edo (Tokio). El mapa original, del cual se hicieron muchas reproducciones hasta el final del período Edo (1603-1868), está considerado como el plano más antiguo y más preciso existente de la ciudad. El mapa tiene varias características que lo diferencian de otros, una de las cuales es que todas las leyendas se leen en la misma dirección, al estilo de los mapas modernos. También incluye representaciones pictóricas de las zonas importantes, tales como el Castillo de Edo, el embalse y los principales templos y santuarios. El mapa está orientado con el Norte hacia la parte superior derecha. El cuadro del extremo inferior izquierdo es un gráfico que indica las distancias. La distancia vertical es desproporcionadamente mayor que la horizontal, lo que da como resultado la exclusión del mapa de zonas al norte del Castillo de Edo. Solo se muestran los barrios residenciales de los samuráis y de los habitantes de las inmediaciones del castillo. El Castillo de Edo fue construido a mediados del siglo XV, y comenzó a formarse una ciudad a su alrededor. Tokugawa Ieyasu (1543–1616), fundador del sogunato Tokugawa, y sus sucesores restauraron el castillo y desarrollaron la ciudad de Edo.

Reproducción de un mapa de Edo del período Chōroku, con adiciones posteriores

Este mapa muestra las aldeas de la provincia de Musashi, que luego crecieron y se unieron para formar la ciudad de Edo (actual Tokio). El Castillo de Edo, construido en 1457, está situado en el centro del mapa, que incluye templos, nombres de aldeas, y un tameike (embalse) construido en 1606, que se secó alrededor de 1877. En la parte inferior izquierda, en letras rojas, se presenta una breve reseña histórica sobre la fundación de la ciudad. El título del mapa implica que se inspiró en un mapa del período Chōroku (1457-1459), se produjo después de que el castillo fuera construido y antes de que la ciudad se estableciera plenamente. Se reimprimieron mapas similares en varias versiones desde el siglo XVIII. Sin embargo, no se ha encontrado el mapa original, y no está claro si en verdad se dibujó algún original durante el período Chōroku. Este mapa puede haber sido una visión retrospectiva del distrito, producida más tarde como una representación imaginada del nacimiento de la ciudad capital o como un estudio de la historia del siglo XV. El mapa está orientado con el Norte hacia la parte superior derecha.

Mapa pictórico de la carretera de Tōkaidō

Este mapa pictórico muestra la carretera de Tōkaidō, que iba entre las ciudades de Edo (Tokio) y Kioto. El mapa original, Tōkaidō Bunken Ezu (Mapa en escala de Tōkaidō) fue dibujado por el artista xilográfico Hishikawa Moronobu (circa 1618-1694) en 1690, sobre la base de un estudio de la carretera hecho en 1651. Estuvieron en circulación diferentes variantes de este mapa, incluidas impresiones en blanco y negro y rollos grandes que podían desplegarse sobre un escritorio para poder viajar sin tener que transportarse. Esta versión está pintada con tinta y acuarela sobre dos rollos más pequeños, lo que sugiere que fue concebida como una guía práctica para los viajeros. Las distancias están representadas en una escala exacta, pero las direcciones varían según la zona y están marcadas por medio de brújulas en forma de rombo. En la descripción se mencionan las ciudades importantes, las «estaciones» donde los viajeros cansados podían descansar o alquilar un caballo, y consejos sobre dónde había barcos disponibles. El mapa también indica los lugares de interés, como templos y santuarios, paisajes pintorescos y lugares destacados relacionados con acontecimientos históricos y mitos locales. Los mapas como este eran herramientas prácticas para los viajeros y también un reflejo de las opiniones más arraigadas acerca de la geografía, la historia y el conocimiento mítico.

Mapa de la defensa costera

En 1853, el comodoro Matthew C. Perry, de la armada de los Estados Unidos, entró en el puerto de Yokohama cerca de Edo (Tokio) con una intimidante flota de buques de vapor de guerra. Su objetivo era abrir las puertas de Japón al comercio después de casi dos siglos de contacto limitado con el mundo exterior. La visita de Perry llevó al sogunato Edo a reconsiderar, junto con los señores feudales de la zona, el método de protección de la costa y a ordenar la construcción de fortalezas en torno a la actual bahía de Tokio. Este mapa okatame (de la defensa costera) muestra el sistema de defensa tal como era en 1852, y aporta información sobre los extranjeros que habían llegado. El cuadro cuadriculado pegado en la parte inferior del mapa contiene las crestas hereditarias y los bastones decorativos de los samuráis (señores feudales) que estaban a cargo de la protección de las zonas costeras bajo su control administrativo. El mapa está orientado con el Norte apuntando a la parte inferior izquierda, lo que coloca la ciudad capital de Edo en la esquina inferior izquierda. El sogunato inicialmente había planeado construir once fuertes, pero solo logró completar cinco. En la esquina inferior izquierda también se muestran los fuertes con sus medidas, emplazados entre las flotas extranjeras y la ciudad capital.