Variaciones de la brújula para el año 1925

La anotación en este mapa dice: «Utilizado para trazar la ruta de vuelo de San Diego a St. Louis a Nueva York a París, 1927» y está firmada por C.A. Lindbergh. El mapa lleva el sello oficial: «CORRECTED THROUGH NOTICE TO MARINERS NO 25 JUNE 19’26 HYDROGRAPHIC OFFICE NAVY DEPARTMENT» (Corregida por el aviso a los navegantes n.º 25 de junio de 1926. Oficina hidrográfica del Departamento Naval). Charles Lindbergh (1902-1974) fue el aviador estadounidense que realizó el primer vuelo en solitario sin escalas a través del Océano Atlántico el 21 y 22 de mayo de 1927. Debido a que Lindbergh confiaba en el método de navegación a estima, este mapa habría sido útil para determinar la declinación magnética (la diferencia angular entre el Norte magnético y el Norte verdadero).

Carta de navegación del círculo máximo del océano Atlántico Norte

Charles Lindbergh (1902-1974) fue el aviador estadounidense que realizó el primer vuelo en solitario sin escalas a través del Océano Atlántico el 21 y 22 de mayo de 1927. Ésta es la carta con la proyección gnomónica a la que se refirió como la «pepita de oro» que encontró en un local de San Pedro, California, mientras se preparaba para su vuelo trasatlántico. Fue esta carta la que le permitió a Lindbergh determinar de forma rápida y precisa las latitudes y longitudes del círculo máximo mientras trazaba su curso. La anotación en el mapa dice: «Utilizado para trazar el curso del círculo máximo para el vuelo de Nueva York a París. San Diego, Calif. 1927. C.A.L.» En su libro de 1953, The Spirit of St. Louis (El espíritu de San Luis), Lindbergh describió el uso de este mapa: «Mis problemas de navegación comenzaron a clarificarse. Impresas en las cartas que compré, encontré gran cantidad de instrucciones para trazar mi ruta del círculo máximo. Con los instrumentos que Hall me prestó, he dibujado una línea recta entre Nueva York y París en la proyección gnomónica. Luego transferí los puntos de esa línea, con intervalos de cien millas, a la proyección de Mercator y conecté esos puntos con líneas rectas. En cada punto, anoté la distancia desde Nueva York y el rumbo magnético para el próximo cambio de ángulo».

Océano Atlántico Norte: Hoja noreste [parte]

Ésta es una de las cuatro cartas en manos de la Biblioteca de la Sociedad Geográfica Estadounidense, que utilizó el aviador estadounidense Charles Lindbergh (1902–1974) para planificar su histórico vuelo trasatlántico. Lindbergh fue un piloto de avión que, en 1926, se enteró del premio de USD 25 000 para el primer vuelo sin escalas entre Nueva York y París. Con el apoyo de un grupo de hombres de negocios de St. Louis, Misuri, Lindbergh hizo construir un avión especial que llamó The Spirit of St. Louis (El espíritu de San Luis) en honor a sus patrocinadores. El 21 y 22 de mayo de 1927, Lindbergh logró hacer el primer vuelo en solitario sin escalas a través del Atlántico, cubriendo 5790 kilómetros desde Roosevelt Field, Nueva York, hasta Le Bourget, París, en 33,5 horas. Este mapa muestra las medidas extremas que Lindbergh utilizó para alivianar su aeronave. Para eliminar hasta la última onza de peso innecesario de su avión, Lindbergh llegó al extremo de cortar las secciones del mapa que no necesitaría en el vuelo. Las notas en este mapa dicen: «Parte del mapa no utilizada para el vuelo de Nueva York a París, 1927. C.A.L.» y «Regalo de Charles A. Lindbergh, 18 de diciembre de 1950.»

Carta de los husos horarios del mundo

La nota en este mapa dice: «Utilizado para trazar la ruta de vuelo de Nueva York a París, San Diego, California, 1927 C.A.L.» Charles Lindbergh (1902-1974) fue el aviador estadounidense que realizó el primer vuelo en solitario sin escalas a través del Océano Atlántico el 21 y 22 de mayo de 1927. Mientras Ryan Airlines de San Diego, California, estaba construyendo su avión, el Spirit of St. Louis (El espíritu de San Luis) Lindbergh estaba ocupado obteniendo cartas y trazando su curso. En su libro The Spirit of St. Louis (El espíritu de San Luis) de 1953, Lindbergh describe haber comprado varias cartas del Atlántico Norte en un local en San Pedro, entre las que se encontraba esta carta de husos horarios del mundo: «El vendedor saca dos hojas rectangulares. Son las proyecciones de Mercator y (sí, tengo suerte) llegan lo suficiente tierra adentro como para incluir Nueva York y París. Entonces, como si tropezara con una pepita de oro, veo una proyección gnomónica que cubre a ambas… Al rebuscar todavía más, encontré una carta de los husos horarios del mundo, una carta de la variación magnética y otras que muestran los vientos dominantes en el Atlántico en abril, mayo y junio. Los compré todos». Lindbergh planificó su ruta en esta carta de husos horarios en segmentos de 500 millas de largo, que siguen la ruta del círculo máximo desde Nueva York a París. No indicó la cantidad de cartas que había comprado en San Pedro, pero parece que compró las dos cartas de proyección de Mercator, en las que trazó su curso previsto en segmentos de 100 millas y que efectivamente llevó en el vuelo.