Los meses del calendario azteca Tonalpohualli (el que cuenta los días)

El Códice Tovar, atribuido al jesuita mexicano del siglo XVI Juan de Tovar, contiene información detallada acerca de los ritos y las ceremonias de los aztecas (también conocidos como mexicas). El códice está ilustrado con 51 pinturas en acuarela a toda página. Las pinturas, con una fuerte influencia de los manuscritos pictográficos anteriores a la conquista, presentan una calidad artística excepcional. El manuscrito se divide en tres secciones. La primera sección es una historia de los viajes de los aztecas antes de la llegada de los españoles. La segunda sección es una historia ilustrada de los aztecas. La tercera sección contiene el calendario Tovar, que cuenta con un calendario civil azteca con los meses, las semanas, los días, las letras dominicales y los festivales religiosos del año cristiano de 365 días. Esta ilustración, de la tercera sección, presenta un mes azteca y muestra el nombre de cada día del mes. En la parte superior hay una imagen de un hombre con el torso con escamas de pescado y pluma de quetzal, de pie en el agua y sosteniendo un tallo de elote y una vasija. Los aztecas usaban dos calendarios para computar los días del año. Xiuhpohualli (el primer calendario, o el calendario solar) constaba de 365 días, divididos en 18 meses de 20 unidades cada uno, más un período adicional de cinco días inútiles al final del año. Tonalpohualli (el segundo calendario o «el calendario que cuenta los días») se componía de 260 días, combinaciones de 13 números y 20 símbolos. Ambos calendarios se alineaban cada 52 años. La imagen probablemente indica que el mes que se muestra aquí es el sexto, Etzalcualiztli (la comida de maíz y frijoles).

Tlacaxipehualiztli, festival del desuello de hombres, el segundo mes del calendario solar azteca

El Códice Tovar, atribuido al jesuita mexicano del siglo XVI Juan de Tovar, contiene información detallada acerca de los ritos y las ceremonias de los aztecas (también conocidos como mexicas). El códice está ilustrado con 51 pinturas en acuarela a toda página. Las pinturas, con una fuerte influencia de los manuscritos pictográficos anteriores a la conquista, presentan una calidad artística excepcional. El manuscrito se divide en tres secciones. La primera sección es una historia de los viajes de los aztecas antes de la llegada de los españoles. La segunda sección es una historia ilustrada de los aztecas. La tercera sección contiene el calendario Tovar, que cuenta con un calendario civil azteca con los meses, las semanas, los días, las letras dominicales y los festivales religiosos del año cristiano de 365 días. Esta ilustración, de la tercera sección, representa al dios Xipe Tótec, o su imitador, que aparece vestido con una túnica hecha de piel humana desollada y sacando la lengua. Usa un tocado con plumas verdes y sandalias. En su mano izquierda sostiene un bastón con cascabeles. En la mano derecha lleva dos mazorcas de maíz o elote unidas. Hay una pezuña de venado atada a su vincha. De su oreja derecha cuelga un pendiente dorado bifurcado. A sus pies hay una cabra o carnero saltando. El mes, identificado como marzo con el símbolo astrológico del carnero o Aries, conmemora el festival de Tlacaxipehualiztli (el desuello de hombres). El mes está representado por una imagen de Xipe Tótec, «nuestro señor desollado». El bastón con cascabeles es una de las insignias de este dios, al igual que las dos mazorcas de maíz unidas. La pezuña de venado está asociada con los ritos de caza del dios. El pendiente dorado, denominado Teocuitlanacochtli, también tiene una conexión estrecha con el dios.

Toxcatl, la sequía, el quinto mes del calendario solar azteca

El Códice Tovar, atribuido al jesuita mexicano del siglo XVI Juan de Tovar, contiene información detallada acerca de los ritos y las ceremonias de los aztecas (también conocidos como mexicas). El códice está ilustrado con 51 pinturas en acuarela a toda página. Las pinturas, con una fuerte influencia de los manuscritos pictográficos anteriores a la conquista, presentan una calidad artística excepcional. El manuscrito se divide en tres secciones. La primera sección es una historia de los viajes de los aztecas antes de la llegada de los españoles. La segunda sección es una historia ilustrada de los aztecas. La tercera sección contiene el calendario Tovar, que cuenta con un calendario civil azteca con los meses, las semanas, los días, las letras dominicales y los festivales religiosos del año cristiano de 365 días. Esta ilustración, de la tercera sección, representa un instrumento que consiste en un bastón envuelto con papeles pintados, coronado con una rueda. Un gran nudo de papel une la parte superior. A la derecha hay un símbolo que consiste en un rostro a rayas, que lleva plumas blancas en la cabeza y un collar. El texto describe a Huitzilopochtli, el dios del Sol y de la guerra, como similar al Júpiter de los romanos. Este mes, identificado como mayo, se denomina Toxcatl (la sequía). Los dioses patronos de este mes eran Huitzilopochtli y Tezcatlipoca (dios del cielo nocturno y la memoria). El instrumento que se muestra, un tlachieloni o itlachiaya (instrumento para ver), es uno de los atributos de Tezcatlipoca, y se cree que le servía como un espejo mágico. El rostro rayado es también un símbolo de Tezcatlipoca.

Etzalcualiztli, la comida de maíz y frijoles, el sexto mes del calendario solar azteca

El Códice Tovar, atribuido al jesuita mexicano del siglo XVI Juan de Tovar, contiene información detallada acerca de los ritos y las ceremonias de los aztecas (también conocidos como mexicas). El códice está ilustrado con 51 pinturas en acuarela a toda página. Las pinturas, con una fuerte influencia de los manuscritos pictográficos anteriores a la conquista, presentan una calidad artística excepcional. El manuscrito se divide en tres secciones. La primera sección es una historia de los viajes de los aztecas antes de la llegada de los españoles. La segunda sección es una historia ilustrada de los aztecas. La tercera sección contiene el calendario Tovar, que cuenta con un calendario civil azteca con los meses, las semanas, los días, las letras dominicales y los festivales religiosos del año cristiano de 365 días. Esta ilustración, de la tercera sección, representa a un dios, probablemente Tláloc (o un sacerdote que lo personifica), sosteniendo un tallo de elote y una vasija de agua. Sus ojos están bordeados con círculos verdes, al igual que su boca, y lleva un manto. Sobre su cabeza hay un cangrejo. El texto describe el mes como aquel en que los trabajadores y las clases bajas salen a la calle con el vestido que se muestra aquí para recordar a todo el mundo quién suministra la comida. El mes, identificado como comienzos de junio con el símbolo astrológico del cangrejo o Cáncer, se llama Etzalcualiztli (la comida de maíz y frijoles). El dios patrono de este mes era el dios de la lluvia, Tláloc. Los atributos de Tláloc incluían la vasija de agua con asas, los ojos y la boca bordeados y el tallo de planta de maíz.

Hueytecuilthuitli, el gran festín de los señores, el octavo mes del calendario solar azteca

El Códice Tovar, atribuido al jesuita mexicano del siglo XVI Juan de Tovar, contiene información detallada acerca de los ritos y las ceremonias de los aztecas (también conocidos como mexicas). El códice está ilustrado con 51 pinturas en acuarela a toda página. Las pinturas, con una fuerte influencia de los manuscritos pictográficos anteriores a la conquista, presentan una calidad artística excepcional. El manuscrito se divide en tres secciones. La primera sección es una historia de los viajes de los aztecas antes de la llegada de los españoles. La segunda sección es una historia ilustrada de los aztecas. La tercera sección contiene el calendario Tovar, que cuenta con un calendario civil azteca con los meses, las semanas, los días, las letras dominicales y los festivales religiosos del año cristiano de 365 días. Esta ilustración, de la tercera sección, muestra a un muchacho vestido como la diosa Xilonen, vestido con un manto, un penacho de plumas de quetzal y un tocado. Por encima de su cabeza hay una cabeza con un collar de piedra verde, y a sus pies hay un león. El texto describe este mes como el de la fiesta de los señores y jefes más importantes, que se celebra con mayor ostentación que la fiesta anterior. El mes, identificado como julio con el símbolo astrológico de Leo, se llama Hueytecuilthuitli (el gran festín de los señores). Estaba dedicado a Xilonen, cuyo nombre significaba mazorca de maíz joven. También era conocida como Chicomecóatl (Siete serpientes) y era la diosa del elote y la fertilidad.

Axayácatl, el sexto rey azteca (reinó entre 1469 y 1481)

El Códice Tovar, atribuido al jesuita mexicano del siglo XVI Juan de Tovar, contiene información detallada acerca de los ritos y las ceremonias de los aztecas (también conocidos como mexicas). El códice está ilustrado con 51 pinturas en acuarela a toda página. Las pinturas, con una fuerte influencia de los manuscritos pictográficos anteriores a la conquista, presentan una calidad artística excepcional. El manuscrito se divide en tres secciones. La primera sección es una historia de los viajes de los aztecas antes de la llegada de los españoles. La segunda sección, una historia ilustrada de los aztecas, conforma el cuerpo principal del manuscrito. La tercera sección contiene el calendario Tovar. Esta ilustración, de la segunda sección, muestra a Axayácatl, sosteniendo una lanza o cetro y usando una corona con adornos de oro, de pie sobre una estera y junto a un trono de mimbre. Sobre él hay una cabeza desde la que fluye agua. Axayácatl (que reinó entre 1469 y 1481) fue el sexto rey azteca (el texto lo identifica incorrectamente como el octavo), y nieto de Moctezuma I (también visto como Moctezuma I el Viejo) y hermano de Tízoc. El nombre de Axayácatl significaba «rostro de agua».

Moctezuma II, el último rey azteca (reinó entre 1502 y 1520)

El Códice Tovar, atribuido al jesuita mexicano del siglo XVI Juan de Tovar, contiene información detallada acerca de los ritos y las ceremonias de los aztecas (también conocidos como mexicas). El códice está ilustrado con 51 pinturas en acuarela a toda página. Las pinturas, con una fuerte influencia de los manuscritos pictográficos anteriores a la conquista, presentan una calidad artística excepcional. El manuscrito se divide en tres secciones. La primera sección es una historia de los viajes de los aztecas antes de la llegada de los españoles. La segunda sección, una historia ilustrada de los aztecas, conforma el cuerpo principal del manuscrito. La tercera sección contiene el calendario Tovar. Esta ilustración, de la segunda sección, representa a Moctezuma II, sosteniendo una lanza o cetro, de pie sobre una estera y junto a un trono de mimbre, con barba y una charretera de plumas de quetzal. Junto a él hay una corona. Moctezuma II (que reinó entre 1502 y 1520), cuyo apellido era Xocoyotzin o «Señor Amargo», fue el noveno emperador azteca, hijo de Axayácatl y bisnieto de Moctezuma I (también visto como Moctezuma I el Viejo). Se rindió ante los españoles en 1520. La corona es un símbolo de la soberanía de Moctezuma.

Huitzilopochtli, el principal dios azteca

El Códice Tovar, atribuido al jesuita mexicano del siglo XVI Juan de Tovar, contiene información detallada acerca de los ritos y las ceremonias de los aztecas (también conocidos como mexicas). El códice está ilustrado con 51 pinturas en acuarela a toda página. Las pinturas, con una fuerte influencia de los manuscritos pictográficos anteriores a la conquista, presentan una calidad artística excepcional. El manuscrito se divide en tres secciones. La primera sección es una historia de los viajes de los aztecas antes de la llegada de los españoles. La segunda sección, una historia ilustrada de los aztecas, conforma el cuerpo principal del manuscrito. La tercera sección contiene el calendario Tovar. Esta ilustración, de la segunda sección, representa a Huitzilopochtli, sosteniendo una víbora o serpiente de cascabel turquesa en una mano y un escudo con las cinco direcciones del espacio y tres flechas en la otra. Huitzilopochtli lleva una máscara o casco de colibrí con una corona de plumas de quetzal, que se identifica con los dos Moctezuma (el Viejo y el Joven). Huitzilopochtli, cuyo nombre significa «Parte izquierda del colibrí azul», era el dios azteca del Sol y de la guerra. La xiuhcoatl (serpiente turquesa o de fuego) era su arma mística.

La costumbre del entierro azteca

El Códice Tovar, atribuido al jesuita mexicano del siglo XVI Juan de Tovar, contiene información detallada acerca de los ritos y las ceremonias de los aztecas (también conocidos como mexicas). El códice está ilustrado con 51 pinturas en acuarela a toda página. Las pinturas, con una fuerte influencia de los manuscritos pictográficos anteriores a la conquista, presentan una calidad artística excepcional. El manuscrito se divide en tres secciones. La primera sección es una historia de los viajes de los aztecas antes de la llegada de los españoles. La segunda sección, una historia ilustrada de los aztecas, conforma el cuerpo principal del manuscrito. La tercera sección contiene el calendario Tovar. En esta ilustración, de la segunda sección, aparece una momia sentada en un trono de mimbre con un adorno de plumas de quetzal, un collar de jade y tres hombres en el fondo. Los tres hombres representan a los esclavos que eran sacrificados cuando fallecía un emperador.

Camaxtli, dios de la guerra del pueblo de Tlaxcala

El Códice Tovar, atribuido al jesuita mexicano del siglo XVI Juan de Tovar, contiene información detallada acerca de los ritos y las ceremonias de los aztecas (también conocidos como mexicas). El códice está ilustrado con 51 pinturas en acuarela a toda página. Las pinturas, con una fuerte influencia de los manuscritos pictográficos anteriores a la conquista, presentan una calidad artística excepcional. El manuscrito se divide en tres secciones. La primera sección es una historia de los viajes de los aztecas antes de la llegada de los españoles. La segunda sección, una historia ilustrada de los aztecas, conforma el cuerpo principal del manuscrito. La tercera sección contiene el calendario Tovar. Esta ilustración, de la segunda sección, representa a Camaxtli, el dios de la guerra del pueblo de Tlaxcala (lugar de tortillas o pan de maíz), una tribu rival de los aztecas. El dios, cuyo nombre también se ve como Mixcoatl-Camaxtli, es representado como un hombre que lleva una piel humana amarilla y un sombrero cónico como el del dios azteca, Quetzalcóatl. Tiene tres banderas atadas a su taparrabos y sostiene un escudo con las cinco direcciones del espacio, un bastón de mando y una lanza en la otra mano. Al igual que los aztecas, el pueblo de Tlaxcala descendía de nómadas chichimecas. Camaxtli había prometido que dominarían el mundo, pero no fueron tan exitosos como los aztecas y, finalmente, se aliaron con los españoles contra sus antiguos enemigos.