Libro sobre el alma

Abu Bakr Muhammad ibn Yahya ibn al-Sayigh, más conocido como Ibn Bajjah o por su nombre latinizado, Avempace (circa 1095–1138 d. C.), fue un erudito andaluz musulmán que nació en Zaragoza, España, y falleció en Fez, Marruecos. También fue político y prestó servicio como visir (ministro) de los almorávides, los gobernantes islámicos del sur de España y el norte de África circa 1062-1150. Ibn Bajjah es más famoso por ser el primer comentarista de Aristóteles en España y es uno de los primeros representantes conocidos de la tradición filosófica española aristotélica-neoplatónica árabe. Escribió extensamente sobre una amplia gama de temas, como astronomía, lógica, filosofía, música, botánica, medicina, psicología y poesía. Kitab al-Nafs (Libro sobre el alma) es un tratado filosófico que se centra en la psicología y en los principios de la lógica y la razón. Si bien el tratado tiene paralelismo (y a menudo se lo compara) con De Anima (Sobre el alma) de Aristóteles, no es un comentario explícito de esa obra. Ibn Bajjah fue una influencia para Ibn Rushd (también llamado por su nombre latinizado, Averroes, 1126–1198 d. C.), el filósofo andaluz conocido como «el comentarista de Aristóteles».

Vidas de los médicos

Muaffaq-addin Abu al-Abbas Ahmad Ibn al-Qasim Ibn Khalifa al-Khazraji, más conocido como Ibn Abī Usaybiah (falleció circa 1269 d. C.), fue un médico e historiador árabe, nacido en Damasco, Siria. Hijo de un oculista, estudió medicina tanto en Siria como en Egipto. Uyūn ul-Anbā fī Ṭabaqāt ul-Aṭibbā (Vidas de los médicos) es una enciclopedia con las biografías de reconocidos médicos griegos, romanos, indios y musulmanes, desde la antigüedad hasta alrededor de 1245 d. C. La obra está dividida en 15 capítulos, el primero de los cuales es un tratamiento general de la profesión médica. Ibn Abī Usaybiah enumera algunas de las cualidades morales que se requieren de los médicos, como total discreción, inteligencia, firmes normas de ética personal, etc. El resto de capítulos del libro identifican y clasifican a los médicos, como el erudito persa Muhammad ibn Zakariya al-Razi (comúnmente conocido como Rhazes), y los filósofos a los que ante todo no se los considera médicos, como Aristóteles y Pitágoras.

Rubaiyat de Omar Khayyam

Ghiyath al-Din Abu'l-Fath Umar ibn Ibrahim al-Nisaburi al-Khayyami, más conocido como Omar Khayyam (1048–1131 d. C.), fue un matemático, astrónomo, filósofo y poeta persa musulmán, cuyos intereses también incluían la música, la mecánica y la geografía. Nació y murió en Nishapur, Irán, donde enseñó las teorías filosóficas de Ibn Sina (también conocido como Avicena, 980–1037), entre otras disciplinas. Si bien las generaciones posteriores conocieron a Khayyam principalmente como poeta, su trabajo sobre álgebra, matemáticas y la reforma del calendario fueron de gran importancia. Khayyam es conocido por sus rubaiyat (cuartetas), que son dos estrofas de dos versos, en dos partes. El término «rubaiyat» deriva de la raíz árabe de la palabra «cuatro». Aquí se muestra una colección de cuartetas de Khayyam, cuya interpretación ha sido un tema polémico. Mientras que algunos consideran el trabajo como un llamado a disfrutar y celebrar la vida, otros lo ven en un contexto místico. Sin embargo, otros afirman que refuerza el pesimismo y el nihilismo. Estas interpretaciones se han visto muy influenciadas por las diferentes traducciones de la colección. Se desconoce el número exacto de cuartetas de Khayyam, ya que se cree que muchas fueron agregadas a la colección original por otros poetas. Aun así, entre 1200 y 2000 cuartetas se han atribuido a Omar Khayyam.

El método de la medicina

Abu al-Qasim Khalaf ibn al-Abbas al-Zahrawi (también conocido por su nombre latinizado, Albucasis, circa 936–1013 d. C.) fue un cirujano andaluz musulmán que nació en El Zahra (hoy conocida como Medina Azahara), cerca de Córdoba, España. Algunos lo consideran el padre de la cirugía moderna, y es más famoso por su enciclopedia médica Al-tasreef liman ajiza an al-taaleef (El método de la medicina). Esta obra se convirtió en un texto estándar en Europa durante cinco siglos bajo su título en latín, Liber Alsaharavi de cirugia, después de que fue traducida del árabe a mediados del siglo XII por Gerardo de Cremona. La enciclopedia consta de 30 capítulos o tratados, que cubren temas tales como la relación entre médico y paciente, varias áreas de especialización médica, nutrición, la relación entre la dieta y la enfermedad, diagnóstico a través del examen, farmacología y clasificación de las enfermedades y sus síntomas. La última sección se ocupa de la cirugía y, en ella, al-Zahrawi sostiene que el cirujano necesita del conocimiento de todas las otras áreas médicas antes de operar. El libro también contiene diagramas e ilustraciones de herramientas médicas y odontológicas que al-Zahrawi utilizaba, algunas de las cuales inventó él mismo.

Tratados filosóficos de Razi, con partes sobrevivientes de sus libros perdidos

Muhammad ibn Zakariya al-Razi (también conocido por las versiones latinizadas de su nombre, Rhazes o Rasis, 865–925 d. C., 251–313 d. H.) fue un erudito, médico y filósofo persa musulmán, y uno de los primeros pioneros en la historia de la medicina. Nació en la ciudad de Rayy, cerca de la actual Teherán, Irán, y pasó la mayor parte de su vida entre su ciudad natal y Bagdad, la capital del califato abasí. Enseñó medicina y fue médico jefe en ambas ciudades. Hizo contribuciones importantes y duraderas en los campos de la medicina, la música, la filosofía y la alquimia, además de ser autor de más de 200 libros y tratados. Esta obra es una selección de los tratados filosóficos de al-Razi. Se analizan temas que incluyen la sanación espiritual, la metafísica, el conocimiento divino y los conceptos de tiempo y lugar.

El Libro de la compilación

Abu Nasr Muhammad al-Farabi (también conocido por su nombre latinizado, Alfarabi, circa 870–950 d. C.) fue un filósofo y científico musulmán, a quien también le interesaba la filosofía política, la lógica, la cosmología, la música y la psicología. Si bien su origen no está confirmado, el acuerdo general es que al-Farabi era de origen persa y que nació en Faryab, actual Afganistán, o bien en Farab, en la actual Kazajstán. Se lo llamaba el «Segundo maestro»: una referencia respetuosa, que sugiere que en filosofía, solo lo sobrepasaba Aristóteles. Aquí se muestra Kitab al-majmu' (Libro de la compilación), que describe los puntos de vista filosóficos de al-Farabi y refleja sus estudios minuciosos de la filosofía antigua. Tiene ocho tratados que hablan de la filosofía griega (Platón y Aristóteles) e islámica, además del misticismo islámico. Se dice que esta obra de al-Farabi ayudó a Ibn Sina (Avicena, 980–1037) a dominar la metafísica aristotélica.

Un mapa del mundo

Si bien tuvo casi dos siglos de limitado contacto con los extranjeros durante el período Edo (1600-1868), el pueblo japonés aún tenía curiosidad por las culturas extranjeras. Los mapamundi, en particular, son indicaciones de cómo los japoneses percibían su país y su posición en la comunidad internacional. Muchos se publicaron en la ciudad portuaria de Yokohama, y se popularizaron tanto con fines informativos como de entretenimiento. Este mapa, una xilografía publicada en la segunda mitad del siglo XIX, muestra un archipiélago enorme que representa a Japón en el centro del mundo. Las imágenes de un soldado ruso y un soldado estadounidense, junto con una breve historia de cada país, están colocadas en recuadros. Los mares están salpicados por diferentes tipos de barcos. El mapa también está acompañado por un cuadro que muestra la distancia desde Nagasaki hasta varios países extranjeros como China, India y los Países Bajos. En la parte inferior derecha están los nombres de los señores feudales a quienes les fue asignada la tarea de defender las costas.

Kuropatkin, de rodillas en medio de ruinas de acorazados, suplica a San Andrés, el santo patrono de Rusia, que sostiene una gran espada y un escudo

La Guerra Ruso-Japonesa (1904-1905) se documentó de diversas formas, como xilografías, fotografías e ilustraciones. Las victorias de los militares japoneses en las primeras etapas de la guerra inspiraron impresiones de propaganda hechas por artistas japoneses. Kobayashi Kiyochika (1847–1915) aportó este grabado, cuyo objetivo era ridiculizar y que constaba de una sola hoja, a la serie Nihon banzai hyakusen hyakushō (Larga vida a Japón: 100 victorias, 100 risas). Kiyochika, conocido por producir xilografías utilizando métodos de pintura occidental, había estado brevemente bajo la tutela de Charles Wirgman (1832–1891), un caricaturista inglés del Illustrated London News. Kiyochika también se convirtió en caricaturista político a tiempo completo para una revista japonesa entre 1882 y 1893. El escritor satírico Honekawa Dojin (seudónimo de Nishimori Takeki, 1862–1913) acompañaba cada ilustración con una descripción humorística. El relato de este grabado está hecho en forma de conversación entre el general Alexei Nikolaevich Kuropatkin, ministro de guerra imperial ruso, y San Andrés, el santo patrono de Rusia, quien reprende al general por traer de vuelta una flota llena de agujeros.

La historia del gallo

La Guerra Ruso-Japonesa (1904-1905) se documentó de diversas formas, como xilografías, fotografías e ilustraciones. Las victorias de los militares japoneses en las primeras etapas de la guerra inspiraron impresiones de propaganda hechas por artistas japoneses. Este grabado forma parte de la serie Rokoku seibatsu senshō shōwa (La guerra de expedición contra Rusia: historias de risa). El ilustrador es Utagawa Kokunimasa, también conocido como Baidō Bōsai o Utagawa Kunimasa V (1874–1944). El escritor satírico Honekawa Dojin (seudónimo de Nishimori Takeki, 1862–1913) acompañaba cada ilustración con una descripción humorística. La serie se burlaba de los rusos por la percepción que se tenía de su debilidad militar, vanidad y cobardía. El texto está plagado de juegos de palabras construidos por medio del uso de caracteres chinos con connotación negativa, como la muerte y el sufrimiento, o los nombres de los lugares de batalla. En este grabado publicado en 1904, se ve a tres soldados rusos alrededor de una fogata con un gallo, y sus tiendas de campaña, en el fondo. Discuten la fuerza militar de Japón utilizando varias referencias a pájaros.

Estados Unidos

Después de casi dos siglos de limitado contacto con los extranjeros, Japón estuvo cada vez más expuesto a la cultura occidental en la década de 1850, a medida que los nuevos acuerdos comerciales favorecían el intercambio cultural. La influencia de tecnología y costumbres desconocidas dieron lugar tanto a sentimientos de ansiedad como de asombro entre los japoneses, cuya curiosidad por el mundo externo se evidencia en las representaciones detalladas de temas extranjeros que realizaban los artistas de ukiyo-e (pinturas del mundo flotante). Hiroshige II (circa 1826–1869) fue el discípulo e hijo adoptivo del gran maestro de paisajes, Utagawa Hiroshige (1797–1858), y produjo esta obra en 1860. En este grabado se muestra a una mujer que representa a los Estados Unidos, con un tocado de plumas y montando un caballo estilo amazona en un paisaje nevado.