11 de agosto de 2011

Manifestaciones de la bondad

Dalā’il al-Khayrāt (Manifestaciones de la bondad) es un manuscrito de Abu Abdullah Muḥammad ibn Sulaymān al-Jazūlī, un erudito marroquí en sufismo e Islam que murió en 1465. Los musulmanes reconocen a esta obra como una de las mejores compilaciones de letanías de paz y bendiciones al Profeta Mahoma. A menudo se daba el libro a los peregrinos en su viaje hacia la Meca. El comienzo del manuscrito muestra los diversos nombres de Alá y en varias páginas se representan los nombres por los que se conoce al Profeta Mahoma en la ummah (comunidad) y en las escrituras religiosas. El manuscrito es una obra elegante. Todas las páginas tienen márgenes con incrustaciones de oro y en algunas, las esquinas tienen hermosas pinturas florales u otros adornos. El manuscrito contiene dos pinturas especiales: de la Ka'bah en Meca y del mausoleo del Profeta en Medina, atribuidas al copista del siglo XIX quien, se dice, las hizo durante su peregrinación a la Meca y a Medina.

Las Señales a los beneficios

Este manuscrito, fechado en el año 1294 d. H. (1877 d. C.), contiene una copia de un libro de oraciones muy conocido del sufí marroquí Muḥammad al-Jazūlī (que falleció en 1465), con el título Dalā’il al-Khayrāt (Las señales a los beneficios). La obra existe en muchos manuscritos y es uno de los textos islámicos más copiados. La introducción contiene los 99 nombres de Alá, seguidos de oraciones y bendiciones para el Profeta Mahoma, divididas en secciones para la recitación diaria. La escritura árabe es naskh evidente, aunque con algunos adornos. El copista utilizó varios colores de tinta, y rodeó el texto con un borde de oro. La cubierta tiene una solapa para cerrar el manuscrito, como es común en los códices islámicos.

El Maronita festivo

Este libro de oraciones maronita fue copiado en 1888 por el autodenominado "escriba miserable y perezoso", Yūsuf Dib. El texto se encuentra parte en siríaco y parte en garshuni (árabe escrito con caracteres siríacos). En lugar de la rúbrica (los títulos y palabras importantes con tinta roja), se utiliza principalmente la tinta púrpura para este fin. El manuscrito es un buen ejemplo de un texto cuidadosamente escrito y bien preservado. La Iglesia maronita es una iglesia católica oriental en comunión con las Santa Sede en Roma. Con centro en el Líbano, la iglesia toma su nombre de San Marón (fallecido en 410), un monje sirio, cuyos seguidores construyeron un monasterio en su honor que se convirtió en el núcleo de la Iglesia Maronita.

El oficio divino para la Cuaresma

Este manuscrito de finales del siglo XVII, copiado por un diácono llamado Jacobo, contiene el oficio divino maronita para la Cuaresma en siríaco. La numeración, con caracteres siríacos, es de páginas más que de los folios. El colofón está en garshuni (árabe escrito en caracteres siríacos). La Iglesia maronita es una iglesia católica oriental en comunión con las Santa Sede en Roma. Con centro en el Líbano, la iglesia toma su nombre de San Marón (fallecido en 410), un monje sirio, cuyos seguidores construyeron un monasterio en su honor que se convirtió en el núcleo de la Iglesia Maronita.

Espejo de las almas

El teólogo y filósofo maronita Buṭrus al-Tūlānī (1655–1745) fue activo como maestro, predicador y escritor. Este manuscrito, con fecha de 1822 y con el nombre completo del autor en el folio 2r, contiene una copia en garshuni (árabe en escritura siríaca) de su Espejo de las almas (Mir’āt al-Nufūs), una obra sobre la oración contemplativa. Se sabe que existen (o existieron) otras copias de esta obra en otros lugares del Líbano y Siria. A diferencia del resto del volumen, el colofón de este manuscrito está en caracteres árabes, no siríacos. El título aparece como El espejo del alma (en singular).

Introducción a la definición de la lógica y su composición

Este manuscrito en garshuni (idioma árabe escrito con caracteres siríacos) del siglo XVIII contiene dos obras y parte de otra. El manuscrito no tiene foliación, pero antes de lo que ahora sería el folio 11v faltan algunos; de modo que la primera obra, que forma parte de un polémico texto cristiano, se corta y comienza un nuevo trabajo: Isagoge o Introducción a la lógica (Al-muqaddima fī ta’rīf al-manṭiq wa-ajzā’ihi). En el folio 29v hay un diagrama de árbol de Porfirio. También hay varios otros diagramas (por ejemplo, en 53v, 56r–57v). Según el colofón en 93r, el manuscrito fue copiado por un escriba llamado Esteban (Isṭifānūs), un monje del Monasterio de San Antonio y terminado el 11 de Nisan (abril) de 1737 en Roma. La obra es una composición del monje Yuwāṣaf (Josafat, 1690–1737) de la aldea de Baskinta en el Líbano, asociado al Monasterio de los Santos Pedro y Marcelino de Roma. El manuscrito está marcado como propiedad de los monjes del Líbano y termina con un pequeño glosario siríaco-garshuni.