Aritmética búlgara

Los libros de texto de aritmética fueron un género popular durante el renacimiento nacional búlgaro del siglo XIX, cuando se creía que todo el mundo, en especial los futuros hombres de negocios, necesitaban saber matemática básica. Aritmética búlgara es el cuarto que se publicó en esta época, en 1845. El autor, Khristodul Kostovich Sichan-Nikolov (1808–1889), era monje, maestro, escritor y publicista. A menudo contaba con la ayuda de Neofit Rilski, escritor, educador y sacerdote, en sus actividades académicas. Antes de escribir su propio texto, Sichan-Nikolov fue el editor del libro de Khristaki Pavlovich Aritmética, o el estudio de los números, de 1833, el primer libro de aritmética que se publicó en búlgaro. La aritmética de Sichan-Nikolov fue lo suficientemente popular como para que se realizara una segunda edición en 1856, pero su valor duradero reside, primordialmente, en el prefacio de la primera edición, que contribuyó al debate sobre la forma del nuevo idioma literario búlgaro. Más tarde, el autor se asoció con los misioneros protestantes norteamericanos y británicos en Bulgaria y editó su revista, Zornitsa (Estrella diurna).

Libro búlgaro de frases para las personas que deseen hablar griego

El Libro búlgaro de frases para las personas que deseen hablar griego es un libro de frases y un manual para escribir cartas comerciales en griego de 1845, destinado a los búlgaros. Si bien no fue la primera ayuda empresarial de esta clase que se publicó en búlgaro, su importancia yace en su su autor: Konstantin Fotinov (circa 1790–1858), educador búlgaro y editor de la primera revista búlgara, Liuboslovie (Filología). Fotinov reconoció que, para poder competir con los griegos en la esfera del comercio, los búlgaros necesitaban dominar el griego, que se utilizaba en gran medida en los principales centros comerciales y puertos del Imperio otomano. Las últimas 26 páginas del libro son ejemplos bilingües (en búlgaro-griego) de correspondencia comercial.

Intérprete búlgaro de sueños, impreso para la curiosidad de los lectores

Publicado en 1844, Intérprete búlgaro de sueños es una de las primeras obras astrológicas búlgaras, parte de una tradición balcánica de trabajos apócrifos y astrológicos. Su objetivo era ayudar a los lectores a interpretar sus sueños, con un listado alfabético de sueños e interpretaciones. Aunque su autor es anónimo, el editor es Zaharia Carcalechi, un notable periodista y editor de Bucarest que produjo trabajos principalmente en rumano y que, además, publicó 12 libros en búlgaro entre 1840 y 1850.

La ciencia de la teología: libro tres

Este manuscrito contiene una traducción al árabe de una obra teológica en latín de Jean-Claude (de la Poype) de Vertrieu (1655-1732), obispo de Poitiers, Francia. Gran parte de la obra está en formato de preguntas y respuestas y esta sección trata, entre muchos otros temas, cuestiones sobre el derecho y las costumbres, el amor, la verdadera adoración y la duda. El texto fue copiado en el siglo XIX por un escriba llamado Jorge, que residía en Dayr al-Qamar (el Monasterio de la Luna) al centro sur del Líbano.

La Única explicación de los secretos

Este manuscrito incluye una obra en garshuni (idioma árabe escrito en caracteres siríacos) sobre los sacramentos. Al comienzo del manuscrito, la obra se denomina La única explicación de los secretos (es decir, los sacramentos), pero en el colofón se llama al libro El tesoro de los secretos. El manuscrito fue copiado por Esteban (Isṭifānūs), un monje del Monasterio de San Antonio. En el colofón se menciona que la fecha de finalización del manuscrito fue el día 11 de tammuz (julio) de 1740. La obra tiene muchas notas al margen, también en garshuni.

Explicación de la carta de Ibn Zaydūn

Este códice es copia de un comentario sobre la carta de Abū al-Walīd Aḥmad Ibn Zaydūn al-Makhzūmī (1003—1070), más conocido como Ibn Zaydūn, poeta y noble que trabajaba en España durante la caída del califato omeya en el 1031. Ibn Zaydūn se vio envuelto en el torbellino político de la época y estuvo involucrado en muchos conflictos y rivalidades. El comentario se refiere a una carta de Ibn Zaydūn sobre su feudo con un ministro llamado Ibn ‘Abdūs, que se debía a la rivalidad entre los dos hombres por el afecto de Wallada bint al-Mustakfī (994—1091), reconocida poetisa e hija del califa Muḥammad III de Córdoba. El manuscrito está fechado en 1250 d. H. (1834 d. C.).

El libro del placer en el debate sobre el viaje nocturno y la ascensión del Profeta Mahoma

Este manuscrito del siglo XVI ofrece una primera copia de la obra mística de Al-Dīn Muhammad ibn Ahmad Al-Ghayṭī (fallecido en 1573), titulada Kitāb al-ibtihāj bil-kalām ‘alà al-Isrā’ wal-Mi‘rāj (El libro del placer en el debate sobre el viaje nocturno y la ascensión del Profeta Mahoma). El Islam enseña que durante el Isrā’ (el viaje nocturno), Mahoma viajó de la Meca a Jerusalén en la bestia mitológica Burāq y que esa misma noche ocurrió el Mi‘rāj: la ascensión de Mahoma a los cielos. El autor de la obra fue un erudito religioso que vivió en El Cairo. Esta copia manuscrita, realizada antes de la muerte del autor original, tiene especial importancia por su antigüedad, al datarse del año 979 d. H. (1571 d. C.).

El Libro de las naturalezas

Joseph Simon Assemani (1687–1768), conocido por sus catálogos de manuscritos orientales en el Vaticano y Bibliotheca Orientalis, su obra enciclopédica sobre la literatura en siríaco (y en árabe cristiano), representará, en las palabras del gran orientalista alemán Georg Graf, «para siempre, el orgullo de la nación maronita». Este volumen tiene, en garshuni (idioma árabe escrito en caracteres siríacos), un manuscrito de la obra filosófica de Assemani titulado: El libro de las naturalezas (Kitāb al-Ṭabī‘īyāt), que se divide en 30 secciones (maqālāt). La obra está numerada en páginas (no en folios) pero sólo están escritos los números impares. Esta copia del libro fue realizada por el monje Yuwāṣaf (Josafat, 1690–1737) de la aldea de Baskinta en el Líbano, asociado al Monasterio de los Santos Pedro y Marcelino de Roma.

Introducción a la definición de la lógica y su composición

Este manuscrito en garshuni (idioma árabe escrito con caracteres siríacos) del siglo XVIII contiene dos obras y parte de otra. El manuscrito no tiene foliación, pero antes de lo que ahora sería el folio 11v faltan algunos; de modo que la primera obra, que forma parte de un polémico texto cristiano, se corta y comienza un nuevo trabajo: Isagoge o Introducción a la lógica (Al-muqaddima fī ta’rīf al-manṭiq wa-ajzā’ihi). En el folio 29v hay un diagrama de árbol de Porfirio. También hay varios otros diagramas (por ejemplo, en 53v, 56r–57v). Según el colofón en 93r, el manuscrito fue copiado por un escriba llamado Esteban (Isṭifānūs), un monje del Monasterio de San Antonio y terminado el 11 de Nisan (abril) de 1737 en Roma. La obra es una composición del monje Yuwāṣaf (Josafat, 1690–1737) de la aldea de Baskinta en el Líbano, asociado al Monasterio de los Santos Pedro y Marcelino de Roma. El manuscrito está marcado como propiedad de los monjes del Líbano y termina con un pequeño glosario siríaco-garshuni.

Espejo de las almas

El teólogo y filósofo maronita Buṭrus al-Tūlānī (1655–1745) fue activo como maestro, predicador y escritor. Este manuscrito, con fecha de 1822 y con el nombre completo del autor en el folio 2r, contiene una copia en garshuni (árabe en escritura siríaca) de su Espejo de las almas (Mir’āt al-Nufūs), una obra sobre la oración contemplativa. Se sabe que existen (o existieron) otras copias de esta obra en otros lugares del Líbano y Siria. A diferencia del resto del volumen, el colofón de este manuscrito está en caracteres árabes, no siríacos. El título aparece como El espejo del alma (en singular).