11 de agosto de 2011

Esta Mapa diseñado durante la Expedición a Siberia bajo el mando del capitán de navío Bering, desde Tobolsk hasta la península de Chukchi

Vitus Jonassen Bering (1681–1741) nació en Dinamarca pero pasó la mayor parte de su vida adulta en la armada rusa. En 1725, el zar Pedro I (Pedro el Grande) encargó a Bering que llevara a cabo una expedición para encontrar el punto en que Siberia se unía a América. En lo que se conoció como la Primera expedición a Kamchatka (1725-1730), Bering viajó por tierra desde San Petersburgo a través de Tobolsk, hacia la península de Kamchatka, donde hizo construir un barco, el San Gabriel. En 1728, navegó hacia el norte bordeando la península de Kamchatka. En agosto de ese año pasó entre los dos continentes a través del estrecho que más tarde llevaría su nombre, pero nunca vio la costa de Alaska y fue incapaz de determinar si Asia y América del Norte estaban conectadas o separadas por el agua. A su regreso a San Petersburgo, Bering presentó a la emperatriz Ana (que reinó de 1730 a 1740) los mapas preparados durante la expedición. A diferencia de otros mapas de la expedición, este mapa dibujado a mano contiene dibujos etnográficos: algunas de las primeras imágenes de los habitantes de Siberia. Los pueblos representados en el mapa son los yakutos, koriaks, chukchi, evencos (antes conocidos como los tungus o tunguz), kamchadal (o itelmen), y el pueblo ainu de las Islas Kuriles. La Segunda expedición a Kamchatka (1733-1743), también liderada por Bering, finalmente llevó al descubrimiento de Alaska por parte de Europa, y la confirmación de que Siberia y Alaska estaban efectivamente separadas por el agua.

El Jardín de la Virgen María

El manuscrito Jungfru Marie örtagård (El jardín de la Virgen María) de 1510 es la obra de una monja anónima en el monasterio de la Orden Brigidina en Vadstena, al este de Götaland, Suecia, y es la única fuente sobreviviente de los salmos, las colecciones y las lecciones, los himnos y los comentarios en sueco que utilizaban en el oficio diario las monjas del monasterio. Desde finales del siglo XIV hasta alrededor de 1530, el monasterio de Vadstena contribuyó significativamente al desarrollo de la naciente identidad cultural sueca, en gran medida a través del idioma que se desarrollaba y se enseñaba allí. La mayoría de las monjas tenían poco conocimiento del latín, de modo que la literatura divina tuvo que ser traducida o compuesta originalmente en sueco. Algunas de las monjas eran expertas escribas que utilizaban una letra cursiva inclinada característica, con una pluma ancha y fuertes trazos perpendiculares. La mayor parte de este manuscrito no está decorado, pero sí incluye bordes y mayúsculas iniciales decorados elegantemente y varias miniaturas adornadas con lujo: algunas muestran imágenes a venerar y otras, escenas de la vida monástica. El monasterio, que en un principio tenía tanto una sección de monjes como una de monjas, con el tiempo fue víctima de los efectos de la Reforma protestante y edictos reales y se cerró a finales del siglo XVI.

Carta geográfica del Reino de Chile

Este mapa trazado por el sacerdote jesuita chileno Alonso de Ovalle (1601–1651) aparece en su libro Histórica Relación del Reyno de Chile (Narración histórica sobre el Reino de Chile), considerada la primera narración histórica del país. El mapa es el resultado de un gran esfuerzo descriptivo que comenzó Ovalle durante su primer viaje a Europa, como «Procurador» de Chile, en 1641. En ese entonces, los jesuitas necesitaban respaldo para su trabajo misionero en el sur de Chile y Ovalle se encargó de contratar ayuda y recaudar fondos. En respuesta a la necesidad de información sobre el país, el libro y el mapa de Ovalle fueron publicados en Roma en 1646, en ediciones en español e italiano. El tipógrafo fue Francesco Cavallo; Ovalle dedicó la obra al papa Inocencio X. El libro destacaba las actividades misioneras de los jesuitas y se centró en los aspectos físicos, sociales y culturales de Chile en los primeros 40 años del siglo XVII. Proporcionaba descripciones detalladas topográficas y etnológicas de los asentamientos del sur. El mapa de Ovalle complementaba el texto con ilustraciones de volcanes, ríos y lagos, junto con imágenes decorativas de la fauna y la vegetación y escenas de personas que participaban en diversas actividades de carácter social y comercial. La figura de un nativo con una cola es un detalle desconcertante, inexplicable. Desde un punto de vista cartográfico, el mapa contiene errores. En su declaración al lector (Ad Lectorem), Ovalle admite incertidumbres y la ausencia de longitudes. La orientación del mapa es inusual. El Norte (septentrio) está a la izquierda, lo que coloca a Tierra del Fuego a la derecha. El estrecho de Magallanes divide el territorio continental de «Terra Incognita», la Antártida aún desconocida en aquel entonces, que se ubica en la esquina superior derecha, al sureste del continente sudamericano.

Descripción de la nueva ruta al sur del estrecho de Magallanes, que descubrió y estableció en el año 1616 el holandés Willem Schouten de Hoorn

En junio de 1615, los navegantes holandeses Jacob Le Maire (circa 1585-1616) y Willem Corneliszoon Schouten (circa 1567-1625) zarparon en dos barcos, el Eendracht y el Hoorn, desde el puerto holandés de Texel. Su objetivo era encontrar una nueva ruta hacia las islas Molucas, la principal fuente europea de pimienta en el lucrativo comercio de especias con las Indias Orientales, y al hacerlo, evitar el monopolio comercial de la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales. Navegaron al sur del estrecho de Magallanes y, el 24 de enero de 1616, descubrieron un nuevo paso entre los océanos Atlántico y Pacífico: un estrecho de aproximadamente 13 kilómetros de ancho entre Tierra del Fuego y lo que ellos llamaron Tierra de los Estados (la actual isla de los Estados, Argentina). El paso recibió entonces el nombre de Le Maire. Varios días después, Le Maire y Schouten fueron los primeros europeos en bordear el extremo sur de América del Sur, conocido por sus tormentas y fuerte oleaje, al que llamaron Cabo de Hornos en honor al lugar de nacimiento Schouten, la ciudad de Hoorn. Este mapa del estrecho de Le Maire es de la edición francesa del diario de viaje de Schouten, Journal ou description du merveillevx voyage de Guillaume Schovten, hollandois natif de Hoorn, fait en années 1615, 1616; 1617 (Diario o descripción del maravilloso viaje de Williem Schouten, holandés natural de la ciudad Hoorn, realizado en los años 1615, 1616 y 1617), que se publicó en Ámsterdam en 1619.

Un Carta de Magallanes por la ruta de Tierra del Fuego

Este mapa de «Magallánica», la tierra al sur del estrecho de Magallanes, es de Willem Janszoon Blaeu, un reconocido cartógrafo holandés, editor de mapas y fundador de una distinguida familia de cartógrafos que incluía a sus hijos Joan y Cornelis. Nacido en los Países Bajos en 1571, Blaeu estudió en Dinamarca entre 1594 y 1596 con el astrónomo Tycho Brahe, donde desarrolló sus habilidades como fabricante de instrumentos y globos terráqueos. Al volver a Ámsterdam, fundó la empresa familiar de mapas. En 1608 fue nombrado hidrógrafo en jefe de la Vereenigde Oost-Indische Compagnie (Compañía unida de las Indias Orientales), cargo que ocupó hasta su muerte en 1638. Este mapa de 1640 refleja la especialización de Blaeu en cartografía marítima. La esquina inferior izquierda muestra a un grupo de siete barcos de vela, colocados sobre una orla en la que se provee la escala en millas alemanas. La orla está sostenida por un grupo de tres patagónicos. Los nombres de los océanos Atlántico, Pacífico y del sur se indican en las esquinas del mapa. Está dedicado a Constantijn Huygens, un poeta y diplomático holandés quien, junto a su famoso hermano Christiaan (el descubridor de Titán, la luna de Saturno), también construía telescopios y estudiaba los cielos.

Comentario de Husayn

Tafsīr-i Ḥusaynī (Comentario de Husayn) es un comentario del Corán, trascrito en dos volúmenes. El comentario original fue escrito en 1504 (910 d. H.), pero esta copia fue hecha entre 1855 y 1857 (1272-1274 d. H.) por Wali ul Din. El primer volumen de este manuscrito abarca los capítulos (surahs) del Corán desde Fatihah (apertura) hasta Kahf (La cueva); el segundo volumen comprende los surahs desde Maryam (María) hasta Al-Nās (El pueblo). El manuscrito es una hermosa trascripción en papel hecho a mano, con comentarios dedicados a cada concepto, palabra o pensamiento. Las palabras y conceptos del Corán están escritos en tinta roja, seguidos del comentario en tinta negra. La primera página de cada volumen del manuscrito tiene un adorno floral con incrustaciones de oro.