23 de diciembre de 2011

La Tierra, como fue vista por los astronautas Eugene Cernan, Ronald Evans y Harrison Schmitt desde el Apolo 17

La misión Apolo 17, que tuvo lugar entre el 7 y el 19 de diciembre de 1972, fue la última de las misiones a la luna llevadas a cabo a finales de la década de 1960 y principios de 1970 por la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) de los EE. UU. Los astronautas Eugene A. Cernan, Ronald B. Evans, y Harrison H. Schmitt llevaron a cabo la misión, que duró 12 días, 13 horas y 52 minutos y que incluyó una estancia en la superficie lunar de 75 horas. El sitio de alunizaje fue la zona de montañas y valles de Taurus-Littrow (20º 16' latitud norte, 30º 77’ longitud este). La misión reunió 110,4 kilogramos de material lunar y estableció la sexta estación de investigación automatizada de la NASA. Esta fotografía muestra la Tierra tal y como la vieron los astronautas en su viaje de regreso a casa.

Mugan. Algodón

A comienzos del siglo XX, el fotógrafo ruso Sergei Mijáilovich Prokudin-Gorskii (1863–1944) utilizó un proceso especial de fotografía a color para crear una documentación visual del Imperio ruso. Algunas de sus fotografías datan de alrededor de 1905, pero la mayor parte de su obra corresponde a los años comprendidos entre 1909 y 1915, cuando, con el apoyo del zar Nicolás II y del Ministerio de Transporte, llevó a cabo largos viajes por diferentes partes del imperio.

Mugan. Familia de pobladores. Asentamiento de Grafovka

A comienzos del siglo XX, el fotógrafo ruso Sergei Mijáilovich Prokudin-Gorskii (1863–1944) utilizó un proceso especial de fotografía a color para crear una documentación visual del Imperio ruso. Algunas de sus fotografías datan de alrededor de 1905, pero la mayor parte de su obra corresponde a los años comprendidos entre 1909 y 1915, cuando, con el apoyo del zar Nicolás II y del Ministerio de Transporte, llevó a cabo largos viajes por diferentes partes del imperio.

Mugan. Asentamiento de Petropavlovskoe. Una calle (setenta y siete hogares)

A comienzos del siglo XX, el fotógrafo ruso Sergei Mijáilovich Prokudin-Gorskii (1863–1944) utilizó un proceso especial de fotografía a color para crear una documentación visual del Imperio ruso. Algunas de sus fotografías datan de alrededor de 1905, pero la mayor parte de su obra corresponde a los años comprendidos entre 1909 y 1915, cuando, con el apoyo del zar Nicolás II y del Ministerio de Transporte, llevó a cabo largos viajes por diferentes partes del imperio.

Vítebsk. Parte de la ciudad con el Dvina occidental

A comienzos del siglo XX, el fotógrafo ruso Sergei Mijáilovich Prokudin-Gorskii (1863–1944) utilizó un proceso especial de fotografía a color para crear una documentación visual del Imperio ruso. Algunas de sus fotografías datan de alrededor de 1905, pero la mayor parte de su obra corresponde a los años comprendidos entre 1909 y 1915, cuando, con el apoyo del zar Nicolás II y del Ministerio de Transporte, llevó a cabo largos viajes por diferentes partes del imperio.

Vítebsk. Vista general de la parte sur de la ciudad

A comienzos del siglo XX, el fotógrafo ruso Sergei Mijáilovich Prokudin-Gorskii (1863–1944) utilizó un proceso especial de fotografía a color para crear una documentación visual del Imperio ruso. Algunas de sus fotografías datan de alrededor de 1905, pero la mayor parte de su obra corresponde a los años comprendidos entre 1909 y 1915, cuando, con el apoyo del zar Nicolás II y del Ministerio de Transporte, llevó a cabo largos viajes por diferentes partes del imperio.