Mapa manuscrito de la región del río Dagua, Colombia

Este hermoso mapa en pluma y tinta y acuarela muestra el río Dagua y la ciudad de Sombrerillo, en lo que entonces era el virreinato español de Nueva Granada. El río desemboca en el Océano Pacífico, cerca de la actual ciudad de Buenaventura, Colombia. Sombrerillo era una «ciudad libre» poblada por antiguos esclavos, quienes habían obtenido su libertad de las minas de las tierras bajas y las haciendas ubicadas en la meseta de la región. El mapa está orientado con el norte en la parte inferior.

Una carta de la corriente del Golfo

Este mapa, que pertenece a la Colección de mapas de Peter Force de la Biblioteca del Congreso, fue realizado por el grabador James Poupard, de Filadelfia. Es el tercero de una serie que representa una carta de la corriente del Golfo. Esta era bien conocida por los capitanes españoles, que la utilizaban para navegar desde el continente americano hasta la península Ibérica, pero no existían cartas de navegación universales o mapas debido al secretismo español. Este mapa fue originalmente esbozado por Timothy Folger, un pescador de Nantucket y primo de Benjamín Franklin, que concibió el mapa y promovió de manera activa el estudio de la corriente del Golfo. Franklin publicó la carta de navegación original en 1770 y trató de distribuirla entre los marineros, pero los capitanes británicos, escépticos en cuanto a las ideas coloniales, rechazaron comprar las copias. Cesó sus esfuerzos durante la Revolución estadounidense para evitar dar cualquier tipo de ventaja a los británicos, pero al acabar la guerra, colaboró con una segunda edición en Francia. En 1786, el grabado de Poupard apareció en Transacciones de la Sociedad Filosófica Estadounidense, la publicación de la primera sociedad culta del país, fundada por Franklin y otros en 1743.

Una representación moderna y bastante precisa de América (o la cuarta parte del mundo)

En 1554, Diego Gutiérrez fue nombrado cosmógrafo principal del rey de España en la Casa de la Contratación. La corona encargó a la Casa la elaboración de un mapa a gran escala del hemisferio occidental, a menudo llamado la «cuarta parte del mundo». La finalidad del mapa era reafirmar las demandas españolas de los territorios del nuevo mundo contra las demandas de sus rivales, Portugal y Francia. España reclamaba todas las tierras al sur del trópico de Cáncer, que se muestra de manera destacada. El mapa fue grabado por el famoso grabador amberino, Hieronymus Cock, que añadió numerosas florituras artísticas, incluyendo los escudos de armas de los tres poderes rivales, un ondulado río Amazonas que serpentea por la zona septentrional de América del Sur, sirenas y monstruos marinos míticos, y un elefante, un rinoceronte y un león en la costa occidental de África. El nombre «California», la primera vez que aparece en un mapa impreso, está inscrito cerca de Baja California, justo arriba del trópico de Cáncer. Solo se sabe de la existencia de dos copias del mapa: esta, perteneciente a las colecciones de la Biblioteca del Congreso, y otra, de la Biblioteca Británica.

Antigua Asiria dividida en Siria, Mesopotamia, Babilonia, y Asiria

Poco se sabe del cartógrafo francés Philippe de La Rue. Se le asocia con el cartógrafo francés pionero Nicolas Sanson, especializado en temas bíblicos. En 1651, publicó La Terre sainte en six cartes géographiques (La Tierra Santa en seis mapas), la primera colección de mapas dispuestos en orden cronológico en torno a un mismo tema. El objetivo de La Rue era trazar la historia del mundo «desde sus orígenes hasta el presente». Los seis mapas incluyen la tierra de Canaán y el Éxodo, la Tierra Prometida, el reino de Salomón, la tierra de los judíos en época de Cristo, el patriarcado cristiano de Jerusalén, y la Siria moderna durante la dominación otomana. Este mapa, que muestra los antiguos reinos del Oriente Medio, fue una adición al atlas.

Atlas portátil, o el Nuevo teatro de la guerra en Europa

Daniel de la Feuille fue relojero, orfebre, grabador y librero en Ámsterdam a finales del siglo XVII y principios del XVIII. También fue un prolífico cartógrafo. En este «atlas portátil», de la Feuille documentó las complejidades de la guerra de Sucesión española (1701-1714), que comenzó después de que el rey Habsburgo de España, Carlos II, muriera dejando su reino a Felipe, duque de Anjou y nieto del rey Borbón francés, Luis XIV. Preocupado por la posibilidad de que el rey francés intentara dominar Europa consolidando su poder en un estado franco-español borbón, una alianza de poderes europeos liderada por Gran Bretaña, lanzó una guerra preventiva para enfrentarse a la perspectiva de una hegemonía francesa. Este mapa presenta un estudio de la arquitectura militar de la época, incluyendo fortificaciones, fragatas y veleros, armamento y material bélico utilizado en el nuevo teatro europeo de la guerra.

Austria-Hungría

El Imperio austrohúngaro (1867-1918), fue un imperio multiétnico y plurilingüe, gobernado por una doble monarquía que ejecutaba la dominación de los Habsburgo sobre el segundo mayor territorio soberano europeo. Aunque estaba considerado como un gran poder dentro del grupo de las naciones europeas, el imperio estaba dividido internamente por cruentas peleas entre las minorías nacionales y finalmente, se dividió bajo la presión de la Primera Guerra Mundial. Este mapa de 1906 de Rand McNally muestra el imperio en la década anterior a su disolución. William Rand fundó la compañía que se convertiría en Rand McNally en Chicago en 1856, en un principio, para imprimir guías y directorios. En 1858, contrató a Andrew McNally, que se convirtió en su socio diez años más tarde. Pronto, la compañía se convirtió en una prolífica editorial de atlas, mapas, globos terráqueos y guías de viaje. Su éxito comercial se debió, en parte, a la adopción en 1872 de un proceso de grabado en cera conocido como cerografía y al desarrollo, casi simultáneo, de los populares mapas de bolsillo, de los cuales este mapa es un ejemplo.

Mapa del emigrante y guía de rutas a América del Norte

Este mapa de Gotthelf Zimmermann refleja la importancia de la inmigración alemana a América del Norte a mediados del siglo XIX. Cuando la revolución de 1848 no tuvo como resultado las reformas deseadas dentro de la confederación alemana, una multitud de alemanes desilusionados volvió la vista al extranjero. Los mapas como este les mostraron el camino. En aquel momento, la tierra en Estados Unidos era barata, fértil y abundante, siendo la elección perfecta para los inmigrantes deseosos de establecer nuevos asentamientos y empezar una nueva vida. Las comunidades alemanas de Estados Unidos se hicieron tan frecuentes que en los albores de la Primera Guerra Mundial, cerca de un seis por ciento de los niños americanos hablaba solo alemán en la escuela primaria. La guerra con Alemania aceleró el declive del uso del alemán en Estados Unidos. Aun así, en Pensilvania, los documentos oficiales del estado continuaron estando disponibles en alemán hasta 1950.

Pekín

Los Cuerpos expedicionarios de Asia occidental alemanes fueron enviados a China en 1900 por el káiser Guillermo II, como parte de la operación en la que participaron ocho países (Gran Bretaña, Francia, Alemania, Rusia, Estados Unidos, Japón, Austria e Italia), para reprimir la Rebelión de los bóxers, que estaban en contra de la influencia extranjera en China. Las fuerzas alemanas llegaron a Pekín a mediados de octubre, momento en el que el conflicto ya casi había acabado. A finales de 1900 y principios de 1901, los cuerpos participaron en una serie de brutales expediciones punitivas destinadas a terminar con la resistencia bóxer en las zonas rurales y a obligar a China a firmar un tratado de paz con Alemania. Este detallado mapa de Pekín de la División Cartográfica de la Sociedad Real de Ordenanza Prusiana está basado en estudios llevados a cabo por los cuerpos expedicionarios en 1900-19001.

Campañas del contingente Hesse-Darmstadt en el marco del Primer Imperio

Durante las guerras napoleónicas de principios del siglo XIX, muchos alemanes lucharon del lado del Imperio francés. Después de derrotar a Austria y Rusia en diciembre de 1805 en la batalla de Austerlitz, Napoleón agregó 16 estados alemanes que formaban parte del Sacro Imperio Romano a una confederación del río Rin, controlada por los franceses. Después, disolvió el Sacro Imperio Romano. Los estados miembros de la confederación estaban obligados a suministrar unidades militares y soldados para los ejércitos de Napoleón. Este mapa y la tabla que lo acompaña, muestran los enfrentamientos militares en los que las unidades de Hesse-Darmstadt se vieron involucradas mientras luchaban para los franceses en Europa central, España, y en la invasión a Rusia de 1812. El mapa está basado en la investigación del Teniente Coronel Jean-Camille Abel-Fleuri Sauzey, un oficial militar e historiador francés que publicó, entre 1902-1912, un estudio en seis volúmenes de los contingentes alemanes en el ejército francés.

Cabo de Buena Esperanza

John Arrowsmith (1790-1873) fue conocido por la publicación en 1834 del Atlas de Geografía Universal de Londres, generalmente considerado entre las mejores fuentes europeas de mapas del momento. En 1810 se había unido a la firma cartográfica de su tío Aaron Arrowsmith, una de las editoriales más prestigiosas del momento, famosa por convertir los últimos descubrimientos geográficos en mapas con un detalle impresionante. Arrowsmith fue miembro fundador de la Royal Geographic Society (Real Sociedad Geográfica), que lo galardonó con la medalla de oro en 1863, por sus mapas de Australia, América del Norte, África e India. El mapa de 1842 de Arrowsmith del Cabo de Buena Esperanza se realizó en la víspera de las intervenciones británicas para estabilizar la Colonia del Cabo. Su detallada representación de los puertos comerciales costeros a lo largo de un vasto interior vacío, es una muestra del escaso conocimiento geográfico que se tenía en una época en la que el alcance imperial británico permanecía en gran medida informal, y daba prioridad al comercio marítimo sobre la expansión hacia las zonas interiores.