7 de noviembre de 2011

Lucha entre Momotaro y Kaidomaru

Esta nishiki-e (xilografía multicolor) es de Utagawa Kunisada I, también conocido como Toyokuni III, entre otros nombres, quien vivió circa 1786–1864 y fue un importante artista de ukiyo-e (pinturas del mundo flotante). Fue famoso por sus grabados de actores kabuki, mujeres hermosas y luchadores de sumo (lucha tradicional japonesa). En el período Edo (1600-1867), la representación del sumo con participantes inusuales fue una de las bromas gráficas favoritas. En este grabado, Kunisada muestra el encuentro de dos jóvenes fuertes de historias folclóricas japonesas: Momotarō y Kintarō. Momotarō, nacido de un melocotón gigante, derrota ogros con la ayuda de sus fieles perro, mono y faisán. Kintarō (aquí denominado Kaidōmaru), creció en la montaña con animales como amigos. En este encuentro, el faisán de Momotarō aparece como el gyōji (referí), mientras que el oso de Kintarō hace de yobidashi (presentador). Este tipo de nishiki-e tenía la función de aumentar la popularidad del sumo. La Biblioteca Nacional de la Dieta, que conserva su trabajo, tiene más de 100 grabados de sumo de Kunisada. Por el nombre y el sello, esta obra puede fecharse entre 1843 y 1844.

Regalos de la marea baja

En Japón, coleccionar hermosas conchas y decorarlas con poemas es un pasatiempo elegante desde tiempos antiguos. Shiohi no tsuto (Regalos de la marea baja, popularmente conocido en inglés como The Shell Book, El libro de las conchas), es un libro ilustrado con xilografías multicolores de Kitagawa Utamaro (circa 1753–1806). Estos ehon (libros de pinturas) son parte de una larga tradición que presenta el fino trabajo de colaboración entre artistas, calígrafos, fabricantes de papel, cortadores de bloques e impresores. Éste, que publicó Tsutaya Jūzaburō alrededor de 1789, tiene 36 kyōka (poemas japoneses humorísticos y satíricos de 31 sílabas), de diferentes poetas, que ilustran las 36 conchas. El libro comienza con una escena de shiohigari (excavación de almejas), seguida de seis páginas de elaborados dibujos de conchas con el kyōka, y termina con una escena del juego de mnemotecnia que consiste en emparejar conchas. En algunas páginas se ha aplicado polvo de metal, concha molida y madreperla, lo que le confiere un resplandor o brillo, y se ha realzado la textura con la técnica de presionar piedra tallada sobre el papel, sin tinta (grabado ciego).

El diario manuscrito del viaje al extranjero de Ito Hirobumi

En diciembre de 1871 (noviembre lunar, Meiji 4), la misión Iwakura partió de Japón, comandada por Iwakura Tomomi como embajador plenipotenciario, junto con Kido Takayoshi, Ōkubo Toshimichi e Itō Hirobumi como embajadores adjuntos. La misión duró aproximadamente dos años, y sus miembros hicieron una gira por los Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Rusia y otros países europeos. Uno de los propósitos del viaje fue promover el reconocimiento internacional de la Restauración Meiji, que devolvió a Japón a un gobierno imperial en 1868, después del sogunato Tokugawa. Otros objetivos incluían la investigación de las instituciones y culturas de diferentes países, con miras a adoptar las partes que podían ser adecuadas para Japón, y posibles revisiones de «tratados injustos» impuestos al Japón por potencias extranjeras. Itō (1841–1909) escribió este diario en marzo de 1873 (Meiji 6), durante su estadía en Prusia (Alemania). Contiene notas detalladas acerca de los sistemas parlamentarios y electorales de los diferentes países europeos. Itō, quien fue cuatro veces primer ministro de Japón, comenzó más tarde a trabajar en el borrador de la primera constitución de Japón, que entró en vigencia en 1890 y era sorprendentemente similar a la de Prusia.

Dignatarios Meiji

Estas nishiki-e (xilografías multicolor) de dignatarios Meiji son de Yamazaki Toshinobu (1857–1886). Son un grupo de retratos de miembros del gobierno Meiji temprano, que se formó en Japón en 1868 cuando se reanudó el gobierno imperial después del sogunato Tokugawa. La mayoría de las figuras representadas eran estadistas importantes para la Restauración Meiji, tales como Sanjō Sanetomi (atrás, a la derecha, en el panel central), Iwakura Tomomi (atrás, a la izquierda, en el panel de la derecha), Kido Takayoshi (atrás, a la derecha, en el panel de la izquierda) y Ōkubo Toshimichi (adelante, a la izquierda, en el panel de la izquierda). El retrato de cada personaje está acompañado con su nombre y puesto. La organización política del gobierno Meiji temprano adoptó el sistema Dajōkan (Consejo de Estado), con miras al establecimiento de una estructura de estilo parlamentario. Las grandes líneas del sistema Dajōkan tomaron forma en 1871 (Meiji 4). Aunque pasó por varias reformas administrativas, el Dajōkan persistió hasta que se estableció un sistema de gabinete en 1885 (Meiji 18). Toshinobu creó estos grabados en 1877.

Orden imperial para el despacho de Itō, jefe de la misión plenipotenciaria, a Europa para estudiar formas constitucionales de gobierno

Este documento es la orden imperial de 1882 que ordena a Itō Hirobumi (1841–1909) a visitar Europa para estudiar los sistemas constitucionales de varios países europeos. En un documento separado hay una lista de 31 artículos diversos para estudiar, que incluyen la constitución, la familia real, la legislatura, el gabinete, el poder judicial y el sistema de gobierno local de cada país. El 14 de marzo de 1882 (Meiji 15) Itō partió de Yokohama. Pasó 14 meses en Europa, viajando por Prusia (Alemania), Austria, Gran Bretaña, Bélgica y otros países. En Prusia, se vio influenciado por las lecciones de hombres como Rudolf von Gneist, el jurista y estadista; Albert Mosse, un abogado que vivió en Tokio a finales de la década de 1880; y Lorenz von Stein, economista, sociólogo y experto en administración pública. Itō había estudiado en Gran Bretaña en la década de 1860 y fue embajador adjunto en la misión Iwakura, que viajó por los Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Rusia y otros países europeos entre 1871 y 1873. Fue cuatro veces primer ministro de Japón y supervisó la redacción de la primera constitución de Japón, que entró en vigencia en 1890.

Familia de emigrantes vestida de modo formal, escuchando el tocadiscos (en América del Sur)

Durante el período de emigración japonesa a otros países, los establecimientos diplomáticos japoneses en el extranjero recomendaban a los inmigrantes de ese país que adoptaran costumbres y modales locales para evitar la fricción con los habitantes del lugar. Esta fotografía ilustra la asimilación de emigrantes japoneses. La emigración japonesa a Brasil comenzó en 1908 y alcanzó su pico entre 1926 y 1935. Después de la abolición de la esclavitud en Brasil, en 1888, el gobierno brasileño buscó inmigrantes para hacer frente a la escasez de mano de obra en la cada vez más importante industria del café. Los inmigrantes europeos, en especial los italianos, llenaron el hueco al principio, pero más tarde se unieron a ellos los inmigrantes de Japón, donde la pobreza rural estaba ampliamente extendida y la economía luchaba por modernizarse y reabsorber a los soldados que regresaban después de la Guerra Ruso-Japonesa (1904-1905).