10 de noviembre de 2011

Un mapa moderno de España

Nova Hispaniae Descriptio (Un mapa moderno de España) es el primer mapa orlado por todos sus lados; una de las novedades más atractivas de la cartografía holandesa del siglo XVII. La finalidad de estas orlas era completar la información geográfica del mapa y además añadían un atractivo especial a la obra. En este mapa, que está basado en una plancha hecha por Gerardus Mercator (1512–1594), la imagen cartográfica está rodeada de planos, vistas de ciudades y personajes ataviados con trajes de la época El margen superior tiene vistas de las ciudades de Alhama, Granada, Bilbao, Burgos, Vélez-Málaga y Écija. En el inferior se muestra Lisboa, Toledo, Sevilla y Valladolid. En la esquina inferior derecha hay una orla renacentista coronada por el escudo de armas del Reino de España, flanqueada por dos figuras masculinas sentadas y decorada con tres mascarones. A los lados, tres figuras femeninas y tres masculinas ataviadas con trajes de la época representan las clases sociales de nobles, mercaderes y campesinos. En el margen inferior hay un medallón con el retrato del rey Felipe III de España y la inscripción con su nombre. En la esquina inferior izquierda, la escala aparece en un pedestal debajo del emblema de la casa editorial. El editor del mapa, Jodocus Hondius (1563-1612), fue un célebre grabador flamenco establecido en Ámsterdam que se especializó en la fabricación de mapas y globos terráqueos. Fue amigo de Gerardus Mercator y editó sus atlas. En 1604, Hondius compró las planchas de Mercator a sus herederos y publicó una nueva edición del atlas, que fue ampliando constantemente y llegó a hacerse muy popular en el siglo XVII. El mapa no está fechado pero, con el retrato del rey Felipe III de España (1598-1621) y la fecha de la muerte de Hondius, se puede inferir que se publicó alrededor de 1610.

Valentia Edetanorum, vulgo del Cid

Este importante mapa antiguo, en cuatro hojas, de la ciudad de Valencia es de Tomás Vicente Tosca (1651-1723), cura, erudito, matemático, cartógrafo y teólogo local, que fue uno de los fundadores del grupo Novatores, una sociedad científica establecida con el propósito de desafiar y renovar las ideas y prácticas existentes. El libro más importante del padre Tosca fue Compendio Matemático, una obra de nueve volúmenes que compuso entre 1707 y 1715 donde, además de la matemática y la geometría, se estudian otros temas como la astronomía, la geografía, la náutica, la arquitectura militar, la óptica y la perspectiva. El éxito de esta obra fue tan grande que se hicieron varias ediciones y se tradujo a otros idiomas como el alemán, el francés y el italiano. Tosca también diseño y construyó un gran globo geográfico. El mapa de Valencia que hizo Tosca en 1704 aporta vistas detalladas de edificios públicos y privados, calles, plazas y otras características de la ciudad. En la esquina superior derecha del mapa hay una alegoría de la ciudad, obra de José Fortea, en la que una matrona sostiene el escudo de la ciudad y lleva en la mano una antorcha; del corazón sale un lazo con la leyenda: Ardet et lucet intus et foris (Arde y brilla adentro y afuera). En la esquina inferior izquierda, dentro de una gran orla barroca decorada con motivos alusivos a la matemática y las bellas artes, se encuentra la clave del mapa o «Explicación de las notas». Tiene una larga lista de parroquias, conventos, colegios, hospitales, palacios, casas, lonjas y otros lugares de la ciudad. La escala, en la tercera hoja, está expresada en uno a 1200 palmos valencianos (una unidad de medida equivalente a 14,7 centímetros).

23 de noviembre de 2011

La Marsellesa

Claude-Joseph Rouget de Lisle (1760-1836), un ingeniero del ejército francés, escribió las palabras y la música de «La Marsellesa», el himno nacional de Francia, en el curso de una sola noche en abril de 1792. Su intención era que la canción se usara como una canción de marcha del ejército francés cuando ingresaban en Renania, tras el estallido de la guerra entre Francia y Austria y Rusia. Esta grabación, hecha alrededor de 1898-1900, es una de las primeras grabaciones de la canción. En 1893, Henri Lioret (1848-1938), un relojero de profesión, desarrolló un cilindro cónico de celuloide (un material menos frágil que la cera que se usaba generalmente para las primeras grabaciones) montado sobre un bastidor de latón que era capaz de grabar sonido. El primero de estos cilindros, conocido como «servilletero» en forma de anillo, se utilizó casi exclusivamente en muñecas que hablaban pero Lioret más tarde aumentó el tamaño de los anillos, lo que multiplicó sus usos para la grabación y reproducción de sonido. De conformidad con las convenciones contemporáneas, la grabación va precedida de un anuncio. Los nombres de los músicos no se dan. Una corneta, un instrumento de latón especialmente adecuado para la grabación acústica, acompaña al cantante.

El juego de Francia

Pierre Duval (1619-1683) era el sobrino del gran geógrafo francés Nicolás Sanson (1600-1667) que pasó a ser de «geógrafo del rey» por derecho propio. En las décadas de 1660 y 1670 publicó un gran número de atlas y obras geográficas. Duval fue el primero en Francia en concebir juegos geográficos que tenían por objeto informar e instruir a la vez que ofrecían entretenimiento. Jeu de France (El juego de Francia) es una especie de juego de la oca compuesto de 63 cuadrados que representan a cada provincia, excepto la última, que contiene un mapa de todo el reino. El juego ofrece información sobre los clichés y los estereotipos que los parisinos le atribuyeron a las provincias francesas. Bretaña es famosa por su libertinaje, Tours por sus encantadoras avenidas, Forez para sus cuchillos y tijeras, y Ponthieu como un teatro de operaciones para el ejército del rey (en referencia a la reciente guerra franco-española).

Distribución geográfica de la población en Francia, o densidad de población por comuna

Víctor Turquan (nacido en 1857 y fallecido en el siglo XX) fue la autoridad de la Oficina de Estadística Francesa desde 1887 a 1896. Escribió numerosos trabajos sobre estadísticas económicas y demográficas, que incluyen mapas con graduación por colores e isolíneas (líneas de puntos de conexión con igualdad de valores). Para Turquan, «el estudio de la distribución de la población en el territorio de un país pertenece tanto a la geografía como a la estadística». En una época en la que rara vez se utilizaba el color, incluso en cuadros estadísticos, creó este mapa de la distribución de la población en Francia utilizando isopletas (líneas que rodean las zonas con características similares) y «campos de color» para dibujar las diferentes regiones. Los poderes de visualización de Turquan y la calidad estética de sus mapas hicieron que su trabajo se destacara del de otros estadísticos de su tiempo, y prefiguró el desarrollo más sistemático de la cartografía cuantitativa en el siglo XX.

Plan para mejorar y embellecer la ciudad de París, de acuerdo con los diseños ya esbozados por el gobierno

Charles de Wailly (1730-1798) fue un arquitecto francés que es conocido hoy por los edificios que diseñó, más que por sus planos de renovación urbana. El trabajo que llevó a cabo como planificador urbano se limitó a los alrededores de la Ópera de París y al nuevo Port-Vendres, en Roussillon. De Wailly, sin embargo, tenía un gran número de ideas para la renovación urbana que nunca avanzaron más allá de la etapa de planificación. Diseñó al menos dos conceptos generales para un renovado París. Uno de ellos parece haber desaparecido, y el otro, adquirido por la Biblioteca Nacional de Francia en 1913, representa el primer intento de una reorganización total de la capital. Diferenciándose de las ideas de los planificadores anteriores, que habían propuesto la reconstrucción de la ciudad por sectores, de Wailly preveía una profunda reinvención de todo el paisaje parisino. Su plan incluía nuevas y grandes avenidas, la construcción de plazas públicas, de monumentos, más vivienda, la unión de las islas de la ciudad (Cité, Saint-Louis y Louviers), y la mejora del flujo del río Sena. De Wailly planificó no sólo embellecer la ciudad, sino maximizar la eficiencia del espacio urbano.