La batalla del Monongahela

Descripción

Este mapa manuscrito en pluma y tinta muestra la disposición de las tropas al comienzo de la batalla del Monongahela, que tuvo lugar el 9 de julio de 1755, en el segundo año de la guerra franco-india. Decididos a expulsar a los franceses del oeste de Pensilvania, los británicos habían enviado una fuerza de 2000 soldados permanentes y milicia colonial al mando del general Edward Braddock para capturar Fort Duquesne, ubicado en la confluencia de los ríos Allegheny y Monongahela, en lo que hoy es el centro de Pittsburgh. Después de una ardua marcha por el norte de Virginia y el este de Maryland, Braddock giró al norte hacia Pensilvania. El 9 de julio, Braddock y una columna de 1300 hombres cruzaron el río Monongahela y comenzaron a dirigirse en dirección al fuerte, que quedaba a unas diez millas (16 kilómetros) río abajo. Fueron atacados por un pequeño destacamento de soldados franceses y varios cientos de indígenas aliados, entre ellos los ottawas, los miamis, los hurones, los delawares, los shawnees y los iroqueses. Los británicos sufrieron una derrota catastrófica: murieron unos 500 soldados, entre ellos el propio Braddock, y más de 450 resultaron heridos. Entre los sobrevivientes estaba el coronel George Washington, ayudante de Braddock y comandante del regimiento de Virginia.

Última actualización: 24 de mayo de 2017