Bajo cuatro banderas

Descripción

Esta es la tercera película oficial del Gobierno de los Estados Unidos durante la Primera Guerra Mundial. Fue realizada por el Cuerpo de Señales del Ejército de los Estados Unidos y estrenada en 1919. La película de 25 minutos, en blanco y negro, fue rodada a mediados de 1918, sobre todo, en Francia. Cada una de las divisiones de las Fuerzas Expedicionarias Estadounidenses contaba con un equipo de sección fotográfica compuesto por un camarógrafo de cine, un camarógrafo de fotografía y asistentes. La imagen de la película se mueve un poco, y la calidad visual es irregular. Sin embargo, son escenas de la vida real, no montadas, y transmiten con gran inmediatez la devastación y la muerte, la camaradería, el drama, la dedicación de quienes proveían atención médica, los «tanques bebé» de la época y la vida cotidiana de los muchachos en la guerra. La película muestra los desolados campos de Bélgica y Francia, la marcha de largas filas de tropas, momentos de las batallas de Belleau Wood y Chateau-Thierry en junio de 1918, y al presidente Poincaré y al general Mangin de Francia que inspeccionan los trofeos alemanes capturados. «Un chatarrero se haría un festín aquí», exclama el epígrafe de una imagen donde aparecen grandes cantidades de armamento enemigo abandonado. También se muestra parte de la ciudad de Saint-Mihiel, que fue el escenario de un gran triunfo estadounidense a mediados de septiembre, y las repercusiones de la victoria, con los veteranos franceses que desfilan por las calles del lugar. Por un momento, se puede ver a los generales Foch, Haig, Diaz y Pershing. El epígrafe dice: «¡LA VICTORIA DE LA DEMOCRACIA! Excelente noticia». Los títulos de los periódicos anuncian la paz y muestran al presidente Woodrow Wilson, y hay desfiles de la victoria en Washington. La película concluye de la siguiente manera: «Y ahora el cañón ha dejado de rugir, y ha vuelto la paz a los días y a las noches de aquellos al otro lado del mar... Y aquí, en casa, contemplaremos el sol naciente y, en su resplandor, veremos llegar los barcos desde el oeste con los muchachos que enviamos a luchar... Y la historia dirá que ayudamos a liberar al mundo y a mantener viva la llama del ardiente espíritu de la democracia».

Última actualización: 14 de noviembre de 2017