Mineros blancos, provincia de Soto

Descripción

Esta acuarela de Carmelo Fernández (1809-1887) muestra a cinco hombres de ascendencia europea dedicados a diferentes aspectos de la minería. Cuando se realizó esta pintura, a principios de la década de 1850, la provincia de Soto era una división administrativa; hoy es una provincia del departamento de Santander, en el noreste de Colombia. La región es rica en depósitos minerales, en especial, de oro y plata. Fernández nació en San José de Guama, Venezuela, en una familia bien conectada (era el sobrino de José Antonio Páez, héroe de la independencia de Venezuela y presidente en tres períodos). Cuando todavía era joven, estudió arte en Nueva York. Regresó a Venezuela en 1827 y prestó servicio en el Ejército, donde desarrolló el dominio del dibujo topográfico. Los disturbios políticos en Venezuela lo llevaron a mudarse a Nueva Granada (actual Colombia y Panamá) en 1849. Allí se convirtió en el primer dibujante de la Comisión Corográfica, cofundada y dirigida por Agustín Codazzi (1793-1859), geógrafo e ingeniero de origen italiano. La Comisión, que inició sus tareas en 1850, estudiaba la geografía, la cartografía, los recursos naturales, la historia natural, la cultura regional y la agricultura de Nueva Granada. Entre 1850 y 1852, Fernández pintó alrededor de 30 acuarelas en las provincias al noreste de Bogotá: Tunja, Pamplona, Ocaña, Socorro, Vélez y Santander. Estas obras, que ahora están en la Biblioteca Nacional de Colombia, representan diversos grupos étnicos, raciales y sociales, además del variado paisaje físico de la Nueva Granada. En la Comisión, a Fernández le sucedieron Henry Price (1819-1863) y, más tarde, Manuel María Paz (1820-1902). Regresó a Caracas a los 43 años, donde vivió casi todo el resto de su vida. En 1873 produjo su obra más famosa: un retrato de Simón Bolívar que aparece en las monedas venezolanas.

Última actualización: 29 de noviembre de 2016