Salterio de la reina Isabel de Inglaterra

Descripción

El salterio de Isabel, ricamente iluminado, contiene el texto de los salmos tanto en latín como en anglo-normando Es probable que el códice haya sido un regalo de bodas del rey Eduardo II de Inglaterra (1284-1327) a su esposa Isabel de Francia (1292/1296-1358), presentado en 1303-1308. La inicial del salmo 119 muestra a una reina, probablemente la misma Isabel, de rodillas entre los escudos de armas de Inglaterra y Francia. Escrito para la diócesis de York, probablemente en el taller del convento agustino cerca de Nottingham (según lo que revela el calendario), el salterio fue iluminado por el taller del salterio de Tickhill (que se conserva en la Biblioteca Pública de Nueva York, Spencer 26). Ambos se encuentran entre los salterios ingleses más ricamente iluminados del siglo XIV. El salterio de Isabel cuenta con tres ciclos independientes de iluminación con escenas del Antiguo Testamento. El primero muestra vistas de la Creación. El segundo es un ciclo de la vida del rey David, con escenas especiales correspondientes a una reina, como una boda y el ocultamiento del rey. Un tercer ciclo, en el pie de página de la versión anglo-normanda del salterio, muestra escenas y animales de un bestiario, en gran parte basado en la Physiologus (un bestiario medieval popular, derivado de una fuente griega anterior), mientras que las iniciales del texto anglo-normando muestran escudos de armas (la mayoría de caballeros ingleses). El salterio de Isabel permaneció en Inglaterra hasta el siglo XVII o comienzos del XVIII. Estuvo en la biblioteca de Maximiliano José I de Baviera (1756-1825, rey de Baviera entre 1806 y 1825) y, posteriormente, pasó a formar parte de la actual Biblioteca Estatal de Baviera.

Última actualización: 9 de junio de 2017