Familia de emigrantes vestida de modo formal, escuchando el tocadiscos (en América del Sur)

Descripción

Durante el período de emigración japonesa a otros países, los establecimientos diplomáticos japoneses en el extranjero recomendaban a los inmigrantes de ese país que adoptaran costumbres y modales locales para evitar la fricción con los habitantes del lugar. Esta fotografía ilustra la asimilación de emigrantes japoneses. La emigración japonesa a Brasil comenzó en 1908 y alcanzó su pico entre 1926 y 1935. Después de la abolición de la esclavitud en Brasil, en 1888, el gobierno brasileño buscó inmigrantes para hacer frente a la escasez de mano de obra en la cada vez más importante industria del café. Los inmigrantes europeos, en especial los italianos, llenaron el hueco al principio, pero más tarde se unieron a ellos los inmigrantes de Japón, donde la pobreza rural estaba ampliamente extendida y la economía luchaba por modernizarse y reabsorber a los soldados que regresaban después de la Guerra Ruso-Japonesa (1904-1905).

Última actualización: 7 de noviembre de 2011