Tres canciones del noh: Takasago, Kamo y Kantan

Descripción

Este gran libro manuscrito data de mediados del período Edo (1600–1867). El título se encuentra en la guarda, dentro de la tapa. El libro contiene el libreto y anotaciones musicales de los tres cantos o canciones noh: Takasago, Kamo y Kantan, acompañadas de seis ilustraciones coloridas de actores del noh. El papel tiene dibujos pintados en dorado debajo del texto. El noh, una forma clásica del teatro musical japonés, se desarrolló en la Edad Media. Los actores, el coro y los músicos aparecen todos juntos en el escenario. La música, al igual que el movimiento, están despojados de adornos para crear una atmósfera simple y concentrada. Takasago es una obra maestra de Zeami (1363–1443), quien estableció el noh como un arte teatral clásico. Se trata de la historia del encuentro de un sacerdote sintoísta con los espíritus de dos árboles antiguos: uno en Takasago, en la provincia de Harima, y otro en la provincia de Settsu. Los espíritus le revelan que son marido y mujer y que, a pesar de estar separados por una gran distancia, sus corazones están juntos. Se dice que Kamo fue compuesta por Konparu Zenchiku (circa 1405–1469), quien continuó desarrollando el noh después de Zeami. Kamo cuenta, con cantos elegantes y galantes, el origen del santuario Kamo, en Kyoto. Kantan es una fábula de iluminación moral, basada en Zhenzhong ji (Registro dentro de una almohada), un cuento chino de la dinastía Tang (618–907). Un joven, que duerme la siesta en una posada con una almohada mágica prestada, tiene un sueño de su gloriosa vida, en la que reina por 50 años. Al despertar de este corto sueño, comprende que la vida en sí misma es corta y frágil.

Última actualización: 14 de febrero de 2012